Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


viernes, julio 24, 2009

Zulú (Zulu)



Reconozco que no puedo ser imparcial con esta película. La vi en mi niñez, cuando mi abuela me llevaba a esas largas tardes de sesión continua en las que te tragabas dos películas mientras deglutías un bocadillo de tortilla viendo como el héroe besaba a la chica o el bueno perseguía al malo. "Zulú" fue una de esas películas que se te quedan grabadas en la mente y por las que llegas a anhelar haber nacido hijo de la Gran Bretaña y vestir la casaca roja en lugar de pertenecer a un país en el que sus habitantes fueron definidos por Cánovas como "aquel que no puede ser otra cosa".

"Zulú" sigue estrictamente los arquetipos del cine épico de los años 60. Muchos lo han definido como un "El Álamo" a la africana. Pero en este caso los "buenos" sobreviven a la avalancha de "malos", y eso siempre es un plus, sobre todo si la ves siendo un chaval. Esta entretenida producción sobre una de las gestas imperiales del colonialismo británico fue dirigida, producida y escrita por el estadounidense Cy Enfield, un director que tuvo que exiliarse de su país debido a su pasado comunista. El reparto estaba encabezado por Stanley Baker, que también era su productor, y un jovencísimo Michael Caine en su primer papel protagonista.

Probablemente la película se vio perjudicada por la inevitable comparativa con producciones similares como la ya mencionada "El Álamo" o también "55 días en Pekín". Y en cierta forma era lo que buscaba Enfield. La producción se rodó en Sudáfrica y como extras se contrataron a los propios miembros de las tribus zulúes. Incluso la persona que da vida al rey Cetshwayo era un descendiente de dicho monarca. No es que hubieran actuado ni visto muchas películas, así que Enfield les mostró unas cuantas películas de vaqueros e indios para que supieran que era lo que se esperaba de ellos. Otra curiosidad es que en aquellos tiempos las leyes raciales de Sudáfrica legislaban que, por le mismo trabajo, un negro siempre debía de recibir menos dinero que un blanco. Así que Enfield les pagó con las vacas usadas durante la escena de la estampida.

El film nos relata de forma bastante dramática los sucesos de lo que sería conocido como la Batalla de Rorke's Drift. En la entrada anterior dedicada a la película "Amanecer Zulú" se comentó la Batalla de Isandlwana. Durante dicha batalla, una parte del contingente zulú de unos 4.000 hombres estaba al mando del príncipe kaMpande y no tuvo tiempo de intervenir así que se fue a buscar otros objetivos. En su camino se encontró con este pequeño puesto que era parte de la retaguardia de las fuerzas británicas que habían invadido Zululandia. En el mismo se encontraban 139 soldados británicos y un contingente de tropas indígenas de unos 350 hombres. Estos últimos huyeron al conocer las noticias del desastre de Isandlwana dejando a los ingleses en la pequeña posición.

Los tres oficiales que estaban al mando tuvieron que tomar la decisión de permanecer allí o intentar huir. Estos eran el teniente de ingenieros John Chard (Stanley Baker), el teniente de Gonville Bromhead (Michael Caine) y el comisario de suministros James L. Dalton (Denis Folbigge). Lo llamativo es que los dos primeros no estaban muy bien considerados por sus superiores en cuanto a sus capacidades castrenses. Lo cierto es que decidieron que la única oportunidad que tenían era fortificarse y resistir, pues en campo abierto habrían sido alcanzados por los veloces zulúes y masacrados sin ninguna duda. El comisario Dalton fue precisamente el principal responsable de la fortificación, no el teniente Chard.

