Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


domingo, septiembre 07, 2008

Lawrence de Arabia (Lawrence of Arabia)




Seguramente "Lawrence de Arabia" es la película ambientada en la Primera Guerra Mundial mejor conocida por el gran público.


Thomas Edward Lawrence era un arqueólogo que conocía bastante bien la zona de Oriente Medio. Al estallar la guerra fue reclutado y enviado al servicio de inteligencia de las fuerzas británicas que luchaban en el frente de Oriente Medio. Allí, el llamado Bureau Árabe del Foreign Office había diseñado una estrategia para ocupar a las fuerzas otomanas en la región. Emplear fondos en originar y mantener lo que sería conocido como Revuelta Árabe, esperando que por cada libra gastada, unas 200.000 al mes, los turcos tuvieran que gastar 10 veces más en recursos y hombres para pacificar la zona. La estrategia fue un completo éxito y causó innumerables problemas a los turcos. Lawrence fue enviado para la coordinación de dicha revuelta con la estrategia ofensiva de las fuerzas británicas alcanzando cierta fama y prestigio en su país. Llegó participar en la Conferencia de Paris dentro de la delegación del rey Faisal.


Tras la guerra, Lawrence decidió publicar sus memorias, pero probablemente no habría pasado de ser una nota interesante en los libros de Historia si no hubiera sido por el estreno en 1920, de la película "With Allenby in Palestine and Lawrence in Arabia". Dicha producción había sido realizada a partir del material recopilado por el periodista norteamericano Lowell Thomas cuando en 1918 acompañó a las fuerzas árabes dirigidas por Lawrence. La película fue un completo éxito y Lawrence la apoyó porque dio una gran publicidad a su libro autobiográfico, "Los siete pilares de la sabiduría". Incluso llegó a posar en un estudio de Londres con sus vestimentas árabes para obtener nuevas fotografías publicitarias. Su fama fue tal que Winston Churchill le tomo como consejero de asuntos árabes en la Oficina Colonial. Con el tiempo Lawrence se enemistaría con Thomas llegando a decir que nunca le había gustado dicha película y que consideraba a Thomas como un hombre vulgar que se había aprovechado de su imagen. Thomas en cambio nunca dejo de defenderle y admirarle.


Tras su muerte en 1935 hubo algunos intentos de llevar su historia a la pantalla. El más serio fue el de Alexander Korda en 1940 con Laurence Olivier en el papel protagonista. Pero su hermano A.W. Lawrence había heredado los derechos de sus obras y se negó persistentemente en dejar que se realizase ninguna película basada en la vida de su hermano, principalmente por el turbio asunto de la homosexualidad y el masoquismo confeso de Lawrence. Y así fue hasta 1960.


En esos años el proceso de descolonización estaba en pleno auge. Tras el éxito de "El puente sobre el río Kwai", el avispado productor Sam Spiegel y el director David Lean habían decidido embarcarse en un proyecto sobre la vida de "Gandhi", pero fue abandonado por considerarse inviable. Spiegel y Lean decidieron entonces cambiar de objetivo y como la crisis de Suez estaba aún reciente había un renovado interés en la historia de los países árabes. Así que pensaron en llevar a la pantalla la biografía de T.E. Lawrence.


Spiegel comenzó a moverse inmediatamente para evitar que su proyecto fuera "robado" por otra compañía rival y se realizara una versión de bajo presupuesto. Compró los derechos de autor de cualquier obra sobre Lawrence que había sido publicada hasta la fecha, incluyendo el libro de Lowell Thomas sobre la revuelta árabe. También intentó que la obra de teatro "Ross", que trataba la homosexualidad de Lawrence y que estaba protagonizada por Alec Guinness, fuera retirada de los carteles londinenses, aunque no lo consiguió. Paradójicamente, la obra clave del proyecto eran "Los siete pilares", pero el hermano no parecía dispuesto a ceder los derechos. Al final Spiegel logró convencerle con 25.000 libras asegurándole que se le dejaría revisar el guión y que el tema de la homosexualidad de Lawrence sería tratada de forma muy sutil. Posteriormente el hermano no quedó satisfecho con el resultado y denunció que "ese no era su hermano".


Antes incluso de haber comprado los derechos se comenzaron a buscar los exteriores, aunque Lean tenía claro que la parte del león debería de ser realizada en el desierto de Jordania sin importar los gastos. Pero el dinero no iba a ser el único problema. Como productor, Spiegel quería estar en el lugar del rodaje. Pero Jordania es un país árabe que en esa época estaba en "alto en fuego" con el estado de Israel y Spiegel era judío. Se llegó a contratar a un diplomático británico a tiempo completo para tratar el asunto. Sin embargo parece ser que el propio Spiegel fue el que resolvió la situación. Viviría en su lujoso yate que permanecería anclado en el puerto de Aqaba.


