Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, diciembre 03, 2008

Los últimos días de Patton (The Last Days of Patton)



Dieciséis años después de la exitosa película "Patton", Goerge C. Scott volvió a interpretar al famoso general norteamericano en "Los últimos días de Patton", una miniserie de televisión basada en la novela homónima de Ladislas Farago.

Probablemente la serie es bastante fiel a la obra de Farago. Se centra en el período en que Patton actuó como procónsul de la zona ocupada de Baviera hasta su muerte ocurrida el 21 de diciembre de 1945. Aunque la película nos sitúa inicialmente en Alemania, al poco rato nos muestra brevemente a Patton de vuelta a los USA dando un discurso. Ciertamente Patton estuvo de gira en las primeras semanas de junio de 1945, e incluso dio un paseo triunfal en Los Ángeles acompañado de Jimmy Doolittle, el famoso responsable de los "Treinta segundos sobre Tokio".

De vuelta en Alemania, Patton decide obviar las reglamentaciones sobre la desnazificación y utilizar a los antiguos funcionarios nazis para poner en marcha la administración del territorio ocupado bajo su responsabilidad. Al parecer no fue el único en hacerlo, pero mientras otros disimulaban, Patton le dio una gran publicidad y encima se le ocurrió decir que llegado el caso debían combatir junto a ellos contra los soviéticos. Eso fue la gota que colmó el vaso y Eisenhower no tuvo más remedio que relevarle del mando del III ejército y ponerle al frente del XV ejército. Este en realidad era un grupo de administrativos y escribanos encargados de recoger la documentación para elaborar la historia oficial de la IIGM.

Patton decidió que aquello era suficiente y que se volvía a su casa, pero el día antes de su partida se le ocurrió salir a cazar faisanes con su amigo el general y sufrió su famoso accidente que le provocó una tetraplejia. Durante los días de convalecencia en el hospital Patton recordará diversos momentos de su vida como su boda o sus intentos de convencer a los altos mandos de las posibilidades de los tanques en el campo de batalla. Se intentó trasladarle a los USA y para ello se le escayoló de cuerpo entero pero el 21 de diciembre moría en el hospital de Heidelberg.

La verdad es que hay muy poco más que contar. George C. Scott está bastante lejos de su mítica interpretación. Patton murió con 60 años. Scott tenía 43 cuando lo interpretó por primera vez y 59 cuando lo interpretó en esta segunda ocasión. Lo curioso es que parece mucho más viejo que el Patton real. Y desgraciadamente su nivel interpretativo tampoco está a la altura de su mítica actuación. Salvo Eva Marie Sant interpretando a Beatrice Patton, el resto de actores son los típicos secundarios de series de TV de los cuales te suena su cara pero obvias su nombre. Lo único que tienen en común el elenco de actores es que sus interpretaciones son bastante flojillas. En cuanto al aspecto histórico, la serie tiene el aire de un documental dramatizado. En el terreno de la desmitificación se nos muestra a la amante de Patton durante el tiempo que estuvo en Europa, su sobrina Jean Gordon. Quizás lo más destacable de esta floja producción, es que describe con bastante detalle el accidente y el posterior tratamiento médico al que fue sometido Patton. Quizás sea por esta parte por lo único por lo que merece la pena ver la producción, pero es muy poca cosa.

Exclusivamente para frikis del tema de la Segunda Guerra Mundial.



Videos relacionados:


10 comentarios:

Ramón Monedero dijo...

No se si había visto esta película para televisión o sus imágenes se me confunden con el "Patton" de Schaffer, que también hace tiempo que no la veo. Parece pese a todo un prodcuto curioso aunque lastrado por esa incómoda sensación de telefilm que tanto daño ha hecho y por lo visto, seguirá haciendo al cine...

billy el sanguinario dijo...

Penosa película. Aparte de ser una cagada lo de poner a una persona de 60 interpretando el papel de una de 43 en una acción que ocurre un par de años después (y perdón por el lío) me pareció tremendamente aburrida. Está bien la crítica pero para criticar una peli mejor yo te sugeriría Espartaco (una pequeña laguna que espero que se solucione pronto). Por cierto ni he probado las ostras ni los caracoles :)).

pd: Puede que sea por la resolución de la foto del cartel pero juraría que es otro actor diferente del bueno de Scott.

Liddell Hart dijo...

