Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


sábado, abril 25, 2009

Cleopatra




Si hay un personaje del período de la Antigua Roma que rivaliza en fama con Julio César ese personaje es Cleopatra. La vida y amores de dicha reina han sido llevados al cine en numerosas ocasiones, pero probablemente las adaptaciones más conocidas sean la dirigida por Cecil B. de Mille en 1934 y por supuesto la de Joseph L. Mankiewicz de 1963.


La "Cleopatra" de Cecil B de Mille, de la que se cumplen 75 años de su estreno, es una apoteosis de extravagancia, oropel y decadencia. La sensual actriz Claudette Colbert interpretó a una Cleopatra con el look de vampiresa que se estilaba en aquellas épocas. El trasfondo histórico es una mera excusa para mostrar una historia de lujo, amor, sexo y pecado, tan del gusto del director. Incluso llegó a reírse del famoso código Hays para la decencia en el cine que acababa de entrar en vigor, indicando que cumplía dicho código para justo después insertar un llamativo desnudo en el fotograma inicial con el título de la película.





Para el argumento, de Mille se basó en las obras de Shakespeare y en las idealizadas pinturas románticas del siglo XIX. La escena más famosa de la película es la dedicada a la seducción de Antonio por Cleopatra que tiene lugar en el barco de ésta última. Dura 20 minutos, una quinta parte de la película. Hay una gran coreografía de extras en diversos números musicales, luchas, acrobacias y decorados fastuosos. Cuando por fin vemos a Antonio y Cleopatra besarse y dispuestos a consumar su amor, de Mille nos tapa la escena con unas grandes cortinas dispuestas por las esclavas y en las que toma posición un gran esclavo negro armado con un alfanje montando guardia. Mientras la cámara se va alejando mostrándonos la cubierta del barco con dos filas de remeros cuyos remos comienzan a moverse al son de los golpes de un tambor que evidentemente representan otros embates, pero de naturaleza más íntima.


No es precisamente en el aspecto histórico en lo que destaca esta película. Aunque se hace referencia al arbitraje por parte de César de la disputa entre Cleopatra y su hermano Ptolomeo, no se hace ninguna referencia al destino de Pompeyo. A su vez, César es representado como un líder que sólo ambiciona el dinero y las riquezas de Egipto. Su asesinato sigue las pautas de la obra de Shakespeare. En cuanto al enfrentamiento entre las fuerzas de Octavio y Marco Antonio, el ejército egipcio que se representa es de los tiempos de Ramsés con una gran multitud de carros. También vemos brevemente, aunque de manera muy sangrienta, una serie de enfrentamientos terrestres y uno naval que se supone que es la Batalla de Actium.


Hay dos secuencias que a mi me gustan de esta película. La primera es cuando Marco Antonio decide combatir a Octavio y llama a sus generales para debatir los planes de combate. Ninguno de ellos acude salvo Ahenobarbo. Éste también le abandona pero antes le explica el porqué, nunca luchará contra Roma. Así que le devuelve unas cadenas que lleva en su coraza y que representa las condecoraciones ganadas en las distintas campañas en las que luchó a su lado. La otra es el suicidio de Cleopatra. La Colbert tomó una serpiente de verdad entre sus manos y se la acercó a su pecho. La escena culmina con un bello fotograma de la fallecida reina sentada en su trono. En mi opinión es el mejor suicido de Cleopatra representado en el celuloide.




Pero sin duda la "Cleopatra" más famosa es la protagonizada por Elizabeth Taylor, Richard Burton y Rex Harrison. La que está considerada como la tercera película más cara de todos los tiempos y que casi arruina a la 20th Century Fox, comenzó como un humilde proyecto con un presupuesto de 2 millones de dólares. Después de tres años de rodaje y un gasto de 44 millones de dólares (unos 300 millones de hoy en día) sólo recaudó la mitad. Fue un auténtico fiasco o flop en jerga anglosajona.


Walter Wanger, productor de éxitos como "La Diligencia" o "La reina Cristina de Suecia", compró en 1958 los derechos de una novela titulada The Lifes and Times of Cleopatra con el objetivo de hacer una pequeña película protagonizada por Joan Collins, famosa por su papel en "Tierra de Faraones". Pero la Collins no quería verse encasillada en el rol de egipcia y declinó la oferta. Se barajaron otros nombres, entre ellos el de Audrey Hepburn. Finalmente Walter Wanger le ofreció el papel a Elizabeth Taylor, que en ese momento estaba rodando "De repente, el último verano". Quien cogió la llamada del productor fue Eddie Fisher, el marido de la Taylor en ese momento. Eddie le comunicó a su esposa la oferta y Elizabeth en plan broma dijo "Seguro, dile que por un millón de dólares". Wanger aceptó el salario y la Taylor se convirtió en la primera estrella en tener un sueldo de 1 millón de dólares.


No sólo eso, el contrato estipulaba que dicha cantidad se le abonaría por cuatro meses de rodaje. Por cada semana adicional cobraría 50.000 dólares y tendría además 3.000 dólares semanales para gastos y transporte gratuito para ella y su familia. Además obligaba a que el rodaje fuera en el extranjero para evitar problemas fiscales. Julio Cesar sería interpretado por Peter Finch y Marco Antonio por Stephen Boyd. Como director se contrató a Rouben Mamoulian. El presupuesto se disparó a los 6 millones de dólares.


Se pensaba iniciar el rodaje en septiembre de 1960 en los estudios Cinecittà de Italia. Pero ese año se celebraban las olimpiadas en Roma así que alguna mente privilegiada propuso los estudios Pinewood de Londres. Tras construir 3 hectáreas de decorados y desviar parte del Támesis para representar el Nilo, el rodaje dio comienzo el 30 de septiembre. Y entonces, como era de esperar en el otoño inglés, apareció la niebla y la lluvia. El rodaje se convirtió en un auténtico desastre, que culminó el día 3 de noviembre cuando Liz Taylor tuvo que ser ingresada a causa de una meningitis. La actriz permaneció ingresada más de un mes y la producción se detuvo. El 3 de enero de 1961, Mamoulian abandonó la película. Sólo se habían filmado 12 minutos de película y el presupuesto de 6 millones ya había sido superado.


Wanger estuvo rápido en sus reflejos y le ofreció el puesto a Joseph L. Mankiewicz. Éste ya había trabajado con la Taylor en "De repente el último verano" y además había dirigido la aclamada "Julio César". Mankiewicz puso dos condiciones, libertad para cambiar el guión y para elegir nuevos protagonistas masculinos. Parecía que las cosas tomaban un nuevo cauce cuando Liz Taylor fue ingresada de nuevo a causa de una neumonía. El asunto fue bastante grave porque la tuvieron que introducir en un pulmón artificial y realizarla una traqueotomía. Su cicatriz del cuello fue la pesadilla de cualquier maquillador a partir de entonces. El 27 de marzo abandonó el hospital. Pero esto le vino bien al proyecto y a la actriz como reclamo publicitario. Tanta simpatía despertó que le concedieron el oscar ese año por su interpretación en "Una mujer marcada".


La Fox decidió que Londres no era el sitio más adecuado para el rodaje así que todo el equipo se trasladó a la primera opción: Roma. Finch y Boyd habían abandonado la producción por otros compromisos y se contrató a Rex Harrison y a Richard Burton. En septiembre de 1961 todo parecía volver a empezar en Cinecittà. Y lo cierto es que lo que empezó allí dejaría pequeño a lo que había sucedido en Londres. Mankiewicz se dispuso a realizar una gran superproducción fusionando los argumentos de dos obras teatrales: César y Cleopatra de Robert Shaw y Marco Antonio y Cleopatra de Shakespeare. Así que se contrataron 5.000 extras, se construyó el doble de decorados e incluso una flota de galeras cerca de Anzio. Pero al poco tiempo empezaron los problemas. Las extras femeninas se declararon en huelga debido a las largas manos de sus compañeros masculinos. Mankiewicz tuvo que reescribir el guión casi cada día debido a los caprichos del trío protagonista. Para colmo de males, los robos de material fueron numerosos (hay quien afirma que el valor sustraído fue un tercio del presupuesto final) y debido a las tardanzas en el rodaje, muchos directores italianos aprovechaban para tomar prestados los decorados y así realizar sus peplums (los ingleses también hicieron lo mismo). El rodaje sufría tantas pausas por los caprichos de la Taylor que Burton y McDowall tuvieron tiempo de participar en "El día más largo" y Martin Landau pudo aprender italiano. La puntilla fue el romance entre Lyz Taylor y Richard Burton. Lo bueno es que dio publicidad a la película, lo malo es que fue muy negativa.


Otros aspectos a destacar de esta película es su banda sonora realizada por Oliver North (el mismo que compuso la de "Espartaco"). De su calidad habla el hecho de que fue un éxito de ventas, mayor que el de la propia película. También hay que apuntar las notables interpretaciones de los secundarios como Martin Landau como Rufio y Roddy McDowall como Octavio. Se gastaron unos 200.000 dólares en los 65 vestidos usados por la Taylor y el traje de oro que usaba era de oro auténtico. La espectauclar toma de la entrada de Cleopatra en Roma tuvo que ser filmada dos veces porque en la primera se veía a unos extras tomando un helado. Como curiosidad final está el que que se filmó en el sistema panorámico TODD-AO, cuya patente era de Mike Todd, un ex-marido de la Taylor, por lo que ésta se embolsó una sustanciosa cantidad por dicho concepto. Al final, la Taylor ganó más de 7 millones de dólares y fue la única beneficiada de esta odisea.


La película que Mankiewicz terminó tenía un total de 6 horas y su plan era estrenarla como dos películas independientes. Pero la Fox se negó a ello y le obligó a cortarla hasta las 4 horas para su première. Para las copias que debían distribuirse en las salas se cortó una hora más de rodaje para así poder proyectar más de una sesión al día. Justo antes de su estreno estalló la última pelea entre los actores. En el cartel promocional tan sólo aparecían la Taylor y Burton, en un guiño descarado hacia su affair durante el rodaje. Rex Harrison entonces demandó a la Fox porque en su contrato se establecía que las fotos o figuras promocionales de los tres actores debían aparecer con el mismo tamaño y nunca por separado. La solución fue dibujar a Harrison en el lado izquierdo como una especie de fantasma que posa su mano en Cleopatra. La película sólo consiguió recaudar 26 millones de dólares y la Fox pudo salvarse de la quiebra gracias a que en 1965 estrenó "Sonrisas y lágrimas".


En el aspecto histórico la película es bastante fiel a la relación de los acontecimientos que transcurren en dicha época. Comienza con un plano general del campo de batalla de Farsalia, donde César aniquiló a Pompeyo. Una vez en Egipto, César se encuentra con Cleopatra y tras arbitrar a su favor en la disputa con su hermano, vemos el asedio de los romanos y el incendio de la Biblioteca de Alejandría. Durante esa escena los legionarios romanos forman una tortuga, aunque por su longitud y por los "curiosos" escudos que portan más bien parece un cocodrilo. Tras nacer Cesarion, Julio César vuelve a Roma y transcurren dos años hasta que los amantes vuelven a encontrarse. La entrada de Cleopatra en Roma montada en una gigantesca esfinge es una de las secuencias más espectaculares del cine de romanos. Tras el asesinato de César y la proclamación de Octavio como heredero, Cleopatra debe de huir con su hijo. Así termina la primera parte y tras el intermedio suecede una elipsis y nos vemos trasladados a la conclusión de la batalla de Filipos y el establecimiento del Segundo Triunvirato. Es entonces cuando Antonio se encuentra con Cleopatra y es seducido por ella, lo que aprovecha Octavio para desprestigiarle frente a la plebe. Antonio debe de volver a Roma y allí es obligado por motivos políticos a casarse con Octavia, la hermana de Octavio. Pero Antonio vuelve con Cleopatra y se divorcia de Octavia lo que será aprovechado como casus belli por Octavio para iniciar la Última Guerra Civil de la República. En realidad fue Antonio el que declaró la guerra a Octavio, así que esto es una licencia poética.


Dicha guerra se decidió en la batalla naval de Actium. Seguramente se realizó con el ánimo de superar a la representada en "Ben-Hur". En mi opinión no lo consigue. La gran batalla queda reducida a una persecución entre dos galeras, unas cuantas panorámicas de maquetas en la lejanía y una representación de pequeños barcos sobre un tablero. Y encima está mal explicada. En la película es Antonio el que tiene la posición ventajosa de la cantidad, tanto en mar como en tierra y por eso arde en deseos de atacar. Y lo hace por el centro de la flota romana donde se ha dispuesto como señuelo al buque insignia de Octavio. Lo cierto es que Antonio estaba bloqueado en una zona insalubre, la enfermedad hacía estragos en su ejército y tenía menos barcos, aunque más grandes. Por eso lo que intentó fue romper el cerco al que le había sometido Octavio. Dividió sus fuerzas en cuatro escuadras, siendo una de ellas la de Cleopatra con los barcos del tesoro. La flota de Antonio desplegó las velas intentando que el viento permitiera a sus barcos escapar pues las de Octavio sólo contaban con sus remos. Antonio lanzó un ataque con la escuadra de su izquierda, mientras que con el grueso se desplazaba a su derecha. Pero quien estaba al mando de la flota de Octavio era Agripa y supo contrarrestar a Antonio. En la confusión, Cleopatra y su escuadra pudieron escapar.


Personalmente creo que lo mejor de la película es hasta el complot de los idus de marzo. Opino que el Julio César interpretado por Rex Harrison es uno de los mejores de todos los del celuloide y eso se nota. A partir de su desaparición la película se centra en el romance de Burton y la Taylor. Lo malo es que se nota mucho que no interpretaban, sobreactuaban. Se ve que Mankiewicz debía de estar ya agotado a esas alturas de la película y les dejó por imposibles. Un botón como muestra: el mejor ejemplo de que Taylor no hizo una buena Cleopatra es comparar la escena del suicido con la realizada por la Colbert (*). El resultado es que esta película sólo les parece una obra maestra a los fanáticos de la Lyz Taylor. Al resto de los espectadores, si te gusta mucho ese período de la historia, o el cine épico de los años 60, entonces "Cleopatra" se puede ver e incluso quizás disfrutar. Si no es así, es probable que esta mastodóntica producción resulte aburrida.


(*) Redacción alternativa de la frase para evitar susceptibilidades: El mejor ejemplo de hasta que punto la actuación de la Colbert es mejor que la de la Taylor, es comparar la escena del suicido realizada por cada una de ellas.

Links relacionados:

Videos relacionados:

147 comentarios:

Alejandro dijo...

Hola Reisman.

Reconozco que tengo simpatía por este título, ya sólo por las tortas que le han caído y por un par de escenas realmente brillantes. Mankiewicz acabó tan quemado con ella que dijo que su próxima película sería con dos actores y una casa, y de ahí salió la soberbia "La huella".

Ésta, en efecto, no es ni con mucho un clásico, pero es más que correcta y algunas escenas de masas están muy bien resueltas. A la que citas de la entrada en Roma, añadir la batalla a las puertas de la capital egipcia, con los romanos formando la tortuga, y la desesperada carga de Marco Antonio contra la caballería de sus rivales, observado por los legionarios en fila sobre la colina, cuando entiende que ya está todo perdido y busca inútilmente una muerte heroica.

Una lástima que el director no fuera capaz de hilvanar mejor los elementos de la trama. Y en efecto, Harrison está genial, pero reconozco que lo prefiero con la voz de doblaje que con su chillona voz original.

Saludos.

Conde de Salisbury dijo...

Muy de acuerdo con su crítica mayor. Y un pequeño detalle, la acción se inicia en el año 48 a. C. y tiene fin en el 31 a. C., en el lapso de diecisiete años ni una sola arruga surca el rostro de Cleoptara o de sus hermosas (muy hermosas ambas) esclavas personales, ni Agripa (que por lo demás era de la edad aproximada de Octavio no el maduro mocetón que aparece en el film) se queda calvo ... los personajes que aparecen al principio no han envejecido al final ¿nadie en la producción pensó en los efectos del paso del tiempo?

Athena dijo...

Nunca he podido ver esta película entera; a ver si un día me pongo, ja, ja, ja.

Una anécdota más: durante una rueda de prensa, Mankiewicz, harto ya de las especulaciones de los tabloides que llegaron a decir que el supuesto romance entre Taylor y Burton ocultaba un lío entre el actor y el director, cogió a Richard Burton y le estampó un beso en toda la boca.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Alejandro, efectivamente Mankiewicz pudo aportar algo de orden al caos en que se estaba convirtiendo la producción. Hubo otros no tan afortunados como Wanger, que nunca más volvió a producir una película y moriría cinco años después.

Gracias por las puntualizaciones temporales Conde, pero parece ser que la historia de Marco Antonio y Cleopatra es atemporal cuando es llevada a la pantalla. Hasta en la aclamada serie "Roma" la huella del tiempo casi ni se nota.

Sobre la anécdota relatada por Athena. Yo conocía otra versión por el libro de Juan Tejero "Este rodaje es la guerra" lo que dicen es que se especulaba con que el romance era entre el director y la actriz, y entonces Mankiewicz dijo "No, se trata de que hay algo entre Richard y yo" estampándole un sonoro beso a Burton.

Un saludo

billy el sanguinario. dijo...

Los ¨canalillos¨ de Claudete Colbert y los pezoncillos con trasparencias de Anne Baxter en ¨Los diez mandamientos¨ (no era Cleopatra..pero como si lo fuese) desde luego que se convirtieron en mitos eróticos del cine. Es que nadie ha pensado ésto en los comentarios?.:). Añado que tanto se especula con la belleza de Cleopatra y uno se olvida de que hay multitud de actrices consideradas atractivas precisamente por su físico peculiar como Sarah Jessica Parker (no meto aquí a Rossie de Palma) y a nadie se le caen los anillos. De todas formas cuando descubran la tumba de Cleopatra y abran su ataúd creo que muchos se van a llevar una desilusión.:). Sobre la peli: TOSTÓN!.

Por cierto me gustaría saber cual de los dos libros de ¨éste doblaje es la guerra¨ te parece más interesante ya que me gustaría comprarme alguno pero aún tienen un precio elevado.

Athena dijo...

Gracias por la aclaración. Me contaron mal la anécdota por lo que veo ;)

Rossellini dijo...

Dispareja y excesivamente larga, pero meritoria en muchas escenas claves. Muy cierto que lo mejor es hasta la muerte de César. Y uno se pregunta hasta dónde hubiera llegado si sólo se hubiera quedado allí.

Pero NO ESTOY DE ACUERDO en que "esta película sólo les parece una obra maestra a los fanáticos de la Lyz Taylor". La verdad es que la secuencia de la entrada de Cleopatra a Roma ya es en sí misma una de las MEJORES que se hayan rodado nunca en el cine. Igual por lo menos, (si no francamente superior) a la carrera de cuadrigas de Ben Hur. Notar que no es una secuencia de acción, ni de erotismo, y sin embargo, a nadie se le pasa por alto.

También son de recordar los diálogos de Taylor y Harrison cuando esta le dice: "me han dicho que tu esposa duerme vestida" y en la blusa de Taylor hay... dos serpientes bordadas en el pecho que llaman muchísimo la atención.

O cuando el mensajero de Cleopatra es asesinado por los romanos enaltecidos por Cicéron en una escena de manipulación de la plebe más notables que hay; comparable a la de Julio César. No me explico porque nadie nunca ha reparado en el símil. ¿Cómo se explica eso?

Es cierto que la batalla naval no esta bien explicada y además termina demasiado pronto.

O cuando a Harrison le advierten que si toma al niño en sus brazos lo reconocerá como hijo suyo. ¿Y que hace a continuación?

¡Pues lo levanta delante de todos, y grita: Tengo un hijo!

O cuando le "enseña" al chico la política romana:

"Tienes ante tí al enemigo que levantó en armas a tus compatriotas contra tí, ahora que lo has derrotado en el campo de batalla, te pide perdón, ¿que vaz a hacer?"

Y el niño no dice nada, ni falta que le hace: por señas le indica que le mandaría dar muerte, y César lo abraza...

Muy notable película.

(Al César lo que es del César).

Y si la hubieran rodado los franceses o los rusos, ¿No estaría hoy día mucho mejor considerada?

Porque ha veces me lo he preguntado.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Billy eres un pillín. Bueno, tampoco la Lyz estaba nada mal (otra cosa es que no haya sabido envejecer). Esta película en concreto tiene algunas escenas bastante subiditas de tono para la época. Sobre los libros de Juan Tejero, son tres, aunque el terecero "Apocalipsis final" es el menos conocido. En el primero, la cuarta parte del libro está dedicada a "Lo que el viento se llevo" pero luego tiene un montón de películas aunque con comentarios más breves. El segundo tiene menos películas, pero sus comentarios son más semejantes en tamaño. Aqui dejo el link a su editorial donde pueden verse el indice de ambas obras. Quizás el primero este un poco mejor que el seguno.

Rossellini, el que una película tenga una buena escena no la convierte en una obra maestra. A mi no me parece para nada superior a la carrera de cuadrigas. De hecho, si la película de de Mille hubiera sido en color es probable que la gente recordara mejor esa película y a lo mejor la versión de la Taylor no habría sido tan famosa. Pero eso no podemos saberlo. Y no se te pasa por alto por la sencilla razón de que es lo mejor que tiene esa película de 4 horas.

¿Te refieres a la escena del lanzazo? No es Ciceron, es Octavio el que le mata. A esas alturas Ciceron estaba criando malvas. A mi no me parece una escena tan notable. Es la típica en que los romanos son mostrados como los malos de la película y los egipcios como unos amantes de la paz.

Es interesante la pregunta sobre si la hubieran filmado otros que habría pasado. Con respecto a los rusos no lo se. Con respecto a los franceses, es probable que un fracaso si intentaban imitar a Hollywood. Tenemos el ejemplo de "Druidas". Pero hay otro: hay una coproducción franco-italiana de 1954 titulada "Teodora, emperatriz de Bizancio" sobre la vida de dicha cortesana que llegó a ser empereatriz. Yo tan sólo he visto fotogramas de ella y al parecer fue una superproducción de las grandes con un montón de decorados y de vestuario suntuoso. Debió de ser un sonoro fracaso porque no hay casi referencias de ella.

Un saludo

Harold Alexander dijo...

A mi me parece interesante de comparar con Apocalipsis Ahora: en las dos se ve la misma irregularidad; en las dos sobran un montón de minutos, por lo que se hace cargante, en las dos hay secuencias que son CINE, y actuaciónes ejemplares de Brando y Harrison que no terminan de salvar el film, poruqe, en sentido general, la película, considerada como un todo, tiene no pocos fallos.

Realmente muy interesantes de comparar, porque la sencación de DEJA VU que sentí viendo Apocalipsis fue exactamente la mimsa.

Otra observación; no olvidemos que NO es cine bélico. Es una película de intriga rómantica donde precisamente el romance y la manera en que Cleopatra conquista a César (mucho más que a Antonio) es lo que realmente importa.

Si la consideramos cine bélico es un colosal fracaso, pero para los amantes del cine rómantico no se puede negar que está mucho mejor considerada.

Personalmente, creo que eso evidencia que la crítica aquí haya salido injusta: coincido con Rossellini en que "al césar lo que es del césar" es un filme notable. No obra maestra, pero sí notable. Supongo que le pasa un poco como al Real Madrid: lo que NO SE LE PERDONA es que con tanto dinero gastado no lo haya hecho mejor, y por eso, hale: venga a decir que es un mal equipo o una mala película. (Curioso hasta que punto el sentimiento en el fondo es el mismo, se hable de cine o de fútbol)

Supongo que la otra versión (que no he visto) será mejor, y también creo que eso no hace desmerecer esta...

Pero hubiera quedado muchísimo mejor si termina con la muerte de césar y si le ponen más acción.

Sobre si la hubieran filmado otros, pues creo que a toro pasado...

Por lo menos no habría podido recibir las clásicas críticas de Hollywood-y-su-creencia-de
-que-el-dinero-lo-es-todo que siempre le han dado.

La escena del lanzazo a mí sí que me pareció notable: es evidente la manipulación, pero de todos modos cumple su cometido, que es para lo que fué filmada a fin de cuentas.

Sobre lo del "paso de los años" es un argumento que no me convence para nada: hagan ustedes mismos una prueba, y terminarán dandome la razón. Vean uno de los primeros vídeos musicales que filmo Raffaela Carrá y comparenlo con otro de 15 años después.

¿Se nota mucho la diferencia?

Pues eso.

O comparen la Moore de Ghost con la de Striptease.

¿Cuál de las dos esta más buena?

Pues eso.

El fantasma de Sinara dijo...

Un buen consejo: rectifique el comentario "El mejor ejemplo de que Taylor no hizo una buena Cleopatra es comparar la escena del suicido con la realizada por la Colbert. El resultado es que esta película sólo les parece una obra maestra a los fanáticos de la Lyz Taylor" (a menos que lo haya puesto usted con la intención, precisamente, de que haya polémica y muchos comentarios).

No se puede andar por la red diciendo cosas así.

No me lo tome a mal.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Acertada comparación Alexander, aunque afortunadamente para los participantes de "Cleopatra" el rodaje se realizó en Italia y no en Filipinas. Y gracias por apuntar lo del melodrama, ya he añadido la etiqueta correspondiente.

No es cine bélico, pero si es cine histórico (y de eso también va este blog) además de que se representa una serie de enfrentamientos bélicos tal y como se apunta en el comentario. Pero efectivamente, lo que da sentido a la película son las dos historias de amor del pasado y la no menos tormentosa historia de amor entre dos de sus protagonistas.

Para el esfuerzo, tiempo, dinero, actores y personal técnico empleado el resultado es defraudante. Efectivamente es una película notable y que personalmente creo que hay que ver al menos una vez en la vida. Sobre todo porque te enseña como no deben de hacerse determinadas cosas.

En cuanto a la Carra y a Moore. Las técnicas de belleza y cirugía estética del siglo XX creo que son más avanzadas que las del siglo I AC. Además, Cleopatra cuando conoció a César no había tenido hijos y cuando muere ya había tenido tres.

Fantasma, me reafirmo en lo dicho. La Taylor tiene grandes papeles como en "La gata sobre el tejado de Zinc" o en "Gigante". A mi parecer "Cleopatra" no es una de sus mejores interpretaciones. Y si la comparo con la Colbert, me quedo con la última. Esa es al menos mi opinión personal.

Un saludo

Alejandro dijo...

Hola Reisman.

Simplemente puntualizar que para mí en Cleopatra no hay dos, sino tres historias de amor, y precisamente otro defecto de esta película es que cuanto más lograda es la historia menos protagonismo adquiere en la cinta. La principal, entre Marco Antonio y Cleopatra, se resuelve con una interminable sucesión de reproches a gritos y gestos, como bien señalas, sobreactuados (y eso que Burton hace un papel de encomiable contención en Becket; de Taylor, como dices, tiene mejores papeles) La secundaria, entre César y Cleopatra, es mucho mejor, coincido con un mensaje anterior en que la escena en que César "educa" a su hijo es notable. Y la tercera, casi imperceptible, es la que pasa de puntillas y consigue resultar más lograda: la relación no correspondida que hay entre el esclavo personal de la reina y ésta, y que se resuelve con apenas un par de miradas, un mechón de cabello y dos líneas de diálogo: "Siempre os he amado, mi reina" "Siempre lo he sabido". Y ni trompetas, ni violines, ni cien mil extras a caballo. Con un golpe de sencillez en medio de semejante mastodonte, el director rubricó uno de los mejores momentos.

Toda una paradoja.

Saludos.

Billy el sanguinario dijo...

Seré un pillín pero es algo que mucha gente no se plantea al ver éstas pelis un domingo a la tarde o una madrugada (cuando ponen las de b/n en la 2) y lo digo porque a veces me he llevado sorpresas de las gordas con películas como ¨Cleopatra¨ de Theda Bara o ¨La tumba india¨ y la escena del baile(cómo logró evitar la censura en los 50?) lo que me ha llevado a dos conclusiones:
+ Poner una película ambientada en la antigudad obliga a poner mucha CARNE en el asador.

