Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


sábado, mayo 02, 2009

Roma (Rome)




Hay ocasiones en que uno se alegra de que exista la caja tonta. Tener la oportunidad de ver la serie "Roma" es una de ellas. Esta super-coproducción entre la HBO, la BBC y la RAI dramatiza los eventos históricos sucedidos durantelos años 52 al 17 AC, y los personajes cuyos nombres perduran en los libros de historia. Pero además tiene el acierto de mostrarnos no sólo la vida de las clases dominantes sino también la vida cotidiana de los estratos más humildes de la sociedad que formó parte de aquella República Romana en su transición al Imperio Romano.


La pareja protagonista plebeya son un par de legionarios de la 13ª Legión. Sus nombres son Lucio Voreno y Tito Pullo y están basados en dos personajes auténticos, pues Julio César dejó constancia de ellos en su de Bello Gallico. Se trataba de dos centuriones del 11ª Legión que competían entre sí por demostrar quién era el más valiente. Durante una batalla contra los nervios, Tito Pullo se lanzó al combate y quedo aislado y rodeado de galos. Lucio Voreno abandonó la formación para socorrerle. Juntos combatieron y consiguieron volver a las líneas romanas.


Y es precisamente un episodio similar el que sirve como arranque de la serie, aunque en esta caso tan sólo Lucio Voreno es centurión, mientras que Tito Pullo es un legionario y ambos se encuentran combatiendo en el Asedio de Alesia. En la que considero la mejor representación filmada de legionarios romanos combatiendo, vemos como Voreno ordena el cambio de filas de legionarios para contrarrestar la impetuosidad de los guerreros galos. Viendo esa escena uno comprende inmediatamente el siguiente dicho: un bárbaro siempre vencerá a un legionario, pero diez legionarios siempre vencerán a cien bárbaros.


La serie de televisión tuvo dos temporadas. La primera consta de doce episodios iniciándose con el triunfo de César en la Galia, continuando con la Guerra Civil, la victoria de César y finalizando en su asesinato. La segunda temporada sólo tiene diez episodios, pero sin embargo abarca un intervalo histórico más amplio. Tras el magnicidio de César se nos muestra el nuevo reparto de poder y la lucha de poder entre Marco Antonio y el Senado, la formación del segundo triunvirato, la última guerra civil de la República y acaba en el triunfo de Octavio tras su victoria sobre Antonio y Cleopatra.


Durante la primera temporada Lucio y Tito son una especie de trasunto de Don Quijote y Sancho Panza. El centurión Lucio Voreno es un hombre de honor y un convencido republicano que ha sido fiel a su esposa permaneciendo casto durante sus años de servicio. Tito Pullo en cambio es el otro extremo, pues es amoral, pragmático y siempre que puede trata de probar lo que hay debajo de unas faldas. En la segunda parte sin embargo las circunstancias hacen cambiar a ambos personajes convirtiendo a Lucio en un padrino de la mafia de Roma y a Pullo en su fiel lugarteniente. Gracias a las andanzas de Voreno y a Pullo conoceremos el quehacer diario de los habitantes de la famosa urbe: sus tiendas, sus negocios, sus ritos, su comida, su aseo personal, sus vicios...


Pero como he indicado más arriba, la serie "Roma" también nos muestra las intrigas de las clases superiores. Vemos a esas élites que han dejado una huella en la historia pero bajadas de sus pedestales y rebajados a un nivel en el que los contemplamos como una especie de casta corrompida por motivaciones muy similares, o incluso peores, a las de aquellos sobre los que gobiernan. La diferencia es que al ser más poderosos pueden permitirse unos vicios mucho mayores. Es en esta clase donde encontramos a Julio César, Octavio, Marco Antonio, Cicerón, Bruto o Servilia. Sin embargo, el principal protagonista de esta casta es un personaje inventado. Se trata de Atia de los Julios, madre de Octavio y Octavia, sobrina de César y amante de Marco Antonio. Por lo que se conoce, la auténtica Atia Balba era una mujer honesta que murió en el año 43 AC. Algo muy diferente de la libidinosa arpía intrigante interpretada por Polly Walker.


Lo más destacable es que la serie transpira realismo por todos sus fotogramas. No es de extrañar que haya sido una de las producciones televisivas más caras jamás realizadas. Los magníficos decorados que recrean el Foro romano o el Aventino se construyeron en Cinecittà como manda la tradición. Los productores quisieron que su Roma fuera algo mucho más sórdido y profano que la Roma idealizada de "Gladiator". Y lo consiguieron porque en esta serie no se oculta nada. Hay sexo, sangre, crueldad, suciedad, ambición, etc. Y personalmente creo que por fin se ve una recreación realista de las llamadas mulas de Mario tanto en armaduras y armas, como en su instrucción y maniobra en campaña. En cuanto a los acontecimientos relevantes representados, además de Alesia, también veremos una recreación de la Batalla de Filipos, aunque contrariamente a la historia, se resuelve en un sólo día. Pero hay que reconocer que el choque entre las cohortes es impresionante y una muestra de como aprovechar correctamente los efectos digitales. De otras batallas como la de Farsalia, Tapsus, Mutina o Actium tan sólo vemos sus consecuencias, no su desarrollo.


También creo que hace algún "guiño" a producciones más conocidas por el público norteamericano y no necesariamente ambientadas en la Antigua Roma. Es evidente que el tempo de las intrigas palaciegas recuerda mucho a la magnífica serie "Yo, Claudio" mientras que las intrigas plebeyas que suceden en el aventino son las típicas que podemos ver en las películas sobre la mafia. También aparece una operación y un juicio público para asi poder ver a dos de los arquetipos de la TV yanqui, el médico y el abogado. Y no podía faltar el espectacular combate de gladiadores. Sin embargo para mi el homenaje más claro es el de la muerte de Cleopatra. Es muy similar al que aparece en la "Cleopatra" de Cecil B de Mille.


Evidentemente la serie tiene sus fallos. Hay algunas alteraciones y omisiones en la sucesión de hechos históricos, como por ejemplo la ausencia de la batalla de Munda o que Octavio esté en Roma el día del asesinato de César (se encontraba en Iliria). Pero en palabras del asesor histórico de la serie, Jonathan Stamp, se buscaba autenticidad y no exactitud. De todas formas si lo comparamos con cualquier otra producción filmada sobre dicha época histórica, esta serie es de notable alto como poco. Funcionó muy bien en los USA, no tanto en Gran Bretaña y otros países europeos y fue completamente masacrada en Italia. La crítica de dicho país hizo hincapié en que no podían aguantar que actores anglosajones representaran a sus héroes nacionales en una coproducción de la RAI. Lo que me hace preguntarme si los actuales críticos italianos han visto alguna vez uno de sus peplums.