Otro problema fue el reparto, sobre todo quien iba a interpretar a Lawrence. Alec Guinness fue descartado por su edad, pero se le dio el papel de Faisal. Spiegel anunció que iba a ser Marlon Brando, pero Lean se negó a que un norteamericano interpretase a un héroe británico. El propio Brando resolvió la disputa al aceptar el papel protagonista de "Motín a bordo". El siguiente en la lista fue Albert Finney. Realizó unas pruebas que están consideradas como increíblemente buenas, pero cuando se le ofreció el contrato lo rechazó en plan divo diciendo que esa superproducción podía destruir al actor que interpretase al protagonista. Así que medio a la desesperada se hizo una prueba a un actor teatral con fama de juerguista y mujeriego llamado Peter O'Toole. Éste se preparó a conciencia para la prueba pues comprendió que era una oportunidad única. Tuvo éxito y solo le pusieron una condición para darle el papel. Debía de operarse la nariz.


El 15 de mayo de 1961 comenzó el rodaje en Jordania. Lean se tomó el rodaje como una auténtica operación militar y se llegó a construir una pequeña ciudad para alojar al equipo de realización. O'Toole tuvo que aprender a montar a camello y para no acabar con un "bloody irish ass" se puso gomaespuma debajo. El invento tuvo tal éxito que ahora todos los camelleros lo usan. O'Toole aguantó todo lo que Lean le echaba. Incluso le obligó a permanecer con los ojos abiertos sin pestañear en la escena de la tormenta de arena. Durante el rodaje en Jordania el actor que debía de interpretar a Sherif Ali fue sustituido por un actor egipcio desconocido llamado Omar Shariff. También se le impuso una condición para darle dicho papel. Debía de extirparse un lunar de la cara. Mi escena favorita de la película es precisamente la aparición de Omar Shariff. Su lenta y fantasmagórica aparición en el horizonte, la inesperada muerte que causa, el aparente capricho y crueldad de sus decisiones.

Guinnes y Quinn también participaron en el rodaje de Jordania. Quinn, uno de los actores más polifacéticos que han existido, debía de interpretar a Auda abu Tayi, el líder de los Howeitas. Y su entrada fue sonada. Se hizo maquillar antes de entrar en el campamento y cuando los beduinos le vieron aparecer comenzaron a gritar: -¡Auda! ¡Auda! - y a seguirle. David Lean vio la escena y dijo: -Rescindir el contrato de Quinn. Quiero a ese árabe.


Las escenas de la toma de Aqaba, los asaltos a los trenes y todas las escenas ambientadas en El Cairo, Jerusalén y Damasco están grabadas en España. En Sevilla se grabaron la mayor parte de las escenas urbanas, mientras que en Almeria se realizaron las tomas de las batallas. En la primera toma de la entrada triunfal de Allenby la multitud no mostraba mucho entusiasmo. Pedro Vidal, uno de los asistentes españoles tuvo una idea genial. Dijo que quien estaba entrando era el torero Antonio Ordoñez . Los soldados españoles interpretaron a los soldados ingleses avanzando hacia Damasco. Para la famosa escena de Aqaba se reconstruyó la ciudad en un abanico fluvial del cauce seco del río Alias, al norte de Carboneras en Almería. Era una serie de fachadas falsas y la toma requirió la participación de 150 camellos y 450 caballos. Fue un espectáculo grandioso y la expectación fue tal que al lugar llegaron aldeanos desde pueblos situados a 100 km de distancia. Sin embargo, la participación española más reconocible es la del actor Fernando Sancho como malvado sargento turco.

Después de España, el rodaje se continuó en Marruecos. Allí se grabó la escena de la masacre de Tafas en un páramo desértico y gris. En principio iba a ser mucho más larga pero los soldados marroquíes exigieron más dinero y Lean decidió acortarla.


En líneas generales la película intenta mostrar los hechos históricos pero los impregna de una gran dosis de romanticismo. Al parecer, el primer guión escrito por Michael Wilson era mucho más fiel a los sucesos que se dieron. Pero Spiegel y Lean coincidieron en que querían filmar una aventura épica, no un documental. El trabajo de reescribirlo se le encargó Robert Bolt y éste decidió algo fundamental. Escribió un guión que mostrase lo que Lawrence le hubiera gustado que fuera, no lo que fue. Así, se exagera el número de deserciones de su ejército para realzar su obstinación en continuar la lucha. La desunión árabe que se nos muestra no sucedió así. Faisal fue expulsado de Siria por los franceses en 1920 y coronado rey de Irak por los ingleses en 1921. Tampoco está claro que fuera azotado y sodomizado en Deera por el general turco Hajim Bey. Después de la guerra Hajim Bey tuvo una vida normal y nunca fue acusado de nada por los británicos. Adicionalmente, se sabe que Lawrence se inventaba muchas cosas y en sus diarios de campaña, la semana en la que se supone que sucedió dicha violación fueron arrancadas.