+Definitivamente, en la antiguedad NO HACÍA FRÍO.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Alejandro, tu acertado comentario me hace pensar que realmente quien más destaca en esta película son los secundarios. Ya apunté los papeles de McDowell y Landau, pero lo mismo pasa con otros como Andrew Keir (Agripa) Hume Cronyn (el embajador egipcio) o Cesare Danova (Apolodoro).

Billy, en las primeras representaciones cinematográficas se pensaba que el cine era arte y como tal si había desnudos en la pintura también era lícito ponerlos en el cine. Por eso películas como la versión de 1925 de "Ben-Hur" podían mostrar desnudos. Sobre la película de Theda Bara, quizás sea otra película la que viste porque creo que las copias existentes fueron destruidas en un incendio y se considera un film perdido. En cuanto a "La tumba india" ten en cuenta que es una película alemana y en Europa siempre hemos sido algo más "pillines" ;-)

Un saludo

Liddel Hart dijo...

Lo mejor es que no nos muestra la típica vampiresa que "cambia el color de su pelo como cambia de hombre" nos da una visión más humanizada del personaje, y también de César, en un punto muy interesante:

retrata las relaciones amorosas en contraposición a las políticas o las de intéres creado y poder (que seguramente las hubo,vaya que las hubo, tanto por parte de César como de Cleopatra) con un espléndido Harrison que combina a maravilla como guerrero y hombre a la vez, que no cae perdidamente enamorado de la chica "toda curvas y nada de seso" sino que contrae una relación muy peculiar con una célebre belleza con la que tiene relaciones POLITICAS muy importantes, que se convierte en su socia política tanto como sentimental, y es allí donde veo lo mejor de la película. Porque el juego polítco entre los dos personajes es la intriga de toda la historia.

Mil veces mejor que en la temática muy similar, por demás, de las películas de Evita Perón.

¿Cuántas películas de política y romance se han filmado que combinen el génereo romántico con el político?

Porque esta me parece la mejor.

Me gustaría saber que otras han combinado esos géneros. Tampoco acepto que la Taylor tenga mejores papeles. Este es el que más adeptos le ha ganado. Deficientes las escenas bélicas, menos la señalada por Alejandro: cuando Antonio se enfrenta el solo a los legionarios contrarios. "¿No habrá nadie que quiera darle una muerte digna a Marco Antinio?" y uno siente ganas de gritar lo mismo al ver la secuencia.

Y la secuencia de la esfinge es una demostración de que es falso que el sexo y la violencia vendan todo: sin persecuciones automovilísticas a base de carrozas volcadas ni extras volando inverosímilmente por los aires, del mundo de la piruleta, ni chicas ligeras de ropa bailando por allí, ni erotismo explicíto o insinuado, nos logra dar la secuencia más espectacular del cine de la era pre-digital. Y lo hace sin forzar el guión para introducirla con calzador, sino precisamente para mostrarnos el cáracter POLITICO de la protagonista: en una secuencia destinada a lucirse por razones de propaganda política ante el césar y ante todo el pueblo de Roma, lo impresiona ¡Y de que manera!

Sobre las técnicas de belleza de la época, Cleopatra seguía las más excageradas: bañarse con leche en vez de agua, etc, y al fin y al cabo, es histórico que a los 40 años se conservaba muy bien,(aunque no era una belleza mejor que Octavia; pero sí conquistaba hombres mejor que ella) en ese sentido el filme me parece más bien realista. La verdadera Cleopatra era así. Ana de Éboli tuvo 10 partos y era tuerta, pero eso no le impedía hacer estragos entre los hombres. Y creo que eso es precisamente lo mejor que tiene el fime: nos muestra a una Cleopatra más humanizada que conquista no sólo a fuerza de físico, sino también con ardides que le permiten seducir a los hombres más poderosos (y más aficionados a tener muchas mujeres a la vez) de su tiempo. El ardid de enviarle a César el niño en la cuna para que lo reconozca (sin palabras, sólo el chico) es memorable.

Y la escena en que César "educa" al chico es mejor; porque cuando llega la hora de enseñarle a tu chico "por donde van los tiros en esta vida" no hay MORALEJAS que valgan, tienes que mostrarle el mundo como ES: no como A TODOS NOS GUSTARIA QUE FUERA...

en ese sentido es un verdadero retrato de lo que era la escala de valores que había que tener si se quería sobrevivir en Roma...

La visión que nos dan del personaje de César con Harrison me parece la mejor que he visto.

Aunque el Marco Aurelio de Guinness no esta mal. Pero eran dos tipos muy, muy diferentes.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Liddel.

No se que decirte. La Taylor estaba vista como una come-hombres-destroza-matrimonios. Así que supongo que cuando el público fue a ver "Cleopatra" esperaba ver a esa mujer y no a la reina de Egipto.

Sobre Julio César, Cleopatra y Marco Antonio, desde el punto de vista histórico considero que es el arquetipo de los "romances-plíticos". Pero a mi me parece que no está muy bien reflejada en la película, sobre todo la segunda parte. En cuanto a otras películas que mezclen romance y política me viene a la cabeza "Cristina, reina de Suecia" o "La vida privada de Elizabeth y Essex".

En cuanto a la entrada de "Cleopatra" en Roma, ya he dicho que es lo mejor de la película. Pero no la considero una de las secuencias clave de la historia del cine. Es una opinión personal.

Sobre la belleza y la edad. No se discute que la Cleopatra histórica no fuera una belleza o fuera muy atractiva para los hombres. Lo que se discute es que en las películas sobre Cleopatra no suelen representar el efecto del paso del tiempo sobre los protagonistas. Cuando Julio conoce a Cleopatra, ésta tenía unos 21 añitos. Cuando inicia su affair con Marco Antonio ya tenía 28 y cuando se entrevista con Octavio ya tenía 39. Ojo, que lo mismo pasa con Octavio. Cuando muere César Octavio tenía 19 años y cuando se encuentra con Cleopatra, 33.


Un saludo

Ramón Monedero dijo...

Muy buena entrada, muy curiosa, no sabía alguna de las anécdotas que cuentas y es que si, el libro de Tejero lo tuve en el punto de mira y al final lo he ido olvidando, pero si, tengo que leerlo.
En cuanto a "Cleopatra" la verdad es que poco puedo añadir, es una película que vi hace siglos, sólo recuerdo que me pareció un poco tostón y que desde luego, no despertó mi interés como si lo hizo "Ben-Hur", "Espartaco" o la misma "Julio Cesar". De todos modos, no cabe la menor duda de que tengo que volver a verla, aunque sólo sea por lo que de mito hay en ella y porque casi se lleva por delante a la Fox.
Un saludo.

Alejandro dijo...

Hola nuevamente.

Billy, coincido en que ver a Debra Piaget en "La Tumba India" es toda una experiencia, y además la película es buena incluso con cobras de trapo. Busca la primera parte, "El Tigre de Esnapur", mejor aún aunque la escena "de lucimiento" no llega a tanto.

Liddel, a los títulos que señala Reisman creo que hay otros que podrían sumarse y que tratan esa amalgama de relación romántica y política, "Ana de los mil días" (inferior a Cleopatra) y la más lograda "El León en Invierno". Sobre la escena de la esfinge coincidimos, salvo en un detalle, y es que arranca precisamente con un desnudo, el de la danzarina que abre el cortejo. Creo que en la era digital no se han vuelto a igualar esas escenas porque "se ve el truco" y no se saben planificar (se empeñan en lucir truquitos y acaban todas en los mismos giros en 360º y panorámicas a velocidad de reactor). Ahí está también la entrada de Cómodo en el foro en "La caída del Imperio Romano" como ejemplo de que el cartón piedra ha sabido envejecer muy bien.

Saludos.

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

En lineas generales de acuerdo contigo. Película bastante irregular, que cae en picado cuando Julio César (coincido contifo en que es mágnifico como Harrison se mete el papel) desaparece del libreto. Además, claro, espectacular la escena de la entrada en Cleopatra en Roma. A mi también me gusta el momento cuando se le presenta a César desenrollándose (literalmente) de una alfombra.

Sobre la interpretación de la Taylor... ni fú ni fá. En cierto modo el papel le iba muy bien a su perfil de diva, pero creo que simplemente cumple con su muy bien pagado trabajo. Vamos, que no es una interpretación de las que hacen época.

Por cierto, no has mencionado otra anécdota importante que rodeó a esta película. De rebote, el ruinoso coste de Cleopatra iba a causar la cancelación del proyecto de "El dia más largo. Cuando se enteró de ello, Zanuck se fue directo a los despachos de la Fox donde, tras una tensa reunión con los directivos del estudio, Zanuck se comprometió a retocar "Cleopatra" para hacerla más comercial, a cambio de que no cancelaran el proyecto de "El dia más largo".

Así que de rebote, Zanuck se hizo con el control de la Fox, y consiguió sacar adelante su faranoico proyecto sobre el Dia D.

Saludos

Rodericus dijo...

Como cine bélico malo, como cine romántico muy bueno. Interesante lo de la combinación de romance y política; me imagino que debe ser más difícil de lo que parece; porque CONVENCER al espectador de que la relación no es por puro interés, no resulta fácil. Menos mal que aquí lo consiguen. Y muy interesante comparar la secuncia de la entrada en Roma con el cine digital; es curioso cómo ha influido. De muy buen gusto hacer los 5 minutos más espectaculares del cine sin poner ni sexo ni violencia. A mí sí que me pareció que la actuación de Taylor es excelente. Y me chocó muchísimo leer que "hay que ser fan" para que te guste una película tan espectacular como esta. Pero supongo que para gustos colores. Harrison destaca más que Burton. Pero es que el papel de César le va como anillo al dedo. La escena en que sale de la alfombra es histórica. Realmente ocurrió así. Sobre las ancdotás de la película, interesantes como curiosidad.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Rodericus. Pero al fin y al cabo, no hay que olvidar que no hay interpretación que sea monedita de oro para que le guste a todo el mundo...

Evidentemente, si no te gusta el trabajo que hace Taylor muy difícilmente te va a gustar esta película. Algo parecido pasa con Patton. Si no estas de acuerdo con la caracterización que Scott hace del protagonista, es muy difícil que la consideres buena película (excepto quizá como parodia). Lógicamente aquí pasa lo mismo.

En lo que sí es verdad que no estoy para nada de acuerdo, es en lo de que si no cumples el prerrequisto-obligado de ser fánatico de Taylor, o de las pelis épicas de los 60 entonces estarás excluido por los siglos de los siglos del resto de los mortales que pueden disfrutar en grande de una de las películas más espectaculares de toda la historia del cine, y tu condena sera aburrirte. Totalmente falso. No hace falta ser nada de todo eso para gozarla en grande con el mastodonte.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Ramón, reconozco que a mi Juan Tejero me parece muy entretenido, aunque también es cierto que en sus últimos libros se repite un poco. En cuanto a "Cleopatra" merece la pena verse al menos una vez.

Alejandro, como bien dices ver a la Debra es toda una experiencia (dejo aquí el enlace a youtube). Opino que esa secuencia es el origen de los exhuberantes dibujos de Richard Corben. Y tienes razón en que el buen cartón piedra ha sabido envejecer muy bien.

Kleist, gracias por la interesante anécdota que desconocía. Aquí va otra ya que has sacado el tema de la alfombra. Resulta que Otto Skorzeny vio un montaje de la obra de Bernard Shaw y se inspiró en la escena de la alfombra para secuestrar al hijo del dictador Miklos Horthy durante la operación panzerfaust. Para que luego digan que no se aprende yendo al teatro.

Rodericus, algo de sexo si que tiene la famosa entrada, o por lo menos a mi me parece que el que salga una bailarina medio en pelota acompañada de un montón de acompañantes femeninas vestidas sugerentemente puede calificarse como "reclamo sexual". En cuanto a lo de "fan". Si vuelves a leer el párrafo final verás que lo que digo en el comentario es que tienes que ser fan de la Taylor para considerar a esta película una obra maestra. Otra cosa es que te guste más o menos. Yo personalmente la disfruto cuando la echan en la tele porque me gusta la historia. Pero no la considero una obra maestra. La misma contestación vale para el comentarista anónimo. No se dice que estés excluido sino que es probable que esta mastodóntica producción resulte aburrida. El significado de "probable" es algo muy distinto a "excluir".

Un saludo

Rodericus dijo...

A mí no me pareció que la chica estuviera más "medio en pelota" que cualquier candidata a un concurso de belleza en la competencia de traje de baño (perfectamente aptos para todo público, por lo demás) convencional. El grado de contenido sexual de una escena no depende sólo de su contenido explícito sino de el que se le da a entender al espectador. Campanita va muy pero que muy sugerentemente vestida, igual que la sirenita de Disney y, que yo sepa, no se las considera símobolos sexuales. En cambio, otras secuencias que han escandalizado y mucho al espectador de antaño, hoy se consideran ABURRIDAS de puro inspídas. (el último tango en parís, por ejemplo, siempre me ha parecido tediosa película) E incluso puede pasar lo contrario: en lo que el viento se llevó la escena en que Rehtt se lleva a Scarlett a la cama a viva fuerza no le llamó la atención a nadie (a pesar de que en esa época eran mucho mas conservadores en materia de sexo en el cine que ahora) mientras que el parlamento en que dice que no sabe que será de Scarlett ni le importa un bledo (además de que a diferencia de la escena anterior esta fielmente copiado del libro) escandalizo mucho más a la censura. Parecido caso es el de el beso entre Lancaster y la Kerr a la orilla del mar (parodiado tanto en shrek como en donde esta el piloto) hoy en día se la considera una escena muy, muy estática, plana y pacata.

Hay un pasaje de Cinema paraíso donde cuentan que cuando por primera vez se proyecta en cine en italia la escena del beso entre el héroe y la chica, el cura se alza en la sala diciendo que no permitirá esa pornografía. Y antes los espectadores ya se tomaban a chacota que nunca se dieran el beso en todas las escenas "censuradas" de las películas anteriores. Y yo me pregunto si ese cura hubiera visto el beso que le da el príncipe a la bella durmiente en la versión en dibujos animados de Walt Disney (¿De que año de la pera es?) que cosas no hubiera dicho. Julia Roberts me parece que enseña más en su primera aparición de Hook (otra vez campanita) que en la minifalda con que aparece por primera vez haciendo de mujerzuela en Mujer Bonita (que por lo demás me aburrió de lo lindo).

Y hay escenas de contenido muchísmo más erotico en que la protagonista enseña muchísmo menos: en la mascara de la muerte roja de Vincent Price hay una escena en que Francesca corre por los pasillos y se encuentra con un enmascarado.

Según el director "Para mí, el corredor es simplemente una vagina. Uno debe entender dos cosas respecto al movimiento a través del corredor; yo pienso que es la aproximación del niño a la sexualidad; por un lado el sabe que se trata de algo fenomenal y maravilloso, pero al mismo tiempo, según lo que le han dicho sus padres, se trata de algo prohibido y enjuiciable. Entonces lo que hago es recrear ese sentimiento, porque pienso que el horror tiene algunos elementos ligados a la sexualidad. La joven corre a través del corredor, y la audiencia que se identifica con ella debe estar diciendo “No des otro paso más, ¡sal de ahí ahora mismo!, No abras esa puerta”, pero al mismo tiempo debe estar diciendo “Abre esa puerta, Necesito ver que se esconde tras esa puerta”. Si tu armas esa secuencia correctamente, difícilmente puede fallar al momento de generar una respuesta emocional de parte del público”.

Otra secuencia que tuvo problemas con los censores por su alto contenido sexual, fue la secuencia en la que el personaje de Hazel Court sufre una serie de alucinaciones, en las cuales imagina figuras demoníacas atacándola mientras ella yace en una piedra. “Desde el punto de vista de la desnudez, no era censurable”, decía el director, Corman. “Ella interpreta la unión carnal con el diablo, pero solo mediante las expresiones de su rostro; fue un perfecto ejercicio actoral. Hazel se encontraba completamente vestida, y fue tan sólo su actuación la que provocó la ira de los censores. Eran otros tiempos. Hoy en día la secuencia podría ser pasada durante el día en la televisión, y nadie se preocuparía por esto”. En efecto, los censores estaban más consternados por las expresiones orgásmicas de la actriz que por la "sugestividad" de las ropas que llevaba. Se puede mostrar un contenido sexual muy, pero que muy explicíto sin mostrar "medio en pelota" a nadie. Y viceversa, porque la escena en que la reina de corazónes enseña la ropa interior en alicia en el país de las maravillas es evidentemente cómica, no érotica. O el comercial de pepsi en que Beckham juega al fútbol con dos campeones de sumo en interiores (le ganan, y se van diciendo "novato") dejándolo sin su pepsi, mientras el espectador se desternilla de la risa.

Y tarzán siempre ha ido medio en pelota y sus películas son para niños.

¡Vamos!

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario.

Veamos, no podemos cometer el error de juzgar una película de 1963 con los estándares de ahora. Efectivamente la bailarina que sale casi desnuda (no es un traje de baño lo que lleva como puede verse en youtube en el segundo 44) no nos llama mucho la atención en los tiempos que corren. Pero supongo que en 1963 si. Y lo que yo he demostrado es que en esa famosa escena si hay contenido sexual cuando se había afirmado lo contrario.

Coincido contigo con que "El último tango" es un pestiño, aunque no con que la escena de "De aquí a la eternidad" sea estática ni plana (Si lo fuera no la habrían parodiado ni copiado en innumerables ocasiones). En cuanto a Roger Corman y "La máscara de la muerte roja" compruebo que hemos visto el mismo documental.

Y en cuanto a lo que es erótico o no lo es, dependiendo de la época, pues simplemente decir que los tiempos cambian y los gustos también. Lo que no hay que olvidar es si se consideraba como erótico cuando se realizó, no si es erótico en la actualidad.

Un saludo

Ovidio, el de la metamorfosis dijo...

Jesús, que ganas me han entrado de ser cobra de repente. Deliciosa Debra Paget.

Jon Andoni dijo...

Una puntualización a prácticamente todas las películas de romanos. Las leyes republicanas prohibían expresamente la entrada de contingentes armados en el recinto sagrado de la urbe. Una medidad para anular en la medida de lo posible conflictos civiles o la ambición excesiva de algún que otro general victorioso, general que solo ejercía su mando fuera de la urbe, nunca en ella. En el triunfo, aunque desfilaban engalanadas las tropas vencedoras, lo hacían desarmadas. La tradición se conservó en época imperial de tal forma que los emperadores para al menos dar una apariencia de continuidad-pervivencia de la legalidad republicana no autorizaban la presencia de contingentes completamente armados en la Urbs. Los propios pretorianos cuando servían en la capital aunque armados se presentaban lo más discretamente, sin armadura, y procurando llevar sus espadas bajo las ropas tradicionales, para conservar esa noción de Roma como un recinto al margen de la violencia. Por ello no solo es impensable la presencia de soldados romanso perfectamente equipados con sus armaduras e inequívocamente visibles al público, es que la presencia de ¡¡tropas extranjeras!! armadas en la ciudad (en este caso la escolta de Cleopatra que interviene en el desfile) es un despropósito.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Ovidio, yo más que la pobre cobra que acaba aplastada prefiero al Marajá que luego la disfruta ;-)

Jon, gracias por la puntualización histórica. No sólo eso. Recuerdo haber leído que según esas mismas leyes ningún rey podía entrar en Roma. De hecho cuando alguno visitaba la ciudad era obligado a permanecer fuera del recinto principal de la ciudad y en el caso de Cleopatra, César lo que hizo fue acomodarla en una villa de su propiedad, pero la famosa entrada triunfal parece que nunca tuvo lugar. Pero en todas las películas sobre César y Cleopatra siempre verás a la última entrando como reina acompañada de un lujo exhuberante. Está claro que es una bella licencia poética.

Un saludo

Alatriste dijo...

Y yo que creía que era el único que apreciaba el excelente trabajo de Rex Harrison...

En cuanto a Liz Taylor y Richard Burton, viendo Cleopatra es fácil olvidar qué grandes interpretaciones hicieron en otras películas. Su trabajo no puede llamarse malo, pero la sobreactuación de los dos es evidente. Y eso que contaban con un diálogo impresionante, el guión de Cleopatra era magnífico, y uno lamenta que en aquella época no se hicieran 'director's cuts' para poder ver la versión de 6 horas (y me parece evidente que en dos películas, una centrada en César y la otra en Octavio y Antonio, la cosa habría funcionado mejor).

Perosnalmente me apunto a los que consideran gran cine escenas como la entrada triunfal en Roma. En cambio, no me gustó la escena de la lanza; demasiado evidente, demasiado maniquea, y sobreactuada también; solo la salva que es cierto que los romanos declaraban la guerra lanzando ritualmente una jabalina a un pedazo de tierra mantenido cuidadosamente baldío, que representaba el "territorio enemigo".

Y creo que os acordáis mal de la escena de la educación del hijo de César, que es más compleja: hay dos partes en ella, en la primera el niño perdona a un enemigo derrotado con un gesto diciendo "Yo te perdono", después es un amigo traidor el que implora perdón y es condenado.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario maese Alatriste. Como podeis ver, vos no sois el único.

A mi también me gustaría ver la versión de seis horas. Quizás la película tendría un ritmo más homogéneo, sobre todo en la segunda parte. Y es llamativo la chicha que le estáis sacando a la escena del niño. Reconozco que a mi no me llamó tanto la atención, aunque si es importante en la trama (desgraciadamente el pobre Cesarion no tuvo mucho tiempo para llevar sus enseñanzas a la práctica)

Un saludo

Un saludo

Figaro dijo...

Muy cierto lo de la licencia. Pero es que la secuencia es magnífica. Tampoco es el único caso del cine. La carrera de cuadrigas en Ben Hur no se podría haber producido tal cual se muestra en el filme por la sencilla razón de que la colonia romana de Jerusalén no era tan populosa como para llegar al extremo de afrontar el gasto de construir un circo en ese territorio. Téoricamente la carrera hubiera debido tener lugar en otro sitio, pero como el director no quiso forzar la trama trasladando a los protagonistas, pues se puso (imposiblemente) en donde no podía darse. Tampoco eso es muy grave.

Sobre lo de las chicas, hay que tener en cuenta que el traje que usaban en los desfiles ceremoniales egipcios era muuuuuuucho más llamativo, pero como eso no lo puedes mostrar en una película, pues lo que haces es poner una versión más aceptable para el espectador con el "traje de baño". Aquí el director no esta haciendo un alarde sexual, sino, simplemente, limitandose a representar con razonable exactitud la pura realidad histórica en el sentido que las pompas orientales tenían efectivamente esa costumbre cultural, ni más ni menos que los brasileños modernos en el carnaval con sus bailarinas de samba, (que ellos no consideran puro espéctaculo sexual, sino una tradición folklórico-nacional). En ese sentido, el "traje de baño" que se muestra en la película, cumple la misma función que los "trajes de baño" que nos muestra Mel Gibson en apocalypto; no están para darle a la escena un contenido sexual, sino para mostrarnos los ceremoniales de los índigenas de la América antigua tal cual eran en la realidad. ¡Y vaya que a el pobre Mel lo han acusado injustamente de morbosidad tan sólo porque se limitó a representar con más rigor que ningún otro director las costumbres de esos pueblos antiguos!

Conviene recordar que la ropa interior femenina también ha cambiado en el tiempo: las damas de la restauración no sólo no usaban sostén sino que a veces llegaban al extremo de agujerear sus corpiños para mostrar los senos. (eso es histórico) María Antonieta tenía una copa con el vaciado en yeso de uno de sus senos: Se exhibe actualmente en Sèvres.

En cuanto a los romanos, tenían costumbres muy curiosas; compartían el retrete hombres y mujeres por igual (eso es histórico) y consideraban que el lugar en que hacían sus necesidades era tan natural como cualquier otro para hablar de política, negocios, u otro tema. Claro que eso tampoco podrías ponerlo en ningún filme sin ser tachado de morboso cuando menos. En la edad media el saludo consistía en darse un beso en la boca y lo practicaban los caballeros más nobles y aguerridos. Por supuesto, en Ivanhoe el espectador NO puede aceptar que eso apareciara así, pero no hubiera sido ni más ni menos que una reproducción literal de las costumbres medievales.

Por cierto que en El Péndulo de Foucalult Humberto Eco nos dice que a los caballeros cruzados templarios se los acusó de sodomía (habían hecho el voto de celibato porque eran monjes-soldados)y de herejía, siendo procesados por las acusasiones de deprevación sexual tanto como por las de deformación de las santas escrituras, y caballeros del rango de Geoffroy Charney, que murio en la hogera con el Gran Maestre Jacobo de Molay tenían declaraciones como que "En cuanto al beso en el trasero dice que también eso le ha sucedido y que ha oído decir al preceptor de Auvernia que en el fondo era mejor unirse con los hermanos que tratar con una mujer, pero que él sin embargo, jamás ha cometido pecados carnales con otros caballeros andantes. O sea que sí, pero era casi un juego, nadie creía realmente en ello, los otros lo hacían, pero yo no, lo aceptaba por buena educación. Molay, el jefazo, admite que las ceremonias de iniciación era así, pero, mira por dónde, no podía afirmarlo con exactitud porque en toda su carrera sólo había iniciado a unos pocos hermanos. Otro dice que ha besado al gran maestre, pero no en el culo, sino en la boca, pero que el gran maestre sí que le ha besado el culo a él." Y parece que no es tomadura de pelo, por parte de Eco (que dice haberse documentado a fondo para ese libro) sino realidad.

Es curioso señalar que el péndulo fué considerado como un libro difícilisimo de leer que por tal naturaleza tenía el inconveniente de pedirle demasiada erudición a sus lectores, y cuando lo comparamos con El código Da Vinci pues no dejamos de notarle cierto parecido...

Patricio. dijo...

Pues cuando yo vì la escena por primera vez no me parecio que tuviera ningùn contenido sexual. Cuando la vì por segunda vez en el vìdeo que muestra el mayor sì que repare en que algo ciertamente podìa tener. Pero es raro que la primera vez se me hubiera pasado por alto, y tuviera que verlo de nuevo para darme cuenta.

Y más curioso que lo vì en compañìa de mi familia; mi esposa, mi hija, su marido y mis dos nietas, y nadie le reparo en que lo hubiera cuando (para ver si eso me habìa pasado sòlo a mì)les pregunte a ellos si recordaban haber visto algùn contenido sexual. Todos me dijeron que por dónde.

O sea, que independientemente de la edad de cada quién, ningún espectador lo vio la primera vez que contemplo esa secuencia.

Y tanto mas raro, cuando que a mì, las chicas guapas me gustan muchìsimo.

Y eso que es la secuencia que mas recuerda uno de ese film.

Hablando de la sirenita. Recuerdo que mi nieta me dijo que la secuencia le recordaba la entrada triunfal que hace aladino cuando llega con su interminable cortejo de seguidores para presentarse como candiato a la mano de la princesa jazmìn. Me pregunto si se habìan basado en la peli de disney para filmar esta. Tuve que explicarle que en todo caso, pudo haber pasado al réves, porque aladino se rodo mucho después.

De Mel gibson también oí decir que en la pasión de cristo se le paso la mano de morboso según unos, y según otros que lo hizo mucho mas real que Zeffirelli. No lo sé, porque no lo vì. Películas de romanos sólo ví esta, espartaco, y la de Zeffirelli que me dejo sin ganas de volber a ver más. Desde entonces me las salto. Estoy de acuerdo conque la actuación de la Taylor no pasa del aprobado. Pero ni a mì ni a nadie de mi familia nos parecio aburrida para nada.

Rebelde dijo...

Patricio, es muy simple, lo que pasa es que tanto tú como todo el mundo estaba demasiado ocupado saboreando lo bonita que esta la secuencia fílmica que a nadie se le ocurrió siquiera ponerse a saborear lo bonitas que estaban las extras. Por eso es que todos la recuerdan como una secuencia de muy buenas escenas y no simplemente como una secuencia de chicas que están muy buenas.