En líneas generales la película es bastante fiel a los hechos históricos. Enfield no sólo leyó la bibliografía occidental, sino que incluso consultó a los ancianos de las tribus para que le asesoraran en la disposición y la forma de combatir de los zulúes. Aún así se tomó unas cuantas licencias históricas: el personaje de Bromhead era algo sordo, y es por ello por lo que se le asignaban siempre labores en la retaguardia, pero eso no se ve en la película. El reverendo Witt (Jack Hawkins) no era un borrachín pacifista, sino que era partidario de la intervención británica y ni siquiera estuvo en el lugar de la batalla. Tampoco el soldado Hook (James Booth) era un vago maleante y pendenciero, sino todo lo contrario pues era abstemio y según sus superiores un modelo de buen soldado. La hija de Hook se disgustó tanto que inició una campaña para lavar el buen nombre de su padre, y lo consiguió. Finalmente, la famosa secuencia del último ataque zúlu y la despedida cantada de los zulúes rindiendo honores a los sitiados nunca sucedieron. Los zulúes cesaron en su ataque porque se aproximaba una columna británica de apoyo.

Aunque la película sea británica, la cinta está llena de momentos emocionantes y de heroísmo elaborados al estilo de la vieja escuela de Hollywood. Mis dos secuencias favoritas son aquella en la que tras haber conseguido los zulúes penetrar en el recinto, Michael Caine consigue rechazarlos al ordenar a dos filas de soldados que una vaya disparando mientras la otra va recargando. Y por supuesto el último ataque zulú desencadenado tras el famoso duelo de canciones entre ambos bandos (la canción británica es "Men of Harlech"). Uno podría pensar que este tipo de cine se ha perdido y que en los tiempos actuales una película tan pro-imperialista no podría ser filmada. Pero sin embargo no es así. La influencia de "Zulú" empapa a otras grandes producciones del mismo tono. Ridley Scott usó la canción de guerra de los zulúes en la secuencia de la batalla de Germania en su película "Gladiator". Y Peter Jackson reconoció que la forma de filmar las secuencias de el Abismo de Helm en "El Señor de los Anillos" estaban inspiradas en las escenas de esta película.

Una auténtica lección de épica cinematográfica.


Videos relacionados:
Película en youtube (a partir de aquí puede verse completa)

42 comentarios:

Alejandro dijo...

Hola Reisman.

Tanto "Amanecer Zulú" como ésta me gustan, pero mientras aquélla aparece como una lección de historia dramatizada, aquí se consigue, como bien dices, empapar de épica la narración de un hecho histórico. Evidentemente, prefiero la que acabas de comentar, como casi todo el mundo.

Conocía primero la excelente adaptación de la batalla al tebeo (a saber dónde andará ahora), y la película no me decepcionó en lo más mínimo. "Amanecer zulú" es de las que envejecen ganando con los años: con muchos más medios, ni Jackson ni Scott han igualado el trabajo de Einfeld, y no digamos ya "300", que también parte de la base "unos pocos se enfrentan a muchos" y no pasa de videojuego gritón sin asomo de grandeza. Que se la repasen ¡ya!

Imprescindible.

Un saludo.

Myles dijo...

Bravo, magnífica entrada; ya no se hacen películas (ni guerras) como esa.
En realidad, y según tengo entendido, el que sí se encontraba en la acción era un capellán (Smith) que, además de repartir munición, instaba a los soldados a no blasfemar mientras combatían.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Saludos, gran blog este. Yo también había leído lo del sacerdote que comenta Myles. He encontrado tu blog la mar de interesante; me hago seguidor y te invito a visitar mi blog, en el que hace un par de días incluí una entrada con las 5 mejores películas de guerra bajo mi humilde opinión.
Saludos
Nos leemos

billy el sanguinario dijo...

Es bastante recomendable la biografía de Caine y como relata paso a paso su experiencia en la peli. Varios apuntes.

+ Las zulues llevaban braguitas negras para evitar ¨descuidos¨ al ser enfocadas demasiado cerca aunque algunas las evitaron por no tener costumbre.

+ Los eternos problemas de Caine con los caballos y los babuinos, sus grandes enemigos.

+ Lo mal que lo pasó Caine durante todo el rodaje temiendo ser despedido hasta que el director le dijo que sólo el podía hacerlo y no lo haría.

