Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


jueves, enero 24, 2008

Tiempo de amar, tiempo de morir (A Time to Love and a Time to Die)


origen de la imagen


"Tiempo de amar, tiempo de morir" fue la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Erich Maria Remarque (el autor de la afamada "Sin novedad en el frente"). En cierto sentido sigue pautas parecidas a dicha obra pero trasladando la trama a la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo hay una diferencia fundamental entre ambas. La primera obra recoge experiencias personales del autor ya que combatió como soldado durante la IGM, mientras que "Tiempo de amar..." no se basa en ninguna experiencia propia ya que fue escrita a partir de las vivencias de otras personas, pues Remarque se exilió de Alemania en 1931.

La historia fue llevada a la pantalla por otro exiliado alemán que está considerado como uno de los mejores directores en el género del melodrama: Douglas Sirk (su nombre alemán era Detlef Sierck). A traves del romance entre el soldado Ernst (John Gavin) y de Elizabeth (Liselotte Pulver) se nos mostrará un retrato bastante fiel de la Alemania de 1944. La guerra no va bien para Alemania, las ciudades están destruidas por los incesantes bombardeos, el racionamiento hace estragos, el mercado negro florece, los jerarcas nazis viven con lujos gracias a la corrupción y sobretodo se ha establecido un temible estado policial represor. Todo aquello que representaba a una Alemania civilizada parece haber sucumbido como se refleja en el personaje del profesor Pohlman interpretado por el propio Erich Maria Remarque.


Sirk consiguió de forma magistral no caer en la lágrima fácil al hacernos ver lo efímera que puede volverse la vida en una guerra. Para ello nos muestra simultaneamente las diferentes subtramas como la del amigo nazi de Ernst o la del profesor Pohlman. La historia de amor se convierte en una especie de tabla de salvación ante tanta locura. La película de Sirk fue una de las primeras en mostrar a los alemanes como seres humanos y no como enemigos.


Hay varios momentos destacables. El papel de Klaus Kinski como oficial de las SS, el miedo a la delación por los demás encarnado en el papel de la inquietante portera, las breves pero intensas escenas en el frente oriental, el suicidio de uno de los compañeros de Ernst, la escena del refugio antiaéreo, o la busqueda de los familiares entre las devastadas calles de Berlín. La decadencia y depravación del regimen nazi está representada por el nazi Otto, un antiguo compañero de clase de Ernst.


La película tiene en mi opinión dos puntos débiles. El primero es que trasmite la sensación de que la Alemania nazi fue sólo una creación de unos cuantos fanáticos como el interpretado por Kinski y de que la mayor parte de la población alemana no tuvo que ver con la creación de aquel régimen. Simplemente se limitó a sobrevivir y a padecerlo. La Alemania nazi es como una moderna Sodoma y Gomorra que no han podido ser salvadas de la destrucción al no haber suficientes hombres buenos como Ernst o el profesor Pohlman. Hay pocos momentos en la película que se refieran a los momentos iniciales del conflicto cuando toda Alemania apoyaba de forma entusiasta a Hitler.


El segundo tiene que ver con la trama de la película. Para los que no hayan visto "Tiempo de amar, tiempo de morir" mejor que no sigan leyendo pues voy a contar un detalle argumental. Si hay un "pero" en la película este es debido a la obra literaria no a la cinta. Una constante en la obra de Remarque es que en la guerra no hay sitio para los buenos sentimientos. Y es que el final de esta película es demasiado parecido al final de "Sin novedad en el frente". Ernst morirá por culpa de una buena acción, pero en este caso en lugar de tratar de alcanzar la belleza de una mariposa se trata de pura y simple generosidad. Ernst permite que un prisionero ruso escape y éste en "agradecimiento", le mata.


Una bella película en la que los justos pagan por los pecadores.

Crítica de Von Kleist



Videos relacionados:

8 comentarios:

Billy el sanguinario. dijo...

Desde luego que Kinski tenía presencia. Aparte de no hacer casi un personaje positivo en su vida (excepto el de siquiatra en una de Wilder) tenía fama de loco y (según él) de obseso sexual (su autobiografía me pareció una versión de ¨Enmanuelle¨ alargada en su argumento 60 años). Me pareció maja aunque me gustó más ¨Sin novedad..¨.

Lovecraft1914 dijo...

Cuanto hace que vi esta película y que ganas de volver a verla!Gracias por recordarme el título.

Otra de las cosas que me llamó la atención de la cinta es como dan a un soldado un permiso en la retaguardia en 1944 cuando la situación se está poniendo cada vez más dificil.

