Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


martes, octubre 10, 2006

La batalla de los acorazados (Ironclads)


Lo cierto es que el título de la película en español es completamente descriptivo pero también es completamente confuso. Cuando uno lee “acorazados” inmediatamente se piensa en los leviatanes navales de la Primera y Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, “La batalla de los acorazados” en realidad nos relata la primera batalla naval entre dos acorazados o navíos cubiertos con planchas de hierro: el CSS Virginia y el USS Monitor. La lucha también es conocida como batalla de Hampton Roads.

La película es una producción para TV (de nuevo del fanático de la Guerra Civil Americana, Ted Turner) y en ese sentido tiene el típico handicap de estas producciones. Los actores y la dirección no son muy buenos y el ritmo es lento en algunos momentos. El guión tiene unas licencias un poco absurdas para insertar una especie de menage a trois de una espía sureña anti-esclavista con un oficial de la Unión y con un oficial Confederado. Los efectos especiales no son nada del otro mundo. Sin embargo desde el punto de vista histórico está bastante lograda.

Comienza con el abandono de los astilleros de Norfolk por parte de la marina de la Unión. Los astilleros no son del todo destruidos y los confederados utilizan uno de los cascos de un futuro velero (el Merrimack) para ponerle un motor de vapor y recubrirlo de planchas de acero. Este barco será el CSS Virginia, el primer barco acorazado de la historia en combatir.

Los de la Unión aparte de bloquear el puerto de Norfolk, mandan a un espía para intentar conocer las intenciones de los confederados. Este asiste a un test en el que una plancha de blindaje del futuro barco es atravesada al ser disparada con un cañón pesado. Sin embargo también descubre que es un montaje, pues el blindaje real del Virginia tendrá el doble de grosor.

La Marina de la Unión tampoco se queda atrás. Encarga a J. Ericsson, un ingeniero naval bastante egocéntrico, la construcción lo más rápido posible de un buque que pueda enfrentarse al Virginia. Ericsson construye el USS Monitor. La principal innovación es que dispone de una torreta giratoria. Eso le permitirá disparar al blanco sin necesidad de maniobrar, cosa que el Virginia no puede hacer pues su artillería esta dispuesta en los laterales del barco a la manera clásica de los buques de la época.

El 8 de marzo de 1862 el CSS Virginia parte del puerto de Norfolk dispuesto a romper el bloqueo. El buque es lento y es fácil blanco de los barcos de la Unión, pero el blindaje del Virginia aguanta perfectamente el bombardeo. Sin pausa se dirige hacia el USS Cumberland, y lo embiste, causando el rápido hundimiento de éste. La siguiente victima es el USS Congress que intenta escapar metiendose en una zona de aguas poco profundas, pero embarranca. Tras un intenso fuego, el barco se rinde. Sin embargo el Virginia sigue recibiendo fuego desde baterías posicionadas en tierra de la Unión por lo que ordena seguir disparando sobre el Congress. El barco se incendia y su santabárbara estalla.

La siguiente victima del Virginia es el USS Minnesota que encalla cuando intentaba ayudar al Congress. A pesar de ser una presa fácil, el Virginia también ha recibido daños tras el intenso y constante bombardeo. Su capitán además es herido y sustituido por su segundo. Además cae la noche y el Virginia se retira para evitar encallar en los bajíos. El Minnesota puede esperar a ser destruido al día siguiente.

Sin embargo por la noche llega el USS Monitor, y cuando amanece este barco que por su aspecto recuerda a un “pequeño queso flotante” se interpone entre el Virginia y el Minnesota. La lucha comienza y dura varias horas. Aunque el Monitor solo tiene dos cañones estos son más potentes que los del Virginia, y es mucho más maniobrable. Poco a poco los daños de este último comienzan a ser preocupantes. En la película un tiro afortunado del Virginia hiere al capitán del Monitor, lo que permite al primero escapar hacia el puerto, dejando al Monitor y el Minnesota en paz.

Ambos bandos reclamaron victoria. Es cierto que los confederados habían hundido dos barcos de la Unión, pero el objetivo principal de forzar el bloqueo no se consiguió. Por lo que aunque la victoria táctica podría decirse que fue del Sur, la mucho más importante victoria estratégica fue para el Norte.

El Virginia y el Monitor nunca más volvieron a enfrentarse. En mayo de 1862 los confederados abandonaban Norfolk y hundieron el Virginia para evitar su captura. El Monitor se hundió por una tempestad en el Cabo Hatteras en diciembre de ese año.

4 comentarios:

Pencroff dijo...

Recuero que la vi casualmente por TV hace años, y coincido con su juicio, Mayor. El asunto del "menage a trois" daba que pensar sobre esta gente que, teniendo material para hacer buenos documentales, se empeña en crear malas ficciones. Se nota muy especialmente cuando en plena conversación introducen comentarios sobre estrategia o política, o analizan -y prevén- los hechos con perspectiva digna dignos de un manual de historia.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Pencroff.

Probablemente en la época en que se rodó este telefilm todavía estuvieran influenciados por el folletín de "Norte y Sur" y por eso lo de meter esa historia romántica. Afortunadamente el Ted Turner debió de comprender que era mejor buscar a otro guionista para "Gettysburg".

Un saludo

Pencroff dijo...

De hecho, Mayor, creo recordar que un actor de "Norte y Sur" -aquel oficial tiránico al que expulsaban de West Point y ya sólo se quería vengar del Patrick Swayze- tenía un papelito en esta de los acorazados. Sin embargo, no creo que haga falta buscar un modelo concreto: es un recurso frecuente el de la trama personal de ficción para aligerar lo puramente histórico. A veces sale mal por ser una historia sosa y prescindible (como en el caso que aquí nos ocupa). Otras, en cambio, por sobredimensionarla, como pasa en "El patriota" (ya lo comenté), o en "Pearl Harbor", ese empalagoso "Titanic" con pegotes bélicos. En cuanto a buenos ejemplos... seguro que los hay, pero ahora mismo no los recuerdo.
Cambiando de tema, quisiera hacerle una consulta: ¿es cierto que hubo regimientos de exiliados carlistas en el ejército confederado? ¿Fueron muchos o pocos? ¿Los hubo también en las tropàs de la Unión?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Pencroff.

Sobre la pregunta de los carlistas en los confederados. Creo recordar que en un programa de "La rosa de los vientos" salió el tema y el historiador al que le preguntaban dijo que no. Unidades del tamaño de regimientos, batallones o compañías, como tal no hubo. Es probable que hubiera algún grupo de ex-combatientes y que así se originara la leyenda de las unidades carlistas. Creo que la leyenda la agrandó un "historiador" nacionalista catalán que hablaba de una unidad de 4.000 carlistas. Lo malo es que al parecer lo único que hacía era considerar que cualquier apellido español que aparecía en las unidades confederadas era por fuerza un español carlista obviando el hecho de que Florida, Texas, Louisiana y otras partes de los Estados Unidods habían pertenecido a la corona española desde hacia bastante tiempo y que en realidad eran gente nacida en los USA.

Un saludo