En mi opinión el principal "fallo" es que tiene demasiado sex & drugs. Tanto, que cansa. Ojo, no estoy diciendo que los romanos fueran unos mojigatos moralistas, que no lo eran (las escenas de las orgías son de aplaudir). Tampoco me quejo de que tenga escenas de cama explicitas ni de que se muestren cuerpos desnudos (odio el falso pudor de las escenas en las que se ve a la chica con sostén después de haber hecho el amor). Lo que estoy diciendo es que hay momentos en que se abusa de las historias de la entrepierna, como por ejemplo el incesto entre Octavio y su hermana Octaviana, o la relación lésbica entre ésta última y Servilia. Y no digamos ya cuando llegamos a Atia cuyo comportamiento haría parecer a Mesalina como un monja. Ya se que el refrán dice que tiran más dos tetas que dos carretas, y que enseñar nalgas de actrices hace subir la audiencia. Honestamente, creo que en más de una ocasión los escarceos sudorosos y libidinosos sobraban. Pero me doy con un canto en los dientes porque esta sea su principal falla y no el de la recreación histórica.


En líneas generales estamos ante uno de los mejores productos de recreación histórica y de entretenimiento que se ha realizado para la pantalla. Una serie que merece la pena verse pues se disfruta y se aprende. Todo un lujo para los tiempos que corren.


Videos relacionados:

50 comentarios:

Pedro dijo...

Esperaba este comentario, ya que me quería saber tu opinión acerca de las dos series. Personalmente me han deleitado, aunque lamento que no hubiese habido alguna escena de batalla más recreada. Estoy de acuerdo con que los primeros cinco minutos de la primera serie son de lo mejor visto hasta ahora.

Un saludo

Erwin dijo...

Qué gran serie y qué gran comentario. Muy de acuerdo con tus opiniones. Ya le revisionado con tranquilidad y la disfruté tanto como la primera vez.

Conde de Salisbury dijo...

Muy buena crítica, con la que coincido. La serie es realmente buena, y en comparación con la bazofia con la habitualmente nos alimentan las televisiones su valor se incrementa. Sin embargo no obtuvo el favor del gran público, si no recuerdo mal la segunda temporada se emitió en cuatro en una sola semana en tacads de tres o dos capítulos a horas más bien tardías, lo que parece implicar que la cadena compró simultaneamente ambas partes y la emisión de la primera no cosechó los resultados de audiencia apetecibles.
La serie es lo suficientemente buena como para que le perdonemos algunas alteraciones de la Historia, tanto la madre como la hermana de Octavio fueron según los autores clásicos modelos de virtud (al fin y al cabo era su tío Julio quien acuñó la frase de "la mujer del César") y no las ligeras de cascos que nos presentan allí. Por otra parte, Agripa no era de origen servil sino que procedía de una familia de la aristocracia local italiana, lo que se viene a llamar el ordo decurionum, que se integraron en el orden ecuestre romano. Sin embargo estas concesiones a la comercialidad y al morbo, porque es seguro que -sobre todo los aspectos más escandalosos atribuidos a las féminas- que no se trata de errores sino alteraciones conscientes del guión para atraer audiencia, y también satisfacer los tópicos de la decadencia moral romana tan difundidos merced a la propaganda cristiana.

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

Muy de acuerdo contigo respecto a la calidad de la serie. Personalmente la seguí de Pe a Pá a lo largo de sus dos temporadas. Solo eché en falta, precisamente, mayor contenido de escenas puramente bélicas, ya que las batallas suelen solventarse con algunas breves secuencias.

Pese a ello, la serie tiene el sello HBO y se nota. Los diálogos, la ambientación, el cuidado dibujo de los personajes... A mi me gustó mucho la bonita relación de amistad entre Pullo y Voreno. Una amistad que comienza con un enfrentamiento entre ambos y que pasa bastantes altibajos. Real como la vida misma. Y lo mejor es como progresivamente vemos como Pullo influye a Voreno y viceversa, de forma parecida a lo que ocurre entre D. Quijote y Sancho Panza en la inmortal novela de Cervantes.

La escena de cuando Voreno acude en rescate de Pullo combatiendo contra todos los gladiadores aun me emociona... ;).

Saludos

Nestor dijo...

Es una serie absolutamente magnífica. Con muchos recursos y con buenos guiones va a quedar como un auténtico referente a la hora de retratar los momentos más relevantes de la etapa más apasionante del Imperio Romano.

@lfredo dijo...

Pues hola, amigo Reisman:

Bueno, concuerdo contigo de que la recreación de la batalla de Filipos es bastante impresionante, pero creo que falla en un detalle: faltó la andanada de pilas antes de que los dos ejércitos lleguen al mano a mano. Aparte de que los escudos de los soldados en toda la serie son cuadrados, y no los ovalados típicos de los ejércitos romanos de la républica; aunque esto último es hasta disculpable tomando en cuenta que por ahorrar costos de producción -me imagino- usaran parte de la parafernalia que tiene guardado para producciones similares la Cinecittà.
Por cierto que ese detalle (la falta de uso que se le da al pilum) es recurrente en todas las escenas de batalla de muchas películas de romanos; creo que la único film del que tengo memoria que sí lo usaron fue en una escena de La Caída del Imperio Romano, película del que creo que irás a hacer un post pronto ¿no?

Saludos.

@lfredo dijo...

¡¡¡Diablos!!!, me acabo de dar cuenta que escribí "andanada de pilas"... Ja, ja, ja, parecería que dije que los romanos ya tenía la tecnología para hacer baterías eléctricas y se las lanzaban a la cabeza en batalla :-S. Evidentemente que quise decir "pila", el plural de pilum. Bueno, mis disculpas por el error.

Resaludos.

Alejandro dijo...

Hola.

Reconozo que con esta serie estoy en minoría. Ví un par de capítulos por encima y no me gustó. Tal vez fueran los diálogos, tal vez el reparto, la sensación de modernidad o "realismo sucio" que desprende a pesar del excelente trabajo de reconstrucción que se ha hecho. Cuestión de gustos, ojo, tampoco me gusta el cine de Hitchcock y no se me ocurre decir que sea malo por ello.

Pero objetivamente no se le puede discutir su calidad ni el meritorio empeño de ambientar una historia al estilo tradicional, echando mano de los decorados y los extras cuando se puede, y de los efectos digitales cuando son necesarios y no una moda. De lo mejor que se ha producido para televisión, y en dirección artística muy por encima del promedio actual, incluyendo el cine, la Roma que vemos aquí es mucho más creíble que la que nos meten en "Gladiator", y eso que se supone había más presupuesto en la película.

La apuesta de la HBO tuvo un precio. Al parecer, la cancelación no fue debida a las bajas audiencias (que no las tuvo salvo en algunos países) sino al astronómico coste de producción y, si mal no recuerdo, a que los decorados quedaron muy dañados por un incendio y el incidente hizo inviable seguir adelante.

Una pena que algo así le pase a "Roma" y no a "Águila Roja", pero los dioses siempre han tenido muy mala leche.

Saludos.

Ramón Monedero dijo...

Tengo que admitir que le tengo alergia a la televisión y con la unica excepción de "Los Simpson" no sigo ni he seguido serie alguna (episodios aislados de CSI y House, sobre todo por el interés de mi novia...). A la vista de las circunstancias, veo que cometí un error no viendo Roma.
Me la apunto...
Un saludo.

Ramón Monedero dijo...

Por cierto...
Veo que ha vuelto a salir a la palestra "Aguila roja".... Reisman, dedícale una entrada que yo al menos, estaré listo para que no se manche de sangre mi ordenador...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

Pedro, coincido contigo en que hubiera sido fenomenal un mayor número de recreaciones. A mi particularmente me chafó que en el episodio titulado "Farsalia" no se viera ni una escena de dicha batalla.