+ la manera que tuvo el director de explicarles a los extras zulues de que iba eso del cine: una sesión al aire libre en la que lógicamente les proyectaron un western (no creo que les interesase ¨El gabinete del doctor Caligari) que al parecer les gustó.
Saludos.

Conde de Salisbury dijo...

Muy de acuerdo con su opinión mayor. Que gran película, cine épico con mayúsculas. Después de tantos años todavía me emociona la escena en la que los galeses cantan "Men of Harlech". Aunque en aquellos años el 24º Regimiento no estaba "afiliado" todavía a Gales (eso pasó en 1882) sino a Warwickshire.

Apañó dijo...

Coincido en reconocer que "Zulú" es una gran película que, de hecho, forma parte inexcusable de mi preciada colección.
El ritmo épico de la película, y la espléndida gesta de supervivencia y resistencia que narra, hace que se pueda saborear una y otra vez, sin que el paso del tiempo haga mella en ella.
Yo, personalemente, encuentro muchas semejanzas entre las escenas bélicas de "Zulú" y la última adaptación de "Las cuatro plumas" (2002) donde también creo recordar que los soldados británicos organizaban una defensa en dos filas que disparan alternativamente para repeler un ataque a campo abierto.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Alejandro, efectivamente "Zulú" es para muchos una película por la que no pasan los años. Aunque no coincido con tu valoración de Jackson con ESDLA o de "300" (a mí si me gustaron), creo que coincidiremos en que la influencia de esta película en el actual cine épico es manifiesta, y que Jackson, Scott y otros son sus alumnos aventajados que se han convertido en nuevos maestros. Una cosa curiosa es que a Enfield, como se ha indicado en el comentario, se le criticó al ser comparado con producciones similares anteriores. Sin embargo Enfield supo imponer un sello personal que es precisamente el que ha perdurado.

Efectivamente Myles, el capellan George Smith estuvo animando constantemente a la guarnición (al contrario que el personaje del pastor protestante) Desgraciadamente su personaje no sale en la película. Pero si sale en el óleo que se pintó sobre dicha acción (en la parte de la derecha, es el hombre con zurron que da munición).

Muchas gracias Crowley y bienvenido. Luego me paso por tu blog a dejarte un comentario.

Billy, ciertamente la película está llena de anécdotas como las que apuntas. Una que hace referencia a las indígenas es que se le avisó a los actores y componentes del equipo técnico que se andaran con cuidado porque las relaciones interraciales estaban prohibidas y podían ser condenados a siete años de prisión.

Muy bien apuntado Conde, de hecho la canción regimental era "The Warwickshire Lad".

Apaño, tienes razón en que en la moderna "Las cuatro plumas" los lados del cuadro están formados por una fila a pie y otra arrodillada. Pero disparan todos a una y no alternativamente. No me acordé de dicha escena porque esa remake me pareció bastante malo. De paso, he añadido el link de la escena en youtube en dicho comentario.

Un saludo

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Gracias por pasarse por mi blog, Major. He procedido al linkeo de su blog. Una lista muy interesante la suya y gracias por el comentario de lo del comic, lo desconocía.
Saludos
Nos leemos

Jackeline dijo...

Hola
Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si lo deseas no dudes en escribirme a jackelinesilvajauregui@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Jackie

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Jackeline, gracias por la felicitación: Por supuesto eres libre de linkear tu blog en tu directorio, aunque no entiendo para que necesito escribirte para eso.

Un saludo

Erwin dijo...

Buenas,
gracias una vez más por enseñarnos tanto en cada entrada.
Zulú es sin duda una de mis favoritas de siempre, sin contar además con la debilidad que siento por el gran M.Caine.
Imprescindible.

Manuel Trujillo Berges dijo...

Me uno a los comentarios: es una gran película. De hecho, forma parte de la serie que tengo a punto para volver a ver estas vacaciones...

Al Neri dijo...

Me ha gustado muchísimo esta entrada sobre una película que me impactó tanto al verla de niño en la tele. El blog en general me parece magnífico.

miquel zueras dijo...