Ahí precisamente esta el arte de Mankiewicz.

Y ahí esta la diferencia.

Aladino no la he visto, pero no me extrañaría que algo de influencia sí que tuviera, porque al fin y al cabo, estamos hablando de una secuencia que ha pasado a la historia del cine, luego es lógico que también ahora se haga sentir su influencia no en una, sino en varias películas.

Sobre Mel Gibson y Zeffirelli recordar que trabajaron juntos en Hamlet y a muchos les intrigo que hubiera elegido precisamente a Mel.

Gibson dice que concibió la idea de rodar la pasión de cristo cuando protagonizaba una película de guerra y en medio de los tiros y las bombas le dijo al director "hey deverìamos filmar la pasión de cristo" y este no se lo tomo muy en serio. Sería ineresante que eso mismo se lo hubiera dicho a Zeffirelli...

Sobre el código recordar que hay una novela de Irving Wallace titulada La Palabra que puede considerarse precursora de el código, y se vendio muy bien, con no pocos detalles documentales de por medio. No hay nada nuevo bajo el sol...

Por cierto, tengo ganas de ver Angeles y Demonios en cine, pero como no he leído el código por falta de tiempo, me gustaría saber si Angeles y Demonios tiene algún spolier que te impida disfutar de la lectura del código después de haberlo visto. No sé si el código sera tan interesante como me lo pintan, pero me pica la curiosidad. Eso sí, quiero verlo sin spoilers que me prejuicien.

Dragon rojo no te impide disfrutar el silencio de los inocentes, me ha dicho (el libro, no la otra película). No sé si con Angeles y Demonios pase igual.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Fígaro, el detalle del anacronismo del circo romano en Jerusalén está indicado en el comentario de "Ben-Hur". Sobre las representaciones sexuales en las películas. No debemos olvidar que las películas son para entretener al público y no son documentales para instruirles. Cuando Mankiewicz realizó dicha escena estaba pensando en el público de mediados del siglo XX. No pensaba en los romanos del siglo I AC ni en los espectadores del siglo XXI. Interesantes los otros detalles que apuntas, (por cierto el molde de yeso de Maria Antonieta fue usado para dar forma a un determinado tipo de copas de champán). En cuanto al "Péndulo" y al "Código". El primero es un tostón, pero aprendes algo. El segundo es un tostón y no aprendes nada. Sobre "Apocalypto", me gustó y algún día la comentaré en el blog.

Patricio, cuando vi "Cleopatra" en la tele tenía unos 13 años y mi nivel hormonal en sangre era más alto que el de un cliclista dopado, por lo que las escenas que se me quedaron fueron las despampanantes chicas y el baño de Lyz Taylor ;-). Posteriormente uno madura y empieza a ver otras cosas y reconoce que el desfile está muy bien realizado como indica Rebelde.
En cuanto a los desfiles triunfales, está claro que "Cleopatra" marcó estilo y probablemente "Aladin" este influido por ese estilo. Sobre la película de Jesucristo de Zefirelli, a mi me gustó por su sobriedad. Pero es una opinión personal.

Rebelde, coincido contigo que Mankiewicz lo hizo muy bien, pero como he indicado más arriba la situación personal del espectador también influye en la percepción de dicha secuencia.

En cuanto a Dan Brown, lo aborrezco. Me leí "el código" y me pareció una de las mayores tomaduras de pelo de la historia de la literatura. La película comencé a verla por insistencia de mi pareja y la dejamos de ver a la media hora. Pero aviso, no quiero que esto se convierta en un debate sobre Dan Brown. Cada uno es libre de decir si le gusta o lo odia y ya está. Pero por favor, que no argumente. Creo sincerametne que no merece la pena discutir sobre semejante bluff en un blog dedicado a la historia.

Un saludo

Dante dijo...

Bueno, cada quién es libre de creer lo que quiera, pero a mí me parece que la película de la sirenita tiene ligeramente más contenido sexual que esta secuencia.

Bien por acordarse de Irving Wallace. Yo creía que estaba olvidado.

La Palabra no fue uno de sus libros más vendidos. Tiene otros que tuvieron más ingresos. En el cine se sólo se recuerda hoy El Premio.

Lástima.

Worcester dijo...

Bueno, yo iva a decir algo sobre el código pero si no quieren desviarse del tema, no hay problema. Lamento no poderle responder a Rebelde si hay o no spoliers en Angeles y Demonios, porque no lo he leído pero le recomiendo que le pregunte a quién sí. Tampoco vaya a dejar de leer el código por eso; mejor descubrir que lo odias a no saber si te hubiera gustado.

A mí me paso lo mismo que a Patricio y sus nietas, la primera vez que lo ví ni cuenta me dí.(es verdad lo que dice rebelde) La tuve que ver de segunda y sí reparé en que algo sí que puede tener, pero sincera y lealmente, coincido de corazón con Dante: la sirenita tiene algo más de contenido (cuando el príncipe va a besar a Ariel y el cangrejo jamaiquino casi estrangula a el pájaro y encima tenemos un BESUS INTERRUPTIS porque los esbirros de úrsula lo impiden, me parece que se lleva de calle la secuencia).

El hada campanita creo que sí puede ser que tenga un poco menos de contenido sexual.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

No debemos olvidar que cada película es un reflejo de su tiempo. "Cleopatra" está realizada en 1963 y ver una mujer semidesnuda en esa época era poco frecuente. "La sirenita" es de 1989 y ver gente en top-less en las playas o besándose en público era lo normal.

Un saludo

Alstair. dijo...

Veamos, 1963...

¿1989?

mmm...

No.

No me convence.

El hada campanita es de 1953.

Y de hecho, fué un escándalo mayor: se censura la escena en que campanita se mira en un espejo y se da cuenta de que tiene la cadera grandre. Por que no era apto para menores. Cleopatra tuvo menos problemas con la censura, en esa secuencia.

Para dibujar al Capitán Garfio se tomó como modelo a Henry Brandon.
Todo el mundo dice que para dibujar a Campanita se tomo como modelo a Marilyn Monroe. Pero en realidad fue la actriz Margaret Kerry quién sirvio de inspiración para los animadores al crear este personaje.

El personaje era originalmente parte de la franquicia de Princesas de Disney, pero fue removida de este grupo y hecha el personaje principal de la franquicia de Hadas de Disney. Es mostrada en posters, relojes, puertas de dormitorio, sombreros, camisas, sombrillas, e incluso anillos y collares. Tiene su propia línea de mercancía y se ha convertido en un ícono para muchas niñas jóvenes. La versión de Disney del personaje se ha probado un disfraz popular de Halloween para mujeres jóvenes. Las Disney Fairies aparecen en una línea de libros escritos por la autora de Ella está encantada, Gail Carson Levine; y Campanilla en una característica especial de DVD en el mundo secreto de "El Valle de las Hadas".

Mucho dinero le ha dado a sus creadores.

Y nadie dice que sea un sex- symbol.

En 1963 era bastante frecuente ver al hada campanita en todos lados. Estaba más buena que una playmate, y podías hacerla aparecer DONDE FUERA, nada de "sólo reservado para mayores de 21 años".

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Alstair

Bueno, puestos a rememorar "sex-symbols" de los dibujos animados habrá que nombrar a Betty Boop en plena década de los 30 y con el código Hays recien estrenado. Ahora dicho personaje ha renacido de sus cenizas si echamos un vistazo al merchandaising que se le dedica.

Un saludo

Rodin dijo...

Es raro...yo también tuve que ver la secuencia por segunda vez, para reparar en su contenido.

Pero no estoy de acuerdo con los últimos comentarios. Ni la sirenita ni el hada campanita. Para mí el que contiene mayor contenido sexual que esta secuencia es Tarzán. (Me llamaréis machista, pero no veo porque una escena de un hombre semidesnudo tenga menos contenido sexual que una mujer semidesnuda, y que conste que yo prefiero ver a la mujer...je je je)

Es de hacer notar que las películas de Tarzán son de 1918 la primera (¿Muy lejos de 1963, verdad?) y lo han caracterizado Lex Barker en los 50 y Clin Walker que también había trabajado en la película del mayor reisman. Y Gordon Scott que había sido contratado por su fama de "bañero guaperas" al estilo del personaje de Hasselhoff, sólo que Scott lo fué en la vida real. Una especie de precursor del Schwartzenegger en los 50...

No hay nada nuevo bajo el sol.

Por cierto, ¿Scott se metió en política y fué gobernador también, o algo así? Porque me da curiosidad.

Raúl dijo...

Pues yo creo que la serie de muñequitos infantiles de He-Man tenía más contenido sexual que esa secuencia. Inexplicablemente sólo se la acusó de exceso de violencia y nada más.

(a mi no me gustaba porque tenía muy poca acción cuando la ví de niño, pero entiendo lo que dice el Mayor Reisman acerca de las hormonas; cuando fui algo mayor la veía sólo para mirar las super-curvas de las protagonistas, y a She-ra no me la perdía; me gustaba más con los calzones que usaba cuando tenía su otra personalidad que cuando se convertía en Sh-rea aunque la patada en minifalda que pegaba era un monumento al erotismo o eso me lo parecía a mis añitos de entonces)

Y digo inexplicablemente, porque lo más violento que hacía He-Man era usar las manos en vez de la espada (¿¿¿Para que porras era que la tenía si no la usaba casi nunca???) y otros dibujos como Birdman, los defensores interplanetarios y el trío galaxia tenían más acción y eran más vieja, amén de ser series americanas, no japonesas, nada de decir que otra cultura, u otras leyes sobre la televisión...

Curioso.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Bueno, esta claro que cada cual tiene sus fetiches. En cuanto a Gordon Scott, según su biografía en la wikipedia nunca se dedicó a la política.

Un saludo

Casillas dijo...

Pues a mí también me parece que el contenido "sexual" de esta secuencia tienes que verlo DOS veces para darte cuenta de dónde esta. También coincido en que Tanto He-Man como el hada campanita o la sirenita y Tarzán lo tienen tanto o más.

A la Taylor sólo la ví aquí y en Ivanhoe y me parece que estuvo mejor aquí (pero nunca me explicaré porque a la judía Rebeca le quitaban su duelo con el gran Maestre de los templarios, si es el mejor momento del personaje) no me trago que lo haya hecho tan bien como para que a nadie le parezca obra maestra esta película. Peck estuvo MUCHO mejor en Mac Arthur y nadie lo considera obra maestra. (Pero yo creo que es la mejor actuación de Peck porque se está echando la película al hombro el solito: sin buen libreto, sin otras estrellas que lo apoyen, ni nada de nada: es como el partido de tu crack favorito perdiendo, pero jugando el solito contra un once mejor que el suyo: pierde, pero te parece su mejor partido) pero no me aburrí para nada.

Y de cine bélico me gustan más las películas de caballeros andantes y de batallas navales estilo Master anc Commander.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Casillas

Esto parece que se está convirtiendo en un experimento sobre psicología. Me recuerda lo de aquel dibujo en el que puede verse simultáneamente a una vieja o a una joven. Hay gente que primero ve la joven y luego cuando se lo dicen ve la vieja y otros que les pasa lo contrario.


"Mater and Commander" ya ha sido comentada en el blog.

Un saludo

cinefilo dijo...

Bueno, es natural que todo el mundo tenga distintos puntos de vista; nunca hay dos puntos de vista iguales de una misma película. Pero creo que lo que pasa aquí es simplemente que la secuencia esta tan bien hecha que a nadie le parece que se haya usado el contenido sexual como reclamo para hacerla más llamativa. Y eso es el mérito de el director; logra construir una secuencia tan buena que las chicas hasta se le pasan por alto al espectador; en ese sentido, es muy natural que la mayoría opine que no le parece una secuencia de contenido sexual; por lo menos, no es lo que el espectador recuerda después de haberla visto.

Lógicamente, todos lo señalarán.

Sobre la actuación de Peck estoy de acuerdo en que en MacArthur estaba solo (eso puede ser una ventaja, porque nadie te quita protagonismo) sin un buen libreto, y teniendo que hacerlo todo. Pero hay dos cosas que Casillas no menciono: primero que no podía actuar a su aire, sino que tenía que imitar gestos, modo de hablar, y aspecto físco del verdadero MacArthur, y segundo que tenía la sombra de la actuación de Scott encima...sin las ventajas de dirección que este tuvo.

En ese sentido sí me parece que es su mejor actuación. No su mejor película, pero es que las dos cosas no tienen porque ser lo mismo. Allí lo tenía todo más difícil.

Comparar a la Taylor que aquí tiene diez veces más líneas que en Ivanhoe (imperdonable que a la judía Rebeca le quiten su parlamento para sustituirlo por la arenga de Juan Sin Tierra que además ni siquiera aparece en el original de Scott) no es justo; allí tenía que resaltar cada encuadre para sacar lo máximo de lo menos; aquí tiene demasiadas escenas y su problema es exactamente el contrario; no saturar la atención del espectador a fuerza de aparecer demasiado.

Pero estoy totalemtne de acuerdo con Casillas. Aunque uno no haya visto mucho a la Taylor, ni guste mucho de este tipo de cine de romanos mega-producción-con-miles-de-extras nada de eso implica que la película pueda resultar aburrida. En realidad, creo que serán muchos los que insitirán en eso. Creo que, o bien el final del comentario estaba redactado adrede por el autor precisamente para que haya mucha gente que comente la entrada, o bien es un error de apreciación que nadie que haya visto el filme pasara por alto. Y muchos lo repetirán.

Para mí, lo mejor es el trabajo de Harrison. Es curioso que las versiones de la vida de César generalmente lo presenten cuando ya estaba en consolidado en la fama, y siempre como un conquistador: en realidad, los momentos de la vida de César al comienzo de su carrero fuerno más interesantes que al final, y era más un estadista que un general, no es que haya sido un mal general, pero su mérito fué haber sido mucho mejor gobernante que Mario y menos cruel que Sila. Y eso nunca se resalta. Parecido fenómeno pasa con Alejandro y hasta con Aníbal.

Curioso.

Además de Espartaco, ¿que otra película habla de los comienzos de la actuación de César?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Cinéfilo.

Bueno, los duendes de la internet me la han jugado y han hecho desaparecer mi primera contestación. En fin, abreviaré porque era largo y no me encuentro con fuerzas para intentar reproducirlo otra vez.

Sobre el contenido erótico de la película me remito a lo que he comentado en mensajes anteriores.

Sobre Peck, me quedo con su "Ahab", su "Hombre de Boston" o su "Atticus Finch" antes que con su "MacArthur"

La película es aburrida para más de uno. Basta ver algunos comentarios publicados más arriba. A mi me parece entretenida por el tema que trata.

Coincido en que Harrison es de lo mejor que tiene la película. Si no es por el es posible que esta producción hubiera sido calificada como "bodrio" por más de uno.

Sobre el personaje histórico de César, quietando los documentales, creo que tan sólo en las producciones dedicadas a Espartaco sale "de joven". Es una pena que no se hagan películas sobre el período de Mario y Sila, pues yo también creo que es muy interesante.

Un saludo

Musico dijo...

Pues yo sí ví Angeles y demonios y no me parecio mala...si no te molestan las tramas inverosímiles y con errores. Tiene una secuencia interesante, la de Hanks con el cardenal en la fuente, y aunque riza demasiado el rizo, (sobre todo al final) vale la pena. Aunque de lejos, me recordo a Hitchock. No lo digo para debatir sobre Dan Brown, sino para indicar un punto que me parece interesante; cuando un tipo de film tiene éxito, inevitablemente tiene copistas. Algunos lo hacen muy bien (Espartaco, por ejemplo, en el caso de cine de romanos, y Roma en el caso de serie de tv más o menos inspirada en Yo Claudio) otros pocos lo superan, y muchos lo hacen peor, algunos en un digno segundo puesto, y otros en puro desastre. Sería interesante comentar porqué es que a veces sale bien y que es lo que hace la diferencia cuando sale mal. ¿Usted que opinión tiene, mayor? Generalmente los críticos se limitan a repetir como loritos el refrán de "Segundas partes fueron buenas" y... ¡Asunto resuelto! Una postura comodona que siempre me parecio muy criticable: ya que los criticos están para darle respuestas al aficionado, no para salirse por la tangente y no dar ninguna apreciación.

Por cierto, que Angeles y Demonios me pareció curiosamente parecido a un filme que creo que es español: la caja Kovak. Y me llamo la atención que no estuviera filmado en español. ¿Es frecuente que los españoles filmen en otros idiomas?

Sobre Cleopatra, yo sí que soy fánatico de la Taylor y no me parece una obra maestra, pero mi familia no es fántica de la actriz y no les parecio para nada aburrida.(Y les encanta dejarme sólo en la tele cuando una peli no les gusta) Haber, por haber, también hay muchos que consideran soporifero el cine de Fellini. Y en cualquier Blog sobrarán opiniones de "que bodrios que hacía el tipejo ese". De todos modos, es oportuno recordar que hoy día ya nadie ve este DVD por ser fánatico de Taylor: se es fánatico de la Taylor precisamente por haber visto el DVD que no es lo mismo. (Gigante no me parece su mejor papel, el que se roba el show es Dean) Ivanhoe no la ví, pero curiosamente mi mujer, que sí la vio por cable, me comento eso mismo, que era un error omitir el dialogo de la judía con el inquisidor, que era lo mejor de la historia de Scott. Lástima que no se hable de ello. Me desperto la curiosidad saber que pensarían los demás, que sí la vieron.

Muy interesante el jucio sobre la actuación de Peck en MacArthur; yo siempre creí que la mejor película de un actor es su mejor actuación, pero coincido con cinefilo en que pensandolo bien, no tiene por que ser siempre así. Mi favorito es Horizontes, pero creo que tuvo más mérito, por díficil, su trabajo en MacArthur. Sagaz observación.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Músico.

Sobre porque a veces funcionan las segundas partes y otras veces no. Pues lo cierto es que creo que si alguien lo sabe seguramente a estas alturas se ha hecho de oro. Hay segundas partes que son dignas de su primera parte como por ejemplo "Aliens" con respecto a "Alien". Otras por el contrario son un desastre como "predator-2". De todas formas hay que distinguir entre "segundas partes" y aquellas que simplemente siguen la estela de un éxito. En este último caso tendríamos a "Alejandro Magno" que siguió la estela de "Gladiator" como ejemplo de fallo, y a "300" como ejemplo de éxito.

Sobre si los españoles filmamos en otros idiomas. Hace unos años no era frecuente, pero de un tiempo a esta parte los directores de éxito como Amenabar lo hacen, y por ello otros les imitan. Es una forma de asegurarse un mercado mucho más amplio que tan sólo el hispano-parlante.

Sobre la calificación de una película o de un actor/actriz. No debemos olvidar que es un asunto de opinión personal. En el comentario yo indico que mucha genta la considera aburrida, no que yo la considere aburrida. Tampoco digo que todos los fanáticos de la Taylor deban considerar la película una obra maestra, pero si he contastado que casi todos aquellos que la definen como tal son unos fanáticos de la Taylor. En cuanto a "Ivanhoe", al parecer la Taylor dio bastantes problemas durante el rodaje (se habló de sustituirla por Deborah Kerr) y se decidió cortar algunas de sus escenas.

Un saludo

Cinefilo dijo...

Una pequeña corrección: en el final de la entrada dice usted textualmente:

"esta película sólo les parece una obra maestra a los fanáticos de la Lyz Taylor." (consultar arriba)

Nada de que:

"si he contastado que casi todos aquellos que la definen como tal son unos fanáticos de la Taylor."

La expresión "sólo les parece" es, aquí sí, literalmente
"excluir" a los que no opinan igual.

(la respuesta al comentarista anónimo merece la misma aclaración: igualmente se podría perfectamente decir:

"ES PROBABLE que los contribuyentes no disfruten pagando sus impuestos"

o afirmar:

"ES PROBABLE que los madridistas no se hayan sentido complacidos cuando el Barca le ganó al Real Madrid 6 por 2"

y luego de decir eso, encima ponerse a añadir:

"El significado de "probable" es algo muy distinto a "excluir"")

Venga, ya, si acabo así la entrada para provocar comentarios, dígalo, hombre.

De todos modos Músico ha tocado un tema que me parece muy interesante: hay actores que logran sacar adelante películas defectuosas de un modo incomprensible para quienes no sientan simpatía hacia ellos, pero mágnetica para los que sí la sienten: a mí Rebelde sin causa me parece que deja mucho que desear, pero Dean logró de algún modo convertirla en un clásico, de un modo que el que no sienta simpatía por su técnica interpretativa no entiende, (como es mi caso) pero el que sí la siente, nunca dejará de defenderla a capa y espada.

Parecido fénomeno pasa con Butch Cassidy que a mí me parece soporífera, pero los fans de Newman y Redford SE LO COMEN VIVO a uno, si les dice eso.

Personalmente, no creo que la Taylor haya llegado a ese nivel aquí: primero porque la película es mejor, ya que no depende sólo de su rol, y segundo, porque aquí sí hay fans suyos que no consideran esta película como obra maestra. Peck la supera en MacArthur en mi opinión, precisamente por la misma razón. No tenía una película tan buena a su favor, y luego, tuvo más mérito sacandola adelante.

Sobre lo de que sin Harrison "es posible que esta producción hubiera sido calificada como "bodrio" por más de uno." Estoy de acuerdo, pero lo mismo se puede decir de Patton sin Scott. Y para quién tenga el valor de someterse a la tortura correspondiente, podría decir:

Cierre los ojos con fuerza.

Imagine que Lawrence de Arabia esta protagonizada por Orlando Bloom. (Me da urticaria sólo pensarlo).

Reproduzca mentalmente las escenas de Lawrence de Arabia sin O´Toole, con Bloom a cargo.

¡Si a los 10 minutos no abre los ojos, pálido, tembloroso, y con la sencación de despertar de una pesadilla, es que tiene usted VALOR, amigo mío¡

Algún otro ejemplo se podría poner, pero ahora no se me ocurre ninguno.

Sobre Ivanhoe: recordemos que los pasajes de el rey Ricardo I con el fraile Tuck tampoco aparecen. Y es que el rey apenas aparece al final. Mientras que en la novela de Scott aparece tanto como el propio Ivanhoe. Pero a eso tampoco le encuentro explicación.

Alejandro Casona dijo...

A mí sí que se me ocurre un ejemplo mejor:

Casablanca es una buena película donde las haya.

Quitemos a Bogart.

Pongamos a Ronald Reagan.




¡¡¡Tenemos un súper-bodrio!!!



No es que los buenos actores saquen adelante una mala película, sino más bien que los malos suelen echarla a perder. A veces, incluso los buenos, la arunian, si no les dan un rol adecuado para ellos. (¿Alguien se imagina a John Wayne haciendo de Hamlet?) y también los que no son actores en lo absoluto pueden hacerlo muy bien, si el rol les cuadra. (Arnie en Terminator I por ejemplo).

Sobre Lawrence de Arabia, yo creo que entre Queen y Guiness podrían haberla medio defendido incluso con Bloom (sí: a mí también me da urticaria imaginarmelo) pero es interesante señalar que O ´Toole no era la primera opción, ni siquiera la segunda, sino la tercera. En realidad, son muchos los actores que quedan para un rol como segunda opción (o tercera) y lo hacen bien. Harrison Ford no iva a ser Indiana Jones, y Scott tampoco iva a ser Patton. Clin Eastwood tampoco iva ser harry el sucio. Y podemos seguir...

De todos modos algo sí hay de verdad en lo dicho por cinéfilo; algunos logran sacar adelante filmes malos, aunque sólo sea desde el punto de vista de sus fans, y no desde el punto de vista de los demás espectadores, pero el hecho es que lo hacen; consiguen que algunos espectadores se crean que la película es buenísima. A veces. Pero desde luego no aquí.

Taylor bien sin más. Harrison excelente. La supera tanto más cuanto que tiene menos escenas. Burton muy mal. No entiendo cómo pudo estar tan mal, venía de actuaciones muy buenas. El que más culpa tiene de todo lo que la película pierde después de la muerte de César. De todos modos, no es aburrida.

Sobre el diálogo de la judía con el inquisidor: es muy fácil. Rodarlo habría llevado muchos más minutos que el monólogo de Juan Sin Tierra, y no se habría podido filmar el duelo entre Ivanhoe y Bois-Guilbert.

Scott decepciona a sus lectores, que esperan un combate sin tregua, terminado todo en media página. Bois-Guilbert muere de un infarto cardíaco causado por la violencia de sus pasiones y no por la lanza de Ivanhe.

Pero claro, en un filme bélico el espectador espera ese duelo entre los caballeros (con el detalle de las armas diferentes: hacha contra maza y cadena, para darle más colorido y evitar el clásico duelo a espada) y como se te acabo el tiempo, tienes que eleguir; o lo uno o lo otro. Creo que mejor el duelo al final. Desde ese punto de vista me parece la elección correcta.

Y es curioso que el cine de caballerías artesanal seguía siempre ese modelo: duelo individual (breve) al comienzo, meleé de combate general(más largo)a media película, y duelo final (crucial) antes del The End. En Robin Hood de Flynn el príncipe valiente de Mason y la espada sarracena de Montalbán seguían más o menos el mismo patrón.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Cinéfilo, discusiones semánticas no, por favor. Ya he explicado más arriba lo que quería decir y no dice preciamente que todos los fanáticos de la Lyz consideran esta película una obra maestra. La frase no está puesta para provocar, es una simple opinión personal en la que algunos coinciden y otros no.

Sobre que hace a una película una obra maestra. Pues creo que muy poca gente lo sabe. Estoy convencido que nadie previó lo que significaría "Casablanca" en la historia del cine. Y en cuanto a los actores. Hay muchas más ocasiones en las que ni siquiera un buen actor levanta un desastre (ver "Inchon" con Laurence Olivier en el papel de MacArthur).

Además, como señala Alejandro, uno no sabe por donde te puede salir un actor. A mi personalmente, Orlando Bloom me parece una lata de tomate como actor, pero reconozco que hace un buen Légolas y no sabemos que ocurrirá con él en el futuro. Y también reconozco que pensé que Di Caprio no pasaría de actor de películas de bajo presupuesto y al final ha acabado haciendo buenas interpretaciones.

En cuanto al modelo que propones Alejandro, pues creo que se ajusta como un guante al guión de muchos "westerns". Creo que es un modelo muy repetido y no exclusivo de las películas de caballeros.

Un saludo

Sofocles dijo...

Arnie no iva a ser Terminator I Cameron propuso a O.J. Simpson al que consideraba un deportista de igual presencia física y mucho más conocido por el público americano que el austríaco, pero los productores le quitaron la idea de la cabeza: " Ese sujeto sólo sirve para papeles de tipo simpático; jamás vas a lograr convencer a nadie de que un tipo tan amable sea un asesino" le dijeron...

Acertadísima la observación sobre Casablanca, es curioso como la mejor película puede ser frágil y suceptible de convertirse en un bodrio simplemente con un sólo cambio. Que poco hace falta...

Tal vez el final no tuviera intención de provocar, pero ese es el efecto que le da al epectador que la haya visto: yo tampoco me aburrí para nada con la película. No he visto más de la Taylor. Y mi época favorita es la IGM pero eso sí, sólo en películas de aviones estilo barón rojo. Es curioso que no las haya en este blog. Yo creía que eran las más frecuentes de ver en el tema de la IGM. Hay una muy buena de Mason sobre la vida de Schafer un piloto alemán que creo que existió en la realidad.Y otra de Plummer y el protagonista de la Naranja Mécanica.

Me gustaría saber si se han filmado películas de la vida de Goering que hablen de su época de aviador en el circo Richtonfen.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Sófocles.

Como suele decirse, a veces la realidad supera a la ficción.

