Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, julio 23, 2008

La Fiel Infantería






Son muchos los asiduos al blog que han solicitado un comentario sobre "La fiel Infantería", una de las más famosas películas ambientadas en la Guerra Civil Española. Así que, aprovechando que llegamos a las 175 películas y que ya se acercan las vacaciones estivales voy a terminar la temporada con esta cinta de Pedro Lazaga.

Tras la Primera Guerra Mundial aparecieron varias obras literarias en las que diversos combatientes exponían sus experiencias y vicisitudes. Generalmente estas obras se caracterizaban por su carácter antibelicista, tal es el caso de "Sin novedad en el frente" de Erich María Remarque, o "Adiós a todo eso" de Robert Graves. Pero hubo también obras que parecían ensalzar la guerra tal es el caso de "Tempestades de acero" de Ernst Jürgen. Al parecer esta obra tuvo una gran influencia en el desarrollo del militarismo alemán, pero también influyó en otros movimientos políticos, sobre todo aquellos con un carácter de derechas y/o nacionalista.

Parece ser que uno de los lectores de las obras de Remarque y de Jürgen era un falangista llamado Rafael García Serrano. Nacido en Pamplona, fue uno de los que se unió a la columna que partió hacia Madrid con el estallido de la Guerra Civil. Al igual que Jürgen, García Serrano estaba orgulloso de su experiencia bélica y de sus heridas en el frente, llegando a despreciar la obra de Remarque (según él solo era buena para limpiarse el trasero). Su segunda obra literaria se trató de la novela "La fiel infantería" publicada en 1943 y ganadora del Premio Nacional de Literatura de ese año. Todo parecía indicar que dicha novela iba a ser un éxito pero ¡la obra fue censurada debido a las presiones de la Iglesia! El motivo: el lenguaje inmoderado que utilizaban los personajes. En palabras del propio autorgracias a la denuncia del arzobispo primado de Toledo y a la pasión eclesial de Gabriel Arias Salgado”.

No debemos olvidar que en 1942 se había publicado "La familia de Pascual Duarte" y que había pasado la censura. Así que sorprende que una obra escrita por un falangista no consiguiera pasarla por motivos tales como " se proponen como necesarios e inevitables los pecados de lujuria en la juventud". Al parecer tuvieron que pasar 15 años para que la novela viera de nuevo la luz. Cuando lo hizo se convirtió en un éxito por lo que se realizó su adaptación cinematográfica al año siguiente.

Dicha adaptación corrió a cargo del director Pedro Lazaga y del productor José Luis Dibildos. Se acortó y suavizó algo la historia, insistiendo en el mensaje reconciliatorio. Eran tiempos de apertura del régimen franquista. También se eliminaron las referencias a la prostitución pero se mantuvo el episodio del adulterio. También se conservó la idea principal de la novela. García Serrano decía que su generación, con independencia del bando en que luchasen sus miembros, sacrificó su juventud para crear una España mejor que aquélla en que la que crecieron. Y ese mensaje queda destacado en la dedicatoria final de la película que reza: "A todos los españoles que hicieron esta guerra, estén donde estén, vivos o muertos. ¡Larga Paz! ".

En el aspecto cinematográfico la película es correcta. De hecho recuerda mucho a las producciones bélicas norteamericanas pero con toques de comedia ligera a la española. Comienza con una presentación de personajes: los mandos, el estudiante, el tendero, el caradura ligón, el padre de familia, el agricultor, etc. Posteriormente la unidad recibe unos días de permiso en su ciudad de origen, la imaginada Atarbe. Allí la película se ajusta más a los cánones de los melodramas romanticones tan al gusto de la época por lo que es bastante floja. Solo hay que ver el bodorrio que protagoniza Arturo Fernández. En cuanto al toque de comedia se consigue con la mamá del soldado estudiante o los tejemanejes entre Tony Leblanc y Jesús Puente. Supongo que se quería atraer al público femenino con la gran cantidad de historias románticas que se nos cuentan.