Hola! Quería aclarar una cosa de esta gran película: el puesto fronterizo de Rorke´s Drift no estaba en Zululand sino en Natal, ya en el protectorado británico, por eso el ataque enfureció al rey Cetwayo que quería presentar la campaña como una guerra de agresión contra el pueblo zulú. Borgo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Erwin, no creas, el 90% de la información la encuentro en internet. Lo único que hago yo es ponerla junta.

Gracias por los elogios Al. Se ve que te pasó como a mí.

Manuel, espero que la disfrutes. Yo también tengo unas cuantas películas en la recámara para estos días.

Agradezco la puntualización Miguel. Sabía que estaba en Natal, pero al releer el comentario me he dado cuenta de que sólo digo de que fueron dejados en la retaguardia de la fuerza invasora. De todas formas al pobre Cetshwayo, o Cetwayo, no le sirvió de mucho el llevar la razón.

Un saludo

P dijo...

La vida es esto. Prestémosle atención a los
detalles. Al calorcito humeante del pis, a sacar la basura, a viajar apretados
en colectivo. Si no disfrutamos eso, ¿qué nos queda?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por dejar un comentario, aunque sea una reflexión filosófica.

Un saludo

TitoRudi dijo...

buena pelicula, no se si a nadie se le ha ocurrido pero no recordais otra pelicula de Michael Caine que se llama Un puente demasiado lejano. Es sobre el intento de apoderarse de los puentes de Arhem creo recordar.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Titorudi.

No, no me he olvidado de "Un puente lejano". Simplemente es que aún no ha sido comentada en el blog.

Un saludo

TitoRudi dijo...

hola, gracias por la aclaracion, es que me parece una buena pelicula y me extrañaba no verla en la lista. Por cierto, ayer estuve viendo Zulu en la television, y cada vez que la veo me gusta más. Creo que tampoco se ha comentado Cuando eramos soldados, a pesar de un cierto tufillo patriotico que despide en general, la escena donde los vietnamitas arrasan a los franceses para mi es una de mis favoritas. Saludos.

Shaman dijo...

Sigo tu blog desde hace tiempo para documentarme y me ha agradado mucho que hayas dedicado un espacio a esta pelicula.
Felicidades por el blog y gracias por la ayuda que nos prestas a los que buscamos informacion para otras cosas.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Tito, porbablmenete la película "Cuando eramos soldados" sea comentada cuando vuelva a tratar el tema de Vietnam, y probablemente lo haga antes de las navidades. Ya veremos. En líneas generales es una película correcta a pesar del tufillo patriotero, salvo que la última escena es infumable.

Muchas gracias Shaman por el elogio y me alegro de que te sea útil.

Un saludo

Alí Reyes H. dijo...

Excelente blog...sin duda. Excelente. uno se engancha y lee, lee y lee.

De la película de La carga de la Brigada ligera, desconocía lo de la W para derribar caballos, lo de los 50 animales sacrificados y lo del jinete muerto al caer sobre el sable.

Gracias y saludos desde Venezuela

TitoRudi dijo...

Buenas, me habia extrañado que no estuviera comentada. El tufillo patriotero es demasiado grande igual que en El Patriota.
Supongo que lo habras pensado pero tambien puedes añadir al ciclo sobre Vietnam la peli "La colina de la hamburguesa".
Saludos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Ali, gracias por el elogio.

Tito, "La colina de la hamburguesa" y otras películas de los 80-90 como "Platoon" aún no están comentadas. Las que hay sobre el Vietnam son las que podríamos llamar de la primera hornada si exceptuamos "La chaqueta metálica" o "Rambo".

Un saludo

TitoRudi dijo...

Ok. En este blog he encontrado peliculas que ya conocia y que no recordaba y otras que no conocia directamente, asi que ha sido todo un descubrimiento.

Luis Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El lobo estepario dijo...

Como la guerra no es un juego, y la sangre no es salsa de tomate, al cine bélico (sea pro o antibelicista) debe exigírsele un rigor que no puede limitarse únicamente a la reconstrucción histórica, sino también a una recreación del clima moral del momento en que el filme se ambienta.