Sobre películas de la aviación de la IGM, no las hay porque aún no he tenido tiempo de comentarlas. Sobre la película que comentas se trata de "Las aguilas azules" (The Blue Max) y Mason hace de un general. El que da vida al personaje Stachel es George Peppard y se basa en una novela de Jack Hunter. No es un hecho real. Sobre Goering en su época de aviador que yo sepa sólo sale en las películas dedicadas al Barón Rojo. En cuanto al protagonista de "La Naranja Mecánica" se trata de Malcon MacDowell y participó en "La batalla de las aguilas" (Aces High) en la que también intervenía Christopher Plummer.

Un saludo

carmila dijo...

Buenas,
a mí me gustó mucho la Cleopatra de Claude Colbert. Ví la película por dos razones: porque era de Cecil B. De Mille y pensé que tenía que ser grandiosa, en plan decorados, ambientación...(y no me equivoqué), y porque salía Henry Wilcox, que siempre me ha gustado y ya había visto Las Cruzadas. Por cierto, que luego hizo, un papelito en Los Diez Mandamientos.

También me gustó Cesar y Cleopatra, con Vivien Leigh.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Carmila.

Como ya he indicado más arriba, si de Mille la hubiera realizado en color es probable que su "Cleopatra" hubiera sido la más famosa de las dos comentadas aquí. En cuanto a la de Vivien Leigh y Claude Reims, podría haber sido una gran película si la Leigh no hubiese tenido la desgracia de sufrir un aborto en medio del rodaje que afectó a su nivel interpretativo evitando que hubiese cualquier clase de química entre los protagonistas.

Un saludo

Fairbanks dijo...

Joan Collins dice en su autobiografía que había luchado duro para conseguir el papel, pero que nunca tuvo muchas esperanzas de que se lo dieran.

Poco más.

Casi en seguida pasa a contar su romance con Sydney Chaplin, y se salta a la torera el tema. Muchas páginas más adelante dice que Burton intento ligársela mientras rodaban "esposa marina" y que le dijo: "Eres novia de los millones de Hilton" lo que no deja de ser revelador...

De todos modos, dado que cuenta al fin y al cabo, la historia de su propia vida, es una fuente más "primaria".

¿De donde saco usted el dato de que fué su agente el que puso obstáculos?

Sobre lo de "provocar" es frecuente que las palabras cuenten más por lo que dan a entender que por lo que realmente dicen. Si yo digo: "Guardiola es un tipo con suerte" indigno a todo el mundo. Si yo digo: "No cabe duda que a Guardiola le ha sonreído la fortuna" no me come vivo nadie.

Yo no creo que esta actuación sea capaz de sugestionar tanto a nadie como para que todos los fans de la Taylor sobrevaloren tanto esta película. Pero creo que aburrida es de lo único que no se la puede acusar. Y son muchas las películas que tienen poca calidad pero mucho intéres. Y viceversa.

Claro, es muy lógico que quien no guste de el tinte que Taylor le da al personaje no gustara de la obra.(Y lo mismo se puede decir de lo que el viento se llevo: si no tragas a la Leigh) Pero no quiere decir ni que sea aburrida, ni que haga falta ser fan de Taylor o tener interés puramente histórico en la época para disfrutarla. En ese punto, creo que muchos dirán que el jucio crítico esta francamente errado. Cuando no que fue calculado con toda intención de provocar. Claro que esta película se encuentra un peldaño por debajo de lo que el viento se llevo. Por cierto, es curioso ver que este tipo de heroína que maneja a los hombres a su antojo es una constante del cine americano. Comparar a la Scarlett de Leigh con la Colbert es interesante...

Y a su vez, la Collins en dinastía hace el mismo tipo de papel, pero con unos años más. Y en el género romano tenemos a la Livia de Yo Claudio. Exactamente el mismo tipo de personaje, pero ya mayor en años.

Yo sí soy fan, pero de Mankiewicz y mi favorita es La Huella. Lástima de continuación que tuvo con Caine en el papel de Olivier.

Había un piloto del circo Richtofen llamado Scheaffer. Es posible que la manera en que se pronuncia en la película el nombre de Stachel pudiera inducir al error.

Un acierto señalar la "fragilidad" de Casablanca. ¡Que poco hace falta cambiar para que un clásico se convierta en un bodrio! Sería interesante debatir sobre qué es lo que haría falta cambiar para convertir un bodrio en un clásico del cine...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Fairbanks

Sobre la referencia, está en un link del texto y se trata de el libro "Este rodaje es la guerra" de Juan Tejero (por cierto, yo no digo nada de ningun agente ni de obstáculos). Ten en cuenta que "Cleopatra" empezó como un pequeño proyecto y no como una superproducción, así que me creo más la versión de Tejero que la de la Collins.

Como ya he repetido en anteriores comentarios. Hay gente a la que le parece aburrida. Y basta repasarse los comentarios para comprobarlo.

No se compara a la Scarlet de Leigh con la Colbert. Se compara a la Cleopatra interpretada por Leigh en la película "Cesar y Cleopatra".

Un saludo

Fairbanks dijo...

Bueno, hay quien dice que la autobiografía de la Collins no estaba redactada por ella misma sino por su hermana Jackie (que tenía varias obras en su haber) así que no le culpo a usted por preferir la versión de Tejero.

Veo que me he explicado mal; yo me refería a que sería interesante comparar a la Scarlett de la Leigh (el mismo tipo de personaje, la misma época de actuación y más o menos la misma técnica interpretativa) con la Cleopatra de la Colbert. Especialmente porque es un tipo de personaje no solo similar, sino también que suele aparecer de tanto en tanto en el cine.

Sobre lo de aburrida, pues desde luego cada quién tendrá su propia opinión (en un Blog puedes encontrar pésimas opiniones de películas consideradas tradicionalmente como muy buenas, y buenas opiniones de películas consideradas como malas) pero creo que no tardará usted en recibir más posts indicando que no están de acuerdo con la frase al final de la entrada.

Sobre lo de Scheaffer me gustaría saber si murio también pilotando un avion de prueba o en combate; sé que no sobrevivio a la guerra. El hermano de Richtofen, Lothar sí. También tuvo un buen récord de derribos. Pero se le distinguía del barón Rojo porque su avión llevaba una gran raya amarilla.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Fairbanks.

No veo tantas semejanzas entre el personaje de Cleopatra y el de Scarlett. Ciertamente ambas son mujeres fatales, pero en el caso de la primera, es una mujer que nace con poder y que quiere más poder. Cuando se ve derrotada prefiere morir antes que humillarse (Así muere una reina). Scarlett en cambio es una superviviente nata ( A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre). Hay otras diferencias importantes. Cleopatra solo va con hombres poderosos (César y Marco Antonio) iguales a ella. Scarlett en cambio no duda en casarse con hombres inferiores para intentar conseguir a Ashley, aunque luego se de cuenta de que quiere a Butler. En cuanto a las actrices que interpretan a ambos personajes. La Colbert le da un toque Vamp a Cleopatra, del que carece la interpretada por Leigh. Al menos esa es mi opinión.

Recuerdo que fue en la entrada de "Espartaco" en la que hablamos de la poca fiabilidad de las encuestas sobre si gusta o no una película, así que creo que el tema no da más de si.

Sobre Schäfer, aquí te dejo un link con sus victorias. Según la wikipedia, murió en combate.

Un saludo

Zizka dijo...

Sobre el contenido sexual de la secuencia. Para empezar, hay que recordar que existe contenido sexual en muchas escenas del cine, como en todo en la vida, en el baile de la cenicienta con el príncipe, hay, de hecho contenido sexual, porque nos están mostrando, precisamente, la atracción sexual entre macho y hembra que se despierta entre el príncipe y la cenicienta.

En West Side Story, pasa exactamente lo mismo. Y, como bien se ha señalado, incluso en las películas de género infantil, ocurre. En el libro de la selva I de Disney, el final de la película con la atracción que Mowgli experimenta hacia la niña y ella por él es una de las escenas de mayor contenido sexual que he visto.

Crear una historia sin absolutamente ningún contenido sexual de absolutamente ningún tipo cuesta más de lo que parece. (Además, muchos críticos afirman que hacerlo exigiría crear un mundo aberrante). En ese sentido creo que tampoco tiene más contenido sexual que Tarzán, ni mucho menos. Ahora bien; el presentar a el protagonista en paños menores es un recurso clásico de el cine de comedia, no es sólo algo que pase en Alicia en el país de las maravillas o en el comercial de Becks.

Aquí, hay que recordar también que es la intención del director, más que la escena en sí misma, lo que lo determina.

(No necesariamente la reacción de los espectadores; se dice que el melodrama fue descubierto por puro azar en la era del cine mudo; se puso un fondo musical triste en una escena cómica, y en vez de chocar, aumento las carcajadas del público, y así se empezó a trabajar con la técnica del melodrama de allí en adelante)

Zizka dijo...

(me resbalo el botón) En cuanto a la mentalidad del público en 1963: no olvidemos que El Planeta Prohibido es de 1956 y el traje de la chica era no poco espectacular. En marzo de 1952 la prensa dio a conocer la existencia de un calendario masculino en el que la estrella en ascenso, Marilyn Monroe, aparecía desnuda. No escuchó las sugerencias del estudio, que quería que desmintiera todo, y confesó que en 1949 tenía unas deudas que saldar y el calendario era la única forma de ganar dinero con rapidez, afirmando no tener nada de que avergonzarse. Los medios de comunicación se pusieron de su parte y el calendario se reeditó una y otra vez, hasta alcanzar los cuatro millones de ejemplares.
Muchas de las películas de la Monroe habían de tener un contenido sexual que aunque a menudo hoy día nos parezca bastante moderado, en su día fueron consideradas criticables. Monroe murió en 1962 y ya se había terminado por aceptar ese tipo de actuaciones. Barbarella es de 1968 y tiene mucho más contenido. (La máquina de orgasmos, el sript-tease a gravedad cero, etc.) Mientras que 1.000.000 de años antes de cristo es original de 1940 y su segunda versión de 1966. (Cierto que la versión de Raquel Welch es más conocida, y por cierto que la ropa era muy sugerente, por decir lo menos).
La parodia Casino Royale (la de David Niven, no ninguna de las versiones serias del personaje de Fleming) de 1967 y las escenas de "adiestramiento" sobre la manera de besar, por muy desternillantes que sean, pueden considerarse de contenido sexual.La Lolita de Nabokov trata precisamente de las aberraciones sexuales que James Mason quiere cometer con Sue Lyon, y lo cierto es que es ANTERIOR a Cleopatra. (1962).Con faldas y a lo loco toca el tema del travestismo y es anterior también (1959) y no es casualidad que también allí estuviera Monroe. Por cierto, que Tony Curtis tuvo que repetir tantas veces la escena del beso con ella, que dijo "Fue como besar a Hitler". (Sic) Besame Tonto es de 1964 y allí su desarrollo se ve salpicado con dosis de cinismo en la contemplación mordaz a las pautas socioculturales de la parcela más reaccionaria de la comunidad estadounidense, concretamente aquí, a sus relaciones maritales y sexuales. ¿Calificación? Comedia ligera. La más mediocre de Wider.
Belle de Jour de el español Buñuel es de 1966 y nos presenta su habitual discurso sobre el erotismo y la burguesía, conjugados en esta ocasión para difundir un ejercicio mesmerizante no exento de su habitual imaginería surrealista. Sensacional tratamiento a la temática del erotismo, al morbo y seducción por lo desconocido y lujurioso como evasión de la rutina vital; en la interacción de la "bella de día" con unos personajes a la vez que mefíticos, atrayentes, Buñuel sugiere más que enseña, provoca más que acomete, factores básicos del buen cine.


Más reveladora es la evolución de la TV. Mi bella genio es de 1965 y las vestimentas que lleva Bárbara Eden no pueden ser consideradas como "modestas" pero lo cierto es que no escandalizaron a nadie, aún ahora se la considera una serie de buen tono. El Hombre de Cipol es de 1964 y muchos de sus capítulos tienen cierto contenido sexual, aunque siempre de tipo humorístico, con lo que hoy llamaríamos tintes de parodia, si bien no eran menores que los de esta secuencia. (Y tampoco faltaban las chicas ligeritas de ropa cuando convenía a la trama)
El Batman de 1966 también tiene toques similares (¿Alguien ha olvidado los ceñidísimos vestidos de la gatubela y la batichica? ¿O lo buenas que estaban siempre las chicas de los villanos?)
Sinceramente, no creo que eso nos de ningún motivo para pensar que en 1963 Mankiewicz considerase esa secuencia como "provocativa" para el perfil de sus espectadores.

Zizka dijo...

¡Epa, se paso otra vez!

La razón por la que tantos comentaristas han indicado que no notaron un contenido sexual especialmente llamativo cuando vieron la secuencia la primera vez, o que tuvieron que verla por segunda vez para notarlo, me parece muy sencilla: la secuencia esta bien avanzada la película, cuando ya el espectador esta "metido" dentro del mundo romano antiguo, y lo que esta viendo le parece más o menos normal. Las carrozas con 4 caballos blancos, los músicos, los laureles del César, etc., por lo que se ha "acostumbrado" a ver a los hombres y mujeres en faldas muy cortitas por igual, y a la musculatura ornamental que aparece en las corazas romanas; no ve en ello ningún contenido sexual, sino simple realidad histórica recreada.

Cuando vemos a las mujeres de la época de los mosqueteros con sus faldas enormes y sus escotes y verrugas postizas, no los consideramos algo especial, sino la moda de entonces, igual que vemos normal que los escoceses toquen la gaita en falda.

La vestimenta de las chicas, a esa altura de la película en que se produce el desfile, se nos hace algo normal si la intención es impresionar al pueblo romano.

Igual que la ropa de oro de la Taylor.

El espectador va acostumbrándose a ver tales cosas como naturales en la historia que le están contando, y así, no es extraño que se le pase por alto el contenido sexual, o que de plano, diga que no lo hay.

(Creo que Mankiewicz contaba con eso también).

Ciertamente, cuando vemos a D´Artagnan batiéndose a duelo con peluca puesta, a nadie se le ocurra que eso tenga ningún contenido sexual. El espectador ha sido sumergido de tal modo en la escenografía de la época que ni lo nota.

Históricamente, es cierto que los desfiles triunfales en Roma se prestaban a excesos mucho mayores; y las Saturnalias, (antepasados de los carnavales modernos) lo demuestran. Y no eran fenómeno limitado al vulgo, basta con leer la literatura romana para darse cuenta de la inmoralidad de la época; se suele pensar que el caso de Ovidio fue el único. (Augusto lo desterró).

Pero basta con leer los versos de Persio (joven de inocencia virginal en opinión de sus contemporáneos) tan licenciosos, que a pesar de su carácter "clásico" muchos editores modernos se lo pensarían dos veces antes de publicarlos íntegros.

O los de Juvenal y Marcial para darse cuenta de que en esa época realmente se consideraban normales lo que hoy día llamaríamos excesos.

Ni hablar de las comedias griegas de Aristófanes obscenas desde el punto de vista moderno, donde muchas escenas sobrepasan el límite de lo conveniente, pero por ningún lado se ve que los espectadores griegos se consideren ofendidos o escandalizados.

Es decir, que en ese aspecto, quien investigue a fondo las costumbres romanas de la época (y la película demuestra ser correcta en líneas generales en ese sentido) comprobará que se esta retratando con razonable exactitud esas ceremonias.

(Digo razonable, porque si se hiciera al pie de la letra, entonces sí que habría que poner encuadres mucho más truculentos)

El símil con el apocalypto de Gibson me parece muy adecuado.

El espectador objetivo, con sentido crítico, no "ve" que la abundancia de los semidesnudos sea para nada un mensaje erótico, sino que "ve" simplemente una recreación histórica en la pantalla de lo que eran las civilizaciones precolombinas.

Ciertamente, creo que Gibson fue el que mas fielmente a la realidad histórica de los hechos recreo esos pueblos. Por lo menos ignoro si algún otro director lo hizo con más corrección. Pero lo dudo.

Sobre escenas de contendido sexual, yo coincido en que curiosamente, las mejores son las filmadas en películas aptas para todo público. Mi favorita personal es la canción de Jessica Rabbit (Y tienen el detalle de poner precisamente a la Boop antes de hacerla aparecer) la segunda sería el baile a lo Astaire de La Máscara, que es la única escena buena que le veo a esa película. Rivalizando (aunque suene hereje decirlo) con la secuencia de Anita Eckbert en Bocaccio 70.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los extensos comentarios Zizka.

Vuelvo a recordar que el tema sexual del desfile triunfal simplemente salió porque un comentarista dijo que no había nada. Y está claro que si lo había.

En cuanto a ver a la chica o no verla. Ya he comentado que esto se parece más a un experimento de psicología del conocimiento que a una charla de cine. Muchas veces el sexo no está en las imágenes, sino en la mente del espectador.

Sobre el contenido sexual o supuestamente sexual de otras películas. Pues para ser breve voy a utilizar las palabras de Jessica Rabbit: Yo no soy mala. Es que me han dibujado así.

Un saludo

Arthur dijo...

En El caballero Negro y El Cid la batalla esta al final, no en el medio de la película.

Y a próposito del caballero negro; es curioso el parecido de Peter Kushin con Darth Vader teniendo en cuenta que la película es muy muy anterior.¿Casualidad que Lucas lo eligiera para Star Wars? El anterior me parece muy buen comentario; demuestra que la secuencia no tiene tanto contenido sexual como simple recreación históricamente correcta cuando aquí se había pretendido lo contrario. Tanto Tarzán como He-Man tienen mucho más contenido sexual que esa secuencia desde cualquier punto de vista que se quiera ver. Sobre las costumbres en la historia: En el renacimiento era frecuente que los hombres y mujeres se bañaran juntos por igual, aunque eso es más difícil de reproducir. Quizá porque no se conocían los efectos que ello tenía sobre la digestión, también solían comer al mismo tiempo de bañarse, y sobran grabados de la época mostrandonos a hombres y mujeres de todas las edades comiendo y bañadose juntos como si tal cosa.

Es de hacer notar que la escena en la máscara del Zorro en que Banderas se baña junto con otros hombres no se considera de contenido sexual, mientras que cuando la mucama lo encuentra desnudo al salir de la cama (y el fraile la manda confesarse) sólo hace reír. ¿La calificación de la censura? Cine infantil. Verdad es que esta sí es una película mucho más posterior, pero visto lo visto, dudo mucho que esas dos escenas hubieran sido condenadas para nada en 1963. Pero me parece muy acertado señalar que una escena que puede parecer provocativa al principio de la película, ya no lo es tanto, si la pones en un momento en que el espectador se ha "acostumbrado" al ambiente de la época. En Zorba el Griego, ver a dos hombres bailando solos puede parecer chocante, pero cuando ya te han explicado que es una costumbre griega, ni lo notas. Y aplaudes el final.

Una pregunta: en El Caballero Negro la acción transcurre en Camelot, pero la batalla tiene como telón de fondo, unas torres que yo juraría que son las de la ciudad amurallada de Avila en España. ¿Se tomo como modelo la muralla española?

Arthur dijo...

Uy, Dios mío, y yo que iva a aconsejarle a Zizka que aprendiera a manejar el teclado...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Arthur.

No recuerdo haber visto la película de "El caballero negro", y su historia se parece mucho a una mezcla entre "El príncipe valiente" y "Los caballeros de la mesa redonda" (1953).

Sobre las representaciones pictóricas del Renacimiento. Ten en cuenta que muchas de ellas eran para el disfrute de los nobles, no de los plebeyos. Y generalmente los artistas solían hacer obras que gustasen al mecenas, que era el que pagaba. Puede que estuvieran tan cerca de la realidad como los cuadros en los que Maria Antonieta aparecía de linda pastorcilla.

Un saludo

Baltasr Gracián dijo...

Interesante crítica, pero no se sabe muy bien a quién va dirigida; dedica más espacio a ilustrarnos acerca de los detalles más interesantes de cómo se filmo que a darnos una apreciación de la misma. Por lo que parece más propia de una página de historia del cine, o de la historia en el cine, que de cine propiamente dicho. Es de agradecer la originalidad de eso; especialmente cuando nos da la llave para comprender la naturaleza de los errores que contiene, ya que en efecto, se nota la diferencia entre las dos mitades del filme. Sin embargo, peca de errores de apreciación. Imperdonable la equivocación de considerarla una película aburrida y peregrina la excusa de que hay que ser fánatico de la Taylor para disfrutarla.

En cambio, todo un acierto recordar la versión de la Colbert, injustamente desplazada de la memoria de la mayoría de los espectadores que la de Taylor. En mi opinión, Colbert es de lejos la mejor de todas las que se han representado el papel. Incluso por delante de Leigh.

El César de Harrison se recuerda más que el Marco Antonio de Burton, ya que desde el principo nos lo muestran con rasgos más interesantes. Celebra la victoria tras las batallas lamentandose de la muerte de tantos romanos, y se nos da a entender que lamenta recibir la cabeza de Pompeyo de manos de unos egipcios extranjeros. Tal vez esos rasgos no fueran propios rigurosamente hablando del carácter del verdadero César, pero lo cierto es que consiguen que éste conquiste al espectador con excelente economía de escenas. Y desde el principio de la película.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Baltasar.

Creo que hay innumerables trabajos y críticas sobre el aspecto cinematográfico de esta película como para añadir una más. A mi personalmente me gusta la historia y por eso suelo hacer mis comentarios desde ese punto de vista.

En cuanto a "errores de apreciación". Cualquier crítica, independientemente de su estilo, es una opinión personal con la que uno puede o no estar de acuerdo. Si vuelve a releer el párrafo final de mi comentario verá que la frase considerarla una película aburrida y peregrina la excusa de que hay que ser fánatico de la Taylor para disfrutarla si es un error de apreciación con respecto a lo que está escrito.

En cuanto a la escena en la que César se lamenta de la muerte de Pompeyo. No es un recurso dramático, es un hecho histórico recogido por Plutarco. Pero coincido contigo en que la forma en que lo interpreta Harrison es lo que hace aproximar el personaje al espectador.

Un saludo

Wilt dijo...

Plas plas plas, y eso que me creáis un problema; ya tengo demasiadas cintas difíciles de conseguir en mi lista, y ahora me añadís una más, al sumarme la Cleopatra de la Colbert. ¿Viviré lo bastante para ver todas las películas que quiero? De todos modos, no quiero perderme este DVD. Buscar duro para conseguirlo no me importa, creo que vale la pena.

Sin embargo, me uno a las reinvidcaciones, en primer lugar porque no creo que sea justo acusar a esta película de aburrida (más justo habría sido en todo caso, decir que no es una obra maestra porque peca de amarillista y populachera de un modo que la pone un escalón por debajo de Espartaco y Ben Hur, pero que la salva de caer en la somnoliencia de La Caída del Imperio Romano) ni tampoco con que tengas que ser fánatico de la Taylor o de las películas de Romanos para que te guste. Mi actriz favorita es Jodie Foster y mi género el Trhiller, y nada de eso me impide disfrutar de esta película. (entré equivocadamente al Blog por la película de Aníbal de Mature, creyendo que se refería a la de Hopkins, me gustó la página y me quedé a ver las otras entradas)La verdad es que el bélico no me llama en especial la atención, pero sí he visto buenas películas del género bélico, y creo que aquí la frase esta fuera de lugar, o puesta para provocar comentarios. Especialmente si vemos que todos dicen que Harrison esta mejor.

Por cierto, que me gustó mucho el enlace a Cine de guerra donde se menciona la actuación de Hopkins como Kelno. Me hubiera gustado mucho más leer más sobre esa serie, porque me gustó mucho. ¿Dónde puedo conseguir información en la red sobre ella?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Wilt.

Ojo, que ya indico en el comentario que a mi no me parece aburrida, pero si lees otros comentarios verás que hay gente que opina que si (y no es poca).

Sobre la serie QBVII, pues ademas de la IMDB y filmaffinity, tienes el artículo en la Wikipedia en inglés.


Un saludo

Anthor dijo...

Me da pereza leer tanto comentario, pero no creo que ningún fan de la Taylor la considere una obra maestra. Tampoco creo que nadie se haya aburrido al verla. Y me apuesto caña y ración de calamares a que no soy el primero que lo dice.

Pero esa otra película que usted menciona sí que me interesa. No la había oído mencionar jamás. Y es una lástima, porque parece que me he perdido mucho. Yo creía que la mejor Cleopatra fué Vivien Leigh.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Anthor y bienvenido, pero me debes una caña y unos calamares.

El de Billy el sanguinario (aka Alfredo Garcia) quinto comentario de los 71 publicados, la califica de Tostón. Y hay unos cuantos más, auqnue si te reconozco que son minoría dentro de todos aquellos que se han animado a escribir un comentario (lo cual creo que apoya mi afirmación de que se puede disfrutar por un determinado segmento de espectadores de perfil bastante definido).

Si no has visto la película de Cecil B. deMille y te gusta el cine en B/N de aquellos años entonces creo que la vas a disfrutar.

Un saludo

Anthor. dijo...

Bueno, creo que usted no ha leído bien: yo decía que me apostaba a:

"no creo que ningún fan de la Taylor la considere una obra maestra. Tampoco creo que nadie se haya aburrido al verla"

Y veo que hay fans que no la tienen en tan alta estima, y espectadores que no son fans, e insiten en que no se aburrieron... así que creo que la caña me la debe usted a mí.

Y por cierto, gracias por la bienvenida.

A mí no me va el cine sin ordenadores. Todos me llaman esnob por eso, pero este tipo de películas me parecen de gran pobreza visual. Ví esta por la pura curiosidad, ya que un amigo me decía que el cine artesanal había hecho grandes escenas también y me recomendo esta. Y de Roma no ví ninguna otra,(tenía entendido que Vivien lo había hecho mejor, porque, bueno, era Vivien) así que no entro en el perfil "bastante definido" del que usted habla. Pero estoy dispuesto a arriesgarme con la versión de Cecil.

Por cierto, de cine blanco y negro,sólo ví un serial de Flash Gordon viejísimo,que tenía un toque ingenuo cándido a más no poder. Lo curioso es que lo ví por la tele y tenía 13 capítulos. (Nada que ver con la película de Dalton) y hasta el día de hoy no sé si era una serie televisada como la del Zorro de Guy Williams o una película.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Anthor.

No se allí, pero en España cuando uno escribe la frase Tampoco creo que nadie se haya aburrido al verla después de un punto, implica que te refieres a todo el mundo, sin distinciones entre fans o no fans. Y yo he puesto un ejemplo de una persona que no le gusta. Luego el término "nadie" queda invalidado.

Disquisiciones gramaticales aparte y sobre el tema de los efectos digitales. Cada uno hace lo que puede con lo que tiene. Los romanos hacían virguerias con unos cuantos cantos rodados y argamasa para cementarlos, pero no podían hacer el puente colgante de San Francisco. Creo que cada cosa hay que valorarla de forma diferente. La entrada triunfal de Cleopatra es espectacular para lo que se había hecho en la época de los años 60, pero si la comparamos con lo que se hace ahora pues evidentemente en cuanto a efectos palidece. Pero no en cuanto a como está realizada, basta compararla con la entrada triunfal del final de "La amenaza fantasma" para darse cuenta de la superioridad visual de "Cleopatra" en ese aspecto concreto.

Sobre Flash Gordon, pues según la IMDB hay un par de seriales de 1936 y de 1954, ambos en blanco y negro. Alguno de esos será.

Un saludo

Anthor dijo...

Hombre, aquí, allá y en todos lados, eso es lo que quiere decir. Yo me refería a que no creía ser el primero en expresar esa opinión; no al hecho de que esta fuera compartida por TODO el mundo.

Lo que me saca de quicio con el serial de Flash Gordon, es que mi padre me decía que antes, en vez de filmar "película doña fulana de tal, parte I, y luego seguir II, III IV etc. pasaban TODOS los fines de semana en el cine un serial distinto y había que verlo semana tras semana, hasta que se acababa, algo así como una miniserie, pero en vez de ser en la tele, era en el cine, y no sé si ese serial era originalmente para el cine o para una serie de Tv como la del zorro.