La cinta rompía algunos moldes con respecto a películas bélicas producidas anteriormente en la dictadura. Por un lado mostraba a los soldados nacionales emborrachándose cuando estaban de permiso, algo bastante raro de ver en obras más tempranas. También había alguna pullita hacia el régimen como la escena berlanguiana en que "llama el ministro". Al parecer García Serrano ajustó algunas cuentas con la Iglesia. En determinados momentos se hacen pequeños chistes sobre ella, como por ejemplo sus proclamas sobre que el baile de la rumba o el tango podría considerarse un sabotaje de la guerra, o en la secuencia en la que un soldado está de permiso en su casa y se queja de que no le dejan dormir en paz diciendo "esta es la familia cristiana y española por la que uno es capaz de derramar hasta la última gota de su sangre". Adicionalmente, Lazaga intentó evitar que su película se considerase un instrumento de propaganda del régimen, así que sólo sale una imagen de Franco y es cuando las chicas de Atarbe preparan el recibimiento de los soldados. Es un retrato al fondo y casi está desenfocado. Tras la dictadura y en el clásico ejercicio de valentía antifranquista a toro pasado, muchos "críticos" la despellejaron y la calificaron de elegía del heroísmo militar, olvidando que está realizada en 1959.

Tiene algunos errores. A mi me llamó mucho la atención la escena en la que Ismael Merlo lee una carta a un soldado analfabeto. Vemos que están en la trinchera y sin embargo Merlo lee la carta por encima de la misma, situación que habría hecho feliz a cualquier francotirador enemigo. Otra cosa que canta mucho es que las féminas van vestidas al estilo de finales de los años 50 en lugar de los años de la guerra. Curiosamente es el mismo error que cometerá Otto Preminger en la aburrida "Primera victoria". También se ven señales de circulación de los años 50 que no existían en los años 30 cuando las tropas entran desfilando en la ciudad. Y no digamos nada del "avión republicano" que les bombardea.

Es en la última media hora cuando la película retoma el aspecto bélico y vuelve a cobrar ritmo y fuerza. Tiene secuencias bastante llamativas como es aquella en la que el comandante indica a su ordenanza que toque la armónica y así "espontáneamente" se ponga a cantar el batallón -Los de Barleta somos la bomba viva la madre que nos parió- para evitar que no se desmoralicen mientras por el medio de las dos filas pasan los burros con los cadáveres de soldados de otras unidades. También se nos muestra que las tropas beben alcohol antes de los combates, el propio García Serrano opinaba que las laureadas las ganan Domecq y González Byass.

La escena de la toma de Cerro Quemado es bastante buena para los estándares de la época y creo que representa bastante bien el típico "asalto a las bravas" tan característico y costoso de nuestra guerra incivil, secuencia que culmina con el sangriento contraataque republicano en el que muere hasta el apuntador. Hay que resaltar que los soldados y oficiales republicanos no son representados como los típicos patanes desastrados y borrachines de películas anteriores tales como "Raza". Son soldados como los que tienen en frente y se nota que tienen las mismas inquietudes que ellos. Aunque uno de los méritos de esta película es que puede cambiarse perfectamente a los nacionales por los republicanos y la historia seguiría siendo la misma, es muy probable que si a Pedro Lazaga se le hubiera permitido desarrollar algún personaje republicano estaríamos ante una gran película.


Aunque personalmente me gusta más "Posición Avanzada", creo que "La fiel Infantería" es una producción sobre la Guerra Civil española bastante digna, bastante más realista que muchas películas actuales y que está siendo injustamente olvidada en estos tiempos de "corrección política".

Links relacionados.

Videos relacionados

  • Cantando para elevar la moral

22 comentarios:

bukow dijo...

Si eres aficionado al cine bélico y haces una busqueda por internet es inevitable llegar a tus paginas...y quedarte durante días recorriendo todos los rincones.
Te felicito sinceramente.
Ahora con 42 años estoy reviviendo todas esas peliculas que ponían en televisión y que vi de niño allá por los años setenta, como encontrarse con viejos amigos.

Hay una de la que no se el título y que estoy buscando, es en la campaña del desierto de Rommel y la trama va en descubrir donde estan los depositos de combustible(que estaran señalados en un mapa con las letras del nombre del territorio).
Si tienes noticia sobre esta película, te lo agradecería.
Un saludo

General Jack D. Ripper dijo...