"Lawrence de Arabia" fue todo un éxito de crítica y público. David Lean había tratado de emular al maestro John Ford de "Centauros del desierto" y había conseguido a su vez alzarse como un nuevo maestro. Su influencia puede verse en producciones posteriores y tan dispares como "La guerra de las galaxias" o "Grupo salvaje". Ganó siete oscars, incluyendo el de mejor película, director y banda sonora (inolvidable tema de Maurice Jarre), pero O'Toole y Shariff se quedaron sin sus oscars.


Una producción digna de la épica del personaje a la que estaba dedicada.

Links relacionados:

Hilo de discusión en el Foro Primera Guerra Mundial
Comentario de Poilu en su Blog sobre la Gran Guerra

38 comentarios:

Billy el sanguinario dijo...

Ya era hora de que llegase ésta película (por favor, que la próxima no sea Rambo III!). Qué decir sobre ella más que comentar que es una de mis favoritas, que leí en algún sitio de que al bueno de Peter alguien le llamó Pet´o Toole (pet: ¨meter mano¨ a las señoras) y de que han corrido rios de tinta sobre la famosa escena sadomaso del cuartel turco (algunos gays la habrán puesto a la altura del del de las ¨ostras y caracoles¨ de ¨Espataco¨). De todas formas Albert Finney no andubo demasiado desencaminado en su predicción ya que a Peter se le conoció más por esta que en otras posteriores aunque ahora parece bastante recuperado.

Pd: si quereis ver una magnífica cinta con un Peter o Toole casi interpretándose a si mismo recomendaría ¨Mi año favorito¨, cinta por la cual creo que recibió un óscar (¨las damas se indisponen, los caballeros, vomitan!¨ es mi frase favorita de la cinta).

Fantomas dijo...

Completísima reseña de una cinta que a estas alturas es un clásico indiscutido.

Felicitaciones por tu trabajo.
Saludos!

General Jack D. Ripper dijo...

Película con mayúsculas, problamente estaría entre las mejores de la historia del cine, independientemente del género...
Quizá, en mi modesta opinión, un poco irregular. Me gustan mucho ciertos momentos: el ataque aéreo turco sobre el campamento del príncipe (Por cierto, con aviones británicos), el asalto a Aquaba, el ataque a los soldados turcos en retirada... Pero otros momentos me resultan un poco aburridos o por lo menos lentos.
Entiendo que es difícil mantener el nivel en todo el metraje de una película tan larga.
Un secundario que me gustó mucho fue Anthony Quayle, que mostraba la actitud británica hacia los árabes: os apoyamos...hasta cierto punto.
En resumen, película imprescindible, incluso para ser una megaproducción, que normalmente no salen tan bien. Sin embargo Lean hizo siempre películas estupendas.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

Sobre las juergas de O'Toole que apunta Billy hay mucha bibliografía. Durante la producción en Jordania se hizo muy amigo de Omar Shariff. Cuando tenían un día libre se iban en avión hasta Beirut para correrse grandes juergas. Eso era debido a que en Jordania no se les permitía ir detrás de las mujeres. De hecho, las mujeres beduinas que aparecen en la película en realidad eran mujeres de una comunidad cristiana del desierto. Las mujeres árabes tenían prohibido participar en la película.

Sobre la decisión de Albert Finney. No se que decirte. Las películas más famosas de éste son "Tom Jones" y "Dos en la carretera", muy lejos de la inmortalidad que ha conseguido O'Toole con "Lawrence". Y Peter además tiene otros papeles como "El león en invierno". En cuuanto a premios. O'Toole ha sido nominado ocho veces al oscar y tiene uno honorario. Finney tiene cuatro nominaciones a mejor actor y una por actor secundario

General Jack, ciertamente hay bajadas de ritmo, sobre todo hacia el final de la película. Pero es que son casi cuatro horas de metraje. De todas formas, cuando llega el intermedio tienes ganas de que siga. Pocas películas consiguen eso.

Sobre Anthony Quayle, el pobre estaba bastante descontento con su papel. Lean decía que era el contrapunto de Lawrence, pero Quayle estaba convencido de estar interpretando a un idiota.

Un saludo

octopusmagnificens dijo...

Una de las grandes películas de la historia. Por ponerle un pero diría que el final es un poco no sé... algo frío y abrupto, lo que por definición no tiene por qué ser malo, pero que en este caso creo que no funciona bien del todo.

zeitzler dijo...

La televisión árabe ha sacado una serie sobre Lawrence, sería interesante ver que versión hacen del personaje desde el punto de vista oriental. Lo curioso es que todos los actores son árabes y tienen esas facciones exóticas de sheiks que serán habituales allá, pero cuando quieren hacer personajes anglosajones...se ve chusco. A su Lawrence se le nota que tiene el pelo teñido. (No que actúe mal) y aunque a todos les ponen siempre la bandera inglesa atrás y bigotes de scotand yard y levita...se nota que no son anglosajones.

Aunque supongo que a los árabes que vieron la versión de Lean segurito que pensaron lo mismo al ver al anglosajón Guinnes: "¿Y ese tipo quiere pasar por àrabe?"