Sobre el cine digital, sigo pensando que las películas viejas no le compiten, pero después de haber visto esta creo que alguna que otra sí que puede darle alguna sorpresa hasta al espectador más "digitalizado" como yo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Anthor.

Lo que tu padre vía eran seriales de cine por la sencilla razón de que no había televisión (La primera vez que hubo una emisión de televisión fue durante las olimpiadas de Berlín en 1936). Cuando surgió la televisión desaparecieron los seriales de cine simplemente porque migraron a la pequeña pantalla.

En el caso de Flash Gordon, el de 1936 es un serial originariamente hecho para el cine. El de 1954 en cambio fue producido para la tele.

Un saludo

Ipcress dijo...

Hombre, a Elizabeth Taylor yo sólo la ví aquí y en Los Picapiedra (y a Los Picapiedra los ví porque mis chicos son fánaticos de la serie) y la verdad, me parece que trabaja muy bien.

No he visto la otra versión que usted menciona, y no me parece imposible que la otra actriz que usted menciona (totalmente desconocida para mí) lo haya hecho mejor. Pero no entiendo que es lo que quiere usted decir conque la escena de su suicidio pueda amditirse como una "prueba" que Taylor no haya sido una buena cleopatra.

Que un actor A lo haya hecho mejor que otro B no me parece para nada una "prueba" de que el B haya actuado mal. Como mucho prueba que el A lo hizo mejor y nada más.

Yo, por ejemplo, creo que el mejor Hitler del cine es el menos conocido, el de la versión de Alec Guinness, y me parece inexplicable que su versión sea tan poco recordada.

Pero no voy por allí diciendo que eso sea algo admisible como "prueba" del hecho que Hopkins o Ganz no lo hayan hecho bien. Con todos mis respetos, eso me parece un colosal disparate. ¿Y de dónde saldrían entonces los fans que se supone que sí consideran esta película una obra maestra? Porque eso es un aval que apoya su interpretación, sea o no mejor que la de la otra actriz.

Para suicidios, yo me quedo con el de Charlton Heston en El Cid cuando toma la decisión junto a doña Jimena y sus fieles, de morir en combate, y sacrificarse para ganar la batalla.

La de Robert Neville en Soy Leyenda también me gusta. Pero es inferior.

También discrepo de su opinión en que esta película sea más interesante para los aficionados a la historia. Lo peor que le veo es que no aprovecha el juego de intrigas y duplicidades que se desarrolló entre Marco Antonio y Augusto para eliminar a Bruto y los suyos, cuando Antonio se casó con la hermana de Octavio, ni el papel de Cicerón (que sólo aparece en un cameo) ni el de Bruto, en la historia de Cleopatra. Mucho personaje del que se podría sacar mucho jugo desperdiciado. Lo mejor que le veo, es precisamente, que por lo menos no aburre. Y eso que esta bien por debajo de otras películas como Espartaco.

Creo que si hubieran filmado la juventud de Cleopatra y la manera en que fué derrocada del trono de Egipto, indicando como eso endureció su carácter, para luego contarnos su romance con César, y terminar con su asesinato, habría quedado muchísimo mejor. Porque lo peor me parece la manera criminal en que desaprovechan la manera de filmar la escena de la muerte de César. Daba para muchísmimo más.

Marco Antonio habría servido para un final abierto a lo GWTW.

Que grande Rex Harrison. Después de él, ¿Quién fue el segundo mejor César de el cine?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Ipcress

Más disparatado me parece decir que sólo se ha visto a la Taylor en dos películas y que una de ellas sea su pequeño papel en "Los Picapiedra". Cuando veas la escena del suicidio de la Colbert y la compares con la de la Taylor entenderás porque opino que es mejor la primera que la segunda. No sirve de nada debatir sobre algo que uno no ha visto. Tampoco estoy diciendo que la Colbert sea mejor actriz que la Taylor, sólo estoy diciendo que la Cleopatra de la Colbert es mejor que la de la Taylor.

Sobre los trabajos de la Taylor. Es una GRAN ESTRELLA pero en mi opinión sus mejores trabajos son los de los años 50, sin olvidar su Marta en "¿Quién teme a Virginia Wolf?". A partir de los años 70 entró en decadencia y sólo ha hecho interpretaciones estilo "secundaria de oro".

Una notación histórica. El Cid no se suicido ni en la historia ni en la película (¿Dónde demonios has visto eso?) sino que murió debido a unas fiebres en la ciudad de Valencia en el año 1099. En la película es herido de un flechazo y lo que pasa es que se da cuenta de que si no combate al día siguiente su ejército perderá, por lo que pide que no se le extraiga la flecha de su cuerpo. Eso es un sacrificio, no un suicidio. Lo que cuenta la leyenda es que sus fieles ocultaron la muerte a los almoravides y usaron su cadáver para una estratagema en una batalla. Lo pusieron en el caballo y lo mandaron con toda su guardia al frente como si estuviera vivo. Por eso decimos en España que "El Cid ganaba batallas hasta después de muerto" (y eso es lo que se ve en la escena final de la película). Hay historiadores que dicen que probablemente la estratagema fuera usada en realidad en alguna pequeña escaramuza pero que no se uso el cadáver, sino tan sólo su armadura.

Coincido contigo en lo interesante de las intrigas de Ciceron, Antonio, Bruto y demás, pero eso lo tienes en la serie de TV "Roma", que también ha sido comentada en el blog. ¿Por qué no sale eso en esta película? Pues por la sencilla razón de que el guión estaba basado en una obra que no recoge esos episodios (vuelve a leer el comentario sobre la película, es el párrafo que comienza con Walter Wanger). En cuanto a la escena de la muerte de César. Mankiewicz pensó que la gente tenía en la mente la secuencia de la obra "Julio César", así que para evitar repetirla lo que hizo fue representarla a través de la visión que tiene Cleopatra con la adivina. Por eso es defraudante.

¿El segundo mejor en el papel de Julio César? Ciaran Hinds en la mencionada serie "Roma"

Un saludo

PD: Saludos a Harry Palmer

Ipcress dijo...

Veamos, yo leí texualmente:

"El mejor ejemplo de que Taylor no hizo una buena Cleopatra es comparar la escena del suicido con la realizada por la Colbert."

Eso esta allá arriba y la cita de usted es clara y bien clara. Así que, nuevamente con todo respeto, no entiendo porque usted me contesta ahora que:

"Más disparatado me parece decir que sólo se ha visto a la Taylor en dos películas y que una de ellas sea su pequeño papel en "Los Picapiedra". Cuando veas la escena del suicidio de la Colbert y la compares con la de la Taylor entenderás porque opino que es mejor la primera que la segunda. No sirve de nada debatir sobre algo que uno no ha visto. Tampoco estoy diciendo que la Colbert sea mejor actriz que la Taylor, sólo estoy diciendo que la Cleopatra de la Colbert es mejor que la de la Taylor."

Si dije que sólo la había visto aquí y en Los Picapiedra, era precismamente para indicar que no soy fánatico suyo. Y comoquiera que cualquiera puede decir eso, me apoyo precisamente en que sólo la he visto dos veces, para demostrarlo. Y conste que el papel que hace en los picapiedra es pequeño, y que a los picapiedra los ví porque mis hijos eran muy aficionados a la serie. En cuanto a lo del tamaño del papel, no encuentro la relación: Karl Malden aparece relativamente poco en Patton y lo hace muy bien. Lo que yo dije era simplemente:

"no me parece imposible que la otra actriz que usted menciona (totalmente desconocida para mí) lo haya hecho mejor. Pero no entiendo que es lo que quiere usted decir conque la escena de su suicidio pueda amditirse como una "prueba" que Taylor no haya sido una buena cleopatra.

Que un actor A lo haya hecho mejor que otro B no me parece para nada una "prueba" de que el B haya actuado mal. Como mucho prueba que el A lo hizo mejor y nada más".

Lo que yo he demostrado es que el hecho de que la escena de Colbert sea mejor no quiere decir que Taylor no lo haya hecho bien en el rol. Y que no "prueba" nada. Si usted no comprendió el ejemplo que puse con Guinness y Hopkins y Ganz, se lo pondré más fácil: compare la escena del discurso de Scott al comienzo de Patton con el de el discurso de Peck en MacArthur: todo el mundo estará de acuerdo en que la escena de Scott es mucho mejor, pero nadie admitira que eso ¡PRUEBA! que Peck no lo haya hecho bien. (Y las dos películas las tiene usted comentadas en su propio blog, así que espero que este ejemplo sí que quede claro)Que yo no haya visto la otra película no cambia el hecho muy simple por lo demás, de que hablamos de PRUEBAS. Y si lee otra vez mi post verá que yo no tengo ningún motivo para dudar que la otra actriz lo haya hecho mejor; digo simplemente que eso no PRUEBA que esta interpretación no sea correcta. Vuelba a leer sus palabras y las mías, y vera que YO no estoy debatiando sobre algo que no he visto. Esto diciendo simplemente que no creo que eso PRUEBE nada.

Sobre el Cid; en la versión en español que yo ví por la TV de mi país dicen si le quitan la flecha que tiene incrustada se salbara, pero él toma la decisión de sacrificarse por su ejército y que saquen su cuerpo después de muerto al campo de batalla, para que su gente confíe en poder alcanzar la victoria. Eso es para mí un suicidio. Tal vez para usted no, y respeto su opinión. (por lo demás es una leyenda nada más) pero es mi opinión. Y me limito a exponerla.

Y sobre lo que usted dice de la historia de Roma, me remito al hecho de que la serie de ROMA fue filmada mucho después de esta película.(consulte la fecha usted mismo).

Un saludo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Ipcress

En su primer mensaje escribió: Pero no entiendo que es lo que quiere usted decir conque la escena de su suicidio pueda amditirse como una "prueba" que Taylor no haya sido una buena cleopatra. Así que entenderá que me parece disparatado que usted discuta mi opinión sin haber visto la película mencionada. Que es precisamente lo que le indico.

En el aspecto que estoy discutiendo, Peck, Guinnes y Scott no pueden ser comparados entre sí por una sencilla razón: no interpretan el mismo personaje. Claudette Colbert, Liz Taylor, Vivien Leigh, Monica Belluci, Lyndsey Marshall y un montón más si pueden ser comparadas entre sí en el aspecto de la interpretación de Cleopatra. En mi opinión la escena del suicidio de Cleopatra interpretada por la Taylor es muy floja teniendo en cuenta que es un momento crucial de la película. La escena de la Colbert en cambio es magistral, tanto que fue copiada en la serie "Roma".

Sobre el Cid, si a usted le parece un suicidio pues muy bien. Yo creo que es un sacrificio (Su decisión ayuda a los demás aunque puede causar su muerte, pero él no quiere morir). Para mí un suicidio es lo que hace Cleopatra (Ella busca morir conscientemente y ¿A quién beneficia su muerte?). También es una opinión.

Sobre "Roma", usted comentó que le habría gustado ver esas intrigas y yo sólo le indicaba que esas mismas intrigas no estaban contempladas en el guión original de "Cleopatra" y que si se recogen en otra producción, que efectivamente es posterior. Pensaba que lo que le interesaba era verlas representadas en la pantalla. No entiendo a que viene lo de le remito...

Un saludo

Ipcress dijo...

Bueno, poco a poco nos vamos entendiendo.
Sobre el cid, ya sabemos que cada quién tiene su opinión y cada uno respeta la del otro. (Aunque me pregunto si según su particular definición los kamikazes serían considerados como pilotos suicidas, pero dejémoslo así).
Sobre las intrigas de la época yo quería señalar que no me parece que un espectador tenga que estar interesado en ese período de la historia para no encontrar esa película aburrida, porque precisamente se salta a la torera demasiados hechos y personajes históricos interesantes. El espectador interesado en la historia encontrará demasiadas omisiones. Y que conste que dije también que yo no me aburrí.
Sobre lo que dije lo sigo sosteniendo: No tengo inconveniente en considerar que la otra escena a cargo de Colbert sea mejor, ni que ésta haya hecho mejor el papel. Pero no veo por donde se supone que eso “DEMUESTRE” que Taylor no lo haya hecho bien. Y para eso no necesito ver esa otra película. Porque me parecerá mejor, o igual o peor (al fin y al cabo son las únicas tres opciones posibles, y no se necesita ser una lumbrera para predecir que no hay otras) pero no por eso “probará” por ningún lado que esta actuación no haya sido buena.
Y LE REMITO a usted a leer ¡Otra Vez! Mi primer comentario en donde lo expreso con toda claridad:
“Que un actor A lo haya hecho mejor que otro B no me parece para nada una "prueba" de que el B haya actuado mal. Como mucho prueba que el A lo hizo mejor y nada más".
Y me permito recordarle que ya es la tercera vez que lo escribo.
Y en el segundo cometario lo preciso más todavía:
“Lo que yo he demostrado es que el hecho de que la escena de Colbert sea mejor no quiere decir que Taylor no lo haya hecho bien en el rol. Y que no "prueba" nada.”
Si por decir eso me van a tachar de fanático de Taylor, cuando ya dije que solo la ví en dos películas, a mí plim. Yo digo lo que veo. Y veo que la actuación de Taylor fue buena, porque tengo ojos en la cara. Y eso no me crea ningún problema para admitir que la de Colbert haya sido mejor. Pero sí para admitir que mejor, igual o peor, “pruebe” que esta no haya sido buena.
Remitir: acción de Indicar en un escrito otro que puede consultarse.
Si usted se hubiera REMITIDO a leer mi primer cometario no necesitaría haber escrito que Peck Guinness y Scott no pueden ser comparados porque no interpretan el mismo personaje. Ya que yo le puse DESDE EL PRINCIPIO como ejemplo a Guinness Hopkins y Ganz que sí hicieron el mismo personaje de Adolf Hitler. Indicando que Guinness me pareció el mejor, pero no ví que eso “probara” que Hopkins y Ganz no lo hicieran bien. Pero como eso a usted como que se le paso por alto, pues DESPUES mencione a Peck y a Scott. Porque presumí que usted no había visto Hitler los ultimos diez días ni el bunker ni el hundimiento, y preferí poner un ejemplo con películas que usted tiene comentadas. Si se hubiera usted REMITIDO a leer mi primer comentario desde el principio lo hubiera entendido.LE REMITO a que lea:” Yo, por ejemplo, creo que el mejor Hitler del cine es el menos conocido, el de la versión de Alec Guinness, y me parece inexplicable que su versión sea tan poco recordada. Pero no voy por allí diciendo que eso sea algo admisible como "prueba" del hecho que Hopkins o Ganz no lo hayan hecho bien”.Porque ya van varias veces que repito lo mismo.
PD. ¿Tiene usted algún comentario sobre Harry Palmer? Mis amigos me dicen que sí, pero no he visto ninguna de sus películas en la lista del blog.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Ipcress

Pues la verdad, si no eres un fanático de la Taylor lo disimulas muy bien, porque tu defensa de su interpretación teniendo en cuenta que sólo la has visto en esta película y en "Los Picapiedra" es encomiable. Yo es que creo que la Taylor podría haber hecho una gran Cleopatra teniendo en cuenta sus anteriores y posteriores interpretaciones (y esas si que son interpretaciones de quitarse el sombrero). Pero es que en esta película su interpretación es pasable y por lo único que destaca es por su belleza y pechonalidad. Nada más.

Sobre la interpretación de un personaje histórico. Entiendo perfectamente lo que dice de Gantz, Guinnes y Hopkins sobre su interpretación de Hitler. Por eso sigo sin entender porque defiende la interpretación de la Taylor como Cleopatra sin haber visto a las demás actrices que interpretaron dicho personaje.

Sobre Harry Plamer, es que mi comentario no está en este blog, si no en uno en el que colaboraba (hablo en pasado porque el dueño del blog lo ha dejado bastante tiempo inactivo). Quizás voy a tener que recuperar esas entradas y ponerlas en mi otro blog, pero es que nos son sobre cine de guerra.

Un saludo

Ipcress dijo...

Bueno, en mi barrio cada vez que alguien dice que C.Ronaldo es mejor que Messi le dicen: "¿Eres madridista?" o "¿No te gustan los argentinos?" Y al que dice que Messi es mejor le sueltan: "¿Eres del Barca?" o "¡Que envidia te da que el Madrid sea el mejor club del mundo!" etc. Es decir, se desvirtúa ADREDE lo que debería de ser un análisis de los dos jugadores, en una cuestión TOTALMENTE ajena al tema, yendose por las ramas, acusando facilonamente al otro de tener prejuicios. (De cualquier clase)

En primer lugar, ya perdí la cuenta de las veces que dije que no tengo problema en considerar que Colbert (O QUIEN SEA, SI ES QUE ME APURAN A ELLO) lo haya hecho mejor. Simplemente, insisto en que el hecho de que UN ACTOR (quién sea: por eso digo A y B) lo haya hecho mejor no puede admitirse como evidencia de que otro no lo haya hecho bien, simplemente prueba que el otro lo hizo mejor. (¡¡Cuarta vez dicho!!)

Y yo no ando por allí diciendole a usted: "Si no eres fánatico de la Colbert lo disimulas muy bien, porque tu defensa de su actuación, teniendo en cuenta que sólo la has visto en esta película es encomiable"

Me parece que usted NO entiende lo que dije sobre Guinness Hopkins y Ganz: si yo le digo a usted: "La prueba de que Hopkins no fue un buen Hitler es que basta compararlo con Guinness" ¿¿¿Estaría usted CIEGAMENTE de acuerdo con eso??? (Y que conste: hombre, yo creo que Hopkins fue un Hitler correcto y nada más). O "La actuación de Ganz PRUEBA que Guinness no lo hizo bien"

¿¿¿Aceptaría usted eso????

Venga, que yo estoy hablando de principios, no de personas.

Si yo digo: "la prueba de que DiStefano no fue un buen jugador es que Raúl le rompió el récord de goles con el Madrid".

¿¿¿Me va usted a dar la razón???

Supongo que no.

¿Y que me diría usted a mí si yo le respondiera: "Sigo sin entender porque defiendes a DiStefano sin haberlo visto jugar"?

No debemos trasladar nuestros sentimientos personales (No me gusta la actuación de Taylor) a lo que deben pensar los demás (la actuación de Colbert "prueba" que Taylor no lo hizo bien)

La actuación de Colbert es mérito de Colbert: ni le quita ni le da mérito a Taylor. Y viceversa. Si va a juzgar a la una o la otra, hay que hacerlo por sus propia interpretación. ¿O lo regulín-regulán que lo hizo Bellucci "prueba" entonces que Taylor lo hizo bien?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Ipcress.

Lo primero de todo: cálmese, no hace falta gritar (en la red se considera que el uso de mayúsculas es equivalente al grito). Parece que el que se lo está tomando como algo personal es usted.

Segundo. A mi me gusta opinar de lo que he visto, no de lo que no he visto. Y me gusta comparar cosas que he visto, no comparar una cosa que he visto con otra que no he visto.

Tercero, a la Colbert la he visto en muchas más películas , como "Sucedió una noche" o "Sangre en Filipinas" por decir un par (¿De dónde deduce usted que yo soy un fan de la Colbert?) y si la tengo que comparar con la Taylor, me quedo con esta última. Pero en mi opinión la Cleopatra de la Colbert es mejor que la de la Taylor. La elección de la escena del suicidio para apoyar mi afirmación es simplemente un ejemplo del conocido dicho “un botón como muestra”. Según mi opinión, si una grandísima actriz como la Taylor no igualó a una gran actriz como la Colbert en este personaje tan atractivo, lo que demuestra es que la Taylor no lo hizo bien. Lo mínimo exigible era igualarla, y no llega a ese mínimo.

Cuarto, yo he supuesto que usted es un fanático de la Taylor porque no para de usar mayúsculas y de defenderla en esta interpretación después de haber dicho que tan sólo la ha visto un par de veces. Y en este último mensaje parece que insiste en lo mismo.

Quinto. Sobre Guinnes y Gantz ¿Estamos hablando de las actrices que interpretaron a Cleopatra o de los actores que interpretaron a Hitler? Porque yo estoy en el primer supuesto ya que sobre el segundo supuesto aún no he comentado ninguna película en el blog.

Sexto. No mezclemos churras con merinas (o futbolistas con actores). La Cleopatra de la Belluci es peor que la de la Taylor, pero eso no convierte a esta última en una buena actuación. Un 2 (suspenso) es menor que un 5 (aprobado), pero esa comparación no convierte al 5 en un notable o en un sobresaliente.

Un saludo

Ipcress dijo...

Sobre las mayúsculas: su blogger.com. no admite el uso de las bastadillas; el empleo de las mayúsculas lo he usado para resaltar lo dicho anteriormente, precisamente porque dado que lo he tenido que repetir varias veces, empleo las mayúsculas para resaltarlo. Si ve mi primer post, verá que no he usado las mayúsculas. En mi segundo comentario las he empleado con el fin de precisar que no tengo nada que objetar al hecho de que Colbert lo haya hecho mejor, simplemente, no estoy de acuerdo en que la superioridad de su actuación pueda ser admisible como evidencia de que la de Taylor no haya sido correcta: la única palabra con mayúsculas es "prueba" y ha sido repetida varias veces, con la intención de resaltar que lo que cuestiono no es que Colbert lo haya hecho mejor, sino que no veo por dónde el hecho de que lo haya hecho mejor pueda ser admitido como evidencia de que eso pruebe que Taylor lo haya hecho mal.
Unicas mayúsculas del tercer post: "remitido", "después", y "desde el principio" y las he puesto así para indicar:
1. Que yo comparé desde el principio a tres actores que habían hecho el mismo papel. Ya que yo le puse "desde el principio" como ejemplo a Guinness Hopkins y Ganz que sí hicieron el mismo personaje de Adolf Hitler. Creo que esta muy claro que el uso de las mayúsculas tiene como objeto resaltar que estoy simplemente repitiendo algo que ya había escrito y que usted no había comprendido: cuando me veo obligado a repetir por segunda vez algo que ya había escrito antes, y que ha sido pasado por alto, tengo por costumbre ponerlo en mayúsculas. (Si a veces uso las mayúsculas A y B para referirme a actores, es para indicar que lo hago en modo abstracto, generalizando a cualquier tipo de actor/actriz.)
2. Para mi cuarto post, y pensado que se trataba de un malentendido, (ya van varias veces que repetía lo mismo) use las mayúsculas para:
A. Resaltar por enésima vez que no tengo inconveniente en aceptar el hecho de que Colbert lo haya hecho mejor que Taylor. Y que no es eso lo que estoy poniendo en tela de juicio. Mayúsculas usadas: "O con quien sea, si me apuran a ello" Para resaltar que ni siquiera me causa problema admitir que otra actriz distinta a Colbert también lo haya hecho mejor.
B. Que lo que yo cuestiono es que "un actor" (Quién sea, por eso digo A y B) lo haya hecho mejor no puede admitirse como evidencia de que otro no lo haya hecho bien, simplemente prueba que el otro lo hizo mejor. Mayúsculas usadas: "un actor" y "a" y "b". Si tiene usted la bondad de leerlo vera que aclaro después que ya es la cuarta vez que lo digo.
C. Complemento de lo anterior; si menciono a Guinness a Hopkins y a Ganz es como "ejemplo ilustrativo" de los errores a que aplicar un supuesto equivocado puede inducir. Si lee mi primer post verá claro y bien claro, que desde el principio indico que no se puede decir que el hecho de que Guinnes lo haya hecho mejor que Hopkins puede ser admitido como prueba de que Hopkins no lo hizo bien. Esto con la finalidad de indicar que la premisa de que decir que una actuación A evidencia que otra B no es buena, nos llevaría a un resultado erróneo. Como usted no lo entendió, lo repito. Cuarto post, ahora sí con mayúsculas: Me parece que usted NO entiende lo que dije sobre Guinness Hopkins y Ganz: si yo le digo a usted: "La prueba de que Hopkins no fue un buen Hitler es que basta compararlo con Guinness" ¿Estaría usted CIEGAMENTE de acuerdo con eso?-Y que conste: hombre, yo creo que Hopkins fue un Hitler correcto y nada más-. O "La actuación de Ganz PRUEBA que Guinness no lo hizo bien"." Mayúsculas usadas: "ciegamente" para señalar que lo que pongo es un ejemplo de los errores a los que nos lleva decir que una actuación a prueba que una b no es buena, y "no" para indicar que eso es lo que llevo repitiendo desde mi primer post y usted no ha entendido). Dado que copio y pego lo ya dicho antes, las mayúsculas son una guía para resaltar lo que yo quería decir. Copio y pego para resaltar que ya lo había dicho, literalmente, desde el principio.

Ipcress dijo...

Sobre lo de tomarlo como algo personal: Yo no he sacado por ningún lado que usted sea fanático de Colbert, precisamente he escrito (literalmente) que yo no lo acuso a usted de serlo, porque defienda su actuación. Es decir, yo considero que defender una actuación no "implica" ser fanático de nadie. Y usted me dice que si no lo soy lo disimulo muy bien, porque no paro de defender la de Taylor.

Si usted supone que insistir en que una actuación excelente no puede asumirse como evidencia del hecho de que otra no es correcta, implica siempre y automáticamente "defender a la Taylor" le pido que me haga un favor: saque la cuenta exacta de las veces que llevo dicho desde mi primer post hasta éste que no veo motivos para dudar que Colbert lo haya hecho mejor. (Por favor, no se olvide de indicarme el número concreto).

Si usted supone que "La Cleopatra de la Belluci es peor que la de la Taylor, pero eso no convierte a esta última en una buena actuación. Un 2 (suspenso) es menor que un 5 (aprobado), pero esa comparación no convierte al 5 en un notable o en un sobresaliente." Entonces...

¿Porque no considera admisible el recíproco de esta afirmación?

Un 10 de Colbert no convierte un 5 de Taylor en reprobado.

Y con, todos mis perdones; usted dice textualmente: "Taylor no hizo una buena Cleopatra". Y lo que yo quiero resaltar es precisamente eso: que una actuación excelente no puede admitirse como evidencia que otra no haya sido bien hecha. Y nuevamente debo indicar que eso (no el hecho de que concretamente la actriz Colbert o cualquier otra, lo haya hecho mejor que concretamente la actriz Taylor) es lo que llevo rato repitiendo. (Por favor, tenga la bondad de sacarme la cuenta exacta de las veces que lo he precisado).

El primero de los cuatreros Dalton dijo...

Este Blog es una mina: lees los comentarios y siempre aprendes algo. Ayer leímos todos los comentarios y nos lo pasamos bomba hablando sobre ellos. Como estudiantes de artes visuales tenemos mucha suerte de contar con el internet.

Personalmente creo que el señor Ipcress tiene más razón que un santo: yo sí que vi la escena de la muerte de Colbert (genial, por lo demás) y tampoco creo que sea válido decir que porque un actor a lo hace mejor, otro b siempre lo haya hecho mal.

Hay muchas permutaciones posibles.

Los dos pudieron haberlo hecho bien, pero uno mucho mejor que el otro.

Los dos pudieron haberlo hecho mal, pero uno muchísimo peor.

Uno pudo haberlo hecho medianamente y el otro pésimamente.

El ejemplo de Guinnes y Hopkins me parece muy válido: Quien diga que Guinness no lo hizo mejor que Hopkins esta ciego. Pero quién diga que porque Guinness lo haya hecho mejor, entonces Hopkins no lo hizo bien, va demasiado lejos.

Es admisible en disciplinas como las matemáticas o la filosofía poner un ejemplo que demuestre la falsedad de una hipótesis dada como señal de que dicha hipótesis no es admisible, ya que si lo fuera, entonces dicho ejemplo no podría haberse producido. ¿Porque habría de ser distinto en el cine?

el segundo de los cuatreros Dalton dijo...