¡Gracias por comentar "La Fiel Infantería! Ha sido siempre una de mis películas españolas de guerra preferidas.
No es maravillosa, cierto. Pero hay un esfuerzo por combinar diferentes historias, personajes e ideas, tratando al "enemigo" con respeto (aunque es imposible evitar darse cuenta que es una historia del "bando vencedor")... Actitudes que sólo en algunas películas americanas o europeas es posible de ver.
Lazaga hizo un trabajo digno, sin contar con grandes medios las escenas de guerra son aceptables. Hay que recordar, como muy bien comentas, que la Guerra Civil Española no tuvo brillantes batallas a nivel estratégico... más bien hubo acciones de guerra con muchos muertos y un poco desorganizadas. Casi todo lo que se trató de preparar de antemano fracasó o siguió un camino imprevisto por los generales y comandantes (Batalla del Ebro, de Teruel, del Jarama... casi nada terminó como se prentendía inicialmente por cualquiera de los "bandos").
Para Bukow: creo que la pelicula que mencionas es Tobruk, del año 1967, protagonizada por George Peppard y Rock Hudson. A mi no me gusta demasiado por sus errores históricos pero es fácil de encontrar en internet.

Lovecraft1914 dijo...

Por cierto, que en la Academia de Infantería de Toledo hay un gran cuadro (bueno una gran foto) de este film adornando una de las entradas a la misma.

La vi hace pila de años(cuando la revista Soldiers le dio por vender películas de este tipo como Alba en américa, Agustina de Aragón etc etc), pero tengo un buen recuerdo de ella.

posdata:aunque últimanete no participe mucho, sigo leyendo tu blog Reisman

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Bienvenido Bukow y gracias por el halago. Sobre la película que preguntas. Puede ser la que dice Jack, aunque también hay otras dos que me han venido a la cabeza. "Mercenarios sin gloria" (Play Dirty) con Michael Caine y "El Comando de la muerte" (Sea of Sand) con Richard Attenborough. "Tobruk" y "Mercenarios sin gloria" las tienes comentadas en el blog de Von Kleist

Jack, coincido contigo en que a nivel estratégico en la GCE mejor no hablar. Es más bien una especie de topetazos entre dos cabras de las montañas.


Lovecraft, me alegro de verte nuevamente por aquí. Prometo que despues del verano retomo la IGM en el blog. No sabía lo de la Academia de Toledo.

Saludos

Liddel Hart dijo...

Felicitaciones.

Las señales de tráfico…ese comentario tiene el sello Reisman. ¿A quién más no se le puede escapar ese detalle? Y “Valentía a toro pasado” no se queda atrás: por eso soy capaz de patalear con tal de leer una de sus criticas. (Perdone la insistencia, mayor, pero es que esta fue la película que me enamoró del cine bélico…y ya se sabe: ¿De qué no somos capaces con tal de ver la crítica de nuestra primera peli?)

1. Lo mejor es que se toma su tiempo para presentarnos a sus personajes; ya sabemos que son curtidos guerreros, pero el descanso nos los muestra también como seres humanos; así se crea más identificación con el público y personajes, haciendo que cada quién tenga su favorito… y en el final, el suspense de saber quién morirá y quién no se siente más duro.

2. Sobre lo de la lectura a la carta: oí decir que era un truco muy usado entonces; se ponía un muñeco de madera con uniforme y gorro arriba de la trinchera y se leía una carta en voz alta para llamar la atención de los francotiradores, en cuanto uno se delataba al disparar, nuestro francotirador le tiraba a él. Por eso ya en 1937 nadie caía en ese truco. Como en posición adelantada, cuando el veterano sabe que no se van a gastar una granda en un solo combatiente.

3. Lo del asalto a las bravas, al principio me pareció exagerado, pero luego supe que en efecto era una táctica muy usada entonces. Pero no se puede negar que es muy cinematográfica….

4. Es cierto que lo el bodorrio y lo del ambiente de la retaguardia es chocante, pero hay que recordar que es 1959…

5. Su mayor mérito es precisamente las escenas en que los nacionales se emborrachan de permiso; sí rompe los moldes de la época, pero a mí me parece, que, aquí sí, lo hace de un modo “abogadesco” como ya no convence silenciar esto, pintémoslo de modo que haga simpáticos a “los nuestros” o, al menos, que parezca natural…si os fijáis bien, veréis que es una táctica mucho más convincente que la “silenciar el hecho”. Con creces. Pero eso sí: algo tramposita.

6. Quizá esa efectividad de “Algo trampositamente a favor del franquismo” fue lo que les sentó tan mal a los “critícos a toro pasado”.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Liddel. Espero que la entrada no te haya defraudado.

