Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, octubre 26, 2005

Senderos de Gloria (Paths of Glory)




Tuve la suerte de ver por primera vez "Senderos de Gloria" (1957) en una pantalla de cine y no en la tele. Ya de por sí es una película impactante, pero en una sala de cine puedo asegurar que ese efecto se multiplica por diez.

Al contrario de lo que uno espera en un filme bélico, en el que las escenas espectaculares de batalla y lucha se dejan para el final, en "Senderos de Gloria" estas ocurren casi al comienzo del filme. Otra peculiaridad es que en toda la película no sale un solo soldado enemigo. Rectifico, no sale un solo soldado alemán. En la película queda muy claro que los "soldados enemigos" son los propios altos mandos franceses.

La película está basada en un hecho cierto: los motines de las diversas unidades francesas ante el estancamiento de los frentes en las fases finales de la Primera Guerra Mundial. Lo soldados se negaron a atacar, solo combatirían para defender sus posiciones. El alto mando fusiló a varios cabecillas, pero el motín tuvo éxito pues el ejército francés paralizó sus ofensivas.

Kirk Douglas interpreta uno de sus mejores papeles y Kubrick consigue una de sus mejores obras maestras. De hecho, el tandem funcionó tan bien que intentaron repetirlo para la película "Espartaco", pero esa es otra historia.

Si el momento culminante de la película no es la batalla ¿cúal es? La respuesta es obvia: el fusilamiento. Sobre todo cuando disponen la camilla de uno de los condenados.

En mi opinión, la escena del asalto infructuoso a las trincheras alemanas es uno de las mejores reflejos de como debió ser la lucha durante la Primera Guerra Mundial. Lo que me sorprende es que las tropas tuvieran tanto aguante y no se rebelaran en 1915 o en 1916.


Imprescindible y esencial para cualquier aficionado al cine


La crítica enel blog de Santi
Videos relacionados:

19 comentarios:

leyendaria dijo...

Gran película. A nosotros nos la puso la profe de historia cuando iba a 1º de BUP y me encantó

Likuid dijo...

La ví justamente ayer y me pareció increíble, pero hay cosas que no entendí. ¿La canción que tararean los soldados con la chica alemana es un himno conocido?, ¿por qué les emociona tanto?

Enhorabuena por el blog, es genial!

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Likuid, la canción cantada por la chica alemana es "Der treue husar" que se traduciría por "El fiel husar". Es una canción tradicional alemana del siglo XIX.

En dicha escena Kubrick nos muestra que los soldados todavía conservan su humanidad y que son capaces de emocionarse y pensar en sus hogares gracias a la canción de la chica alemana (tal y como recoge la frase del coronel Dax al final). Ten en cuenta de que esa chica es el único personaje femenino en toda la película.

Un saludo

Pablo dijo...

Impresionante pelicula anti-bélica, si señor. Una película llena de denuncias que nos mueven a reflexionar los "asuntos" burocráticos dentro de una guerra, y que como tu muy bien dices amigo Reisman a veces el enemigo no es el que apunta un arma, si no más bien el que está en el propio bando. Una obra maestra en suma y una película de verdad muy diferente a todo lo que se ha visto dentro de este género cinematpgráfico. Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias Pablo por el comentario.

Como bien indicas hay mucho para reflexionar cuando uno acaba de ver la película. No sólo de los mandos superiores, sino incluso de aquellos que consideras tus compañeros.

Saludos

custer dijo...

Maginifica critica y grandiosa pelicula,te deja un regusto de odio hacia el alto mando importante....
Aunque yo pienso que desde Napoleon los franceses como ejercito no han sido especialmente determinantes,y da una imagen de oficialidad acomodada y fofa que los deja bastante mal(siempre hablando de su alto mando)....

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Custer.

Ciertamente el mejor momento del ejército francés fue Napoleón. A partir de ahí es cierto que no han vuelto a alcanzar esas cotas tan sobresalientes salvo en algunos momentos. Estoy pensando y a bote pronto me viene a la cabeza la acción de Cameron. Aunque también es cierto que en la 1GM y a partir de 1914 a muchos se les bajo el ardor guerrero tras comprobar que el "elan" y el "sprit de corps" no eran buenos chalecos antibalas.