Y ni siquiera es el único ejemplo posible: si alguien me dice que a mí que Depardieu fue mejor Cyrano que Ferrer, yo le daré la razón. Pero si alguien me dice "la prueba que Ferrer no fue un buen Cyrano es que basta comparar su actuación con la de Depardieu" yo le diré: "Vaya usted con Dios, señor mío; le doy toda la razón cuando dice que Depardieu fue mejor, y mucho mejor Cyrano que Ferrer, pero no aceptaré en silencio jamás que eso pruebe que Ferrer no haya sido un buen Cyrano". Y para decir eso no tengo ninguna necesidad de ser un fanático de Ferrer.

O si alguien me dice que porque Olivier fue mejor Enrique V que Brannagh eso demuestra que Brannagh no lo hizo bien, entonces le responderé lo mismo. Y no he tenido la fortuna de ver a Olivier todavía, pero me basta con haber visto a Braganth para saber que por muy bien que Olivier lo haya superado, no por eso Braganth lo hizo mal. Eso tampoco tiene porque convertirme en fanático de Brannagh.

O que alguien diga que porque Ledger lo hizo muy bien, eso prueba que Nicholson no fue un buen Joker. Y no por negarme a aceptar eso tengo que ser necesariamente un fanático de Nicholson.

Lo que no me explico es porque al Mayor le cuesta tanto aceptar el ejemplo de Guinnes y Hopkins. La primera vez que lo lee, simplemente lo ignora olímpicamente, como si no hubiera sido escrito. La segunda vez pretexta de que Peck Scott y Guinness no hicieron el mismo personaje, cuando desde el principio le habían mencionado a actores que sí que lo hicieron. La tercera vez dice que comprende lo que el señor Ipcress quiere decir, pero no entiende porque defiende tanto a la Taylor, cuando el ejemplo precisamente lo que pretende es, no defender a la Taylor, sino simplemente indicar la falsedad de la premisa de que porque Colbert lo haya hecho mejor (Y yo creo que esta 100 codos por encima de la Taylor, porque sí la vi) eso sea admisible como prueba de que Taylor no lo hizo bien. Y la cuarta vez pregunta de qué película estamos hablando. Jamás intenta refutar el ejemplo, con argumentos, (de cualquier clase) y jamás da su brazo a torcer, reconociendo que, efectivamente, el ejemplo lo único que demuestra es lo ilógico de considerar mala una actuación sólo porque otra la supera. Y eso me extraña mucho, porque yo, aunque comento relativamente poco, leo mucho este blog, y es la primera vez que lo veo actuar así.

El tercero de los cuatreros Dalton dijo...

Además incurre en doble contradicción: primero dice que Taylor no lo hizo bien. Luego le da un aprobado comparándola con Bellucci. (Si no hizo bien, no puede recibir un aprobado) y luego remata diciendo que el suspenso de Bellucci no convierte el aprobado de Taylor en sobresaliente. Es decir, esta muy mal decir que el suspenso de Bellucci convierte el aprobado de Taylor en sobresaliente, pero esta muy bien decir que la matrícula de honor de Colbert sí que convierte un aprobado en suspenso para Taylor. Cuando la pregunta se la hicieron precisamente para demostrar que es exactamente tan equivocado decir una cosa como la otra. Y eso no pasa sólo en el cine, sino en todo en la vida.

Si mi novia es bonita pero la de Pérez esta más buena, eso no hace fea la mía, sólo indica que la de Pérez esta más buena.

Si Pedro saca mejores notas que yo eso no hace que el profesor a mí me quite ni me dé puntos, sólo le da a Pedro mejores notas que yo.

Si mi Bill Gates tiene más dinero que yo, eso a mí ni me quita ni me da un centavo, sólo hace que Bill Gates sea más rico que yo. ¿Son pobres entonces todos aquellos que no tienen tanto dinero como Bill Gates?

Si Raúl hace más goles que DiStéfano eso no le quita ningún gol a DiStéfano. Raúl es Raúl y DiStéfano es DiStéfano.

No entiendo lo de mezclar churras con merinas o futbolistas con actores.

Si se discutiera que Colbert fue mejor Cleopatra, (¡Que herejía, por Dios; yo creo que esta no 100 ni 200 sino 300 codos por encima, porque también la vi!) tendría sentido, pero es que no es eso lo que se discute.

El cuarto de los cuatreros Dalton dijo...

Bueno, yo sí que saqué la cuenta; y son 11 las veces que Mr. Ipcress dice que no tiene inconveniente en considerar mejor la actuación de Colbert, sin ni siquiera haberla visto. Eso demuestra que el Mayor tiene razón:

Si se trata de un fanático de Taylor, no cabe duda que lo disimula muy, pero que muy bien.

Con lo fácil que es conseguir un DVD hoy día, yo creo que si no ha visto más que dos películas de Taylor es simplemente porque no ha querido ver más filmes suyos. (Me parece la explicación más lógica)

No entiendo porque esa insistencia en considerar a priori como un fanático de esa actriz a todo aquél que simplemente considere equivocado decir que la superioridad de Colbert demuestre que no haya sido buena esta interpretación. (Yo también vi la versión de Colbert y la considero superior. Y por cierto que no estoy de acuerdo en que Taylor sea una grandísima actriz y Colbert una gran actriz: yo invertiría los términos, pero eso una opinión personal). Efectivamente me parece válido decir que a un actor hay que juzgarlo por la manera en que él interpreta un papel en su propia película; no por la manera en que otro actor lo hace en otra película distinta. Se puede comparar sólo para juzgar quién de los dos es mejor. Eso es otra cosa muy distinta. Y no hay que ser fanático de uno u otro para coincidir sobre este punto.

Hay una manera de comprobarlo: Seguir el sabio consejo del fantasma de Sinatra y rectificar la frase. Si en vez de decir "El mejor ejemplo de que Taylor no fue una buena Cleopatra es comparar la escena de su suicidio con la realizada por Colbert" se rectifica por: "El mejor ejemplo de hasta que punto la actuación de Colbert es mejor que la de Taylor es comparar la escena de su muerte con la de Taylor"

Estoy seguro que Mr. Ipcress es tan incorregible e intransigentemente fanático de la Taylor como para aceptar sin reservas esta corrección sin ni siquiera necesitar ver la actuación de Colbert.

Ipcress dijo...

Loado sea Dios, por fin alguien me entiende.

Efectivamente si se siguiera el consejo de no-sé-quién, y se cambiara la frase "El mejor ejemplo de que Taylor no fue una buena Cleopatra es comparar la escena de su suicidio con la realizada por Colbert" por: "El mejor ejemplo de hasta que punto la actuación de Colbert es mejor que la de Taylor es comparar la escena de su muerte con la de Taylor" yo, que soy tan fanático de la Taylor, yo, que soy tan incorregiblemente intransigente, yo no pondría ninguna objeción…sin necesidad de tener que haber visto esa película primero.

Y debo felicitar al señor Dalton por su sagacidad: efectivamente, si no he visto más películas de Elizabeth Taylor es, precisamente porque soy tan fanático suyo que no me he tomado la molestia de verla más que en dos películas en toda mi vida. (Y la segunda para darles un gusto a mis hijitos, que eran los que querían verla, no yo. Y para mayor inri, querían verla porque eran fanáticos de los picapiedra, no de Taylor).

Y efectivamente, lo que yo cuestionaba era el “principio” de considerar malo a un actor a solamente por no haber conseguido hacerlo mejor que un actor b. Lo que realmente nos llevaría a la obligación de considerar entonces que José Ferrer no fue un buen Cyrano, que Jack Nicholson no fue un buen Joker, que Kenneth Brannagh no fue un buen Enrique V y que Hopkins no fue un buen Hitler. (Que incorregiblemente fanático de mi parte decir tal cosa).

Lo que sí que me gustaría que el Mayor me explicara son dos cosas:

I. ¿Considera usted que porque Anthony Hopkins no pudo igualar la actuación de Alec Guinnes entonces Hopkins no lo hizo bien? De ser así, por favor indique en que razonamiento se basa usted para afirmar tal cosa.

II. ¿Considera usted que la frase “Que un actor A lo haya hecho mejor que otro B no "prueba" de que el B haya actuado mal. Como mucho prueba que el A lo hizo mejor y nada más.” Es errónea? De ser así, tenga la bondad de indicar en que argumento se apoya usted para considerarla equivocada.

Le he hecho dos preguntas muy concretas.

Por favor, déme dos respuestas muy concretas: una para cada preguta.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Ipcress, aclarado lo de las mayúsculas. Si se puede escribir en bastardilla o cursiva. Si lee la parte de abajo de esta ventanita verá un aviso de uso de código HTML. Lo único que tiene que hacer es abrir el código de bastardilla, poner el texto y luego cerrarlo. Lo voy a escribir con comillas para que no se active. Basta que lo escriba sin comillas para activarlo. El siguiente abre el código: "<"i">". Para cerrarlo es el que sigue: "<"/"i">".

Sobre la Taylor y la Colbert. Esto ya es un círculo vicioso. Voy a hacer un último esfuerzo pero si esto ya no lo entiende lo dejaré por imposible.


¿Es usted mejicano? Veamos si entiende este ejemplo. Yo pruebo por primera vez el mole poblano en un supermercado y me parece muy bueno. Luego usted me invita a su casa para probar el mole que hace su madre y me parece que es excelente. Después me invita a un buen restaurante y pido mole poblano. Es muy caro, pero espero que sea una maravilla. Resulta que lo pruebo y está bueno, pero me parece inferior al del supermercado, aunque el precio que estoy pagando es altísimo. Me sentiría timado.

Bueno, pues si a usted le pareció muy buena la actuación de la Taylor (Esta última calificación la ha escrito usted) y sólo la ha visto en esta película y en otra, y aún no la ha visto en "¿Quién teme a Virginia Wolf?" o en "La gata sobre el tejado de Zinc" le tengo que decir que lo que le han dado a probar es mole del restaurante.

Espero que este ejemplo lo haya entendio el primer Dalton. La Taylor actúa muy por debajo de sus posibilidades en "Cleopatra", por eso creo que es una mala interpretación. E insisto, la escena del suicidio es el botón como muestra.

Sobre Filosofía, Matemáticas y Cine. Los dos únicos axiomas válidos es que sobre gustos no hay nada escrito y que para gustos los colores.

Segundo Dalton, es que ya he dicho antes que estamos hablando de la interpretación de Cleopatra, no de la interpretación de Hitler. Cuando Ipcress sacó el ejemplo lo entendí, pero lo consideré una pregunta retórica para apoyar su argumentación. No que era una pregunta para ser respondida (ahora viendo su último mensaje está claro que busca una respuesta).

Tercer Dalton, también espero que haya entendido el ejemplo de arriba. De la Taylor yo esperaba un 7 como mínimo, no un 5. ¿Entiende por qué digo que no lo hizo bien?

Gracias Cuarto Dalton. Probablemente esa redacción de la frase habría levantado menos ampollas. La voy a incluir en el comentario.

Y para finalizar las respuestas a las preguntas de Ipcress.

1.- En mi opinión, Guinnes es mucho mejor actor que Hopkins, luego la pregunta no tiene el mismo sentido que con la Colbert y la Taylor. Guinnes hizo lo que se esperaba de él. De Hopkins yo hubiera esperado una interpetación algo mejor.

2.- Ya he contestado más arriba.

Un saludo

Ipcress dijo...

Creo que ya empiezo a entender su punto de vista. Corríjame si me equivoco: usted parte de la presupocisión de que Taylor es mejor actriz que Colbert y que por eso es un fracaso que no la haya por lo menos igualado, ya que esta actuación le parece a usted muy por debajo de las posibilidades que usted considera que tiene. Algo así como los brasileños que consideran que todo lo que no sea ganar el mundial esta mal para ellos, mientras que los alemanes se enorgullecen de las finales que su selección ha conseguido, aunque no las hayan ganado todas ni mucho menos.

Bueno, para quién acepte como válida esa premisa preestablecida, el razonamiento en sí mismo es inatacable. Comoquiera que lo único discutible es si esta justificada o no, y como yo no he visto la filmografía de ninguna de las dos, aquí sí que sería ilógico de mi parte opinar.

Sobre lo del restaurante, es válido precisamente si se hace la corrección que sugiere Mr. Dalton, porque según ese ejemplo:

"Resulta que lo pruebo "¡¡¡y está bueno!!!", pero me parece inferior al del supermercado, aunque el precio que estoy pagando es altísimo. Me sentiría timado".

(las comillas y los signos de interrogación son míos; sobre la frase "esta bueno" debo decir que Esta última calificación la ha escrito usted).

De todos modos, voy a permitirme una observación, a título simplemente de tal, es decir, no para demostrar la validez de mi punto de vista personal, sino, simplemente, para que usted reflexione sobre ella:

Si un espectador considera espontáneamente sin haber visto primero otra actuación de ninguna de las dos, que esta interpretación es buena, quiere decir que sólo al que llegue con expectativas preestablecidas de antemano le parecerá que no lo fué: el espectador no contaniminado previamente por ellas no considerará mal hecho este papel, si lo juzga con espontaneidad.

Difiero de la estimación que usted tiene de Guinness con respecto a Hopkins: yo los considero parejos. (Y, aquí sí, lo digo con todo el conocimiento de causa, porque colecciono las actuaciones de cada uno) pero si para usted no existen más axiomas que para gustos los colores, entonces no tiene caso argumentar: no aceptará usted ningún argumento. Sobre la segunda respuesta, lo mismo; hay que considerar previamente como superior a uno de los dos actores para que esa contestación tenga sentido; y eso es indemostrable cuando se abandonan los parámetros que vayan más allá de el gusto individual. Una vez aceptado eso, no hay contradicción. O si la hay, yo no la veo. Simplemente se podrá estar de acuerdo o no con esa opinión. Pero a mí me no me parece inconsecuente consigo misma. Para nada.

Bueno, de todos modos lo hemos pasado muy bien. Y realmente me parece que ha valido la pena.

Bueno, y ya que estamos en esto, ¿Que le parecería si ahora me indica si los Kamikazes le parecen a usted "pilotos suicidas"? (Al fin y al cabo, se están sacrificando, y se supone que su muerte beneficia a su país ¿No?)

Oh, Detestaría tener que aburrirme...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Ipcress, pero después de leerlo no se si me está tomando el pelo o es que no lee bien las cosas de los demás.

Vuelva a leerse su primer párrafo, el que empieza con Creo que ya empiezo a entender su punto de vista y ahora vaya unos cuantos comentarios más arriba y leasé mi primera contestación a usted, los dos primeros párrafos. Ahí está descrito mi punto de vista. Si lo hubiera leído detenidamente nos hubieramos ahorrado unos cuantos comentarios.

Sobre suicidios/sacrificios y opiniones varias. Quevedo dijo una vez: En este mundo traidor nada es verdad y es mentira, todo depende del cristal con que se mira. Pues eso.

Un saludo

Ipcress dijo...

No, hombre, no, ninuguna tomadura de pelo. Efectivamente yo leí:

"Más disparatado me parece decir que sólo se ha visto a la Taylor en dos películas y que una de ellas sea su pequeño papel en "Los Picapiedra". Cuando veas la escena del suicidio de la Colbert y la compares con la de la Taylor entenderás porque opino que es mejor la primera que la segunda. No sirve de nada debatir sobre algo que uno no ha visto. Tampoco estoy diciendo que la Colbert sea mejor actriz que la Taylor, sólo estoy diciendo que la Cleopatra de la Colbert es mejor que la de la Taylor.

Sobre los trabajos de la Taylor. Es una GRAN ESTRELLA pero en mi opinión sus mejores trabajos son los de los años 50, sin olvidar su Marta en "¿Quién teme a Virginia Wolf?". A partir de los años 70 entró en decadencia y sólo ha hecho interpretaciones estilo "secundaria de oro".

No leí por ningún lado: "Yo considero que en el caso concreto en que un actor A es mejor que otro actor B, y el A interpreta un papel detrminado peor que el B, entonces sí es legítimo considerar que el A no hizo bien ese papel, porque lo mínimo que se debía esperar de él era igualarlo."

Por lo demás, si usted hubiera respondido desde el principio mi observación sobre Guinness y Hopkins en vez de considerarla como una pregunta retórica, ciertamente que también nos habríamos evitado comentarios: indicando que porque para usted Hopkins es inferior a Guinness no se podía aplicar entonces que era un fracaso para Hopkins no haber podido igualar a Guinnes.

Usted pensó equivocadamente que yo defendía a la Taylor, cuando yo atacaba la supocisión de que la superioridad de un actor sobre otro en un rol dado, implicaba siempre e inevitablemente en todos los casos que el superado no lo hubiera hecho bien. En vez de demostrar simplemente que el superior lo hubiera hecho mejor.

Cosa que usted no entendió a pesar de las veces que la repetí.

Los Dalton no necesitaron ningún esfuerzo para comprender que eso podía extenderse a el caso de Ferrer Nicholson y otros, es decir, que era algo que en realidad no tenía que ver con Colbert y Taylor: Era un principio general.

Major Reisman dijo...

Desisto

Ipcress dijo...

Bueno, coincido con usted en que si nuestras mentes siguen líneas de lógica diferentes, no tiene caso eternizarse. Pero no quisiera que nos despideramos en malos términos. Sea cual sea la opinión que usted tenga de mí, debo decir que admiro su conocimiento del cine, su laboriosidad y seriedad en el excelente blog que ha construido, y, por encima de todo, que ha sido un gran placer para mí haber tenido el honor de debatir con usted. No quisiera que por el infortunado malentendido de las mayúsuclas crea usted que no ha sido una muy grata experiencia para mí.

En realidad, yo he ganado mucho más que usted, ya que tengo una lista de buenas películas que visionar en el futuro y realmente he vivido una experiencia muy enriquecedora.

Sería imperdonable de mi parte despedirme sin un afectuoso saludo a los Dalton, que me han parecido visitantes asiduos a este gran blgo.

Muy atentanmente.

Ipcress.

Macarena dijo...

Bueno, si a todo aquel que discrepe de la opinión de que la Taylor no lo hizo bien se le va a aplicar esa sentencia de la Corte Suprema: “Eres Un Fanático De La Taylor” sin apelación ni atenuante alguno, es evidente que esta entrada se va a llenar de fanáticos de la Taylor.

Yo tuve la suerte de disfrutar de la excelente actuación de Colbert en vídeo precisamente por un amigo que me la recomendó. Y ciertamente la considero muy superior, y no sólo en la escena de la muerte, sino en muchas otras.

Y también vi a Elizabeth en La Gata Sobre el Tejado de Zinc y en Gigante, (esta última no me impresiono mucho: su monólogo al final, que debía explicar el título de la película, no me convenció: Creo que Rock Hudson lo hubiera recitado mejor, pero claro, su personaje estaba derrotado y no podía decirlo) y también coincido en que son mejores, pero nada de eso me hace pensar que sea justo decir que porque otra actriz hizo mejor el mismo papel y la propia Taylor tenga mejores interpretaciones, este justificado decir que el trabajo aquí no este bien hecho. Se me antoja una afirmación ilógica.

Yo también creo que a una interpretación hay que juzgarla por sí misma; no por la manera en que otra actriz la ha hecho en otra película, ni por los demás papeles que la misma actriz ha hecho en otros roles. Y me parece de simple sentido común pensar así.

Ahora, en cuanto a la estimación de la Taylor comparada con la Colbert, yo creo que Colbert es mejor actriz: Taylor se hecho demasiado a perder con los papeles que hizo después de este, y le pudo demasiado su plan de diva y sus ganas de ganar dinero fácil sin esforzarse, lo que le hizo perder muchísimo a el espectador que veía sus películas: en cambio Colbert siempre respetó más a su público, supo demostrar más mística profesional que Taylor en su empeño en darles siempre un trabajo bien hecho, y eso, a mi juicio vale mucho.

Pero la decadencia de Taylor empezó después y no a partir de esta película. Es injusto, y mucho, atacar esta actuación: para papeles mal hechos, le sobran, (demasiado) los que hizo después.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Macarena, pero me confirmas una cosa. Si la gente se leyese las cosas con atención se pensaría las respuestas antes de escribirlas.

En el comentario inicial pone: El resultado es que esta película sólo les parece una obra maestra a los fanáticos de la Lyz Taylor. No se dice nada de que aquellos que discrepen con mi opinión son fanáticos de la Taylor. Por favor, no pongas en mi teclado palabras que no he escrito.

Por cierto ¿A tí te parece "Cleopatra" (1963) una obra maestra? Si la respuesta es "no", ¿por qué te sientes aludida como "fanática"?.

Un poco más arriba en el mismo párrafo del comentario también pone los siguiente: Lo malo es que se nota mucho que no interpretaban, sobreactuaban. Si a tí te parece lógico que una actriz del calibre de la Taylor sobreactúe me parece muy bien. A mí no me lo parece. Lo lógico es que una gran actriz lo haga bien. Lo ilógico es esperar que una gran actriz lo haga mal. También me parece lógico que se comparen dos cosas o aspectos. Yo hago la comparación con la Colbert porque para mí no es mejor actriz que la Taylor (es una opinión personal), y en buena lógica esperaba una mejor interpretación de la Taylor, o a lo sumo, de la misma calidad.

En su lugar me encuentro con una sobreactuación y por eso digo que el trabajo de la Taylor en Cleopatra está mal hecho. No digo que porque otra actriz hizo mejor el mismo papel y la propia Taylor tenga mejores interpretaciones, este justificado decir que el trabajo aquí no este bien hecho.. Esa explicación está dada posteriormente para hacerme entender por Ipcress, otro que también mostraba no leerse bien los mensajes.

Sobre juzgar la interpretación por si misma. Lo que es de sentido común es leerse bien lo que escriben los demás antes de criticar. En el comentario yo juzgo que sobreactúa y luego comparo con algo que está bien hecho. No al revés. Por cierto, la "Cleopatra" de la Taylor la vi antes que la de la Colbert, y ni siquiera entonces me gustó.

Que la Colbert te parece mejor que la Taylor me parece muy bien (no comparto la opinión) y coincido en que la última se echó a perder con su divismo. Pero la Taylor ha conseguido convertirse en un icono viviente mientras que la Colbert sólo es conocida por aquellos que nos gusta el cine.

En cuanto a la decadencia de la Taylor, efectivamente comenzó bastante después de esta película. Ya lo he indicado en varios comentarios anteriores, así que no hacía falta recalcarlo.

Un saludo

Alejandra dijo...

@ Macarena.

Me parece muy interesante tu excelente análisis. Quisiera, con perdón, tomarme la libertad de añadir algunos puntos:

En Gigante sólo lo hace realmente bien, cuando le dice a Rock Hudson que no tiene porqué mandarla callar sólo porque las mujeres no deben hablar de política. (Y si te fijas bien, verás que el verdadero efecto dramático de la escena lo crea Rock al volverse hacia ella con esa cara de “le va a caer a golpes a su mujer delante de todos sus amigos”) y claro, también en alguna otra escena que tiene con James Dean, (la escena en que este llega bañado en petróleo a la mansión es de aúpa) pero en el fondo, es una secundaria, que causa buena impresión y poco más. En La Gata en cambio, es la protagonista: pero el mérito es de Brooks que le dio diálogos excelentes a una interminable sucesión de monólogos haciendo la historia más dinámica. (Tennesse Williams era pesadísimo con los monólogos; eso le daba buenas críticas, mayor implicación psicológica con el personaje, y demás sofismas, pero es uno de los dramaturgos más aburridos que he visto. Pero claro, como hacía teatro de crítica social, relevando la “otra cara” de la sociedad americana, lejos de la fuerza, el poder y la riqueza que constituyen la imagen tradicional de los EUA, pues puros aplausos, sin que nadie le echara en cara su abuso del monólogo) A una actriz hay que juzgarla según las líneas que tiene en cada film. Y en La Gata tenía las mejores. Es lógico que destacara. Aquí no le veo nada de malo, en sí mismo. No creo que porque no pudiera con Colbert tenga que concluirse que lo hizo mal. Es que Colbert es mucha Colbert: su versión esta muy bien construida. Tampoco creo que al espectador que la haya visto en otros filmes tenga que parecerle mal aquí. Lo de juzgar a cada actor con independencia para poder diagnosticar me parece muy acertado. Y no esta bien considerar fanático de la Taylor a todo aquél que simplemente no le parezca mala esta actuación. Difiero, sin embargo de tu punto de vista sobre lo que dices de la mística de Colbert: le tocó vivir en una época en que el cine todavía no daba los beneficios astronómicos que en la de Taylor, quién sabe si ganando un millón de dólares por película no habría sucumbido también a la tentación del dinero fácil. (De todos modos ya nunca se sabrá) Para mí Taylor no debe ser considerada inferior actriz a Colbert por su divismo (tantas buenas actrices lo tienen) sino porque sus peores actuaciones vinieron después de las mejores; fue de más a menos, y demostró que sabiendo actuar, no quiso volver a hacerlo en serio. Si hubiera hecho los mismos papelazos al principio de su carrera y las mismas cátedras de actuación al final, uno diría: “Bueno, al final de cuentas, logró aprender”. Pero es que lo hizo al revés: y eso es lo que la hace inferior a Colbert como actriz en sentido general; que se olvidó de su público y de hacer bien las cosas.

Ese fue su pecado.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Alejandra.

Por alusiones, en esta película Lyz Taylor es la que mejores líneas tiene (toda la película gravita en torno a ella)y sin embargo no consigue levantarla. Es el único personaje del trío que es protagonista en las dos partes de la película. Al menos esa es mi opinión.

Liz Taylor tuvo después de "Cleopatra" una gran interpretación en "¿Quién teme a Virginia Wolf?" que demostró que era una estrella con mayúsculas. Pero tienes toda la razón en que el divismo la pudo y malogró el resto de su carrera.

Un saludo

Cristina dijo...

Pues hijo, si nos ponemos a ello, el aplicar la manera de razonar que proponías nos obligaría a llegar a la conclusión de que no fue sólo Elizabeth Taylor. Vivien Leigh tampoco lo habría hecho bien entonces, ya que también tiene actuaciones mejores que su papel de Cleopatra, y tampoco pudo superar a la Colbert. Luego, en estricta lógica (siempre siguiendo ese mismo curioso principio) tampoco ella lo hizo bien.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Cristina (lo primero guardar las formas y las buenas maneras)

Y como lo cortés no quita lo valiente. Pues hija, vuelvo a decir que hay que leerse lo que escriben las personas. Si te hubieras tomado la molestía de leer lo que se ha comentado aquí (yo lo he hecho) encontrarías que ya hemos hablado de la Cleopatra de Leigh.

Un saludo

Macarena dijo...

1. Lea el antepenúltimo comentario del pobre señor Ipcress: "Creo que ya empiezo a entender su punto de vista. Corríjame si me equivoco: usted parte de la presupocisión de que Taylor es mejor actriz que Colbert y que por eso es un fracaso que no la haya por lo menos igualado, ya que esta actuación le parece a usted muy por debajo de las posibilidades que usted considera que tiene."

Lea lo que dice usted a mí:"Yo hago la comparación con la Colbert porque para mí no es mejor actriz que la Taylor (es una opinión personal), y en buena lógica esperaba una mejor interpretación de la Taylor, o a lo sumo, de la misma calidad."

Ahora lea la respuesta que le da usted a Ipcress: “no se si me está tomando el pelo o es que no lee bien las cosas de los demás."

¿Querría tener usted la bondad de explicarme dónde esta la diferencia entre lo que dice él y lo que me responde usted a mí?


2. ¿Porque no decirle simplemente: "Yo hago la comparación con la Colbert porque para mí no es mejor actriz que la Taylor (es una opinión personal), y en buena lógica esperaba una mejor interpretación de la Taylor, o a lo sumo, de la misma calidad."? Entonces hubiera cerrado todo el debate.

Y eso es precisamente lo que le dice luego a usted, que el debate se prolongo porque:

"No leí por ningún lado: "Yo considero que en el caso concreto en que un actor A es mejor que otro actor B, y el A interpreta un papel detrminado peor que el B, entonces sí es legítimo considerar que el A no hizo bien ese papel, porque lo mínimo que se debía esperar de él era igualarlo."

¿Cuál es la respuesta de usted?

"Desisto".