El modo en que enbuelven de misterio al personaje de Shariff cuando hace inclinarse lentamente el camello, tras matar al compañero de O´Toole, es CINE. La banda musical, tiene el mérito de poner una partitura a la vez bella y triste, original para el cine bélico, sobre todo al final. Original, porque siempre se había buscado espectacularidad, nunca belleza ni tristeza en la música de fondo.

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

La verdad es que pocos directores como el "Caballero del Imperio" David Lean habrían sabido darle ese toque épico-legendario a la historia de Lawrence. Y desde luego, el amigo Lean era especialista en este tipo de producciones históricas con una apabullante puesta en escena ("Doctor Zhivago" o "El Puente sobre el Rio Kwai", sin ir más lejos). Creo que la película tiene un par de defectillos, que no explica bien el contexto histórico (de modo que para quien desconozca los hechos reales puede resultar confuso) y los bajones de ritmo ya señalados en algún que otro comentario.

Eso sí, hay que reconocer que O´Toole consigue una de esas raras interpretaciones que, más que una recreación, parecen una reencarnación del personaje.

De entre las escenas destacadas, personalmente siempre me gustó la frase que pronuncia Lawrence cuando pierde a uno de sus amigos beduinos, pero decirde ir en su búsqueda pese a las opiniones en contra del jefe árabe: "Nothing is writting" (nada está escrito).

Saludos

David Flórez dijo...

Una de las cosas más curiosas de la película es que la adaptación de The Seven Pillar of Wisdom es más que liberríma, de hecho cuando lees el libro de Lawrence tras ver la película lo mejor que puedes hacer es pensar que son dos Lawrence distintos...

Pero claro, tampoco es que The Seven Pillars of the Wisdom sea muy "histórica". Robert Graves, que escribió unas magníficas memorias sobre la primera guerra mundial, llamadas Good Bye to all that, cuenta que justo antes de la publicación del libro de Lawrence, esté se presentó en un estado de nervios bastante lamentable en la habitación del hotel parisino donde Graves residía, diciendo que el libro no era más que una sarta de mentiras.

Es más, el propio Lawrence incluye al final del libro una especie de hoja de rutas, donde se indica lugares y fechas, basado en los despachos que enviaba a sus mandos, y el mismo admite que no coinciden con la cronología de The Seven Pillars....

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios

Octopus, al parecer ya se había gastado tal cantidad de dinero (unos 13 millones de dólares cuando se habían presupuestado 3) que Spiegel forzó el final diciéndole a David Lean que el día se estrenaba en presencia de la reina. La cinta llegó a recaudar más de 65 millones de dólares.

Zeitzler, no sabía lo de la serie árabe. En cuanto a la música, lo sorprendente es que Jarre la compuso en menos de 3 meses.

Kleist, la escena a la que haces referencia es realmente magistral, sobre todo cuando vemos al pobre desgraciado andando por la arena y dejando sus pertenencias. Y sobre todo por el irónico final del personaje, cuando Lawrence acaba con él y Quinn dice "Entonces, estaba escrito".

Bienvenido David. lo más gracioso es que la película se iba a llamar "Los siete pilares de la sabiduría", pero cuando el hermano vio la película en un pase previo decidió denunciar el contrato y exigió que se retirase dicho título tras devolver unas 5.000 libras que le había dado la productora por los derechos del título. Spiegel y Lean decicidieron entonces usar el título de "Lawrence de Arabia". En mi opinión mucho mejor.

Un saludo

David Flórez dijo...

Muy agradecido por la bienvenida.

Sobre Lawrence, pelicula, y Lawrence, libro, me acuerdo la decepción que me llevé al comprobar que la famosa escena del cruce del desierto hasta llegar a Akaba, que se narra con todo lujo de detalles en la película (con sus inesperadas y dramáricas consecuencia más tarde), en el libro no existía... mejor dicho, se cruzaba un desierto, sí, pero la cosa era simplemente ir de un lugar a otro, sin el dramatismo, la importancia, o las consecuencias dramáticas ilustradas en la pelicula...

De hecho, lo único que coincidía es que se perdía uno de los participantes, y en el libro el resultado era mucho más prosaico.

Por eso digo, mejor verlo como obras independientes y si es cierto que en la película está mejor tratado el ambiente político.

Eso sí, la película es mucho más épica que el libro, excepto en la descripción de la derrota y retirada del ejército turco en la carretera de Damásco, que en el libro es impresionante, añadiendo detalles como la presencia de los consejeros militares alemanes en el ejército turco, que són los únicos que consiguen escapar como unidad cohesionada de entre las garras de las unidades de caballería árabe.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el nuevo comentario David

No me sorprende que haya diferencias entre una obra escrita y otra cinematográfica. Yo creo que lo contrario es la excepción ;-). Pero por lo que cuentas hay que reconocerle a Lean que supo haber una gran escena.

Sobre la masacre de Tafas, en el comentario está el link hacia dicho pasaje de la obra de Lawrence, aunque en inglés. Originalmente, Lean y su equipo pensaron hacerla mucho más sangrienta y realista. Incluía algunas tomas en las que la sangre salpicaba la lente del objetivo. Sin embargo, Lean decidió finalmente eliminarlas en el montaje final.