Erwin, yo aún la tengo reciente, así que todavía tengo que volverla a disfrutar.

Conde, lo de las cadenas de televisión en este país es de traca. Sin excepciones. Como no funcione como se supone que debe de funcionar te la quitan enseguida. En cuanto a las licencias artísticas que se toman, se las perdonamos porque el conjunto es realmente bueno. Pero si nos paramos a pensar un poco tiene algunas cosas que chirrian un montón. Sobre la propaganda cristiana, bueno, tengo entendido que lo de la "decandencia moral" viene de los historiadores romanos pro-republicanos para demostrar que el Imperio no era una buena idea y que había que volver a la República.

Kleist, ciertemente solo en Filipos se toman su tiempo para mostrarnos la batalla, y encima lo hacen mal. No sólo se luchó en dos fases sino que encima tanto Casio como Bruto se suicidaron, y Marco Antonio encontró el cuerpo de Bruto. No se puede tener de todo. La relación entre Voreno y Pullo está muy lograda y ciertamente el grito de "¡Decimotercera!" te impresiona.

Nestor, coincido contigo en que va a quedar como un referente de como debe hacerse una buena serie, al menos en los USA, país donde siguen haciendo buenas series. Aquí desgraciadamente el referente es otro.

@lfredo, tienes razón en que no se ve el lanzamiento de los pila y hubiera sido realmente genial ver como se clavaban y se doblaban en el escudo del contrario. En cuanto al escudo cuadrado, creo que apareció en esas fechas, pero ciertamente no en la profusión como la que sale en la serie. De todas formas supongo que todos tenemos la imagen del scutum rectangular asociado al legionario romano. Y sí, dentro de poco comentaré "La caída".

Alejandro, a mi me pasó lo mismo inicialmente, pero poco a poco fue enganchándome y al final supe verle más virtudes que defectos. Sobre la cancelación, se pensó hacer una tercera serie pero había varios problemas. Uno el que indicas de la destrucción de parte del decorado. Otro que la RAI se desmarcó. Y finalmente, la BBC no estaba muy convencida de seguir porque la serie podía solapar con una de las joyas de la corana. En cuanto a "Aguila Roja", yo solo he visto 5 minutos y creo que me causó más muerte neuronal que una borrachera con alcohol de quemar.

Ramón, en la tele también hay buenas cosas (tu eres un fan de "Masters of Horror") y creo que deberías echarle un vistazo por lo menos a la primera temporada de "Roma". Sobre la serie antes mencionada, tan sólo de escribir su nombre he notado que mi parpado izquierdo tiembla descontroladamente y noto un cierto agarrotamienthhhsjkkjslk arghhhh!!!!

Um sslufoooooo

APV dijo...

Buen respecto a los escudos aparecen también ovalados; los cascos creó que son correctos pero de época posterior.

Aunque el detalle que me gustó es que les pusiera loriga hamata a diferencia de la segmentata (muchas veces unos tirantes de cuero) que usan en todas las películas de romanos en cualquier época desde Romulo hasta el otro Romulo.

En relación al relevo de líneas está muy bien que muestren esa acción, si bien sería bastante discutible que se realizará así.
Por cierto aquí no dejaron de usar otro de los elementos que aparece en toda película de romanos (tenga o no que ver con su verdadero uso): el testudo.

En todo caso un buen trabajo de recreación de demás, a ver si se animan y hacen algo (una producción europea si tanto criticaron ésta) con alguna otra de las etapas de la Historia romana que argumento tiene de sobra.

Strategos dijo...

A mí me pareció una verdadera pasada de serie. Cierto es que no es exacta históricamente, pero sí que es bastante creíble.

En todo caso muestra muchas cosas que desconocemos de los romanos y, por ello, podemos comprender muchas de las motivaciones de los personajes. Su forma de ver la familia, de comprender el barrio en que vivían, de diferenciar la vida de civil y militar (incluso con pérdida de derechos como le pasa a Pullo en más de una ocasión), su relación con el sexo (que era infinitamente más amplia que la actual... ya que no era nada malo, sino bueno el tenerlo), la implicación de las clases altas con las bajas (y de qué manera, con cuántos cargos intermedios), los negocios sucios de ricos y pobres, el respeto (o la falta de él) sobre el pater y lo que ello implicaba, la mirada altiva de las clases altas patricias sobre la nobleza baja o la clase ecuestre... y no digamos sobre un plebeyo, lo que suponía el honor entre romanos y romanas... etc, etc.

Supongo que si no se ven más recreaciones bélicas es porque el dinero no sirve para todo. De todas maneras, me parece que es uno de los claros ejemplos de que en la actualidad la veracidad y el realismo dotan más de éxito a una película o serie de acción... ya que los fallos en el atrezzo pueden dar al traste con ella.

De todas maneras, dos cosas. Una para Ramón: en la televisión hay muchas bazofias... pero todavía veo 'Norte y Sur' y alucino por cómo se rodaron las batallas; si vieras 'Battlestar Galáctica' alucinarías con la recreación de la vida militar al límite y sus constantes choques con la autoridad civil.

Lo segundo, que aunque no pegue mucho por aquí por la temática de estas entregas... que una revisión de estas dos series anteriores no estaría de más por aquí. Ya que son series de altísima calidad, más que cercanas al cine.

Un abrazo.

billy el sanguinario dijo...

La verdad es que esta serie está llena de referencias cinéfilas pero estoy convencido de que la segunda es una especie de mezcla de ¨yo claudio¨ con ¨los soprano¨ y por supuesto con ¨El padrino¨ (incluso en el asesinato de Cicerón meten en la escena final las famosas ¨naranjas asesinas¨de ¨El padrino¨). De todas formas reconozco que se han pasado con lo del sexo y el personaje de Atia no fue recogida correctamente pero algún ¨malo¨ principal habría que meter en una serie como ésta.

No te parece la actitud del tratante de caballos (el judío vicioso que se transforma en devoto tras ver como su hermano se ¨inmola¨) como traspuesta a la de muchos musulmanes occidentalizados que tienen conflictos entre ser un buen musulan o un ¨decadente occidental¨?. Lo digo porque evidentemente la gente extrapola lo visto en Roma a la realidad imperialista estadounidense (u occidental) en la que descubren ¨talibanes americanos¨ todos los días.

billy dijo...

Naranjas de la china en ¨El padrino¨ en éste extraño video.

http://www.youtube.com/watch?v=E75iFdCjEAQ

Apañó dijo...

Excelente serie y magnífica recreación de la historia y la intrahistoria de Roma.
Me enganché tanto con los capítulos de la 1ª temporada que, en ocasiones, llegué a "devorarlos", he de reconocer que con más gula que paciente deleite, hasta de tres en tres.
Coincido con la generalidad de tus comentarios, pero no estoy de acuerdo en que la serie "pecara" de exceso de sexo.
De hecho, piénsalo bien.. ¿qué harías si te encontraras en la Roma republicana, con una pobre esperanza de vida, sin Play, sin TV y sin (¡oh, gran pecado!) este invento del "internés"?
Pues seguramente te abandonarías a los excesos de la gula y de Eros, transgrediendo los límites de tu salud en la misma proporción que pudieses satisfacer tus más oscuros y caprichosos deseos.
A mí, particularmente (y conste que no soy gay) me impactó el pasaje en que a Atia, creo, le regalaron un esclavo cuyo mejor atributo era el enorme falo que lucía su entrepierna.
¿Cabía mejor regalo para una dama ociosa, rica y carente de moral, que aquel bello semental?