A mí me parece muy claro que si usted deseaba hacerse entender hubiera debido simplemente decir desde el principio que usted consideraba mala esta actuación porque sobreactuaba en muchas escenas. Eso lo hubiera dejado todo bien claro desde el principio. Si a usted le parece mala porque considera que sobreactúa, pues muy bien. ¿Que le costaba decirlo desde el principio? ¿Y que diferencia hay entre lo que escribe Ipcress y lo que me dice usted a mí? Porque no entiendo porque entonces usted dice: "Desisto" si no es porque usted considera que lo que dice Ipcress esta mal. Y además se pregunta si le están tomando a usted el pelo. Y eso no es leer mal: las palabras están allí.

Quisiera que tuviera usted la amabilidad de responder 3 preguntas:

a. ¿Que diferencia hay entre lo que dice él (que usted considera tomadura de pelo) y lo que usted me dice a mí?

b. ¿Porque no dijo desde el principio que usted consideraba mala la actuación porque sobreactuaba, si quería darse a entender?

c. ¿Si usted dice que sospecha que le están tomando el pelo, y desiste simplemente a continuar la conversación: porque ahora me dice a mí algo tan curiosamente parecido a lo que escribió él?

Macarena dijo...

3. Por favor vuelva a leer mi post. ¿Tendría la bondad de indicarme dónde digo que considero esta película como una obra maestra? ¿En donde dice que yo me sienta aludida como fanática? Porque me resultaría muy penoso descubrir en usted el defecto de poner palabras que yo no he teclado.

Simplemente no me parece bien que en cuanto aparece el primer tipo que habla algo (lo que sea) en favor de Taylor reciba flores como "Pues la verdad, si no eres un fanático de la Taylor lo disimulas muy bien, porque tu defensa de su interpretación teniendo en cuenta que sólo la has visto en esta película y en "Los Picapiedra" es encomiable."

A mí me parece que alguien que sólo ha visto 2 filmes suyos, mal puede considerarse fanático de la Taylor. (Especialmente si encima dice que no tiene inconveniente en considerar que "Su-Ídolo" es superado por una actriz a la que ni siquiera ha visto, en otra película que tampoco ha visto).

Y creo que no soy sólo yo la que opina igual: El señor Dalton expresa esa misma opinión antes de que yo ni siquiera me incorpore al debate. Deduce que lo más lógico es considerar que alguien que no ha visto más filmes suyos es porque no ha querido. (Sus palabras, no las mías. Aunque en eso coincido con él).Usted dice que habría que leer bien los mensajes antes de escribir:

Si después de leer... usted opina que alguien que escribe cosas así responde al perfil de un fanático de la Taylor, pues muy bien. Es su opinión, y tiene todo el derecho del mundo a tenerla. Yo digo que razonando así, esta entrada se nos va a llenar de fanáticos de la Taylor. Es mi opinión.

4. Y ya que tocamos el tema de leer bien antes de escribir. Tomemos el ejemplo de Guinness y Hopkins.

"La primera vez que lo lee, simplemente lo ignora olímpicamente, como si no hubiera sido escrito.(no soy yo la que lo dice) La segunda vez pretexta de que Peck Scott y Guinness no hicieron el mismo personaje, cuando desde el principio le habían mencionado a actores que sí que lo hicieron.(bueno, a lo mejor ese día estaba un poco despistadillo) La tercera vez dice que comprende lo que el señor Ipcress quiere decir, pero no entiende porque defiende tanto a la Taylor, cuando el ejemplo precisamente lo que pretende es, no defender a la Taylor, sino simplemente indicar la falsedad de la premisa de que porque Colbert lo haya hecho mejor (Y yo creo que esta 100 codos por encima de la Taylor, porque sí la vi) eso sea admisible como prueba de que Taylor no lo hizo bien.(Ya van tres) Y la cuarta vez pregunta de qué película estamos hablando.(Bueno leer 4 veces algo sin entenderlo le puede pasar a cualquiera)

Y veamos la respuesta de usted:

"lo consideré una pregunta retórica para apoyar su argumentación. No que era una pregunta para ser respondida (ahora viendo su último mensaje está claro que busca una respuesta)."

Lo dicho; leer algo 4 veces sin entenderlo es algo que le puede pasar a cualquiera. No vaya usted a pensar que yo lo acuso a usted de leer mal.

5. Y sobre la sobreactuación: yo considero que no sobreactúa; quiere darle al espectador la impresión de la manera en que el poder ha cambiado la personalidad de Cleopatra haciéndola una persona diferente cuando esta en la cima a la que era antes. Por eso actúa diferente en el resto de la película. Si a usted le parece sobreactuar, pues muy bien, tiene todo el derecho del mundo a decirlo así. Y a mí me parece que su opinión merece tanto respeto como mínimo como la mía. La justicia me obliga a reconocer que muchos opinan que Jack Nicholson sobreactúa en muchas escenas de Mejor Imposible. Aunque la academia opina que mereció un Oscar.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios. Estimada Macarena, ¿por qué no se lee la discusión con Ipcress desde el principio y no sólo el final? Quizás así lo entienda. Y seguramente encontrará las respuestas a sus preguntas.

Por cierto, la pregunta 2 suena a tomadura de pelo. Es precisamente desde el principio que digo que la Taylor sobreactúa.

En cuanto a lo del fanatismo, por favor vuelva a leerse el primer párrafo de su mensaje y luego mi contestación. En cuanto a lo del primer tipo que aparece aparte de confirmarme que no se lee las cosas, le informo que no era el primer participante que defiende a la Taylor (no me gusta llamarles "tipos"). Insisto, leasé los comentarios anteriores al suyo de otros participantes en el blog, están muy arriba, pero merece la pena, y además evita que yo repita argumentos.

Y muchas gracias por reconocerme el derecho a discrepar de usted. Yo nunca he puesto el suyo en duda ni he menospreciado su opinión ni la de nadie (salvo si me la menosprecian primero of course).

Un saludo

Major Reisman dijo...

Buenas

Para futuros polemistas. Me gustaría que discutieramos de esta película. De si a uno le gusta o no le gusta y el porqué. No de si: el-dueño-del-blog-ha dicho-no-se-que-y-ahora-dice-no-se-cuantos.

Señoras y señores, lo importante es el cine. No lo olviden

Un saludo

Rossellini dijo...

Leí por accidente el número y creí que debía de haber algún error. Me puse a leer y me llamó la atención como esta película ha atraído tantos visitantes no habituales del blog. Una sorpresa.

Macarena: Eso que escribes no es un comentario: es un asesinato. No puedes esperar que nadie te de la razón después de leer eso. Mucho menos que te contesten seriamente tus preguntas. ¿Quién va a conversar con alguien que lo pone en el banquillo de los acusados de esa forma? Nadie. Acusas al Mayor de injusto con la opinión de los demás, pero caes en el mismo defecto que le achacas...y muchísimo más de lo que pudiera haberlo hecho él. Yo mismo estoy más cerca de tu punto de vista que del que tiene el Mayor Resiman y la verdad es que me ha resultado desagradable leerte.

Le haces mucho daño a tus razonamientos con esa redacción, y es una lástima porque razonas con solidez. Lo que no veo es que maldita necesidad tenías de expresarte precisamente de esa manera...

Lejos de atraerte partidarios para tu punto de vista, los repeles.

Nadie dice que no puedas atacar los argumentos del Mayor Reisman o los míos, o los de quién quieras: lo que no se debe hacer nunca, nunca es atacar a las personas. Son dos cosas muy distintas.

Ten en cuenta que los Blogs no son jardines de infancia: son herramientas para que los adultos intercambien ideas y el discrepar de opiniones no es ningún motivo para rebajar el nivel de la conversación.

El mayor placer que hay es debatir con alguien que difiere de tu punto de vista, si tú y él se expresan en términos civilizados y justos: puede ser mucho más divertido que conversar con alguien que esta de acuerdo contigo.

¿Porque un tema tan bonito como el cine debe convertirse en fuente de conversaciones bajas?

Por el contrario, si la plática se mantiene en términos elevados, es toda una experiencia gratificante. Y si visitas otras entradas verás que es así precisamente como nos gusta escribir (y como no, leer) en este sitio.

Si modificas tu estilo, descubrirás que serás bienvenida aquí. Condiciones me parece que las tienes, y conocimientos me da la impresión que también. Sólo es cuestión de poner de tu parte más de respeto por el prójimo.

Y no creas que eso no es importante:

¿A ti te gustaría leer un post como el tuyo viniendo de otra persona?

Sólo ponlo en tu conciencia.

Rossellini dijo...

Y al Mayor Reisman... ¡No me parece que este usted totalmente exento de cierta parte de la responsabilidad! Eso de "frase alternativa para evitar herir susceptibilidades" sienta fatal. Decir que este papel esta mal hecho por fuerza tendrá muchas objeciones...y no todas de simpatizantes de la Taylor. (Yo mismo tengo una opinión algo menos pobre que Macarena de Elizabeth Taylor y esta actuación suya me gusto mucho).Si la idea era "levantar menos ampollas" no podía haberse intentado peor.Esa "frase alternativa" ni retira lo dicho, ni da ninguna precisión o aclaratoria. Lo que hace es darle a entender al lector: "Si usted no esta de acuerdo en que lo hizo mal, no es porque exista ni la menor posibilidad de que yo este equivocado: es porque usted es una persona susceptible y lo que yo digo hiere su susceptibilidad. Así que no tiene usted derecho a opinar, porque la opinión de un tipo susceptible como usted no vale." Se puede atacar muy legítimamente a la actriz, al guión, al director, o a la película, todo eso vale. Pero lo que ya no es de recibo es ponerse ¡A estar prejuzgando la posición del espectador, por Dios! Con todo el respeto que usted me merece, Mayor Resiman, voy a decirle algo con el corazón en la mano, y lo voy a hacer como seguidor y lector de su Blog:

Esa no es la redacción más adecuada para evitar posts como los de Macarena o Cristina.

Si no quiere usted leer comentarios así, no escriba sus entradas así.

La prueba es que ya íbamos por el 70avo comentario y nadie había escrito en esos términos: pero en cuanto puso usted esa frasecita...pues inmediatamente se hicieron sentir los efectos.

Rossellini dijo...

Los sarcasmos son como una bola de nieve, Mayor Reisman: en cuanto se hecha a rodar la primera chinita no hay quién pare el alud. Y lo de que la película sólo les parece una obra maestra a los fans de la Taylor...escrito justo después de esa flor, es ya casi una burla; da a entender que todos los fans de esa actriz son estúpidos. Peor: insinúa que todo aquel al que le haya gustado la película o la actriz merece algún tipo de censura por su "pecado". Y aunque serán muy pocos los que consideren esta película una obra maestra, serán muchos (fans o no) los que la considerarán una gran película. Y me incluyo. Causa pésima impresión ese intento de dar a entender que el hecho de que haya espectadores que sí ven esta película como una obra maestra, simplemente carece de toda importancia, porque como al fin y al cabo, "sólo son fans de la Taylor" entonces su opinión puede ser legítimamente PISOTEADA Y DESPRECIADA PORQUE NO TIENE ENTONCES NINGUN VALOR. Eso sólo produce la impresión de que usted esta tratando efectivamente de transferir sus sentimientos personales a lo que deben pensar los demás mortales.

Sí, ya leí que usted no tiene inconveniente considerarla una película notable, pero insisto: la redacción de esta entrada no es la más afortunada para evitar malentendidos. Especialmente porque esta entrada esta empezando a ser víctima de su propio éxito: cuando ya se pasa de 100 comentarios no se puede esperar que todos los visitantes del Blog los lean todos. Algunos lo harán y otros no, pero es LA REDACCION de la entrada la que se presta a malentendidos. Principalmente porque presenta como un hecho que sólo a los fans de la Taylor les parece así, cuando en realidad usted mismo reconoce que eso es sólo una suposición que usted hace, y que efectivamente, no se aplica a todos los casos. Lo malo no es hacer la suposición, lo malo es redactarla como si fuera un hecho fehaciente.

Si considera que el ataque a la actuación de Taylor es parte crucial de su crítica de la película, que escriba en todo caso: "En mi opinión, el mejor ejemplo de que Taylor rinde por debajo de sus posibilidades en esta película es que basta comparar la escena de su muerte con la de Colbert".

Y si alguien le pide explicaciones que responda simplemente: "De Taylor yo esperaba más" ¡Y punto final! ya esta claro cuál es su opinión particular, y porqué. Se puede coincidir o discrepar de ella, pero no se puede discutir que para él tiene lógica.

Pero eso sí: ¡Por el amor de Dios, olvídese de las "frases alternativas para evitar herir susceptibilidades"!

andreina dijo...

Totalmente de acuerdo con Rossellini: ese es precisamente el tipo de posts que NO queremos ver en esta página (no el hecho de que se discrepe o no de la opinión de Reisman; yo misma lo he hecho cantidad de veces) si se desea atacar un punto de vista (algo perfectamente legítimo) hay que aclarar bien que es el alegato en sí, no la persona que lo emitió, la que esta recibiendo la crítica.
También coincido con Rossellini en que la redacción de la entrada se presta por desgracia, para que surjan posts así. Y eso no es cosa de "leer mal": Si se dice que la protagonista no lo hizo bien de esa manera tan tajante, (Y la "frase alternativa para no herir susceptibilidades" es en sí misma una de las más hirientes que se pueden haber elegido, porque proyecta al lector una imagen de burla por parte del autor, independientemente de que esa haya sido la intención o no) e inmediatamente después se afirma que la película sólo les parece una obra maestra a sus fans, la conclusión inevitable a la que se debe llegar es que se considera a estos como a estupidos, (y ponerse a decir "ustedes están leyendo mal: ¿Dónde he dicho yo eso?" parece más burla todavía) Bueno, ya hay tan pocos fans de esa actriz que eso quizá no importaría tanto: lo peor es que da a entender que a todo aquél que le haya gustado la película o la actuación a menos que tenga un interés especial en la historia o gusto por el cine de la época merece alguna censura. Y como efectivamente, son muchos los que la consideran una gran película, (aunque no una obra maestra) despierta antagonismo. Hará que muchos piensen para sí:

"Que tipo más manipulador: sabe perfectamente que esta película le encanta a mucha gente ¡Y miren el pretexto que ha encontrado el muy pillo! decir que como son "fans de la Taylor" su opinión no sólo no vale nada, sino que además es perfectamente legítimo PISOTEARLA".
¡Tampoco me parece extraño que una entrada que tiene una redacción tan desafortunada reciba posts como los de Macarena,o Cristina!Mucha casualidad que con tantos comentarios nadie había perdido la compostura hasta que se incluyó esa "Frasecita Alternativa..." el mismo Ipcress por lo menos, se tomo la molestia de despedirse, mal que bien, con un mínimo de decencia antes de retirarse del debate. Pero después...¡Boom! ¡La guerra! Si el mayor Resiman no quiere leer posts así, que no redacte sus entradas así. Y lo digo precisamente porque no me gusta ver posts como esos en esta página.Pero un sólo punto positivo le veo a esa intervención: lo que dice sobre la sobreactuación. Efectivamente, Jack Nicholson fue criticado por sobreactuar en Mejor Imposible, y efectivamente recibió el Oscar. Lo que para alguien es sobreactuación para otro es excelencia. Yo también soy estudiante de artes visuales como los Dalton y en Gigante muchos decíamos que James Dean sobreactuaba en la escena de la pelea (que al final no tenía lugar) en la bodega con Rock Hudson cuando los dos ya eran viejos, pero otros muchos decían que esa era su mejor escena.
Es, generalmente, algo muy polémico decidir cuando un actor sobreactúa y cuando se luce.

angelina dijo...

Lo importante cuando se tiene un punto de vista cualquiera es ser capaz de encontrar argumentos que lo defiendan sin insultar a nadie. Si tú estás tan segura de que la razón esta de tu lado no necesitas sarcasmos: con los hechos basta. Y además es mucho más efectivo (y mucho más enriquecedor para el debate) invitar a la persona con la que estas en desacuerdo a refutarlos. Eso ELEVA el nivel de la conversación en vez de empobrecerlo. Es mucho más agradable y estimulante conversar así, ya que ambos respetan a la persona con la que discrepan, aunque ataquen su punto de vista o lo defiendan, ejercicio intelectual que es muy agradable si la conversación se lleva en buenos términos.Puedo jurar que se puede atacar el argumento de que la Taylor no hizo bien el papel, sin la menor necesidad de atacar a la persona que lo emite. Y lo voy a demostrar:
Supongamos que Colbert lo haya hecho mejor. (Es indudable que su actuación es muy buena) Esta visto ya que eso, en sí mismo, eso no implica que Taylor lo haya hecho necesariamente mal. Pero tengamos algo en cuenta: el papel de Cleopatra lo han hecho muchísimas actrices antes y después de cualquiera de las dos. En realidad, es difícil encontrar un papel que esté más competido para cualquier actriz que lo represente. Como es natural, muchas lo han hecho bien, otras mal, y otras regular. Pero es la Cleopatra de Elizabeth Taylor la que se ha afianzado para la mayoría del público como "LA" Cleopatra, a pesar de la tremenda competencia que tiene el rol. (Eso no es mi opinión: eso es un hecho)
Taylor no fue la primera ni la última en representar el rol. Antes y después de ella muchas otras hicieron el papel. Sin embargo la versión de la Taylor eclipsó a las anteriores y a las posteriores. Y aún hoy día sigue imponiéndose con el paso del tiempo, como "la" definitiva para la mayoría de los cinéfilos. Tras décadas y décadas después del estreno de su versión, esa preferencia sigue viva. ¿Es razonable suponer que una actuación que sobrevive tanto a la competencia como al paso del tiempo "no esta bien hecha"?Películas como Intolerancia de Griffith o Fantasía de Disney fueron estrepitosos fracasos de taquilla y crítica en su día.Hoy, el tiempo se ha encargado de poner las cosas en su lugar, dándoles la categoría de clásicos.
Cuando una película o una actuación demuestran por sí mismas ser mejores de lo normal permaneciendo inmutablemente en primeros lugares entre el público con el paso de los años, TODOS los críticos responsables las consideran notables. (Eso tampoco es mi opinión: eso también es un hecho. Es un criterio universalmente aceptado por todos los críticos.) ¿Cómo se explica entonces que una "mala actuación" haya logrado permanecer vigente aún hoy, mientras que las de tantas otras actrices que han hecho el mismo papel se han olvidado?Al preguntar esto no estoy contraponiendo mi punto de vista como opuesto o equivalente al suyo: me estoy limitando a señalar un hecho. Indicar hechos no es ponerse a "defender a la Taylor de forma encomiable". Es, simple y sencillamente, poner las cosas como son.Porque hay una evidencia que no se puede negar en su calidad de tal: que con esta actuación Taylor supo tener éxito allí donde la de Colbert fracasó(*) al conseguir que "su" personaje sea el más recordado. ¿Si "no lo hizo bien", cómo se explica eso?(*)Frase alternativa para evitar herir la susceptibilidad del Mayor Reisman:Simple y sencillamente no se puede negar la evidencia de que la Cleopatra de Taylor esta más recordada hoy en día que la de Colbert. ¿Cómo se explica eso?
Así, al invitar a la persona con la que discrepamos a probar que su punto de vista puede resistir nuestro ataque, se eleva el nivel de la conversación, ya que su defensa hace más interesante el debate, y este gana en calidad.

esteban dijo...

Pues a mí no me parece que sobreactúe, pero es importante aclarar que en efecto, eso es algo un poco polémico de diagnosticar. La misma interpretación que para un espectador puede parecer sobreactuada, para otro puede ser muy buena. Rod Steiger era frecuentemente acusado por los críticos de cine de su época de sobreactuado (eso es histórico: esta en el artículo correspondiente de la wikipedia en castellano sobre él) hoy día, el tiempo se encargó de poner las cosas en su lugar, y se le considera un buen actor.

El comentario de que en La Gata cuenta con mejores líneas gracias a la adaptación de Brooks, es muy acertado. Siempre se menciona a Taylor, a Newman, o a Williams, y poco a Brooks, que le dio el verdadero ritmo y pulso cinematográfico a la película. No estoy de acuerdo conque el hecho de que haya destacado más allá se pueda refutar conque "si es por líneas aquí toda la película gira en torno a ella". Allí volvemos otra vez a lo de Peck en McArthur: allí también tenía toda la película y eso lo estorbaba más bien. En cambio, en Escarlata y Negro se apoya en Plummer y destaca más, no menos. ¿Y cuál es su mejor escena? Pues cuando esta en la mira del fusil de Plummer al filo de la raya blanca.

¿Y cuantas líneas tiene allí?

¡Pues no muchas!

Y sin embargo es imposible olvidar el gesto de Peck en la mirilla del rifle, el contragesto de Plummer con el dedo en el gatillo, el fondo musical, el extra del SS que camina junto a Peck al otro lado de la raya, cuando Peck acerca distraídamente el pie...¡Todo! Señores: es el diseño de una escena, por el director, el lugar que ocupa en la trama, y el modo de ponerla en escena lo que constituye la verdadera materia prima para un actor, no la "cantidad" de líneas, sino su "calidad". Lo mismo vale para el excelente efecto del suicidio de Colbert, muy acertadamente resaltado por su terrible belleza.

No sé si será que "No leo bien" o si será que esta mal escrito, pero no entiendo por ningún lado en que se basa el alegato del mole.(lo digo sin mala intención) Sea porque Colbert hizo una gran actuación (Y realmente la hizo, que duda cabe) o sea porque la propia Taylor tenga papeles mejores, o peores, no entiendo que tiene que ver lo que otra actriz haya hecho en otra película, o lo que la misma actriz hizo en otros filmes: Aquí se está juzgando lo que hizo esta actriz...en esta película.

En primer lugar, nunca sabes con que te puede salir un actor. Malcolm McDowell es un actorazo, y cuando caracterizó al señor Roarke fue inferior al de Ricardo Montalbán, que sigue en el corazón del público como "EL" señor Roarke. ¿Vamos a decir que lo hizo mal? Y por cierto que no cabe duda que tiene papeles mejores que ese. (¡Vaya que sí que los tiene!) ¿Vamos a decir que sus escenas como señor Roarke son "mole de restaurante" entonces? ¿O vamos a ponernos a salvar la cara diciendo que "Es que a Malcolm McDowell no hay que considerarlo tan buen actor como a Ricardo Montalbán"?

No le encuentro la lógica.

harold alexander dijo...

Pues a mí me pasó lo mismo que a Rossellini: me llamó la atención la cantidad de comentarios que tenía esta entrada desde la última vez que la vi, y me puse a leerlos.

Personalmente no estoy de acuerdo en que Taylor lo haya hecho mal. Me parece que el mejor post es el de Angelina; muy bien escrito y razonado. Yo siempre creí que no se podía argumentar a favor ni en contra de una actuación, sino que simplemente te gustaba o no. Gracias a tu post me he dado cuenta de que sí se puede hacer. Me uno a sus argumentaciones:

Supongamos que lo haya hecho mal; ¿Cómo se explica que la excelente actuación de Rex Harrison no la haya puesto en evidencia? Porque no tenía más alternativa que actuar al lado suyo, y ciertamente que si no lo hacía bien, quedaba como una patosa por comparación. Y sin embargo, la presencia de Rex Harrison no la hace lucir mal en ninguna escena, a pesar de lo bien que lo hace este. Para una actriz que no lo esta haciendo bien, el tener que compartir escenas con un actor que sí destaca siempre es un peligro. Sin embargo los que consideran a esta película una obra maestra no son los fans de Rex Harrison (lo que tendría algún sentido) sino los de Taylor. Una actriz que actúe mal puede tener suerte y esperar que la superioridad de un Rex Harrison en su mejor forma no se note mucho, pero ¿Tanto así?

Y tengamos en cuenta que la película fue un desastre financiero; casi quiebra a la Fox, y teniendo en cuenta que Eli tubo los riñones de cobrarles por adelantado un sueldazo sin precedentes, y que toda la película giraba en torno a ella, pues lo lógico es que hubiera cargado con la culpa por el desastre, pero no: fue la única que salio ganando, y se consolido (en vez de ver debilitada su posición) con el público. Una actriz que actúe mal puede tener suerte dos veces y esperar que el hecho de que su película sea un fracaso de boletería no le afecte, pero, ¿Tanto así? Porque casi quiebra a la Fox. Si no lo hizo bien, ¿Como porras se explica que haya salido GANANDO con este papel, entonces?

Supongamos que lo haya hecho mal, ¿Cómo se explica entonces que con tantas actrices que sí han hecho bien el mismo rol, sea SU versión la que todavía se recuerda más que ninguna de las otras a más de 4 décadas de distancia? Porque efectivamente no hay apenas papel más competido que Cleopatra. Una actriz que no lo hace bien puede tener suerte una vez y esperar que un Rex Harrison no la ponga en evidencia, puede tener suerte dos veces y esperar que el hecho de protagonizar un filme que casi arruina a la productora no la desacredite, ¿Pero tener suerte tres veces, y encima permanecer por tantos años como la mejor protagonista de ese papel entre TODAS las que lo han hecho?

Supongamos que lo haya hecho mal, ¿Cómo se explica entonces que la película no haya quedado simplemente para olvidar como les pasó a tantas otras películas costosas pero no muy buenas? ¿Cómo se explica que todavía hoy haya gente que vea este vídeo? ¿Y cómo se explica que todavía hoy se recuerde su actuación? Una actriz, ¿Puede tener suerte ya cuatro veces, y que su película no haya terminado simplemente como un fracaso más de entre tantos que ha tenido el cine?

Y...

harold alexander dijo...

¿Cómo se explica que sus fans no la hayan linchado si su actuación era "mole de restaurante"? Al fin y al cabo, un fan de Taylor en 1963 (cuando todavía no había hecho los papelazos que hizo después) debía de saber mejor que nadie la distancia que había entre sus otros papeles y este. Porque debía de haberla visto en sus otras actuaciones, o sea, que era el espectador más capacitado para darse cuenta de hasta que punto este papel estaba mal hecho. Sin embargo, ¡Oh, sorpresa! No sólo nadie se dio cuenta de que esto era "mole de restaurante" sino que encima, todos los que debieran de haber sabido juzgar esto como un fiasco (los que sí vieron sus actuaciones buenas) lejos de lincharla, la aplaudieron hasta considerar la película una obra maestra. Una actriz que no lo hace bien, puede salvarse por tener suerte, claro. Pero ¿Cinco veces ya? ¿O es que la suerte de Taylor fué simplemente haber sido la única actriz que tiene fans estúpidos? Porque otros actores que sí hicieron bien sus papeles, cuando fracasaron, lo pagaron caro, y bien caro. Ahí esta Ben Affleck, por ejemplo. Y sobran casos de actores que salieron perjudicados cuando hicieron malas actuaciones, a pesar de haberlas hecho buenas antes. (el mejor ejemplo es la dupla Stone-Adjani en la excrecable versión de Las Diabólicas) ¿Cómo se explica que aquí eso no se haya cumplido? Una actriz que no lo hace bien puede tener suerte, claro. Pero, repito, ¿Tantas veces ya? ¿No son muchas?

¿Como se explica todo eso, pues?

¿Pura pechonalidad?

¿Se acostaba con el director?

¿Patas de conejo, tréboles de cuatro hojas, herraduras hechadas encima del hombro?

¡Venga, ya, ALGO tuvo que haber hecho bien, digo yo!

Ninguna actriz consigue todo lo que Taylor consiguió de esta película con una mala actuación. (Que al mayor reisman no le haya gustado es otra cosa:por supuesto que tiene todo el derecho del mundo a decir simplemente "a mí no me gustó y punto". Pero que no diga que lo hizo mal.) Eso simplemente no lo logran ni Mandrake ni Supermán. Y si lo actúo mal, entonces ya habría que reconocerle el mérito de haber hecho una especie de estafa genial.

