Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


jueves, julio 17, 2008

Un paseo bajo el sol (A Walk in the Sun)



"Un paseo bajo el sol" de Lewis Millestone es la adaptación cinematográfica de un serial aparecido en la revista Yank y escrito por Harry Brown en 1944. La película se convirtió en un éxito y durante bastante tiempo fue considerada por un gran número de críticos como "la mejor película bélica sobre la Segunda Guerra Mundial". Yo discrepo. En mi opinión es una película del montón tirando a floja.

La película fue realizada en tiempo de guerra y con la colaboración del ejército norteamericano, por lo que tras ser rodada, el ejército envió a un oficial para revisarla. Se trataba del coronel Thomas D. Drake era un veterano de la Primera Guerra Mundial, en la que se alistó como soldado y acabó como sargento. Siguió la carrera militar y durante la IIGM se le dio el mando del 168 regimiento de infantería de la División Nº 34. Fue hecho prisionero con sus tropas durante la batalla del paso de Kasserine. En 1944 volvió a los USA en un intercambio de prisioneros debido a su deteriorada salud. Este coronel manifestó su acuerdo con la cinta salvo en dos aspectos. Se debía de indicar en una escena que los proyectiles de bazooka se habían agotado y por eso no se utilizaban en el asalto a la granja, y por otro lado debía de añadirse una escena en la un oficial explicaba a los sargentos el porqué el pelotón debía de atacar la granja y su importancia estratégica. Ambas escenas fueron filmadas pero por algún error en el montaje, la escena que explicaba la importancia de la granja se perdió. El film estaba listo para ser estrenado a mediados de 1945, pero al rendirse Japón, el productor Darryl F. Zanuck pensó que el público estaba harto de la guerra, así que la película no fue estrenada hasta junio de 1946.

Como ya he indicado, fue un éxito de crítica y público. Sobre todo se alabo su "realismo". Posteriormente aparecieron críticas negativas siendo una de las más famosas la de Samuel Fuller. Al parecer le escribió una carta a Milestone en la que echaba pestes sobre su supuesto "realismo" y la forma de representar a los infantes y le decía - No logro entender porque un hombre de su calibre ha tomado en cuenta los consejos de un coronel sobre lo que pasa en un pelotón. Cuando los coroneles vuelvan al lugar al que pertenecen, los barracones de los cuarteles, yo escribiré una historia que no hará que los veteranos vomiten asqueados. Personalmente creo que no es para tanto.

La historia base no es mala, lo que pasa es que es aburrida. Al parecer Milestone quiso llevar a la pantalla el viejo dicho que dice que la vida de un soldado son largos momentos de aburrimiento y charla inútil salpicados con breves pero intensos momentos de peligro. Lo malo es que Milestone se quedó en la primera parte de la frase.

Al comienzo se nos presenta a los personajes como fotografías en un libro. Y nos encontramos con el arquetipo del pelotón yanqui. No falta ni uno: el granjero, el palurdo, el neoyorquino, el comerciante, el sureño, etc. Pero están dispuestos a cumplir con su deber de soldados norteamericanos. Muchos de ellos son veteranos de África y de Sicilia y ahora se encuentran en medio del desembarco en Salerno. Su misión es tomar una granja y destruir un puente que está en manos alemanas. Se supone que el pelotón es parte de la 36ª División "Texas", pero dicha unidad se encontró con una gran resistencia durante el desembarco, y eso es algo que no se ve en la película. En ese sentido el título es un acierto, porque como bien indica Kleist en su blog, hasta el final de la película parece que van de excursión.

Vayamos a lo bueno que tiene la película. El comienzo es prometedor, con los soldados apiñados y asustados en la oscuridad de la barcaza de desembarco. En ese momento hieren al teniente en la cara. No vemos nada, pero por la conversación nos imaginamos como ha quedado su rostro. Otra secuencia a destacar es la que muestra la crisis nerviosa en uno de los sargentos veteranos, algo bastante novedoso en 1945. Como dice uno de los soldados contemplando al lloriqueante sargento: "Lloras sargento, lloras porque estás herido. No hay que sangrar para estar herido".

En el aspecto de uniformes y ambientación indicar que aunque el armamento que sale es fundamentalmente norteamericano, incluyendo el semioruga y las ametralladoras alemanas, en una determinada escena sale algo parecido a un Panzer I destruido. También salen unos cuantos P-38 Lightning, uno de ellos derribando a un avión alemán.