Para excesos de la carne ya tenemos a "Calígula" del ínclito Tinto Brass.

Saludos

Worcester dijo...

No la he visto, pero me parece interesante. Ya la consideraré mas adelante.

Un punto curioso; el personaje femenino ya mayor, y sin embargo, tipo-duro es una constante de las buenas series de Tv desde...bueno, saquemos la cuenta.

En Valle de Pasiones (¿Ven que me fui lejos?) la actriz cinematográfica Barbara Stanwyck, daba vida a Victoria,el personaje de tv, matriarca de los Berkley, la familia más rica y poderosa de Stockton, en San Joaquín Valley (California), donde dirige con mano de hierro los múltiples negocios del "Rancho Berkley".

En Dinastía Joan Collins hace de madurita sensual y más-dura-que-una-piedra contra Linda Evans, que curiosamente había "aprendido" el oficio haciendo de hijita linda pero ya en ciernes de parecerse a la mama de Valle de Pasiones.

En Falcon Crest la mala anciana es la ex esposa de Ronald Reagan y como decía Lorenzo Lamas " muy buena actriz, pero una de las cosas de las que sinceramente no critico a Reagan es de habersela quitado de encima"

¿Es tan extraño el papel de arpía de la protagonista?

kike dijo...

La serie me parecio super atrapante. La vi toda en apenas dos dias, y estuve casi sin dormir. La recreacion me parecio de lo mas acertada y toma distancia de las tipicas idealizaciones hollywoodense. El personaje de Attia se lleva todos los premios.
Es verdad que hay demasiado sex & drugs, pero hay que tener en cuenta que es una serie televisiva y que en algunos aspectos, como en las relaciones intimas por ejemplo, no se atiene a la realidad historica.
Mas alla de esto, para los que les gusta un poco la historia, les puedo asegurar que ROMA no puede faltar de la videoteca.
Felicitaciones Major Reisman por el blog y saludos a todos los seguidores desde Mar del Plata, Argentina.

Ramón Monedero dijo...

Si que te va a sentar mal escribir sobre el águila roja, si, ¡uy!, he dicho su nombre...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

APV, efectivamente por fin se ve los otros tipos de coraza de los legionarios romanos. La segmentata se ve pero sólo en las que hacen el papel de guardia de corps de los jefazos. Supongo que el abuso de la segmentata en todas las películas es debido a que es más fácil de reproducir con latón que una cota de malla. Sobre producciones europeas, creo que la BBC tiene unos cuantos documentales dramatizados y luego están los bodrios como "Druidas" o "La última legión". De todas formas creo que se está preparando una nueva titulada "Centurión". Ya veremos.

Estrategos, yo creo que lo que apuntas es lo mejor de la serie. Que yo sepa la única película en la que se mostraba la vida de la gente llana del pueblo romano se trata de la comedia "Golfus de Roma". En todas las otras siempre se representa la vida de las clases altas. Sobre las series que indicas. "Norte y Sur" será comentada pero justo en este momento estoy volviéndola a ver, así que tardará todavía en aparecer. Sobre "Battlestar Galactica" pues esa creo que en este blog no, pero no cierro la posibilidad de comentarlo en el blog "Cine de guerra".

Billy, como ha indicado otro comentarista el personaje de la "Arpía" es un arquetipo que no falta en ninguna serie que se precie. Mi favorito es la Bette Davis de "La Loba", pero es que hay cientos. No se que decirte sobre el personaje del judío. A mi me parece más bien que recrea a Roma como la "Puta Babilonia" de la cual los justos deben de huir o ser destruidos. Por cierto, los frutos que salen en la muerte de Cicerón son melocotones NARANJAS.

Apaño, es Atia quien regala el esclavo a Servilia. Como ya indico en el comentario no me molesta para nada que se muestre a la gente desnuda, ni que se las vea gozando como locos en un revolcón salvaje. Pero ese revolcón tiene que tener una lógica en el guión. Mostrar un folleteo por mostrarlo me parece que es un simple recurso para ganar audiencia. En cuanto al sexo en la época antigua. Pues no se, pero en la época de mi abuelo a principios del siglo XX tampoco había internés, ni tele, y la esperanza de vida tampoco es que fuera muy allá y creo que no estaban dale que te pego todo el día. Cuando publique el comentario de la siguiente película creo que se entenderá mejor lo que quiero decir con lo del uso del sexo en una producción.

Worcester, como ya he indicado más arriba es un buen punto el que describes. Y no, el personaje de "arpía" es una gran baza en muchas producciones. Además de la Bette Davis me estoy acordando de la Señora Danvers (Judith Anderson) de "Rebeca". Pero en este caso Atia tiene una diferencia con las anteriores (y no es el apetito sexual). En más de una ocasión se siente derrotada y es su hijo Octavio el que la vuelve a animar.

Muchas gracias por las felicitaciones Kike. Ciertamente consiguieron su objetivo de hacer una Roma completamente distinta a lo que estabamos acostumbrados.

Ramón, si me dieran la oportunidad de hacer un "Masters of Horror" creo que haría una especie de "Saw" en el que la victima es sentada en una silla eléctrica y con dicha serie puesta en la tele y la única forma de apagarla es usar un interruptor que activaría la silla en la que está sentado.

Un saludo

Apañó dijo...

Perdona mi insistencia, pero no creo en absoluto que el "folleteo" fuese gratuito.
Ahora no podría recordar con exactitud si las escenas de sexo estaban bien justificadas dentro del guión, pero tras leer "El Satiricón" de Petronio, y considerando que la serie Roma también tenía como objetivo realizar un fiel retrato costumbrista de la época, resultaría absurdo negar la importancia del sexo en las relaciones interpersonales y sociales de los romanos de entonces.

Si se trata de considerar dichas secuencias como "ofensivas", más obscenas en tanto que más explícitas, por ejemplo, que las sutiles referencias al tema en "Espartaco", entonces estaríamos más ante una cuestión moral y no tanto estética o cinematográfica.

A mí, por poner un ejemplo, me resultó tanto o más impactante (desde una perspectiva ético-moral) la escena en la que Pullo y el joven César, sin atisbo de culpa ni remordimiento alguno, asesinan al amante de la mujer de Vareno, con nocturnidad y alevosía y arrojando posteriormente el cadáver a las alcantarillas.

¿También fue una escena "gratuita" de cruda violencia?

Creo que uno de los aciertos de la serie fue saber ubicarse contextualmente dentro de la moral laxa que imperaba en una época, recordemos, en la que todavía no había aparecido el cristianismo, y donde no se sentía vergüenza ante la desnudez ni resultaba éticamente reprobable deshacerse de un enemigo incómodo o del amante de tu mujer.
No creo, por tanto, que se pueda comparar con la época de tu abuelo, seguramente en la España nacionalcatólica, donde los imperativos morales y las represiones sexuales tuvieron un peso más que relevante que condicionaron la vida de los españoles, seguramente, de forma muy distinta a la de los ciudadanos de la antigua Roma.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Apañó.