Yo también invito al Mayor Reisman a que me responda mis preguntas. (Y la verdad, ya me estoy frotando las manos de el magnífico debate que vendrá) Realmente se nos brinda la oportunidad de enriquecer de veras al Blog, con una muy interesante conversación: para englolosinar.

Pero eso sí; si el Mayor Reisman dice que Taylor no lo hizo bien exclusivamente como una opinión personal suya y no como un hecho fehaciente, entonces no tiene ninguna obligación de contestar.

Las opiniones personales ni necesitan "comprobarse" ni pueden ser "refutadas". Simplemente, se comparten o no. En eso se diferencian de los argumentos. Además, a diferencia de los razonamientos, no siempre es humanamente posible atacar una opinión, pero no a la persona que la emite. Las opiniones personales deben ser consideradas todas iguales: ni la mía vale más que la tuya ni lo contrario. Ni se puede ni se debe debatir sobre ellas. Como máximo, se puede dejar constancia de cuáles son los motivos por los que se coincide o discrepa de ellas. Pero nada más.

Si queremos que una conversación sobre cine sea realmente estumulante y agradable, hay que saber poner claras desde el principio "las reglas del juego".

Y respetarlas.

enrique VIII dijo...

En un sólo punto en concreto los hechos le han dado toda la razón a Macarena, por muy detestablemente que haya redactado su post:

Si presentar argumentos para contradecir la afirmación de que Taylor no lo hizo bien en esta película es propio de un fanático de la Taylor, pues, efectivamente, entonces esta entrada se ha llenado de fanáticos de la Taylor.

Y como dice Angelina: eso ya no es mi opinión, eso es ya un hecho.

Si estoy "leyendo mal los posts" pues ya me lo diréis

Torres dijo...

Bueno, sobre lo de que el papel esta mal hecho porque no haya podido superar a una actriz menos destacada, debo decir que no me convence. Dustin Huffman hizo un capitán Garfio en Hook inferior al de Jason Isaacs, que puede ser considerado un actor inferior a él. ¿Vamos a decir que el Garfio de Huffman esta mal hecho entonces? ¿O vamos a resolver la cuestión por el camino comódon de simplemente decir "Es que a Dustin Huffman no se le puede considerar un actor de tanto éxito como a Jason Isaacs"? POOOR FAAAVOOOOR...

(Ojo: que no estoy diciendo que Isaacs no tenga el potencial para igualar o incluso superar a Huffman algún día si le dan los papeles adecuados para eso, y si los sabe aprovechar. Pero es evidente que hoy por hoy, su filmografía es inferior a la de Huffman. Es posible que algún día eso cambie, pero es sólo una posibilidad).


Sobre lo de que esta mal hecho porque la actriz sobreactúa, pues reconozco por supuesto, que eso sí que tiene más sentido. Pero debo confesar que a mí tampoco me parece que sobreactúe. La línea clásica cuando haces la peli de "ascenso y caída de fulanito(a)" es que actúes de un modo cuando tu personaje aún no tiene poder, y de otra forma muchísimo más prepotente y soberbia cuando el gusto por el poder lo ha cambiado. ( Por ejemplo:a TODOS los actores que hacen a Macbeth les exigen hacer de un modo el papel cuando el personaje aún no se ha manchado las manos de sangre, y todavía es un bizarro soldado, y de otro modo totalmente diferente cuando es el despóta que se encamina hacia su propia destrucción) es natural que rebose prepotencia y soberbia en la segunda parte de la película; lo raro sería lo contrario. Al fin y al cabo, va a perder, y para que suene más o menos edificante, hay que decirle de algún modo al espectador que ella misma tiene mucho de culpa.

Pero no olvidemos que es difícil determinar lo que es realmente sobreactuar. Jim Carrey para mí sobreactúa de lo lindo en Batman Forever. Y sin embargo son legión los que lo consideran el mejor de todo el elenco. Y vaya que hay estrellas allí.

Fernado I dijo...

Deseo hacer una acotación sobre el tema de la sobreactuación: Me parece muy curioso que en las escenas con Burton sí se la acuse de sobreactuar, pero en las que tiene con Rex Harrison no. ¿Cómo se explica eso, si se trata simplemente de un caso de trabajo mal hecho? La explicación de que esta siguiendo la línea clásica de mostrarse de un modo diferente en la parte de Caída-de-su-personaje a la que ha mostrado a la de la-parte-de-ascenso-del mismo, es más plausible. (Denzel Washington hace exactamente lo mismo cuando actúa de un modo al caracterizar al ladronzuelo Malcolm X al que se le aparece en su mente en la cárcel el Honorable Elijah Muhammad, el líder musulmán al que luego se enfrentará como a un igual: en esas otras escenas, actúa de un modo totalmente diferente, para indicar la evolución de su personaje...cuando le toma gusto al poder) al que Pero yo creo, además, que simplemente no es lo mismo combinarse con un Rex Harrison en su mejor forma, que con el gris Richard Burton que vimos aquí.

Sin embargo, no olvidemos que es, efectivamente, difícil juzgar con exactitud cuando un actor sobreactúa y cuando no: Jerry Lewis era para mí, un sobreactuado incorregible, y lo cierto es que la gente se pirraba por ver sus películas. (Y no hacía papeles "fuertes" como Rod Steiger: ¡Hacía papelitos cómicos!) De hecho, la mayoría de los críticos y espectadores de la posteridad, le consideran hoy día como a un buen actor.

Otra cosa: Hay varios casos en los que David supera a Goliat. Es decir, en los que un actor menos afamado, logra superar a otro considerado como mejor. Comparemos Flubber: El Invento Del Siglo, de Robin Williams, con la versión original Un sabio En Las Nubes de Fred Mac Murray. En teoría, Williams lo tenía todo para superarla, ya que contaba con un ejército de efectos por ordenador de su parte, que Fred no tenía. (Y, no me vengan conque "Es que yo no considero a Robin Williams tan buen actor como a Fred Mac Murray" ¡¡¡POOOR FAAAAVOOOOOR!!!)Y sin embargo, no es así. La película no tuvo la química necesaria para compararse con el clásico original, y quedó más para olvidar que para recordar; aún para los fans de Robin Williams más empedernidos. Y sin embargo, no es que haya hecho una actuación para tirarle tomates podridos, tampoco. (Y las tiene mucho mejores). Simplemente, el hecho es que su película no cuajo.

De todos modos, tomemos el Agente 86 de Carell y el de Don Adams. No hay duda de quién permanecerá en los corazones del público como el mejor Maxwell Smart. ¿Vamos a decir que Carell "no fue un buen Maxwell Smart" porque no pudo superar la versión de Don Adams?

Difícilmente.

suizo dijo...

Angelina, muy buen post; bien explicado y bien argumentado, demuestras muy bien lo que debe de ser una buena conversación entre cinéfilos, basada en argumentos y hechos, y no en opiniones expresadas de forma enfática. Te voy a imitar, con tu permiso, y aquí va otro argumento más que demuestra hasta que punto es aventurada la afirmación de que Taylor no hizo bien el papel, y que no constituye ningún insulto para nadie:

Voy a usar el método conocido como Reducción al absurdo, empleado por Aristóteles como herramienta de demostración:suponemos primero que una afirmación es cierta y vemos que obtenemos de ella un resultado absurdo, por lo que tenemos que concluir que la afirmación de partida había de ser falsa.

Consideremos un hecho y no una opinión el que lo hizo mal.
Consideremos que el que sólo les parezca una obra maestra a sus propios fans, sea otro hecho y no una supocisión.

Ahora, hagamos un anális serio y veremos como es que ambas afirmaciones se derrumban por sí mismas:

-Denzel Washingtnon hizo una versión del candidato Manchú que no les parece una obra maestra ni a los más fans suyos, (aunque todos le reconozcan que actúo muy bien, ese puesto sigue quedando para la verisón original de Laurence Harvey y Frank Sinatra). Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica que haya tenido éxito donde Denzel, actuando bien, falló?

-Mel Gibson y Anthony Hopkins hicieron una versión de Motín a Bordo que no les parece obra maestra a ninugno de los fans de ninguno de los dos. (se considera que las de Gable y Brando son mejores, la de Gibson y Hopkins es, invariablemente considerada la más débil de las tres. Se la considera una buena película, pero indiscutiblemente, no una obra maestra). Aunque ambos actuaron muy bien. Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Hopkins y Gibson juntos, y actuando bien, fallaron?

-Al Pacino hizo una versión de Ricardo III muy bien criticada pero que ni sus más empedernidos fans consideran una obra maestra. (Otros papeles de Pacino como El Padrino, sí estan considerados así). Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Pacino, con muy buenas críticas, falló?

-Gregory Peck y Laurence Olivier hicieron sendas versiones de McArthur que no les parecen obras maestras a ninguno de sus fans. (ambas están comentadas en este mismo blog, y los que alaban a Peck lo hacen precisamente indicando que su mérito es hecharse al hombro el solito, una película que no es muy buena). Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Peck actuando bien, y Sir Laurence Olivier fallaron?

-Kevin Costner hizo un remake de Robin Hood que no le parece obra maestra a ninguno de sus fans, aunque se considera que actúo correctamente. Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Kostner, actuando correctamente, falló?

-Warren Batty, Madonna, Al Pacino, y Dustin Huffman entre otros hicieron una versión de Dick Tracy que no les parece obra maestra a ningún fan de ninguno de ellos, aunque ninguno fue acusado de actuar especialmente mal. (Hay otras versiones anterionres como Dick tracy meets Gruesome, con Boris Karloff como el notorio gruesome). Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Warren Batty, Madonna, Al Pacino, y Dustin Huffman todos juntos fallaron?

suizo dijo...

-Sharon Stone e Isabelle Adjani hicieron una versión de Las Diabólicas que ninguno de sus fans considera obra maestra. A las dos se las acusó de sobreactuadas y de mal enfocadas en sus roles, las dos recibieron malísimas críticas, y la película quedo para olvidar. (A pesar de que el tema en sí mismo era interesante, y las dos actrices tenían excelente historial). Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que no haya corrido con la misma suerte que Stone y Adjani no pudieron evitar sin que las excelentes interpretaciones que las dos tenían en su haber anteriormente les sirvieran para evitar fracasar juntas?

-Charlton Heston y Will Smith hicieron sendas versiones de Soy Leyenda que ningún fan de ninguno de los dos considera obras maestras. (se suele considerar que la de Vincent Price es la mejor versión). A Charlton Heston le suelen caer más palos que alabanzas cuando los críticos recuerdan ese papel. A Will Smith se le suele tratar mejor, pero no mucho más allá de la corrección. Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Heston, con más palos que alabanzas, y Smith, con más alabanzas que palos, tienen en común precisamente el haber fallado?

-Mel Ferrer, Vittorio Gasman, Henry Fonda, Anita Ekberg y Fernando Aguirre hicieron una versión de Guerra y Paz que no les parece obra maestra a ninguno de sus fans. (Ciertamente, Mel Ferrer y Fernando Aguirre ganaron el Vache d´Or de París). Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Mel Ferrer, Vittorio Gasman, Henry Fonda, Anita Ekberg, y Fernando Aguirre, todos juntos fallaron?

-Eddie Murphy hizo no una sino varias versiónes del doctor Dolittle que no le parece una obra maestra a ninguno de sus fans. (Obra Maestra sí lo esta considerada la versión original, precisamente de Rex Harrison) Logró apañarselas mas o menos bien, y el hecho es que consiguió repetir en el papel. Aunque se considera que no pasó de la corrección. Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Como se explica entonces que consiguiera lo que Eddie Murphy actuando correctamente, no pudo conseguir.

-Richard Chamberlain y Sharon Stone hicieron una versión de las minas del rey Salómon que no les parece obra maestra ni a los más incondicionales fans de ninguno de los dos. (ninguno recibió críticas buenas. La versión original de Stuart Granger y Deborah Kerr esta considerada mucho mejor). Si esta actuación sólo les parece una obra maesta a sus propios fans porque Taylor actúo mal, ¿Cómo se explica entonces que se haya salvado del destino que Chamberlain y Stone juntos, no pudieron evitar correr?

-Mia Farrow Danny Kaye y Sir John Gielgud hicieron una versión de Peter Pan que no les parece obra maestra a ninguno de sus fans. (no tiene especialmente malas críticas, ni se considera que ninguno lo haya hecho especialmente mal) Si Taylor lo hizo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Farrow, y Kaye, juntos fallaron?

suizo dijo...

-Tyrone Powell hizo una versión del Zorro que no les parece una obra maestra ni a sus más empedrnidos fans. (No se considera que lo haya hecho mal, sin embargo) Si Taylor lo hizo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Powell, con una actuación correcta, falló?

-Burt Lancaster hizo una versión de los diez mandamientos que no les parece obra maestra ni a sus más incondicionales. (Eso queda para la versión de Heston, independientemente de que Lancaster lo haya hecho bien, mal, o regular). Si Taylor lo hizo mal, ¿Cómo se explica entonces que haya tenido éxito dónde Lancaster falló?

-Marlon Brando y Val Kilmer hicieron una versión de La Isla del Doctor Moreau que no les parce obra maestra a nadie. (Las versiones de Laughton y Lancaster se consideran mejores, y a Brando se lo considera pésimo en este film) A pesar de su fama, a Brando se lo comieron a críticas malísimas y la película quedo para olvidar. A Kilmer no le fué mucho mejor. Si Taylor lo hizo mal, ¿Cómo se explica entonces que se haya salvado del batacazo que ni a Brando ni a Kilmer les valio para nada la fama que tenían, para evitar?

-Gregory Peck y Richard Gere hizieron sendas caracterizaciones del rey david que no les parecen obras maestras a ninguno de sus fans. Si Taylor lo hizo mal, Explíquenme entonces cómo pudo conseguir lo que ni Peck ni Gere consiguieron.

-David Niven, Orson Wells, Woody Allen, Peter Sellers, Ursula Anders, Jean Paul Belmondo, Peter O´Toole, William Holden, Deborah Kerr, John Huston, Jackeline Bisset, entre otros hicieron una versión de Casino Royale que no sólo no les parece una obra maestra a ninguno de sus fans, sino que además, esta considerada la peor de todas las versiones de la novela de Fleming. Si Taylor sólo convenció a sus propios fans de que su película era una obra maestra porque no lo hizo bien, ¿Cómo se salvó del destino que todas estas estrellas juntas no pudieron evitar correr?

-Sean Connery y Richard Gere hizieron una versión del rey arturo que no les parece obra maestra a ninguno de sus fans. (Excalibur y Camelot están mejor consideradas) Si Taylor lo hizo mal, explíquenme cómo pudo conseguir lo que ni Connery ni Gere juntos consiguieron.

Porque si no lo hizo bien, en todo caso consiguió superar a Denzel Washignton, a Mel Gibson y Anthony Hopkins, a Al Pacino, (una vez) a Gregory Peck y Sir Laurence Olivier, a Kevin Costner, a Warren Batty, a Madonna, Al Pacino, (dos veces) y Dustin Huffman, a Sharon Stone (una vez) e Isabelle Adjani, a Charlton Heston y Will Smith, a Mel Ferrer, Vittorio Gasman, Henry Fonda, Anita Ekberg y Fernando Aguirre, a Eddie Murphy, a Richard Chamberlain y Sharon Stone (dos veces)a Mia Farrow y Danny Kaye, a Tyrone Powell, a Burt Lancaster, a Marlon Brando y Val Kilmer, a Gregory Peck (dos veces) y a Richard Gere,(una vez) a Sean Connery y Richard Gere (dos veces). A David Niven, Orson Wells, Woody Allen, Peter Sellers, Ursula Anders, Jean-Paul Belmondo, Peter O´Toole, William Holden, Deborah Kerr, y a Jackeline Bisset.

¿Como se explica eso?

¿Será que los fans de Elizabeth Taylor son más estúpidos que los de las otras estrellas?

O sera QUE HIZO LA MALA ACTUACION MAS CONDENADAMENTE EXITOSA DE TODOS LOS TIEMPOS, PORQUE JAMAS SE HA VISTO UNA MALA ACTUACION QUE HAYA CONSEGUIDO LO QUE TANTAS OTRAS ESTRELLAS NO PUDIERON CONSEGUIR, JA JA JA JA JA JA...

(Un poquito de humor no viene mal)

caballero dijo...

Ja ja ja, perdona que me ría, pero es que tu comentario es muy divertido. Porque me hayas hecho reír no creas que me parece menos digno de tenerse en cuenta. Si no pudo superar a Colbert, no cabe duda de que sí que pudo superar a la mitad de hollywood. Bueno: pues para mí, Robin Williams sobreactúa en todas las películas que le he visto, menos en La Sociedad De Los Poetas Muertos, donde sí se comporta con sobriedad. Sin embargo, todo el mundo lo considera un gran actor. (Mi familia disfruta horrores con sus papeles; a mí no me gusta tanto, no sé si porque pierde mucho en la traducción, o porque simplemente no me "llega" su estilo: para mí, nunca aprendió a hacer más que de marciano. Bueno, menos en la única peli en que sí lo ví enseriarse).De todos modos, lo que no entiendo es el argumento del Mole de restaurante. Me tome la molestia de ver el vídeo de Colbert antes de meterme a opinar, y la verdad es que le estoy muy agradecido al autor del Blog: una actuación como la copa de un pino, que yo ni sabía que existía. Pero no veo que tiene que ver conque Taylor no haya hecho bien el mismo papel. En cuanto a Taylor, yo la ví primero en La Gata Sobre El Tejado De Zinc, tras una cena de negocios en casa de un socio comercial mío que era fánatico del teatro en el cine, me gustó, y mi socio me recomendo verla aquí, en Gigante, y en la de Virginia Woolf. (Después, fue que tome la decisión de dejar de ver sus otras películas: por una razón de salud personal.) Y es cierto que son buenas. Pero me sigue pareciendo raro juzgar a una actuación en función de lo que otra actriz hizo en otra película, o de lo que la misma actriz hizo en otras películas. Si estoy leyendo mal, bueno, pues ya me lo diréis. Yo creo que aquí actúo muy bien. (De sus otras películas no quiero hablar por una cuesión de salud personal.) Puestos a eso podríamos comparar el Drácula de Christopher Lee con el de Gary Oldman: a todo el mundo le parece que el de Oldman impresiona más, y eso que no es una leyenda viviente del cine como Crhistopher Lee...hoy por hoy, no lo es. (No sirve de nada hecharle la culpa a los efectos digitales, como muy bien se ha señalado, Robin Williams tenía un arsenal de efectos digitales y no pudo con Fred Mac Murray) ¿Vamos a decir entonces que Chrisopher Lee no fue un buen Drácula? Y actuaciones mejores, tenerlas, las tiene; sí que las tiene. ¿Nos olvidamos de El Sabueso de los Baskerville, La Momia o de tantas otras? Pues claro que tiene papeles mejores. ¿Vamos a decir entonces que el Drácula de Lee hay que considerarlo "mole de restaurante" entonces? O vamos a resolver la papeleta diciendo "Es que a Christopher Lee no se le puede considerar tan buen actor como a Gary Oldman"?

POOOR FAAAVOOOR...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios pero como ya he dicho antes:

Me gustaría que discutiéramos de esta película. De si a uno le gusta o no le gusta y el porqué. No de si: el-dueño-del-blog-ha dicho-no-se-que-y-ahora-dice-no-se-cuantos.

Veo que no se me ha hecho caso. Evidentemente comentar los comentarios de otros comentaristas no entra en la categoría de discutir de la película, pero tras la lectura de alguna de las últimas intervenciones si me gustaría puntualizar unas cosas.

1.- Este es un blog personal en el que expongo mis opiniones sobre las películas y con mi propio estilo. Nadie está obligado a leerlas ni, por supuesto, a compartirlas. Al que no le guste lo que escribo lo tiene fácil: no leerme.

2.- Sobre polemizar. He conocido gente que es capaz de discutir afirmaciones tales como "La nieve es blanca" o "el carbón es negro". Así que no importa lo claro que uno sea. Si uno quiere buscar cosquillas, las encontrará. O en este caso, uno encontrará “insinuaciones” donde no las hay, o “entenderá” cosas que no están.

3.- Insisto en que hay que leerse bien las cosas. En ningún lugar de mi comentario y de las posteriores respuestas doy a entender que la opinión que aquellos que la consideran una obra maestra sea PISOTEADA Y DESPRECIADA PORQUE NO TIENE ENTONCES NINGUN VALOR. Sinceramente no entiendo esa frase y otras del mismo tono escritas en estos últimos comentarios (me sorprende que Andreína se extrañe de que pregunte ¿Dónde he dicho yo eso?). Son acusaciones bastante graves y el hecho de que leo y contesto todas esas opiniones de manera educada y cortés (salvo si el que comenta primero hace lo contrario) demuestra que son infundadas. Creo que es en el Quijote donde se afirma que el pecado muchas veces está en la mente del inquisidor y no en los actos del supuesto pecador. O dicho en castizo: “Consejos vendo, pero para mí no tengo”.

continúa

Major Reisman dijo...

-continuación-

Y ahora sobre la película.

Rossellini, nada que decir porque tus largos comentarios no tratan sobre la película.

Andreína, polemizar sobre la sobreactuación de un actor no es complicado. Son opiniones personales de cada espectador. Unos dirán una cosa y otros, otra. Pero seguirán siendo opiniones igualmente válidas. Como no hablas de ningún caso concreto referente a esta película, tampoco hay nada más que decir.

Angelína, en mi opinión la fama de la Taylor por esta “Cleopatra” es en gran parte debida a cosas que no tienen nada que ver con su nivel interpretativo ni con las artes cinematográficas. La película es famosa por lo siguiente:

a- Es donde se conocieron Liz Taylor y Richard Burton e iniciaron su escandaloso, tórrido y tempestuoso romance (Publicidad a mogollón)

b- Es la primera vez en que una actriz cobró un millón de dólares (más publicidad) y encima tenía la patente del sistema de filmación (más dinero)

c- Liz Taylor casi se muere durante el rodaje (mucha más publicidad)

d- Es la tercera superproducción más cara de la historia del cine (inflación incluida) y durante mucho tiempo fue la primera. Casi acabó con la Fox y con el género de romanos.

¿Sería tan famosa esta película sin esos cuatro aspectos? Lo dudo.

El hecho de que sea un “clásico” (que lo es) no significa que sea una obra maestra. Tampoco todos los cinéfilos consideran que la “Cleopatra” de la Taylor es la definitiva. Sólo es la más famosa (ver las razones enumeradas arriba). Evidentemente, el hecho de ser la “Cleopatra” más famosa es una ventaja porque se ha convertido en la película con la que realizar futuras comparaciones. Es por ello por lo que probablemente nunca dejará de ser famosa, a menos que le suceda algo parecido a lo que pasó con el fenómeno “Gladiator”.

Como ya he indicado más arriba, el problema de que la “Cleopatra” de la Colbert no sea tan conocida es en mi opinión debido a que es una película antigua en blanco y negro. Nunca sabremos que hubiera pasado si hubiera sido realizada en color. Y por cierto, la película de De Mille no “fracasó” si tenemos en cuenta que no hundió a su productora cuando se estreno, que hizo buena taquilla, que aguantó 29 años siendo la “Cleopatra” más famosa hasta que fue eclipsada por esta, y que todavía se la considera un clásico, aunque menor, que mantiene influencia en producciones posteriores. Como ya he indicado, la escena del suicido de Cleopatra en la serie “Roma” es más similar a dicha película que a la de Mankiewicz (ver los videos en el comentario).

-continúa-

Major Reisman dijo...

-continuación-

Esteban, lo mismo que Andreína. Tienes razón en que una película no son sólo los actores, también está el director, guionista, productor, técnico de luces, de sonido, etc. En cuanto a que no entiendas que no se pueden comparar dos actrices interpretando el mismo personaje reconozco que ahí, no te puedo ayudar.

Harold, si comparas la actuación de la Taylor cuando está con Rex Harrison a cuando está con Richard Burton verás como la calidad interpretativa comienza a declinar. Simplemente fíjate en la escena en que está contemplando el asesinato de Cesar gracias a la adivina. En cuanto a porque fue la ganadora está explicado en la contestación a Angelina. Después de 1963, no hizo tantos grandes papeles como dices, exceptuando el de Marta en “¿Quién teme a Virginia Wolf?”. Como ya se ha indicado mucho más arriba, la Taylor comenzó a decaer a partir de mediados de los 60. Y no creo que vaya a haber mucho debate, porque muchas de las cuestiones que planteas están contestadas en comentarios anteriores y no creo que haya que repetirlas.

Enrique, gracias por tu breve y contundente aportación. Como suele decirse, vale más un dato que mil hipótesis.

Torres, se escribe Hoffman, no Huffman. En cuanto a sobreactuar y ser el mejor del elenco, no son cosas incompatibles. Estoy de acuerdo con que Carey es lo mejor del bodrio "Batman Forever", aunque sobreactúe. :-D

Fernando, vuelve a leerte el post. En el digo que ambos, Taylor y Burton, sobreactuaban, no que sólo la Taylor sobreactuaba. Te doy toda la razón en el ejemplo de Murray y Williams, aunque me pregunto que hubiera pasado si “Flubber” hubiera estado rodeado de publicidad incesante durante dos años, si hubiera tenido un romance detrás de las cámaras entre Williams y Barry (romances chico-chica ya no venden) y si casi hubiera hecho quebrar a la productora.

Suizo, en mi opinión lo que le pase a una película y su remake no tiene porque pasarle a otra película con su remake (contraejemplos a bote pronto, “Ben-Hur”, o también “Gladiator” y “La caída del Imperio Romano”). Ya que estamos con Aristóteles, yo me voy a poner en plan escéptico. Si vamos a la IMDB y miramos la puntuación de ambas Cleopatras, resulta que la de la Colbert es de 7,1 con 855 votos y la de la Taylor es de 6,8 con 6.943 votos. Antes de que opines sobre la diferencia de votos te haré notar que “Ben-Hur” tiene un 8,2 con 51.250 votos. Es decir, sorprende que un clásico de tanto “éxito” como la “Cleopatra” de la Taylor sea tan poco valorado y votado. Por cierto “¿Quién teme a Virginia Wolf?” tiene una nota de 8,2 con 16.545 votos y “La gata sobre el tejado de zinc” tiene una nota de 8 con 12.861 votos.

Caballero, pues si superar a la mitad de Hollywood consiste en arruinar una productora entonces Cimino es un dios del cine. Es curioso que muchos que dicen que no entienden que compare dos actrices que interpretan el mismo personaje me pongan como ejemplos la comparación entre una película y su remake. Parece como si se pudieran comparar unas cosas y otras no. ¿Es que hay alguna ley que prohíba las comparaciones y yo no me he enterado?

Un saludo

David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Lean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Talleyrand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Talleyrand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tayllerand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tayllerand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tayllerand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tayllerand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tayllerand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tayllerand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Iñigo de Balboa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Iñigo de Balboa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Iñigo de Balboa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Major Reisman dijo...

Buenas

Como he indicado antes, aquí se viene a hablar de cine, no ha comentar las opiniones del dueño del blog. Por eso todos los extensísimos y numerosos comentarios anteriores de David-Lean-Tayllerand-Iñigo (3 en 1) han sido borrados.

Un saludo

Olmedo dijo...

Muy groseros y vulgares debieron haber sido esos comentarios para que alguien que toleró los de macarena los haya borrado. Es lo malo de los Blogs; el anonimato favorece la vulgaridad más extrema, y hay personas que no ven que eso debilita sus opiniones.

Yo, por ejemplo, discrepo en un punto: no creo que la versión de Colbert sería superior en color. A Ivonne de Carlo se la recuerda hoy por su papel de Lily Monster en blanco y negro. Y a Fiennes por su papel en la lista de Schindler tanto o más que por el paciente inglés. Lo mismo pasa con la lolita de krubick: fue el mejor papel de la protagonista y era contemporáneo de esta película.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Olmedo

Opino como tú. Creo que una cosa es la calidad, interpretativa, cinematográfica o como quiera llamársela, y otra la utilización de la técnica. Pero bueno, cada uno tiene su opinión

Un saludo