Un saludo

Steiner dijo...

Reisman:

Un gran comentario lleno de datos y anécdotas poco conocidos, como siempre.

Ciertamente se trata de una de las grandes aunque estoy de acuerdo con Kleist en que no se cuenta muy bien el contexto histórico por lo que los no iniciados podrían perderse. Y, como bien dices, los bajones de ritmo son lógicos dada la gran duración de la cinta.

A mí también me gustó especialmente la interpretación de Peter O'Toole y la escena del ataque a los turcos en retirada.

Una magnífica película; imprescindible.

Steiner :-)

Ramón Ramos dijo...

Película imprescindible desde cualquier punto de vista. Aunque la había visto varias veces en DVD este verano tuve la oportunidad de disfrutarla en pantalla grande en un ciclo de David Lean. Todo en esta película es grandioso: la música, la fotografía, los exteriores, los interiores, los personajes, especialmente Alec Guinnes con ese acento tan particular. El manejo del tempo narrativo en la escena en que aparece Omar Shariff en el pozo es fantástico.
Saludos,

alanbrooke dijo...

Lo más curioso es que es una película con pocas escenas de acción comparadas con otras del cine bélico.
Lean está más pendiente de la belleza y exotismo de la escenografía, que de la magnificencia de las batallas, y es una lástima, porque con sólo unos minutos màs de metraje para cada una le habría quedado impresionante.

Para mí, la mejor escena es cuando Lawrence lleva de la mano al chico al club de oficiales, que no quieren recibirlo porque es árabe, visitiendo él mismo el ropaje árabe, con sus manchas de las tormentas de arena, la pólvora de las batallas y las inclemencias del sol y frío del desierto, en medio de los inmaculados uniformes de los británicos...una manera excelente de hacerle sentir al espectador quién es el verdadero soldado.

Y con ARTE.

Porque, ¿Se imaginan ustedes a Rambo haciendo una escena tan bella y bien filmada...? Pues eso.

Si vamos a el frente oriental de la IGM me pernito sugerir una sola película: Gallipolí.(En realidad la única que conzco, pero...bueno)

Saludos, mayor Reisman

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Como apunta Steiner, quizás una escena con un mapita explicando la importancia de Aqaba no hubiera estado mal. Pero creo que Lean lo que quería era aventura, no historia.

Ramón, yo también he tenido la suerte de disfrutarla en pantalla grande y efectivamente, hay diferencia. La inmensidad del desierto no puede apreciarse en una tele. Es como ver el cuadro de "las meninas" en un libro o a escala 1:1.

Alan, como ya he indicado antes creo que lo que prima es la aventura y la épica. Y eso que tampoco hay pocas escenas de lucha. A bote pronto, el ataque aéreo, Aqaba, el asalto al tren, la emboscada fallida y la masacre. "Braveheart" tiene incluso menos, pero eso sí, se recrean mucho más. Esta claro que cada uno tiene su escena predilecta. Otra que yo destacaría es la anterior a la que indicas, cuando sale el plano del barco cruzando el desierto. ¡Magnífica!

Por cierto, "Gallipoli" es la siguiente (ahora mismo está en el horno)

Un saludo

Pablo dijo...

Extraordinaria la historia que nos cuenta David Lean. Una producción grandiosa: tropas montadas en cientos de camellos atravesando el desierto. Y por si fuera poco acompañados con la inigualable musica del gran Maurice Jarre.
Una obra maestra indiscutible.
Felicidades, Major Reisman. Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com

yossarian dijo...

Hola, Major.
Excelente reseña!
Yo tuve la oportunidad de verla en el cine, cuando reestrenaron la versión íntegra (creo que éramos 4 en el cine), pero entonces supe lo que es cine con mayúsculas.
Creo que, como decís la mayoría, Lean no pretendió hacer una película fiel a la historia, sino un espectáculo épico.
Seguramente mucha gente ni siquiera debe saber que sucede en la 1ª guerra mundial.

Pero eso acaba siendo lo de menos.
Yo estaba ipnotizado por la música, el paisaje, y la poesía.

Tengo que volver a verla...

David Lean dijo...

Excepto quizá El Cid no he visto ninguna peli en que la belleza se combine con la épica de esta manera.(Celopatra las supera a ambas en espectacularidad visual, pero enfatiza demasiado el romance sobre la épica, para compararse). Verla en DVD es algo así como ver las pirámides; te quedas pensando "Que maravillas se construían entonces, que tiempos aquellos". Y es el mejor modo de darse cuenta de cuánto ha cambiado el cine. Filmes como Titanic o ESDLA en la era digital, le compiten bien, pero... no es la misma cosa.

Alfa dijo...

Pues no estoy de acuerdo: Cleopatra tenía mucha megalomanía visual que no es lo mismo. Pero DUNE tenía la misma alquimia visual épica.