Insisto, ya dije en el comentario que no me aprecen mal las escenas de sexo explicitas y que una cosa que me gustó de "Roma" es que por fin se ve una orgía romana. Otra cosa a destacar era la escena del teatro y lo chabacano que era. Pero una cosa es eso y otra muy distinta es poner el sexo cada dos por tres. Los humanos solemos orinar y defecar con mucha más frecuencia y no por ello salen escenas de dicha actividad. De hecho, la que sale en la serie - Marco Antonio orinando en una maceta delante de Cicerón- se incluye con el exclusivo propósito de demostrar como se humilla a esa persona. Pues lo mismo debería ser con las escenas de sexo. Deberían estar para mostrar alguna situación especial - ejemplo, la violación que hace Pullo con la esclava-. Pero no debería ser una excusa para mostrar un par de tetas - ejemplo: Atia en la cama con Timón.

La escena del asesinato del amante por parte de Octavio y Tito me parece adecuada. Muestra simplemente de lo que son capaces de llegar y es lógico que lo hagan en un lugar escondido.

Sobre la moral. Una cosa es la moral laxa de las clases poderosas a las que se refiere Petronio y otra muy distinta la de las clases más bajas. Es probable que fuera mucho más estricta y conservadora. Por cierto, mis abuelos vivieron la República y a pesar de lo que parezca en estos tiempos, por lo que me contaron lo de la moral laxa decían que era para los "señoritos que mandaban", los pobres no podían tener esos lujos.

Además, es ariesgado sacar esas conclusiones basándote tan sólo en los restos culturales y literarios que han quedado. Si un arqueólogo del futuro viera la cantidad de material pornográfico que ha generado nuestra actual civilización llegaría a la conclusión de que aquí estabamos en el dale que te pego a todas horas.

Un saludo

Apañó dijo...

Hola de nuevo, major Reisman.

Mira que odio resultar cansino, pero al mismo tiempo me resulta imposible rehuir la lid dialéctica, máxime, como en el caso que nos ocupa, resulta deleitante y creo tener razón. :-)

Veamos...

Primero: No creo que en Roma "se pusiera sexo cada dos por tres", una apreciación tuya sin duda harto subjetiva y que nos llevaría a un debate estéril, pues yo mismo no tuve tal percepción.
Se trataría de considerar si las escenas de sexo explícito enriquecieron o perjudicaron a la generalidad de la serie.

Segundo: Entiendo, por lo que dices, que no te molestarían tanto las escenas de cama si no se viera "tanta teta", o si, en el caso del esclavo mencionado, éste no hubiese exhibido de forma clara y nítida su agraciado miembro viril.
En este segundo punto sí deduzco, sin temor a equivocarme, que estamos juzgando la estética de unas escenas de época (mostrar o no mostrar actos y atributos sexuales explícitamente) a través de consideraciones ético-morales inevitablemente actuales.

Vale, es cierto que resulta imposible juzgar o comentar una película prescindiendo del bagaje moral y cultural de cada individuo, pero deberías reconocerme, al menos, que lo que para ti supuso un exceso (apreciación subjetiva) para otros, como yo mismo, no resultase en absoluto desacorde con la misma intención explícita que había, por ejemplo, en las escenas de sangre y violencia.
Y no creo, desde luego, que para un romano de entonces "ver una teta" o cualquier cuerpo desnudo supusiera ningún exceso.

El satiricón, por otro lado, no sólo muestra la moral laxa de los patricios y clases altas, pues el personaje principal es un joven mancebo que no pertenece a la nobleza y no por ello deja de degustar las mieles de Eros en sus diferentes naturalezas, sin hacer "ascos a las ostras ni a los caracoles"

Volviendo al tema de la época de tu abuelo, no cometas el error, generado por falacias marxistas, de pensar que sólo los "señoritos" se permitían licencias libidinosas respecto al sexo, pues para el goce del pueblo llano allí estaban los pajares, los establos o el retoce improvisado en un íntimo paraje, a falta de sedas finas en camas ricamente talladas en madera.
De nuevo, no se trata de una cuestión de "clases", como nos señala Petronio y la misma serie Roma, sino una cuestión ético-moral individual supeditada al libre albedrío de cada cual, aunque matizada, inevitablemente, por las influencias ético-culturales de cada época, pues es el contexto de cada período histórico el que marcará a los individuos unos límites y marcará unos cánones, tanto morales como estéticos.

Concluyendo, no deberíamos juzgar las escenas explícitas de sexo en la serie Roma desde nuestra perspectiva presente, sino considerando que en aquella época era de lo más natural la desnudez. No te negaré, por supuesto, que seguramente no estarían todo el día "dándole que te pego", pero yo creo que las escenas explícitas de sexo "enriquecieron" de forma positiva, que no negativa, al conjunto de la serie.

Saludos.

Strategos dijo...

En este debate del sexo estoy de acuerdo con Apañó. Reisman, el sexo en la época romana era exactamente como comer, como evacuar, como vivir. Es más, era positivo tener cuantas más relaciones sexuales pudieras porque era un regalo de los dioses.

Y no estoy de acuerdo en que las escenas de sexo sean gratuitas, porque son una gran presentación de los personajes para los espectadores modernos. Aparte de ver la personalidad de cada personaje en sus momentos sexuales. Cuando presentan a Marco Antonio está "disfrutando" de una campesina en el campo mientras pasan las tropas de César, que le mira con ligero disgusto. Se nota que Marco Antonio es un hombre-caballo, imparable.

Cuando Atia muestra sus actitudes, e incluso se acuesta con Timón, es para controlar como una loba todo lo que hay cercano. Todos sabemos que una mujer que vuelve loco a un hombre en la cama... lo tiene casi controlado.

Las apetencias sexuales de Octavio y Octavia (personajes, no personas históricas)... son similares, están pasadas de rosca... nos muestran a dos hermanos que provienen de una familia. Los dos ponen la misma mirada extraña cuando "disfrutan" de su cuerpo. Y cuando Octavio yace con su mujer en la segunda temporada... pues ahí se nota cómo es.

La forma de observar el sexo de Tito Pullo muestra cómo es: un romano de la plebe como cualquier otro... con sus ofrendas fálicas tan comunes como una pulsera hoy en día. La de Lucio Voreno, pues también... estricta, de romano plebeyo pero ciudadano orgulloso...

La de Cleopatra... no digamos nada, oriental, pasada de rosca para un romano e incluso para el espectador.

La serie Roma es tan buena que muestra las situaciones importantes para el ser humano en todas sus dimensiones. Aparte de que sí hay escenas con evacuaciones corporales (la letrina común), es lógico que no se repitan tanto como el sexo entre los personajes. Y, por cierto, durante la mitad de la serie están comiendo; por no decir casi todo el rato...

Y eso tiene una clara explicación. Creo que comer y tener sexo es más agradable que evacuar. Por tanto, yo sí que considero que las escenas de sexo en un mundo en el que eran agradabilísimas y, además, necesarias... (el sexo en público era fundamental para bendecir propiedades, como se ve cuando Lucio Voreno recibe sus tierras) están incardinadas en la serie con mucho sentido.