Y ahora lo malo. Lo peor que tiene son los diálogos y monólogos supuestamente profundos o graciosos. De las dos horas que dura la película los parloteos ocupan fácilmente el 80 por ciento del tiempo. Incluso hablan cuando están combatiendo. Y mejor no hablar de lo que hablan. Acabe odiando al tipo que decía que lucharían en el Tíbet en el 56 y al supuesto protagonista que escribe cartas de memoria para luego enviarlas. Otra cosa que aborrecí es la balada que hace de banda sonora. Es una especie de himno religioso-bélico realmente horroroso. Tampoco me gustó mucho el final. Milestone se autoplagia en la secuencia del asalto a la granja, pues es totalmente clavada a las secuencias de carga a la bayoneta tan características de su "Sin novedad en el frente". Puede que en una película sobre la IGM esa secuencia sea realista, pero en la IIGM es totalmente estúpida. Ese tipo de asaltos contra una posición con ametralladoras no se producían y mucho menos por un pelotón de supuestos veteranos.


Para finalizar el apartado "reir por no llorar". Se supone que los sargentos del pelotón son veteranos de las campañas de África y Sicilia. Pues la verdad es que no lo parece. Incluso en la "mili" te enseñan que si hay que asaltar una posición fortificada lo hagas por varios lugares a la vez. Aquí al acercarse a la granja se mandan a cinco hombres "a ver si hay algo". Pero lo más absurdo es cuando uno de los grupos no sólo tiene que asaltar la granja, sino volar un puente con granadas ¡Y lo consiguen!

Defraudante

La crítica de Von Kleist


Videos relacionados:

10 comentarios:

yossarian dijo...

Hola, Mayor.
Como siempre dices:para gustos, colores. Y esta vez, siento no estar del todo de acuerdo contigo.
Quizá no tengo la película muy fresca, pero no me pareció tan mala.
Tienes razón en que las escenas de acción son bastante increibles.
El ataque con granadas a la tanqueta me parece inverosimil (aunque vete a saber, no sé tanto de tácticas; a lo mejor se hacía...)y probablemente el asalto final a la granja sea igualmente poco fiel a la realidad.
Pero a mí me ganó el hecho que la película se detuviera más en los hombres, no me molestaron sus diálogos (entendiendo que son de una película de los 40) y, sobre todo, creo que trasmitía perfectamente lo que quería decir:
Conquistar una granja sin apenas importancia tenía un coste elevado.
Y no era nada en comparación con la campaña que estaba por venir. La guerra no eran sólo las grandes operaciones que aparecían en los periódicos.
Cada pequeña escaramuza, cada patrulla costaba vidas y el premio era pírrico.
Muestra que la motivación final del soldado era:acabemos este trabajo para poder volver a casa.
Y que además las tropas americanas empezaron a ser más eficaces cuando empezaron a odiar al enemigo (el personaje de Dana Andrews marcando muescas en la culata de su Thompson después del asalto)
Creo que la película quería hablar de todo esto. Desde luego no es redonda, pero no es tan mala...

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

No puedo estar más de acuerdo con tu reseña. Milestone en este caso se "pasó" de antibelicista filmando un pestiño aburridísimo y pesado de ver. Y es una pena porque la escena inicial en la lancha de desembarco, cuando el teniente es herido en la cara es bastante buena. Muy al estilo "Johny cogió su fúsil" juega con una elipsis que pone los pelos de punta. Pero tras esto, la pelicula cae en picado como un Stuka.

Al final lo que Milestone nos ofrece es un montón de diálogos cargantes, y el retrato de un sargento bastante mojigato llorando como una colegiala tonta (lo cual, por cierto, es poco creible en un sargento, y más en uno veterano). Yo no sé que se habían bebido los críticos que calificaron esta película como uno de los mejores films bélicos, pero seguro que debían consumir algun brebaje de alta gradación alcohólica.

Más que "Un paseo bajo el sol", Milestone nos ofrecio "Un paseo por el tedio". A mi me parece impropia de un director competente como él.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Yossarian y de acuerdo en lo de los gustos. Pero como he comentado otras veces, si todos pensaramos lo mismo esto sería muy aburrido.

Coincido contigo en que Millestone nos vuelve a mostrar el tremendo coste que supone una guerra tanto en el aspecto moral como material. Algo tan minúsculo como una granja se cobra la vida de más de una decena de hombres y aquellos que sobreviven quedan marcados.