(Eso sí, en versión Punk futurista, como comparar arte clásico con abstracto)

Y es curioso, porque DUNE es en realidad una versión de Lawrence de Arabia trucada, con lo guiños bien visibles para quién los quiera ver. Y ya era así en el original de Hebert, pero más aún en el filme.

¿Cuándo comentara ud. DUNE, Mayor Reisman?

Estoy impaciente por leer su crítica. Y saber que le parecen los escudos y el entrenamiento de Paul con la máquina de combate. ¿Bien o mal rodados como escenas bélicas?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

Siento no poder contestar con más asiduidad, pero ultimamente estoy muy liado con el trabajo y no tengo tanto tiempo libre

Como bien indica Pablo, creo que una delas mejores bazas de la película es su estupenda banda sonora.

Totalmente de acuerdo contigo Yossarian. Si ves esta película en pantalla grande comprendes que es CINE EPICO.

No coincido con David. Creo que "Cleopatra" intentó el más dinero y más grande es igual a mejor película. Pero le falta algo y en mi opinión es ritmo. "Titanic" aprovecha muy bien los efectos especiales y Cameron tuvo el acierto de darse cuenta que lo importante es lo que le pasaba al barco convirtiendo el romance de los protagonistas en parte de dicha odisea (por eso muere el Di Caprio). Y sobre ESDLA, eso es una obra maestra.

Tampoco coincido con Alfa. A mi "Dune" me defraudó y mucho (Por cierto, no la voy a comentar en este blog, quizás algún día haga la crítica en "Filmaffinity" o en el blog "Curioso pero de cine"). En cuanto a sus escenas de combate: correctas para aquellos tiempos.

Un saludo

Raúl dijo...

Bueno, el defecto de Cleopatra es que sólo da algunas escenas notables, como la llegada de la reina a Roma a lomos de la esfinge y alguna otra; hubiera quedado mucho mejor si terminara con la muerte de César. De ahí en adelante...sólo se salva la muerte a manos de Cicerón del embajador egipcio. Porque la batalla naval es pura decepción. Poco para lo gastado, pero lo más atrevido del cine pre-digital.

Dune lo que está es mal adaptada, y desaprovechado el suspenso de la obra de Hebert. Pero tiene el mérito de ser una buena versión de Lawrence: el mismo héroe extranjero que redime un pueblo rudo; el mismo juego de intereses creados imperiales. Y lo de arte clásico con abstracto...Dune identifica fealdad física con ruindad moral; máquinas grotescas,uniformes rídiculos, etc. Sorprendente parecido Especiasderivadas de gusanos-pétroleo derivado de dinosaurios e imporatancia del fanatismo religioso y extrema pobreza enfrentado a un imperio poderoso, pero dependiente de la especia-pétroleo. Más profético que 20.000 leguas de viaje submarino, dada la época en que se escribió.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Raúl

Yo creo que "Cleopatra" fracasó por algo diferente a la falta de escenas espectaculares. Creo que intentó basarse absolutamente en el sex-appeal de la Taylor y sus romances con Harris y con Burton y ahí estuvo su error.

Bueno, se supone que la Ciencia-Ficción debe de ser profética. Aunque no se que decirte. Dune es de 1965, luego ya había pasado el famoso incidente de Suez y estaba clarísima la importancia estratégica de aquella región del mundo. "20.000 leguas de viaje submarino" es de 1869 y como mucho el mundo había visto modelos como el "Hunley". El primer submarino eléctrico es el construido por Isaac Peral en 1888.

Un saludo

Anónimo dijo...

Mmmm...Suez tuvo importancia por el canal, no por el pétroleo, y es precisamente su sorprendente realación con la especia lo profético: no olvidemos que para muchos países que pagaron caro no tener reservas de pétroleo en la crisis de finales de los 70 la importancia estrategica no fué tan clara, así que sí tuvo mérito profético...

Sobre la figura de Atreides: está más inspirada en el Mahoma real por su condición de mesías que en Lawrence...en la obra original de Hebert.

En el filme, ciertamente se inspiraron màs en el líder militar, estilo Lawrence. Un extanjero que se convierte en jefe de un pueblo que no es el suyo. Y la escenografía, para la época sí era bella...a su modo; la comparación arte clásico-moderno me parece válida. Pero combina mucho fealdad física-ruindad moral: máquinas grotescas, uniformes ridiculos, villanos repugnantes...de todos modos una adaptación fallida. Ni saben usar la voz en off para los "pensamientos" callados que forman parte principal de el original, ni compensan con imágenes las palabras. Y sin eso no puedes adaptar un libro a peli.

¿Por que no comentar aquí DUNE? al fin y al cabo es cine bélico.

Casillas

Anónimo dijo...

Y para ponerlo en otra página estaría descolocado...

Casillas.

Major Reisman dijo...

Buenas

Vaya, no me ha llegado aviso del primer comentario pero si del segundo. Gracias por ambos.