Incluso las que parecen no tener sentido lo tienen. ¿Cuándo Atia baja su estatus para hacérselo con Timón? Cuando está desesperada y sola, y necesita un hombre que la defienda (y que la desea desde hace tiempo, al cual dominar). Defiende a su prole como una loba. Y no nos olvidemos qué animal era el símbolo romano. En cualquier situación la supervivencia es necesaria, sea como sea.

Por tanto, yo no creo que en la serie hubiera exceso de sexo. Es más, Roma era así. Somos nosotros, los seres humanos actuales los que no somos así. Hasta tal punto de llegar a cosas como las de la teta de Janet Jackson, donde se monta un escándalo y se censura la televisión... en un país donde ver un cruel asesinato a tiros es algo divertidísimo y prácticamente esencia en su acervo cultural.

Strategos dijo...

Corrijo: "nos muestran a dos hermanos que provienen de una familia... desestructurada, desconfiada, violenta, rara y extraña.

Que he visto que me faltaba terminar la frase.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los coemntarios.

Efectivamente Apañó es un tema subjetivo, y cada uno creemos tener la razón de nuestra parte ;-D

Sobre la escena del esclavo ¿De dónde te sacas que me molesta? Si lees mis mensajes anteriores no es precisamente una de las escenas señaladas que no me parezcan apropiadas a la historia. De hecho es una forma bastante buena para mostrar el desprecio de Atia hacia Servilia. Voy a intentar explicarlo a la inversa, a lo mejor así se me entiende. Julio César era famoso por ser un mujeriego de mucho cuidado, tanto que sus propios legionarios avisaban a los maridos de guardar a sus mujeres cuando este entraba en Roma. Bueno, pues eso precisamente no se ve en la serie "Roma". En cuanto al folleteo cada dos por tres, ¿En que episodio no sale al menos uno?. Sobre el mancebo de Petronio, eso me suena a la "pastorcilla" de Maria Antonieta. Tomar el lugar de alguien de la clase humilde que nunca existió.

Strategos, esa escena de Marco Antonio no me pareció mal. Es que el personaje histórico tenía fama de eso. Insito, no son las escenas lo que me parecen mal, sino el fácil recurso a las mismas. No me parece mal que Marco Antonio sea un salido de tomo y lomo y se vea. Pero ¿Por qué Servilia, la amante de Julio César, se hace una lesbiana y seduce a Octavia? No me vale la respuesta de que es por el guión. En otras series hemos visto como alguien consigue la confianza de otro sin necesidad de llevarselo a la cama. Aquí en cambio se nota mucho que es para dar morbo a la serie.

Tampoco estoy criticando el que se muestre el sexo de la plebe, las ofrendas y todo lo demás (gran escena la de Lucio y su mujer "fertilizando" la tierra delante de la familia). De hecho lo aplaudo porque como indico en el comentario, es lo que hace destacar a la serie.

En cuanto a controlar un hombre por medio del sexo. Muchas otras mujeres controlaban a los hombres precisamente insinuando que tendrían sexo con ellos y luego no dándoselo. Me viene a la cabeza el magnífico personaje de Glenn Close en "Las amistades peligrosas". Y hay un viejo dicho en el ajedrez que dice que "la mayor fuerza de la amenaza es no ejecutarla". Además, no me creo a una domina romana en plan refocile con un criado como no me creo a la Pompadour en un henar con un lacayo de Versalles. No me cuadra para nada con una "Loba". Las lobas buscan machos alfas y si no lo tienen se aguantan las ganas y no muestran sus debilidades.

Sobre la vida sexual de Octavio, creo que ahí se tomaron una licencia artística al igual que hieron con Atia (que al parecer era un mujer bastante decente como indico en el comentario). Pero casa bastante bien con el personaje representado en la serie. Cleopatra si me la imagino así, aunque no me la imagino haciéndoselo con un legionario, aunque está claro que si no, no hay 2ª parte ;-D

Un saludo

José Antonio Peñas dijo...

Yo, de mayor, quiero ser Tito Pullo. Como no espera nada de la vida, al final es el único que sale airoso. Además la escena del entierro de su esposa me llegó al corazón, porque era de los escasos momentos en los que se veía amor sincero en toda la serie.
Y mi escena favorita, la de Voreno huyendo de la tienda de Cleopatra a calzón quitado y ordenando a Pullo que entre y cumpla las órdenes que se le den. Sí señor, hasta la última gota, si fuera menester.

Por cierto que el personaje de Octavio está tratado de una forma sorprendente y atractiva. Resulta curioso (y realista) cómo Antonio, que se divierte vistiendo criados de ciervo para asetearlos, es querido por todos, y Octavio, que trata de no matar más de lo necesario, sea visto como un malvado, sólo porque no se ríe mientras asesina.

Y la relación entre Octavio y Pullo resulta de lo más refrescante: esa extraña comprensión entre dos personas tan dispares que sin embargo confían el uno en el otro. Y es que torturar a pachas es algo que une mucho.

Por cierto que se produjo un error de traducción muy curioso en España, al confundir "Gypsy" (gitano) con "Egyptian" (egipcio). Puede parecer extraño, pero el error se debe a que ambas palabras, en inglés suenan muy parecidas. Y suenan muy parecidas porque de hecho durante siglos se dijo que los gitanos eran egipcios, de ahi su dominio de las artes oscuras. Y lo gracioso del caso es que en España sucedió lo mismo, porque los gitanos recibieron su nombre castellano porque venían de "Egito" y en consecuencia era "Egitanos"

José Antonio Peñas dijo...

Y otra escena magnñifica es la de la muerte de Ciceron, que se convierte en el único momento de dignidad que tiene el personaje.

Ahora, creo que todoss nos estremecimos en el mismo momento, es decir, durante la lucha de gladiadores. Y el que diga que no sintió ganas de gritar ¡Decimotercera! o no tiene sangre o es un mentiroso

Apañó dijo...

Fale, major Reisman, dejémoslo en tablas henchidas de subjetividad :-)

Jajaja, muy bueno el último comentario José Antonio (bonito y emblemático nombre)

Y para que no se diga que la sangre no corre por mis venas:

¡¡¡DECIMOTERCERA!!!

Saludos

billy el sanguinario dijo...

Resumiendo y en trazo grueso: El buen legionario se hace Tony Soprano, el otro pichalarga se convierte en familyman, el tratante de caballos se vuelve talibán, la puta amiga del legionario se hace cristiana (la de blanco) y sí como si fueran naranjas (el asesinato del bocas ese es clavado al de Fanuzzi en ¨El padrino 2, incluso con la sorpresa de lo que saca del saco Tito-Vito Pullo para enseñarlo a su mujer).

Por cierto: el sexo es sucio...cuando no te lavas :).

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Jose Antonio, coincido contigo en que el personaje de Pullo tiene su mejor interpretación cuando entierra a su mujer, pero antes y después también tiene dos muy buenos. El primero cuando mata al novio de su futura mujer en un arranque de ira. El segundo cuando estrangula en el lecho de muerte a su concubina tras haberse confesado. Pero también Voreno tiene los suyos. A mi me gustó cuando se da cuenta de lo que ha perdido y no podrá volver a recuperar. Y también me gustó cuando manifiesta esa fialdrad al dirigirse a los colegia.