Ciertamente la película hace muy bien en presentar a los personajes y así acercarlos al espectador. Lo malo es que los romances eran un poco cursis, incluso para la época. Quizás, si hubiera habido alguno más sombrio o clandestino. Algo parecido a lo que aparece en "Muerte de un ciclista", por poner un ejemplo de 1951, habría sido una obra más redonda.

Lo del truco del muñeco lo sabía, pero aun así no creo que un veterano se hubiera arriesgado. Siempre puede haber un "paco" novato que desconozca el truco ;-)

Hay un precedente de soldados "alegres y bebidillos". Se trata de "Balarrasa", pero claro, luego tenemos la expiación de dicho comportamiento.

Y sobre "cantadas" me quedo con la del avión. Ojo, que no minusvaloro la película por ello. Tampoco tenía un presupuesto para hacer virguerias. Simplemente es que me hace mucha gracia.

Un saludo

Cabo Martinez dijo...

La primera guerra fue la madre de todos los pacifistas. Horrible guerra. Como “Tempestades de acero” la definió un oficial y caballero que sobrevivió a ella y sabía juntar letras con maestría. El pacifismo al extremo es nihilismo y autodestrucción., pero que ingenuo Junger con su caballerosidad decimonónica ante las mediáticas y populistas nuevas ideologías. Su dietario de la segunda lo redime cuando muestra su asco ante la separación de padres e hijos en trenes con destino desconocido.
En nuestra guerra también hubieron soldados “pacifistas” Al principio de la batalla de Teruel los duros enfrentamientos hicieron que algunos requetes se acordaran de subir a su tierra a recoger una muda y que valientes soldados de la republica fueran acusados de cobardes.
La secuencia de los burros pasando entre la tropa es una de las mejores de la película y nos dice lo que es una guerra. Gracias por su comentario mayor

bukow dijo...

Para Jack d ripper y major reisman, he visitado el blog que me has comentado y creo que es casi seguro, "Mercenarios sin gloria"...Tobruk la he visto la semana pasada y sé que esa no es.
Gracias a ambos
Un saludo
Bukow

pd:Intentaré ver La Fiel infanteria, a ver si puedo aportar algo

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Parece interesante por lo que comentais. Aun no la he visto pero la tengo en descarga... en cuanto la haya visionado daré mi opinión y la comentaré aqui.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

Martínez, el personaje de Jürgen es fascinante porque en su larga vida evolucionó de maneras completamente imprevistas si atendemos solo a su biografía más temprana. Y sin embargo hay una cierta coherencia en su biografia, por extraño que pueda parecer.

Bukow y Kleist, ya me comentareis que os parece. Tened en cuenta que es de 1959 y los años no pasan en balde.

Saludos

Steiner dijo...

Reisman:

Coincido contigo en que se deja ver y que tiene valores importantes como el de no demonizar a los republicanos; parece que intenta transmitir cierta reconciliación.

Por lo demás también es cierto que el ritmo decae mucho durante el permiso en Atarbe y, desde luego, las escenas finales desde que salen del pueblo son bastante aceptables tanto por lo que cuentan como por la plasmación concreta de los combates.

Aunque no participe mucho sigo visitándo tu blog asiduamente y espero retomar el mío en breve.

Steiner :-)

Bazán dijo...

Acerca de "...la Guerra Civil Española no tuvo brillantes batallas a nivel estratégico..." Discrepo completamente. Pero como no es el tema de este blog, no sigo.

Respecto al tema de la película en sí. Hace años de la última vez que vi esta peli, pero aún recuerdo que me decepcionó, como también me decepcionó (más aún, incluso) el libro. Trata de ser una especie de elegía de las "mulas" de la guerra, los infantes de ambas trincheras, pero le falla la capacidad de contar una historia. A la peli le pasa lo mismo.

Rafael Rodrigo dijo...

Hola de nuevo.

Me he permitido la licencia de incluir una entrada en mi web sobre la Guerra Civil a esta película.

Lo puedes encontrar aquí:
http://www.guerracivil1936.com/web/index.php?option=com_content&task=view&id=208&Itemid=1

Saludos y buenas vacaciones

Pablo dijo...

Nos gusta el vino
el tinto y el blanco
nos gusta el vino
de cualquier color...
Felices Vacaciones!!!
http://pablocine.blogia.com

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias a todos por los comentarios. Como ya dije, intentaría conectarme esporádicamente.