"Dune" es más ciencia-ficción que cine bélico. Por eso no será comentada en el blog, por muchos paralelismos que se le encuentren sobre situaciones históricas. A lo mejor algún día hago un comentario sobre ella en "Curioso pero de cine" . Pero por ahora me parece que no.

Un saludo

Anónimo dijo...

Mérito de la peli insinuar simplemente lo de la violación. Comparar con el plomazo de Stone y su cargante homosexualidad de alejandro...

Parece que lo que en realidad pasó es que lo violaron los soldados rasos turcos (que no sabían quién era) y no un oficial. Y le dieron una fenomenal paliza.(Eso sí que consta) para luego soltarlo. Es curioso que luego se volbió a meter como espía en labores de reconocimiento en otra ciudad árabe antes de asaltarla, y que lo hizo disfrazado de mujer...

El éxito del libro fué mucho. Y el egocentrismo del mismo lo más notable. Lo curioso es que terminó sus días como una ruina moral y física (quizo ingresar a la RAF y no dió las condiciones físicas, pero lo arregló con influencias, bajo el nombre falso de John Ross)y que con la persecución que le hacían los periodistas pasara tantos apuros de cuartos sin explotar su fama para ganarse unas libras. La moto se la regaló G.B. Shaw y para lo que le sirvió...

Harold Alexander.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Harold

Según lo que he leído a Lawrence le iba la marcha gay-sadomaso. Creo que una vez fue interrumpido con uno de sus amantes en plena sesión de azotes. Como ya indico en el comentario, es posible que la violación fuera una invención.

Un saludo

Rossellini dijo...

Pues creo que hay algo de exageración en todo eso: ni me trago que la guerra fuera tan bonita como la pintan, ni que Lawrence fuera salido con vida tan fácil: con sólo verle la jeta anglosajona, que tenía ya se podía saber que no era árabe; muy cándidos los turcos que no sospecharon que fuera inglés.

Sobre películas de SF yo recomendaría una que se está filmando en la actualidad: Robotech a cargo de Maguire. Basada en una serie de culto de anime,(bastante pirateada, eso sí) tiene pinta de ser una historia con muchísimo potencial. Usualmente no pregunto por filmes que se están rodando, pero como le veo a usted tan bien informado (magistal descripción de cómo se filmo) me gustaría saber que saba usted sobre el proyecto de Maguire.

Y dado que usted ha comentado Valiant, me gustaría saber si comentaría la Saga Macross, un ejemplo de feliz combinación de romance y acción al mejor estilo de GWTHW o De aquí a la eternidad. Especialmente por la imaginación visual de las batallas en pleno espacio...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Rossellini.

Efectivamente la guerra en el frente de Oriente Medio fue mucho más sucia de lo que muestra la película. Pero como indico en el comentario es una idealización de Lawrence, es lo que le hubiera gustado que fuera, no lo que fue.

Sobre los ojos azules, no se en Oriente Medio, pero en Turquía si que hay un montón de gente con ojos azules. Me explicaron que es debido al montón de pueblos que han pasado por el Bósforo a lo largo de la historia entre ellos algunos nórdicos como la guardia varega. Quién sabe, quizás por eso podía disimular.


Como ya he dicho, no voy a comentar películas de ciencia-ficción, salvo alguna excepción (ver Terror y fantasía) o tramas de anticipación (ver Amenaza atómica. No es que no me gusten, es que creo que no tienen cabida aquí. En cuanto a Robotech, yo sabía que habían hecho la serie en video, pero seún la santa IMDB la película es para el 2010.

Un saludo

El fantasma de sinatra dijo...

A veeer... yo no la compararía con Dune. En mi opinión, mejor símil con "Che el argentino".

Sí. Salvo porque Lawrence era de una etnia diferente, ambos fueron guerrilleros que luchaban por un país que en ralidad no era el suyo. Y compiten bien en magnetismo personal. Es interesante ver que (por muy blasfemo que signifique decirlo, y hay que ver cuánto odio te ganas por decir lo que voy a decir) ambos estaban de hecho apoyados por un imperio(británico o ruso, en el fondo la misa cantinela) que quería aprovecharse de la "lucha por la libertad" de un pueblo subdesarrollado para hacerle la puñeta a otro (turco o americano, la misma cantinela repito).Ambos pasaron a la historia más por la fama creada por los medios de comunicación que por sus méritos militares: figuras publicitarias de leyenda, vamos. Y ambos lograron esa libertad con resultados bastante dudosos después de la victoria del "inocente buen salvaje"...

Así que en teoría teníamos el croquis ya hecho para hacer de "Che" un film GRANDE. (Benicio compite bien en parecido y "encarnación" del personaje con O´Toole. Y las selvas sudamericanas, bien aprovechadas, podían ser tan éxoticas como el desierto)pero,aunque tengamos 20 años de experiencia de cine a favor nuestro,y el modelo ya probado para guiarnos...no sale.

¿Por que?