Apañó, aquí no se trata de ganar, perder o empatar. Se trata de exponer distintos puntos de vista y darse cuenta de que una misma obra de arte es vista con distintos ojos y transmite diferentes sensaciones a vada bicho viviente.

Billy, firmo tu resumen, aunque la que va de blanco se hace vestal (un tipo de monja). El cristinanismo ni siquiera había nacido sensu stricto ;-)

Un saludo

Alejandro dijo...

Hola.

De los romanos y "sus cosas", "la mujer del césar no sólo ha de ser casta, sino parecerlo". La moralidad romana pegó muchos vaivenes, durante la república y el imperio, y teniendo en cuenta que "El satiricón" está escrito por un compañero de juergas del mismísimo Nerón, pues ya podemos imaginarnos qué imagen dará de Roma (y mucho más cruda pero divertida es la que da Juvenal). Un poco en la línea de Reisman, es como si se hace una historia de la sexualidad actual a partir del cine porno, o de la historia militar a partir de "Rambo II". Como no ví la serie entera, no opino mucho, pero creo que se abusó de ciertas escenas porque se buscaba el realismo mostrando lo que el cine tradicionalmente había ocultado (más por buen gusto que por hipocresía). Y cual españolitos de los setenta, a lo mejor los responsables acabaron cayendo en un "efecto destape". Es lo mismo que pasa con la violencia, se ha pasado de no mostrarla a llenar la pantalla con cubos de sangre muchas veces exagerados.

Por cierto, y como nos queda cerca, "Cleopatra", con todos sus defectos, es un magnífico ejemplo de cómo una mujer utiliza sus dotes de seducción con fines políticos sin tener a la actriz mostrando "chicha" cada cinco minutos.

Saludos.

PD: y ya que se hablaba de "bustos", por lo que se deduce de varias obras de la época (Apuleyo), sobre la época ("Historia de la vida privada") y mosaicos y pinturas del periodo, que una mujer romana mostrara sus pechos, incluso en la intimidad y con su pareja, era el no va más para aquellos latinos. Cada época tiene sus tabúes y sus fetiches, incluso la Roma más "íntima" ;-)

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Alejandro. Te recomiendo que la veas, porque algo me dice que te ha pasado como a mi. Al principio crei que predominaba más el folletín erótico-festivo, pero posteriormente te engancha y te la ves de una tacada. ´

Un saludo

Antonio Rentero dijo...

Mayor, excelente repaso a una excelente serie (con sus carencias, que has sabido resaltar sin hacer sangre).

Creo que "Roma", aunque de corta duracion (no se si habra tercera temporada) ha demostrado que si se quiere se puede hacer una serie interesante, bien planteada, sin que parezca excesivamente de baratillo, con cierto rigor (insisto en el CIERTO, muy acertado el comentario del asesor historico de buscar autenticidad antes que exactitud... para esto ya estan lso documentales y tampoco lo consiguen).

Lo del sexo si que es cierto que da cierto aliciente pero tb resulta a veces algo forzado, eso si, practicamente siempre resuelto con oficio y clase, con elegancia (incluso cuando hablamos de escenas sordidas).

Tiemblo de pensar en como habria resultado en manos de un, por ejemplo, Vicente Aranda jajajaja

Con todo la mayor virtud es que con su estructura de serie "culebronesca" tradicional puede haber servido para que millones de espectadores hayan logrado adquirir aunque solo sea una leve patina de cultura clasica y de conocimiento historico... que no es poco.

Un abrazo y sigue asi con tu excelente blog.

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por tu comentario Antonio.

Coincido contigo en lo que indicas. A pesar del tono de "culebron" sabe mantener la calidad. Ojo, que lo de "culebron" no lo digo en tono despectivo. También "Yo, Claudio" tiene sus historias pero están contadas de otra forma más al gusto de la época de los años 70. En cuanto a que hubiera pasado si la hubiera cogiod Vicente Aranda, pues habríamos acabado con algo similar a "La rapaz colorá".

Un saludo

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Con respecto a la moral de Augusto, parece que el hombre era un poco austero, implantando una vez que se hace con el poder, una moralidad fuerte. Fue tan coherente con lo que promulgaba, que a su hija Julia, una casquivana de tomo y lomo, la mando castigar, precisamente para mostrar que nadie se libraba, ni siquiera la hija de Augusto. Otra cosa fue ya con Tiberio y compañia.

Un saludo a todos.

J. Jiménez Gálvez dijo...

Me han ablado maravillas de esta serie y estoy deseando verla, más aún si la firma HBO. Tendrá dificil superar a The Wire y Los Soprano

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Wallenstein, creo que una de las desgracias de Augusto es que intentó establecer una moral que ya había dejado de ser hacia bastante tiempo. Julio César también había sido un buen ejemplo de moral disipada.

J: Jiménez, recuerda que sobre grustos no hay nada escrito. A mi "Los Soprano" me gustan, pero tampoco lo considero el no va más de la TV. Te lo digo noo vaya a ser que esperes algo grandioso y luego no cumpla tus expectativas.

Un saludo

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Mayor efectivamente. Julio Cesar, como se dice ahora, se "zumbaba" a cualquier cosa con agujeros que se pusiera delante, independientemente de que fuera hombre o mujer. Sus soldados lo sabian y se reian de el y Cesar aprovechaba esta fama de libertino para mostrar a sus soldados que era uno de ellos, aunque fuese falso. Con Augusto si se dio una austeridad moral, que llego a darse incluso en su hija y ojito derecha. Pero tras el se dio una epoca donde precisamente el ideal republicano, que era tan imperialista como el del Principado, sino mas se presento como modelo de virtud como contraposicion a la degeneracion politica y civica de los Julio - CLaudios, idealizandose una epoca que tampoco fue un cumulo de virtudes.
Un saludo a todos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Wallenstein.

Ciertamente la primera época imperial fue una especie de "haz lo que yo digo, no lo que yo hago". Aunque también la época de la Republica tenía sus propios ejemplos de desmadrados como es el caso de Sila

Un saludo

Arthur dijo...

Vaya que curioso, la polémica de esta entrada me recordo a la de Cleopatra, con la salvedad de que allí los que discrepaban de la opinión del Mayor Reisman eran más, pero comentaban menos, ya que quién repetía más de un comentario era porque le fallaba la puntería con el botón. (Y me incluyo)Es curioso como menos personas, pero más empeñadas en defender sus puntos de vista, pueden hacerse sentir tanto como muchas más personas que no se tomen tan a pecho el debate como para intervenir tantas veces.

Aquí, en este caso concreto, yo comparto el punto de vista del Mayor. La serie no pierde porque se incluyan ese tipo de escenas, sino porque se filmen mal, o simplemente para llamar la atención cuando la historia pierde intéres. Aquí hay muchas escenas que efectivamente se justifican en el guión, pero también hay otras que están de más. En la Roma antigua, como en todas partes, debía haber gente que hacía vida ordenada y sin mayores excesos, pero es natural que no aparezcan mucho, porque no son tan atractivas.