El espíritu de la época, los intereses en juego, las visiones contrapuestas... deben integrar el conjunto de la película, de lo contrario, ésta será parcial y maniquea, como sucede con el 90% de las producciones americanes e inglesas que tratan sobre la guerra.

Así, cuando se aborda la reconstrucción de un episodio como el de las guerras coloniales en el cono sur de África, las tribus negras en disputa deben tener voz, como también debe oírse a los colonialistas de puertas adentro, donde la pompa del patriotismo se desenmascara, ofreciéndonos el rostro de la codicia de Estado y la voluntad de poder de aquellas élites que dirigen el rebaño.

El cine es un arte esencialmente visual, me dirá usted, no puede hacerse un tratado filosófico del cine... Bien, por supuesto, pero con darle voz a las partes en disputa no me refiero a llenar la película de diálogos: perfectamente podría ser ésta muda y cumplir con ese cometido.

Las películas bélicas y algunos westerns de similar estructura hechos por anglos, nos muestran al enemigo como un cúmulo de hormigas o avispas zumbantes. Sean indios, alemanes, rusos o negros, no serán más que una masa amorfa, carente de individuos, a la que se podrá combatir mientras nosotros, como espectadores, disfrutamos del espectáculo, libres de las sombras de nuestra conciencia.

La ausencia de individualidad del enemigo es una urgencia militar en el campo de batalla, ya antes, en la academia. Se educa al soldado a no pensar en el carácter individual de aquel que el Estado ha decidido sea su enemigo. Pero que en una película se caiga en este maniqueo tratamiendo de lo ajeno, no sólo es indignante, sino que por fuerza ocasionará un rotundo rechazo en todo espectador mínimamente culto e inteligente.

Todo ello es el caso de las películas sobre zulúes, filmes antes de aventuras que honestos tratamientos de las guerras coloniales africanas. La cosificación del contrario, su reducción a un número (apenas hay una escena de dos guerreros negros en la fuga) es lo que caracteriza estas películas, como casi todas las similares anglosajonas, dirigidas, en consecuencia, a un público indocto y embrutecido por la nefasta influencia de la propaganda de Estado.

Salud y acracia, y enhorabuena por su interesante blog y su coherencia al tratar los títulos.

http://maquisville.blogspot.com/

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Lobo.

No se, mi visión de las películas es otra. Creo que hay que comprenderlas teniendo muy presente el momento en el que se realizaron. Si hablaramos de pintura no podríamos criticar el cuadro de "Las meninas" con criterios pictóricos del cubismo. Algo parecido pasa con las películas.


Si recreasemos el clima moral del momento entonces "Zulú" debería recrear la moralidad del XIX, una mentalidad colonialista occidental y una mentalidad imperialista de los zulúes. Siguiendo el argumento, las películas más rigurosas serían las películas de propaganda realizadas en pleno conflicto. Evidentemente eso es totalmente parcial y maniqueo. Es decir, hay una contradicción entre recreación rigurosa e imparcialidad en las películas.

Dicha contradicción no se da si lo que hacemos es un documental histórico, no una película. En ese caso el documentalista estaría obligado a buscar el rigor y la imparcialidad. Otra cosa es que el documentalista siga esa norma.

No debemos olvidar que una película es una creación artística con el objetivo principal de ganar dinero. Como creación artística está influida por la sociedad en la que fue creada. Y para ganar dinero el director y el productor intentan satisfacer los gustos del público al que va dirigida en el momento de ser creada. Lo de dar voz a la otra parte (sean negros, japoneses, indios o alemanes) está muy bien en teoría. En la práctica no suele encontrarse, salvo si hacemos un buen documental.