Bazán, si quieres podemos discutir del tema de la estrategia más en profundidad en algún foro de historia. En cuanto a la película, reconozco que si la comparamos ocn otras producciones contemporáneas de otros países la verdad es que como mucho llega al 7, pero es solo una opinión. Yo creo que falla en que quiere contar demasiadas cosas en poco tiempo.

Muchas gracias Rafael por la inclusión y los elogios. En tu blog sobre historia he encontrado un interesante comentario sobre el cine de la GCE que voy a incluir en esta entrada como información adicional.

Leyendo tu comentario Pablo me ha venido a la cabeza una de las mejores frases de la película. Es cuando Toni Leblanc pide algo de beber y el estudiante le dice que tiene agua. Entonces Tony dice - No, agua no. Que me han dicho que da mucha sed

Saludos

Bazán dijo...

¡No, por Dios! ¿Foros de historia? ¡Lejos de mí! ;-)

Coroneltapioca dijo...

ya siento aburrir a comentarios hoy, pero me aburro!! jajaj.

En mi opinión la mejor película española bélica sobre la Guerra civil (la mejor sobre el conflicto, de las que he visto sería "La Vaquilla").

LA verdad que tampoco habré visto muchas, "Sin novedad en el alcazar", "El Santuario no se rinde", "La Fiel infantería, "Posición Avanzada", "Libertarias", y alguna que igual me dejo... pero no me fio del cine español para nada, y menos del franquista. REconozco que de pequeño me parecían películas entretenidas, que ensalzaban heroicidades, dentro de las limitaciones del género...

pero claro, no veo con los mismos ojos el patriotismo americano que el patriotismo franquista, y eso me echa para atrás. Así que la Guerra Civil es un conflicto del que nunca he salido satisfecho, ni siquiera me gusta más que "La fiel infanteria" "Tierra y Libertad" de Ken Loach.

En el libro que tengo de 100 mejores películas bélicas aparece ese título y "Por quien doblan las campanas". 2 películas de 100 tampoco es mal balance, las del Vietnam en esa revista no serán muchas más.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario coronel.

A mi "La vaquilla" me parece buena, pero muy inferior para lo que esperaba de Berlanga. Es que la comparas con otras de sus obras maestras y queda muy por debajo de ellas. Ya he dicho en más de una ocasión que a mi el cine de la GCE me parece bastante flojo. A mi "Tierra y libertad" me gusta más que la fiel infantería, pero menos que "Posición avanzada".

Por curiosidad ¿Qué libro es ese de las 100 mejores películas bélicas? Aunque también es verdad que cada uno tiene su propia lista.
"Por quien doblan las campanas" está comentada en el blog y a mi me parece un rollo. Pero como suele decirse, sobre gustos...

Un saludo

Coroneltapioca dijo...

Pues el libro es "Las cien mejores películas del cine bélico", de Jose Luis Mena.

La verdad es que hace cosas raras. Para empezar, se supone que cuenta como bélicas cualquier conflicto a partir de la guerra de Secesión americana, cosa que me parece lógica, aunque "Misión de Audaces" siempre ha sido considerada película del Oeste y por lo tanto estará en el libro "Las 100 mejores películas del Oeste". Yo sólo pillé el Bélico porque me interesa.

Aparecen varias encuestas de diferentes periódicos y medios, con sus diferentes listas, en algunas de ellas hay películas sorprendentes para los primeros puestos, o incluso para la lista.

También tienes los oscars ganados por películas bélicas y las nominaciones que obtuvieron dichas películas (las que fueron nominadas pero no ganaron nada no aparecen).

Y por último tienes una lista de 100 películas, con 1 cartel en una página y en la del otro lado de la hoja se encuentra una sinopsis (convioene no leerlas antes de ver la película) y un comentario sobre la película, así como sus nominaciones o premios conseguidos y alguna curiosidad.

También coloca una aclaración, en la que pone que películas ha obviado por no considerarlas bélicas. Entre ellas están dramas como "Johny cogió su fusil", Vencedores o vencidos, Nacido el 4 de Julio... así como comedias del tipo "El Gran dictador", "Escala en Hawai" o "¿Teléfono Rojo?: Volamos hacia Moscú".