Tampoco creo que todos los romanos fueran siempre tan depravados como ha sido inveterada costumbre pintarlos; las Catilinarias de Cicerón prueban que el libertinaje no se consideraba tan aceptable como se cree; y la ética romana era en sus orígenes más severa que la griega (Catón)y con la muerte de los gracos se corrompio definitivamente. A mí me parece que la época de los Gracos era más interesante que la de César y Octavio. Pero por supuesto, menos apropiada para un Show televisivo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Arthur

Bueno, como ya se ha indicado en otros comentarios supongo que en todas las épocas y clases hay depravados. Sobre épocas interesantes de Roma que nunca han sido llevadas a la pantalla, salvo como documentales, no creo que se reduzca a "ser apropiada o no". Más bien creo que se debe a que esas épocas son o no son muy conocidas por el público anglosajón (que son los que hacen las películas). Los Gracos, Mario, Sila, Vespasiano, Trajano, y otros muchos nunca han tenido un Shakespeare o un Robert Graves que hable de ellos.

Un saludo

Anónimo dijo...

No se, algo bueno tuvo la primera temporada que me la comí entera el mismo día, pero la segunda... creo que tantos errores acumulados acabaron con mi entusiasmo.

Muy buena la recreación de la vida cotidiana y de los romanos, pero más allá de eso, se excedieron en las licencias creativas y como casi siempre ocurre, sin razón (es como en Conán, ¿por qué encajetarle como enemigo al hechicero Thulsa Doom en vez de como en el comic a Toth-Amón?, habría alterado en algo la trama poner el nombre correcto? La respuesta es un rotundo ¡NO!, pero así se las gastan en joligüd). Digo, si querían anganchar al televidente con el libertinaje de algún personaje, ¿por qué Atia y no Servilia y su hija Tercia, que tenían precisamente su famita. Me hubiera extrañado menos un incesto entre Bruto y Tercia que el de Octavio y Octaviana. ¿Habría sido tan malo mostrar la situaciones desde la óptica de la familia de los Bruto?

Luego las muertes tan absurdas de Casio y Bruto o la ausencia de batallas a pesar de que eran la "moda" de ese momento. No me molesto que mostraran a Cleopatra como una zorra (al contrario, me gusta la actriz y creo que Marco Antonio no habria podido ser seducido por algo menos sensual de lo que debe haber sido Cleo), pero, ¿dónde quedó el encanto y la inteligencia con la que conquistó a César y pudo imponer su ley en Egipto? y luego aquello hacer de Cesarión hijo de un legionario... Bueno, me dije, hay que ver lo positivo.

Con eso en mente, me agrado el personaje de Octavio y como se va convirtiendo en Augusto, un muchacho tímido, retraído, medio enfermo y medio cobarde, que poco a poco se va volviendo un monstruo de insensibilidad, muy de acuerdo al carácter que le dan los autores latinos. Me gustó también la entrevista final con Cleopatra, en donde a pesar de que cree haber sido sutil, estuvo demasiado transparente para la reina.

Sobre lo de mostrar sexo, cada quien tiene su propia opinión al respecto por lo que se ve. La mía es que al menos en la familia de los Julios los hombres eran los que se podían dar las libertades, pero no las mujeres, al menos hasta la muy renombrada Julia (hija de Octavio), quien precisamente se rebela mediante el sexo contra un padre tan impositivo e hipocrita, que quería revivir las virtudes de los primeros años de la República, pero no ponía el ejemplo, antes al contrario (Marco Antonio ya le reprochaba esa doble moral en sus cartas, donde se defendía de las acusaciones de libertino que éste le hacía). En ese sentido no tendríamos que haber visto mucho sexo en el entorno de los Julios, así que fue más bien un abuso por parte de los productores, claro, ni quien se queje de ver los encantos de Atia u Octavia, o ver a Cleo sudando sexo por todos sus poros.

Un saludo, Major.

Darío Huerta

Anónimo dijo...

Estaba revisando y vi que cometí varios errores de ortografía. Mil perdones, pero estaba entre escribiendo y viendo una repetición de "El Halcón Maltés".

Saludos otra vez.

Darío El Grande (antes Huerta)

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Darío y por intentar cuidar la ortografía.

En mi opinión siempre es mejor relatar las series desde el punto de vista de los vencedores (la familia Julia) que del de los perdedores (la familia de Bruto). Al menos es mejor desde el punto de vista de los productores, porque siempre suelen seguir esa pauta salvo excepciones. Sobre el sexo, bueno, ya dice el refrán que tiran más dos glándulas mamarias que dos transportes a ruedas mediante tracción animal. Lo de Cesarion es un guiño gracioso. Y coincido contigo en que me hubiera gustado ver más batallas, pero creo que eso habría espantado al público femenino.

Un saludo

Anónimo dijo...

Bueno, creo que eso no es exactamente correcto, pues el "Julio César" del Bardo es básicamente la óptica de Bruto, y ahí está la cosa de los "300".

Insisto en que no había necesidad de trastocar a los personajes para lograr el mismo efecto. Pienso que quizá enlazando dos historias de mujeres (para mí fue evidente que el personaje central fue Atia) la cosa habría mejorado bastante, primero el de Servilia, que habría dado algo parecido en cuanto a ligereza de costumbres (la famosa carreta jalada por un par de...) e intriga palaciega (nada menos que de parte de los conjurados y asesinos de César). Después de la muerte de Bruto podría haberse reseñado la consolidación del imperio desde la óptica de Livia, mujer en serio de cuidado. óptima para un sin número de situaciones atractivas para el venerable. Hubiera sido algo muy interesante, creo yo.

Sobre el carácter popular de la historia, estuvo bastante bien, aunque algunas situaciones estuvieron de más, por ejemplo, la muerte de la concubina de Pullo, que no lleva a ningún lado a la trama. Más bien pareció que los escritores perdieron el hilo con el asesinato de la esposa y lo cerraron como mejor pudieron.

Anónimo dijo...

By the way. Again me, Darius, The Grat.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Dario.

Como te he indicado antes, suele ser el criterio de los productores (no de los autores). Además, en "300" se cumple porque te recuerdo que en la película se acaba en Platea, y al final fueron los griegos los vencedores. Lo mismo pasa con "Julio César". La parte más famosa no es la de Bruto, que efectivamente es el personaje con más líneas, sino la de Marco Antonio (¡Soltad los perros de la Guerra!). Quizás sea más adecuado "Ricardo III" como ejemplo del punto de vista del perdedor, pero en ese caso (como el de las películas dedicadas a Hitler), el perdedor es el malo sin ninguna duda.

En cuanto a lo de Pullo. Es el tipico recurso de las series. El malo que ha hecho daño al héroe al final debe de pagar. No va más allá de eso. Al menos en mi opinión.

Un saludo

alfredo garcia dijo...

Para temblar :S

http://www.vayatele.com/antena-3/hispania-la-nueva-gran-produccion-de-antena-3#to-comments

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Alfredo

No sé que pensar. Por un lado me alegro de que alguien se ponga a mirar en nuestro pasado. Por otro lado pienso en "Aguila Roja" y me echo a temblar.

¿Hay algún augur en la sala para destripar un animalejo a ver que le dicen los hados?

Un saludo