Ese tema creo que está mejor reflejado en otras películas. Quizás algunas sean posteriores a esta (estoy pensando en "El puente") pero también creo que Millestone se autoplagia con respecto a su obra maestra "Sin novedad en el frente " no sólo en el aspecto técnico (su firma es el travelling de los soldados cargando y que luego repetiría Kubrick para sus "Senderos de Gloria") sino también en el argumental. Muchas de las situaciones de "Un paseo bajo el sol" ya estaban en "Sin novedad".

Por eso digo que a mi me defraudó. Me esperaba bastante más. De hecho, otras producciones posteriores de Millestone como "La cima de los héroes" vuelve a retomar el tema que apuntas pero está claro que lo hizo de una manera algo mejor, en mi opinión.

Ahora, si la vuelves a ver, reconoceme que el tipo que habla de la batalla del Tibet es un pesado y la balada de musica de fondo es horrorosa (se escucha varias veces a lo largo de la película). Haz una pequeña prueba, solo tienes que cliquear en el link del final y esperar a que despues de la presentación de personajes el narrador diga lo de "here is a song about them" mientras vemos una página con la letra de la misma. ;-D

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Kleist. Lástima que no lo haya leído antes de publicar el mío anterior.

Lo cierto es que sorprende que la película tenga tan buenas críticas. No me pareció tan aburrida como a tí (4'5 sobre 10 ;-) pero si que te dan ganas de echar una cabezada o dos.

En cuanto al "breakdown" del sargento, a mi no me pareció tan malo. Lo que pasa es que no se explica bien que el tío ya lleva bastante combate encima y no entiendes porque se desmoraliza en ese momento. Me pareció mucho más flojo Dana Andrews cuando mira el mapa y dice algo como "¡Anda! si hay un río y podemos ir por aquí"

Un saludo

Von Kleist dijo...

Hola otra vez, Reisman.

Es que a mi me parece mala, pero de verdad. Se supone -por cierto- que Salerno fue un infierno de desembarco, con un contraataque alemán que estuvo apunto de echar al mar a los aliados. Y aqui el desembarco se salda con alguna baja aislada y un par de escaramuzas. Yo creo que Milestone se saltó una premisa fundamental a la hora de hacer cine antibélico: si quieres que la gente deteste la guerra, muestralá en toda su extensión.

Aqui el título de "un paseo bajo el sol" viene bastante a tono, porque la incursión aliada parece una excursión campestre dominical por la ausencia total de acción.

Pd. A mi la escena del sargento llorica me sigue pareciendo patética.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el nuevo comentario Kleist.

Si coincido contigo en que la escena del sargento llorica está muy mal interpretada. Yo me refería a que me gustó que se incluyera el que un mando, en este caso un sargento veterano, se puede desmoralizar. Generalmente estamos acostumbrados a ver en las películas desmoralizaciones de soldados o de oficiales enchufados como en "Ataque", pero creo que esta es una de las raras veces en que se ve a un sargento desmoralizado. Normalmente interprentan el papel de "roca a la cual anclarse".

Y es verdad lo que indicas del desembarco de Salerno. Al parecer hubo unidades que no encontraron oposición, pero la división Texas si que la encontró, y mucha. Voy a actualizar la entrada.

Un saludo

General Jack D. Ripper dijo...

La película me pareció flojita cuando la ví hace unos años. Recordaba perfectamente la escena del sargento llorando (que me pareció un poco patética, no por lacrimogena si no por mal interpretada).
Sobre el tema de los dialogos de los soldados...¿Porque en muchas películas norteamericanas sobre la guerra hay unos diálogos tan complicados entre los soldados en los momentos de "teórica tranquilidad"? El extemo más absoluto de este tema lo recuerdo en "La delgada línea roja" pero en casi cualquier película de guerra los podemos encontrar: desde profunda filosofía hasta odio puro y duro... Entiendo más lo último que lo anterior. Algunos soldados parecían Kant.
Por cierto, la batalla del paso de Kasserine fué un autentico desastre para los norteamericanos e ingleses, su comandante fue el americano Lloyd Fredendall, su única acción de guerra...tras ella fue enviado de vuelta a Estados Unidos a puestos de entrenamiento. Fue sustituido por el general Geroge S. Patton.
Lo de enfrentar viejos tanques M3 Lee a los Panzer de Rommel no fue buena idea...

billy el sanguinario dijo...