Aquí esta lo interesante: ambas vidas eran igual de cinematográficas. Pero la del argentino está abordada de un modo que tiene un sutil handicap; porque "Lawrence" no miente en cuanto a mostrarnos una estructura abiertamente romantizada: realmente no "lo que pasó" sino "lo que hubiera sido bello que pasara" pero "Che" se pasa; nos muestra un mesías mas mesías que Paul Atreides, y ese es el primer patinazo que desencadena lo demás; que desde esa perspectiva no puedes limitarte a aprovechar la épica, y dar espectáculo; tienes que mantener la epopeya "moral" del héroe, y para no caer en el pamfleto, estás obligado a hacerlo desde un tono de documental que te garantiza que no te menten la madre por no ser objetivo.

No es que eso, en sí mismo sea fatal para un filme,(si esta bien hecho, pasa a pesar de eso)Y aquí podemos ver un buen ejemplo de que debe entenderse por "estar bien hecho": que Lawrence lleva bien la combinación de grandiosidad visual, personajes, juego de intriga, batallas, y escenarios, como para que el espectador vea excitada su imaginación, y se "meta" dentro de la pantalla, VIVA las aventuras, y caiga víctima de la magia del cine: rendirse ante la máquina de sueños. Mientras que en "Che" no te pegas a la butaca embelesado por los ingredientes de la película: hay una frialdad de por medio, que aunque la historia contada sea exactamente igual de emocionante, el actor igual de bueno, y el escenario igual de atractivo, hay algo indefinible que no termina de cuajar.

Moraleja: no creer nunca que la épica del protagonista de la Historia, la calidad del actor que lo interpreta, los méritos de la escenografía, ni siquiera lo bueno de "la historia contada" basta para un film. Hay que saber combinar todos esos ingredientes en una mezcla en que estén bien concatenados, bien equilibrados, y con el grado justo de "romantización" de la "licencia artística". Justo lo que quienes creen que se puede reducir el cine a fórmulas, donde "lo que funcionó aquí tiene que funcionar allá" no pueden entender. En teória, dos filmes tan semejantes, debían ser igual de buenos, pero...¿Qué fué lo que fallo?

¿Qué?

Pregunta interesante, si las hay.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Fantasma.

Además de los parecidos que señalas, creo que la diferencia fundamental está en que en que la película de Lean sigue los cánones del cine épico mientras que la de Sodenberg la del cine religioso.

Un saludo

El fantasma de sinatra dijo...

Caramba, no creí que usted y yo pensáramos tan parecido; ha dicho usted casi todo lo que yo tenía en mente.

Lo que me llama la atención es su estilo; redacta la idea básica en muchas menos palabras, sin perder precisión, más bien gana en ella.

¿Cómo lo consigue?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Fantasma. Lo que hago es escribir un borrador en el que pongo todo lo que se me ocurre y luego voy cortando y aligerando el texto.

Saludos

El fantasma de sinatra dijo...

Bien. De todos modos me voy a permitir darle un consejo para su futura paz espiritual (que "no" para que mejore la calidad de sus críticas) ejercítese mas en el uso del eufemismo "políticamente correcto".

No se puede ir por la red diciendo verdades tan crudas como esa de que: "además de estar hecho para los fieles, el protagonista es bueno, muy bueno. Intenta hacer el bien para todo el mundo, aunque haya parte de ese "mundo" que no quiera. Tiene frases-guía para toda situación, y parece que nunca ha roto un plato. Los que rompen los platos son aquellos que no han entendido el mensaje pero hay que confiar en su redención pues en el fondo lo hacen por nuestro bien."

Y mucho menos llamar al pan pan, y al vino vino, con esa crueldad mental que se necesita tener para decir sin rodeos que: "Y hay que aplaudir también a los productores. Saben que el personaje del Che está de moda como una especie de "Jesucristo para piji-progres" y probablemente van a hacer una buena caja"

Todo eso es admirable, especialmente en un crítico, pero hay que tener un caparazón de tortuga o un gusto curioso por ser insultado por mas de un furibundo piji-proge, para escribir así...

Aquí en confianza, ¿Nunca en la vida se ha encontrado usted con "alguien" que lo haya llamado fascista ;-)?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Fantasma.

Empezando por el final. Muchas veces ¿y? Yo tengo claro que un fascista, sea de color rojo o negro, es aquel que intenta acallar la libertad de expresión. Y otra cosa que tengo clara es que al que no le guste lo que escribo lo tiene fácil. Que me deje de leer.

Un saludo

Anónimo dijo...

Personalmente he leido el libro y mi momento favorito es cuando vuelve a Egipto vestido de beduino. un sargento le pide que se identifique y el dice que es: "Jefe de Estado Mayor del Jerife de la Meca". Cuando el atonito sargento le dice "no conozco este ejército", Lawrence le responde irónicamente "¿reconoceria un husar de Montenegro?".

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario anónimo. Ciertamente la vida de Lawrence debió de estar plagada de esos momentos curiosos.

Un saludo

gustavo dijo...

Lo que me gusta de esa clásica película es la música que encarna al Medio Oriente. Cuando lo escuchas te da ganas de viajar en camello como el protagonista.