Cuando se realizó esta película lo importante no eran los africanos, eran los ingleses porque la película iba dirigida al público anglosajón de los años 60, no al mercado africano. En cambio ahora el gusto del público ha cambiado y lo que hay que mostrar es al pobre negrito explotado por el estereotipado malvado occidental (ejemplo actual: "El jardinero fiel"). La "cosificación" ha sufrido el efecto de la ley del péndulo. El público sigue siendo tan indocto y embrutecido aunque ahora se cree culto e inteligente. Pero mientras los productores, directores y estrellas siguen ganando dinero.

Un saludo

El lobo estepario dijo...

Sí, las películas de propaganda (soviéticas, las de la Alemania nacionalsocialista, las japonesas durante la II G.M., también las americanas...) son indudablemente maniqueas y sin embargo se ajustarían a lo que yo, habiéndome explicado mal, me refería.

Sin embargo, cuando asumes que estas películas se dirigían a un público determinado y, en consecuencia, eran (son) un "producto", estás aceptando implícitamente su carácter parcial e inevitablemente tendencioso.

Te pondré un par de ejemplos de lo que yo considero excepcional cine sobre guerra: uno sería 'El puente', la película de Wicki. El otro, en el que probablemente no estés de acuerdo, 'La cruz de hierro', de Peckinpah. También los filmes de Rossellini, aunque él fuera comunista (creo que se mantuvo bastante neutral en la filmación). Y ahora explicaré las razones: en la película de Wicki, antes del estallido de la violencia, se recrea el clima moral del momento, y, sin necesidad de discursos políticos al uso, no se obvia el fondo histórico de aquellos días tan convulsos. Además, Wicki llega más lejos, casi a lo que los críticos llamarían una postura "existencialista", recuerda, si no, lo amarga que es la vida para los estudiantes ya antes de parapetarse en el puente. Después, la crudeza con que se describe el combate, sin contemplaciones, y sin tratar a los americanos como números (el tipo que se desangra destripado), hace del conjunto del filme una verdadera y honesta obra maestra cinematográfica.

En cuanto a 'La cruz de hierro', película anarquista, no lo voy a negar, y por tanto afín a mi espíritu, la acción, visceral pero realista, se combina con la filosofía suficiente para hacer del filme una obra con la exigida profundidad que el tema requiere. Dicha filosofía podrá no compartirse, evidentemente, pero está ahí. La película no es una caricia al espectador, como el cine hollywoodiense actual, propagandístico y burdamente anti-alemán. 'La cruz de hierro' toma a Hitler como símbolo de la guerra y la impostura política, pero no se queda ahí. Además de la valentía de tomar como protagonistas a alemanes (y de diferenciar alemanes de nacionalsocialistas) Peckinpah dispara contra las causas mismas de la guerra (las apuntadas por un Orwell) cerrando, de hecho, en los títulos de crédito finales, con imágenes del Vietnam; es decir, que ataca sin contemplaciones el principio de la guerra, considerándola lo que es, una continuación de la política de Estado.

Major Reisman, que sepas que no debates con un progre, en absoluto, sino con un ácrata convencido. La progresía divide las guerras en buenas y malas. Yo simplemente las defino, creo que, honestamente. Por eso detesto las películas bélicas heroicas y mucho más aquellas demagógicas que culpabilizan a un hombre en concreto (Hitler les sirve de diana, como si Hitler hubiera sido el causante de la II G. M., en un burdo argumento reduccionista).

Bien, no quiero coparte este espacio. Otra película, no obstante, de la que tengo un gran concepto, y nutre mi videoteca, es 'Sin novedad en el frente', de Milestone. Y excelente, y te la recomiendo, 'La condición humana', de Kobayashi, mi película preferida de toda la historia del cine.

Salud(os).

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Lobo.