No se si me gustaría pero desde luego las críticas demoledoras son las más divertidas. Me sorprende el hecho de los sargentos traumatizados pero no el de los pelotones compuestos por soldados de las 4 puntas del país. De hecho se trata de un tópico a respetar, como el del negro zampado por un cocodrilo o el porteador que se cae del barranco en las cintas de Tarzán (aún tengo la curiosidad morbosa de si han encontrado algún soldado de Aníbal o de cualquier contingente despeñado desde los Pirineos en un estado parecido al del ¨hombre de hielo¨).

Liddel Hart dijo...

Un ejercicio interesante:
comparar con La Chaqueta Métalica y tratar de PUNTUALIZAR porqué una es tan buena y otra tan mala.

1. En La Chaqueta se nos muestra el proceso de maduración de los reclutas en la base como centro de formaciòn de psicópatas; para cuando llegan a el frente, ya conocemos la historia que dejan atrás.
Aquí, en cambio, nos ofrecen una galería más variopinta, pero que se le HA EXPLICADO MENOS al espectador. Los personajes le son presentados DEFECTUOSAMENTE, y no ayuda que sean tantos: en vez de conocer mucho a pocos, conoce poco a muchos. MALO.

2. En ambas HAY MAS DIALOGOS QUE ACCION. ¿Por qué aquí eso es tan chocante?
En parte porque aquí suenan como menos naturales, (No hay tantos tacos)y suenan como demasiado profundos. Es curioso que en La Cruz de Hierro también hay diálogos profundos, pero entre tanta violencia extrema, suenan, paradójicamente más naturales; cuando se vive al borde de la muerte es natural que los hombres, aùn los más vulgares, sientan deseos de filosofar sobre el fin de la vida. Pero precisamente por la ausencia total de peligro que proyectan al espectador los soldados de este film, suenan tan cargantes. Moraleja: No metas diálogos profundos sin explicarle al escpectador de modo convincente porque los personejes se meten a decirlos. O SUENAS FALSO.

3. El realismo: Un error CLASICO de los directores es creer que por poner decorados detallistas al extremo de una época (La figurita de Snoopy en la pared en La Chaqueta cuando comentan el Tet, la publicidad del supermercado en Nacido en 4 de Julio, etc) y poner acentos y palabras típicas en los diálogos, (acento surño, texanismos, etc) pueden prescindir de los más importante: que la historia CAPTE el inrerés del espectador. (El premio gordo de esta aberración es Alatriste, PRECISAMENTE donde sí había una buena historia que contar) la película se pierde en detalles y ABURRE. Unas salpicaduras de breves pero intesos momentos de peligro, para completar la segunda mitad de la frase es precisamente lo que le falta.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

Jack, yo creo que los diálogos son esenciales para una buena película de guerra. Si no tienes diálogos acabas haciendo un "Rambo" cualquiera. Si te pasas entonces tienes una "línea roja". Lo que pasa es que la frontera entre "una conversación profunda" y un "tostón increíble" a veces es muy ténue. Lo cierto es que el serial en el que está basada la película parece que fue un éxito, así que quizás ese tipo de conversaciones existen. En el fondo ¿quién no ha tenido la típica conversación "arreglar el mundo" delante de una cerveza? Lo malo es plasmarla en un guión y que suene creíble.

Billy, el pelotón formado por tipos de las cuatro puntas del país es uno de los mejores y más viejos (véase "El gran desfile"), y ciertamente es bastante real en el caso del ejército norteamericano. Lo curioso es que ha tenido tanto éxito que incluso lo han copiado para otros ejércitos que no lo tenían (por ejemplo el pelotón ingles de "Deathwatch"). Hablando de tópicos, adoro el del actor secundario amigo del protagonista que seguro que la palma antes del final .

Liddel, gracias por la interesante comparación. Me gustaría hacerte una sugerencia. Por favor, no abuses de las mayúsculas en tus mensajes. No se si lo sabes pero en la "netiqueta" usar mayúsculas equivale a gritar algo. Si se utiliza un par de veces en un mensaje largo no molesta, pero si se utiliza en mayor cantidad... comienza a ser molesto. Si quieres resaltar algo es mejor que utilices el código HTML para negritas.

Sobre la comparación que realizas, coincido en parte con ella. Pero creo que el principal problema es que Millestone en esta ocasión fracasa en mostrarnos que dichos hombres están en peligro y que pueden morir. Algo que si hace en películas anteriores y posteriores realizadas por él. Pero bueno, cualquiera puede tener un mal día (o hacer una mala película)

Saludos