Eso me parece bien. Pero dentro de la lista te puedes encontrar con "De Aquí a la Eternidad", "La lista de Schindler", "Europa Europa", "El Paciente Inglés"... que recuerdo como Dramas a secas, aunque con conflicto bélico de tema de fondo (muy fondo)o "Lawrence de Arabia" y "El Yang Tse en Llamas" que no consideraría films bélicos, pese a su calidad.

Está claro que cada uno tendrá su lista. Al menos aquí no encontrarás "Boinas Verdes" como una de las 100 mejores del cine bélico. jajaja.

Sobre "Por quién doblan las campanas". La verdad que no eres el único al que escucho decir que no es una película que esté muy bien, que de hecho aburre... etc. Pero lo que son las cosas, 9 nominaciones a los oscars, entre ellas película, actor, actriz... y de ellas 1 oscar: Actriz secundaria. Un año en el que, por ejemplo, "Esta Tierra es Mía", de Renoir, tan sólo obtuvo 1oscar de 1 única nominación: Sonido. Pero tampoco hay que creerse a la academia.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Coronel.

Ya se a que libro te refieres y creo haberlo ojeado. Lo de las listas es muy personal. Igual que lo de incluir o no a una película en la categoría de bélica (yo sí que considero a "Lawrence de Arabia" como bélica). Recuerdo que Steiner hizo también una entrada en su blog sobre qué era una película bélica.

Ummmh! Creo que esto puede ser el comienzo de una entrada para el nuevo blog.

Saludos

Común dijo...

Tras visualizar este clásico del cine bélico nacional, me ha parecido una obra notable, aunque con algunas matizaciones.
La primera mitad, la vida en retaguardia, me resultó insufrible. Más parece la clásica comedia española con amoríos y enredos de picaresca. Además, la música de fondo tan cursi le da un ambiente irreal, si bien hay que reconocer que se trata de la costumbre de todas las películas de la época. En ocasiones, esa banda sonora está tan alta que apenas se entienden los diálogos.
En cuanto a la segunda mitad, la parte propiamente bélica, es muy meritoria. En general, la uniformidad y las tácticas de guerra son muy realistas, y los efectos especiales bien logrados. El bando republicano parece querer representar a las brigadas internacionales, dadas las extrañas gorras que llevan los artilleros y los cascos “Adrian” que llevan los infantes. Los combates están muy bien conseguidos, aunque en los enfrentamientos a la bayoneta se nota cierto cuidado en no hacerse verdadero daño, puesto que luchan con auténticas hojas metálicas, ahí no hay trampa ni cartón. Resulta un poco extraño el silencio con el que pelean y mueren los combatientes, en especial los republicanos, que parecen sordomudos. Creo que serían más apropiados maldiciones, insultos y gritos de dolor, pero es algo que resulta impensable para la época en que se rodó. Que yo sepa, tan sólo los antiguos espartanos combatían en el más sepulcral silencio, cosa que impresionaba a los hoplitas adversarios, de otros pueblos griegos, acostumbrados a cantar y lanzar alaridos. También eché de menos un mayor uso de las bombas de mano por parte de los republicanos, parecía que sólo las usaban, con gran profusión, los nacionales.
Por último, la secuencia del avión enemigo que aparece por los cielos, tan sólo puedo calificarla de “cómica”. En efecto, no es un avión republicano, ni de combate, ni tan sólo de la época de la Guerra Civil (años 30). Es una simple avioneta comercial bimotor, último modelo del año de la película (1959), que incluso hoy en día sigue utilizándose, y de color blanco. Ni siquiera se molestaron en darle una capa de pintura de camuflaje. Así que resulta un detalle divertido, sin más trascendencia.
He oído que es una película “de culto” en Lleida, donde se filmó, por su valor histórico. Claro, muestra imágenes del conjunto de la ciudad y detalles de sus calles, tal como estaban en el año 1959.
En conjunto, una buena película bélica.
Saludos. Carlos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Carlos.

Efectivamente la primera parte es demasiado convencional y realizada en base a los gustos de la época, aunque también tiene sus "puyitas".

Ciertamente lo que dices de los soldados republicanos es cierto, pero queda bastante claro desde el principio que son españoles, no como en "Posición avanzada", que si son sustituidos por brigadistas internacionales.

Probablemente en Lérida fuera una película de culto. Ahora, con los tiempos que corren, no lo creo.

Un saludo