Lo primero de todo decirte que tanto "El puente" (mi película bélica favorita) como "La Cruz de Hierro" y Sin novedad en el frente”están comentadas en el blog, por lo que en sus correspondientes reseñas puedes leer lo que opino de ellas (y comentarlas). Y sobre todo encontrarás las circunstancias que hacen que "La cruz de hierro" sea tan anárquica ;-)

Sobre el anti-germanismo del cine americano. En parte, los alemanes se lo han ganado a pulso, pero ese es otro tema. Aunque "La Cruz de hierro" no fue la primera en retratar a los alemanes como seres humanos. Ahí está sin ir más lejos "Sin novedad en el frente". Pero incluso después de la IIGM y antes que esa obra hubo películas que mostraban que no todos los alemanes eran nazis, aunque eso si, eran pocos. A bote pronto: "Duelo en el Atlántico", "Tiempo de amar y tiempo de morir" y "Espía por mandato" por nombrar a tres que se han comentado en el blog. Pero hay más.

Sobre Hitler y las causas de la IIGM. Bueno, nunca sabremos si hubiera habido guerra si él no hubiera gobernado Alemania. Para mí fue un elemento necesario para que estallará dicho conflicto, pero no fue el único elemento. Aunque ese es un debate para un foro de historia. Y sobre guerras. Coincido contigo en que no hay guerras buenas. Las hay malas y peores.

Un saludo

Major Reisman dijo...

Buenas otra vez Lobo

Se me olvidaba. Por supuesto que acepto que la inmensa mayoría de las películas tienen un caracter tendencioso (sin importar la nacionalidad de las mismas). No creo que lo haya negado en algún momento. Como mucho he llegado a aplaudir el esfuerzo de imparcialidad de alguna o a criticar el exceso de parcialidad de otras que presumen de imparcialidad.

Y no hace falta que te justfiques en cuanto a tu pensamiento. Si lees otras entradas y comentarios comprobarás que aquí hay gente para todos los gustos, colores y sabores. Lo importante es que se mantega el tono educado hacia los demás. Porque si no, como dueño del blog, te aseguro que corto por lo sano. Es que en eso si que no soy un acrata ;-D

Un saludo

Dyonisos dijo...

Saludos Major Reisman!

Yo vi esta pelicula y la de "Amanecer Zulu" siendo crio y me gustaron las dos pero reconozco que en mi memoria ha quedado mas el film de Cy Enfield pues ya hace unos años la adquirí en dvd en una Ed. Especial Coleccionista con Comentarios y un "como se hizo..." y ya he tenido oportunidad de verla un par de veces.

Lo que mas me fascina de esta pelicula es la capacidad de heroismo de unos pocos hombres valientes, decididos y sobre todo, preparados para enfrentarse a un enemigo superior en numero valiendose ya no solo de sus armas o su disciplina en la batalla sino de su inteligencia para sortear en lo posible la superioridad numerica del enemigo, salir vivos de tal aprieto e incluso como hizo mi admirado Alejandro Magno y sus irreductibles macedonios, salir victoriosos.

Yo destaco como siempre de esta pelicula, la presencia de Michael Caine (uno de mis actores favoritos) sinduda para ser su primera pelicula, es notable su interpretacion y ya nos muestra detalles de que estamos ante un actor enorme ya hoy leyenda viviente del mejor cine britanico.

Decir por contra que Jack Hawkins (excelente actor aunque muy infravalorado)que hasta ahora siempre me ha gustado los papeles en que ha actuado, en esta pelicula su actuacion como sacerdote cobarde y miedica y la insoportable de su hija me han hecho sentir como una especia de efecto rechazo, es cierto que cuando se esta en una guerra no esperes pensar que vas a salir vivo, o matas o te matan no debe haber dudas y como tal tampoco debe haber espacio para la cobardía.La Guerra es lo que es, con toda su brutalidad y violencia no es una "mision de paz" o "humanitaria" o "para llevar la paz y libertad a otro pais" esos son cuentos modernos, frases politicamente correctas de la tv para minimizar la guerra a quienes estamos a miles de km de distancia, asi que en esta pelicula si hay algo de autenticidad (asi como predisposiocion a mostrarnos el heroismo britanico pero que rayos! es una pelicula britanica, que esperaban?) o eso es lo que yo creo.