Saludos

Harold Alexander dijo...

Recordar que en 1915 y 1916 todos creían que la guerra acabaría "de inmediato".

Lo curioso es que fué un motín parcial: no atacaban, pero tampoco desertaban. Los oficiales franceses eran tan rétrogrados que lo veían como deserción, sólo Pétain vio que era el mismo engranaje de el ejército Ruso: a punto de volber las armas contra sus propios jefes a la menor provocaciòn, pero todavía dispuestos a cumplir con el deber, si se les garantizaban mejores condiciones de lucha.

Por cierto que Pétain usó una táctica muy acertada: llegó al frente, "ordenó" una estrategia defensiva y economizadora de vidas a unos soldados que estaban a punto de amotinarse, y luego, con el télefono y ferrocarril dispersó a los soldados más recalcitantes, mezclandolos con otros más frescos y descansados, (menos rebeldes) para que no se consideraran lo bastante fuertes para amotinarse de veras, pero también superan que no habría más ofensivas suicidas.

Por eso fué el último genral del siglo Xx en quién el pueblo confio

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Harold.

En mi opinión, en 1916 nadie creía que la guerra se iba a acabar "de inmediato".

Esta claro que el motín tuvo éxito pues hizo replantearse al estado mayor francés su estrategia. Y los alemanes también se aplicaron el cuento de Cuando las barbas de tu vecino veas cortar... pues no intentaron ninguna ofensiva importante hasta 1918.

Sobre tu última frase, creo que no. Los franceses confiaron en De Gaulle y los norteamericanos en Ike después de la IIGM.

Un saludo

Harold Alexander dijo...

Ja, eso era precisamente lo que quería señalar:

De Gaulle y Ike llegaron al poder por sus mértios como políticos (El primero, tras una larga espera, el segundo tras conseguir el apoyo de la maquinaria del partido republicano) más que por el poder mágico de su aureola de generales-héroes-hacedores-de-milagros. (Que sí llevó al poder a Hinderburg y al propio Pétain, sin que importara que ninguno de los dos supiera mucho de política)

Franco y Tito fueron al cabo dictadores ganadores de una guerra civil: su poder se basaba más en el aparato coercitivo de la policía política que en sus estrellas. En cierto modo, su uniforme más inspiraba suspicacias que simpatías.

Sólo Pétain y Hinderburg poseían ese halo de generales de leyenda que los hacían irresistibles para las masas per se.

Y es interesante que ambos se ganaron su fama paliando derrotas, más que consiguiendo victorias.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Harold

En mi opinión, Ike pudo llegar a la Casa Blanca por su méritos militares. Si hubiera fracasado dudo mucho que se hubiera presentado. Otra cosa es De Gaulle, que realmente demostró ser un mejor intrigante que un militar. De todas formas la frase que utilizaste en tu anterior mensaje indicaba "general", sin hacer referencia al tipo de méritos que le lelvaron al poder. De hecho, Petain llegó al poder gracias a los nazis, no porque lo quisiera el pueblo. Fue el Presidente Albert Lebrun el que le dió el poder a Petain tras la dimisión de Reynaud. Otra cosa es que luego Petain se hicera con todo el poder ante la situación caótica de Francia en junio de 1944.

Pero creo que esto puede alargarse y que es un tema de discusión en un foro de historia más que en uno de cine.

Un saludo

Santi dijo...

Masterpiece absoluta, la película de Stanley Kubrick fue su primera gran obra maestra y un retrato anti-bélico en toda regla quele supuso al director neoyorquino una fama de polémico que fue acrecentándose con sus sucesivas películas. El Coronel Dax es uno de los personajes más grandes y recordados que ha dado el cine bélico, Kirk Douglas estuvo inmenso en su papel.