Hombre, el tipo tenía 60 cuando murió, así que Scott debía de lucir más semejante, a los 59 de lo que lucía a los 43. (Sobre las ostras y los caracoles, sí los he probado, pero no juntos) Lo malo no me parece tanto lo de teleserie, (hay varias muy buenas) sino que en definitiva ya lo más que quedaba para contar del personaje...se lo habían llevado los de la primera peli. Sobre lo de los recuerdos, quizá el más explotable históricamente fué el papel de Patton al sofocar una huelga después de la crisis del 29, en la que mandó disparar contra el pueblo. Tanto él como Ike (que entonces no eran, ni el uno ni el otro, los que llegaron a ser después) salieron con bien del asunto, y la culpa se la llevaron los jefes...

Sobre Espartaco. Ay que razón tienes, Billy, yo llevo ya no me acuerdo cuanto tiempo diciendo lo mismo.

Bueno, para ser justos, hay que reconocer que si se pusiera a contentarnos a todos...

¡POBRE MAYOR REISMAN!

Pero es cierto: el purito de no dejarse NI UNA peli sobre generales cuando está enfrascado en un ciclo lo predispone a meter muchas "Exclusivamente para..." y es lo único cargante que le encuentro a su blog.;-)

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Ramón, más de una vez un buen telefilm es mejor que una película, lo que pasa es que aquí el producto es más bien cutre.

Sobre todo porque se basa en un Scott en horas muy bajas. Tanto que como apunta Billy, parece incluso otro actor. Ojo, que el Patton histórico se muere a los 60, la misma edad que tenía Scott cuando hizo esta segunda interpretación. Pero es que parece que tiene 70 u 80.

Sobre "Espartaco", no es la única laguna (más bien lago) que hay. Pero, para tranquilizar a Liddell de paso ;-), ya falta poco para comentarla.

Y el ciclo de generales quiero acabarlo, porque luego se queda colgando alguna y me da rabia tener que ponerla de pegote. Es fácil imaginarse cuales van a ser las siguientes.

Un saludo

Liddel Hart dijo...

Hay una cosa que no debemos olvidar tampoco: a todos nos gusta leer cosas como que cuando Patton dice "¿se la devuelbo a los alemanes?" la frase es real, pero no ocurrió entonces. Y para poder hacer eso, hay que documentarse; si has leído lo bastante sobre Yamamoto, es fácil comentar sobre Bull, si has leído sobre Patton es sencillo hacer una comparación con la segunda parte, y comoquiera que el trabajo investigatico hay que hacerlo, es lástima no aprovecharlo...

Lo mismo vale para Ike: es fácil comparar así las dos versiones, la de Duvall y la de Selleck. Lo mismo diría de la del Mac Arthur de Peck y el de Olivier, si esté no se hubiera comentado ya.

Para un ciclo sobre Roma, no olvidemos que son "muchas" películas, no sólo Espartaco, ahí tenemos Gladiator (con la inevitable comparación con la caída del imperio romano) Cleopatra, Aníbal, etc... y pasa lo mismo: hay que documentarse primero.

Comoquiera que oí hablar de la Edad Media en los comentarios que leí sobre Patton, mejor que se ciña usted a lo planeado, a que se desvíe y no tenga el puslo lo fino que nos tiene acostumbrados a la parte histórica de las películas...aunque ¿a quién no le gustaría lucirse y decirle al Mayor Reisman que se pasó por alto tal detalle histórico? ;-)

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Liddell. Devolviendo el apunte, en el anterior comentario hablo de "lago", una masa de agua mayor que una laguna. E insisto, falta cada vez menos para comentarlas. Todo a su tiempo.

Un saludo

Ramón Monedero dijo...

Bueas, cuando hablo de icómoda sensación a telefilme me refiero a a esos insportables telefilmes que no dicen ni aportan nada con su puesta en escena, funcional, llana, aburrida. ¿Qué hay telefilmes buenísimos? Sin duda. Ahí está "El diablo sobre ruedas", el primero que se ma venido a la cabeza...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Ramón. Esta claro que Spielberg ya apuntaba maneras con "El diablo sobre ruedas": cuatro duros, un coche, un camión y un desierto. En cambio tienes esta producción que seguro que manejaría el triple de pasta, medios y actores y que como bien dices al final es llana y aburrida.

Un saludo

Ramón Monedero dijo...

Pues resulta muy triste viniendo de un hombre como Delbert Mann, que había dirgido cosas como "Marty" aunque eso si, hacía ya muchos años y tras otros tanto con la cabeza demasiado metida en el mundo de la televisión. Terminará pasándole lo mismo a Spielberg...? no creo la verdad.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el apunte Ramón. Parece ser que Delbert Mann no tuvo su día con esta miniserie, porque al revisar su filmografía la verdad es que tiene algunas producciones notables. Aquí en el blog se ha comentado alguna como "La de la batalla de los acorazados" o la recomendable "El sexto héroe".

Un saludo