El mejor momento de la pelicula para mi es cuando aparecen por ultima vez los Zulues sobre las colinas, miles de ellos y los soldados britanicos ya esperandose lo peor fatigados, heridos observan como los Zulues les cantan y saludan a los valientes que tan heroicamente les han resistido ante los ojos desconcertados y llorosos ante el homenaje que les tributan los zulues.

Un Abrazo

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Dyonisios.

Es que Enfield supo vestir con una épica memorable una gesta que de por sí parece imposible de conseguir. Sobre la esencia, modificó ciertos elementos de la historia para hacerla mucho más heróica: el párroco cobarde, los cantos de los zulúes, la redención del criminal. Si la hicieran ahora, el héroe sería el cooperante de la ONG que llevaría la paz a la tribu de negritos oprimidos por las malvadas multinacionales.

Un saludo

JFM dijo...

Me parece muy bonito eso de mostrar a los malvados capitalistas colonizadores pero en ese caso tambien se podria mostrar como los reyes zulus habian afianzado su poder empalando a tribus enteras (aunque menos sanguinario que Shaka, Ceteswayo tampoco era un santito que digamos). Por cierto que el pretexto de la invasion fué porque tras recriminaciones britanicas sobre como trataba a sus subditos Ceteswayo habia respondido basicamente que fuesen a tocarse las narices.

Tambien se podria mostrar como el cuidadano europeo medio si que veia la colonizacion como un medio de liberar a los pueblos de semejantes tiranos, de aportarles la civilizacion, de erradicar las enfermedades que las asolaban y last but not least de acabar con el trafico de de esclavos hacia el Medio Oriente. Pero una vez acabado el documental no quedaria tiempo para la pelicula.

Por cierto que en Francia hace unos años hubo una excelente serie de comics que cubria la guerra Zulu y los principios de la guerra con los Boers.

Postdata para Major Reisman: Hé publicado por error un comentario identico en "Amanecer Zulú". Puede borrarlo de alli por favor? Gracias y disculpe por las molestias.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario JFM.

No sale tu comentario en "Amanecer zulú", y no me ha salido el aviso en ninguna otra entrada.

No te discuto lo que dices, pero ten en cuenta que la película es del siglo XX así que las cosas se cuentan más por como se veían en esa época que como se veían en el XIX. Así que no es de extrañar las "licencias dramáticas".

Por cierto, si te acuerdas del nombre de la serie del comic no dudes en ponerla. Me interesaría echarle un vistazo.

Un saludo

JFM dijo...

Grcais por la respuetsa Major Reisman. Puedes obtener informacion sobre la serie de comics en http://fr.wikipedia.org/wiki/Zoulouland_%28bande_dessin%C3%A9e%29

El tomo 1 es sobre al Isanswana, el 2 y el 3 son sobre Roork's Drift

El 14 (Loulou) habla de la muerte del hijo del depuesto Napoleon III.

No estoy seguro sin embargo de que algunas de las victorias Zulus (que son retratados como super-hombres mas rapiados que los caballos) no sean imaginarias. Pero lo que hé averiguado de Shaka por otras fuentes si que parce cooresponder a la realidad.

Un saludo

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias JFM por el comentario y la indicación. A ver si puedo echarle un vistazo.

Bueno, lo de deidificar a los zulues y otros guerreros primitivos no es nuevo. Al menos espero que la historia sea entretenida.

Un saludo

jose dijo...

Hola.
Me ha gustado tanto el comentario como la película. tienes un gran estilo literario, muy sobrio y muy estilizado.

He buscado la "peli" porque hace unos días vi las 4 plumas del 2002, y hay escenas muy parecidas, casi copiadas.

Saludos de Jose.

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por el elogioso comentario Jose y bienvenido.

No me extraña que "Las cuatro plumas" de 2002 intentase copiar el estilo épico de "Zulú" y de muchas otras películas coloniales. Pero les salió rematadamente mal.

Un saludo

METALMANIAC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Major Reisman dijo...

Buenas

Las razones por las que ha sido borrado el mensaje anterior están explicadas en la entrada "El señor de la guerra".

Un saludo