Me he topado con tu blog, Major Reisman de casualidad y estoy alucinando, es un blog excepcional, maravilloso, y no solo el blog y sus artículos sino los comentaristas habituales también son de una calidad notable. La lista de películas que has comentado es algo realmente asombroso, iré leyendo cuando pueda porque aquí he encontrado un reducto bélico e histórico extraordinario. Un saludo con mis más humildes y sinceras felicitaciones.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario y los elogios Santi. Tu también tienes un blog bastante majo y por ciderto tu entrada dedicada a "Senderos de Gloria" es fenomenal (he incluido el link en mi comentario y el de tu blog en mi lista de blogs de cine).

Un saludo

Anónimo dijo...

Pétain tuvo la desgracia, en 1940, de toparse con la incompetencia aun mayor que la de aquellos oficiales a los que sustituyó 25 años antes (un soberbio George Macready da un buen ejemplo de esos despreciables oficiales), Gamelin y Weygand perdieron la guerra con Alemania, pero las consecuencias las tuvo que soportar Pétain después de la guerra. Weygand incluso fue mucho más colaborador y sin embargo fue liberado poco después de la guerra y "limpiado su honor", mientras Petain terminaba sus días en prisión, ¿y todo por qué? Tal vez su mayor delito fue ser la cabeza visible de la derrota más igniminiosa que ha sufrido Francia (aunque en ello no tuvo nada que ver) él llegó al poder ese año porque, como Hindenburg después de la I Guerra, creyó que era su deber atender a su patria en uno de sus momentos más difíciles. Porque, si vamos a los hechos, la verdad es que el régimen de Vichy tuvo casi siempre una actitud digna frente a la ocupación y resistió las presiones alemanas en tanto le fue posible (por ejemplo, se negó a entrar en la guerra del lado de Alemania y se lo dijo a Hitler frente a frente, Leon Degrelle no se lo hubiera pensado dos veces para aceptar) y en tanto no le fue posible, tuvo que ceder, como es de suponer en un país abatido y ocupado.

Y sí, tienen razón cuando dicen que desde Napoleón, puras verguenzas con los generales franceses, están por ahí Bazaine y Lorencez, que se dieron su vuelta por México sólo para hacer el ridículo de ser puestos en jaque por grupos mal armados y peor comidos de combatienetes, que ni siquiera podían recibir el nombre de ejercito (excepto para algunos recalcitrantes patrioteros que, como en todos lados, los hay en México), luego regresaron a Francia para ser barridos por los prusianos, y de ahí en adelante. Aunque supongo que no todos debían ser tan incompetentes en las guerras coloniales de Asia y África, pero no he indagado mucho al respecto. Creo que solo Foch, Pétain y De Gaulle se salvan de la quema.

Anónimo dijo...

Por cierto.

Darío el Pequeño.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el interesante comentario Dario. Ciertamente Petain fue una estupenda cabeza de turno pues una gran parte de los verdaderos colaboracionistas se libraron posteriormente. De todas formas creo que Petain tenía que haberse retirado en 1940 nada más haber firmado la rendición.

Un saludo

El lobo estepario dijo...

Memorable. La he visto muchas veces a lo largo de mi vida. Pero para mí, el momento más intenso no es el fusilamiento, sino la violenta discusión entre K. Douglas y su superior, ya hacia el final. El instante en el que Douglas estalla, traspasó Kubrick esa línea que separa el cine de la vida misma. Como toda gran obra de arte, 'Senderos de gloria' es testimonial y visceral. Una lástima que luego Kubrick se fuera deshumanizando, por mucho que perfeccionara su estilo visual.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Lobo. Reconozco que ese momento es muy intenso, pero ya habrás visto que cada uno tiene sus gustos.

Un saludo

Jordi AP dijo...

Saludos.

Una película donde se retrata la crueldad de la gente (el hecho que sean militares es secundario) cuando el ser humano deja de ser una persona para convertirse en una estadística. Hablan de tantos por ciento de bajas, que representan miles de soldados, como quien habla del tiempo que hará mañana. Realmente salí indignado del cine.