También me llamó laatención, si la memoria no me falla que salen los bombardeos aliados sobre Alemania. Un tema muy tabú y que costaron la vida a cientos de miles de alemanes.

película que me ha dejado un gran recuerido y que nada más que pueda me pondré a buscar (en pocas semanas ya te debo dos cintas Reisman)

Von Kleist dijo...

Buenas

Este es un pequeño gran clásico del cine sobre la II GM. Disiento un poco del comentario sobre que no retrata bien la sociedad alemana. Creo que todos los niveles sociales aparecen retratados perfectamente los nazis fanáticos (la portera o el oficial del SD), la alta sociedad (escenas del restaurante), los patriotas sencillos (Grabner), y la gente corriente. El apoyo de la población alemana se dio mayoritariamente antes de la guerra (y recordemos que en sus mejores tiempos, Hitler obtuvo un 33% de los votos) por lo que no tendria sentido mostrarlo en una pelicula ambientada en 1944.

Sobre el final, me parece duro, pero realista y consecuente. Lamentablemente el Frente Oriental fue escenario de desmanes iguales o peores al que se muestra... un "happy end" habría estropeado la historia.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Tienes razón Billy, el Kinski siempre hacia de malo o de loco. Para mi su personaje más divertido es el de cheposo en una película del Clint Eastwood.

Lovecraft. No era tan raro como uno piensa lo de los permisos. Era más que importante mantener la moral de la tropa y un hombre se desmoraliza muy rapidamente si no vuelve de vez en cuando a su casa. Además, el frente oriental tenía momentos muy tranquilos entre ofensiva y ofensiva rusa.

Kleist, no digo que la película necesite un "happy ending". Coincido contigo que es mejor un final dramático. Lo que digo es que ese final me recuerda mucho a "Sin novedad en el frente". El protagonista muestra una vulnerabilidad en forma de sentimiento y ¡Zas! se lo cargan. Ernst podía haber muerto en el frente debido a una bomba, una mina o incluso un balazo. Pero que se lo cargue un ruso que acaba de liberar, me parece un poco excesivo. No se, me pregunto si no tendrá que ver con el clima de la Guerra Fría y que el mensaje fuera: Uno no se puede fiar de los bolcheviques.

En cuanto a la sociedad alemana. Efectivamente como bien dices salen representados todos los estamentos. Lo que yo no me creo es que el estamento nazi fuera tan pequeño. Tu mismo señalas que Hitler tuvo un 33% de apoyo que probablemente fuera mayor del 66% cuando la victoria sobre Francia. Dudo que en el 44 dicho apoyo fuera menor de un 33% incluso con la que estaba cayendo. A mi me la representación de la sociedad alemana escasa de nazis me recuerda a la estupenda parodia de Billy Wilder "¡Un! ¡Dos! ¡Tres!" en la que todo el mundo trabajaba en el metro y no sabían lo que pasaba arriba.

Pero es solo una opinion perosnal. La verda es que el tema de cómo era la sociedad alemana estaría bien desarrollarlo en el Foro de Historia Militar o en el de la IIGM ¿Qué te parece?

Un saludo

Steiner dijo...

Reisman:

Una magnífica película que hace mucho que vi. Pero recuerdo claramente la desesperación del soldado que vuelve y sólo encuentra destrucción y desolación. También recuerdo el papel del amigo nazi con todo su poder y todo su misterio. Pero lo que realmente me impactó fue el final. No entro en si tiene o no moraleja, pero me parece de una fuerza fantástica y totalmente inesperado; y, desde luego, no desentona con el tono pesimista general de la película.

Saludos

Anónimo dijo...

esta super bueno este blog..me gusto...y esta pelikula kreo k deve ser super buena...ya k igual el amor en la guerra kasi nunka se da...bueno eso

adios

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Mis disculpas si me he salido del tema... queria decir mayormente que aunque gran parte de la población alemana estuviera de acuerdo con Hitler, no fueron tantos los "activamente" nazis. En cualquier caso, como dices, no es el tema principal.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Steiner, tienes razón en lo del tono pesimista. La verdad es que a mi el final me dejo chafado porque hay un momento en la cinta que se intuye una luz al final del tunel y luego pasa lo que pasa.

Anónimo, espero que entres más veces por aquí pero te rogaría que no dieses tantas patadas al idioma.

Kleist, no hay nada que disculpar. La sugerencia de trasladarlo al foro de historia era simplemente porque me parece un gran tema de discusión. Además, en tú blog han aparecido una gran cantidad de películas sobre la situación de la resistencia de parte de la población alemana durante el regimen nazi, por lo que creo que sería realmente interesante profundizar en el tema.

Saludos