Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


viernes, noviembre 21, 2008

Patton



Franklin Schaffner es uno de esos directores que a lo largo de su carrera realizaron muy pocas películas, pero dejaron una huella indeleble en el séptimo arte. De la lista de sus catorce películas hay dos que enseguida llaman la atención. Una es "El planeta de los simios", la otra es "Patton".


Ambas tienen en común el haber creado iconos cinematográficos fácilmente identificables por la sociedad. En la primera tenemos a Charlton Heston arrodillado frente a la Estatua de la libertad en uno de los mejores alegatos antibelicistas que se han mostrado en una pantalla. En la segunda tenemos esos 6 minutos de impactante discurso inicial de George C. Scott con la bandera norteamericana al fondo.


La película fue estrenada en 1970, en plena Guerra del Vietnam. Lo más curioso es que fue vista simultáneamente como burda propaganda belicista y como panfleto pacifista. Los primeros recalcaban la frases que recita Patton: -All real Americans love the sting of battle... That's why Americans have never lost, and will never lose a war... because the very thought of losing is hateful to Americans -, o mostrándolo como si fuera el último de los héroes románticos (en una escena se dice de él es una especie de Don Quijote). Los segundos incidían en que Patton era presentado, no como un héroe, sino como una especie de psicópata egocéntrico con ínfulas de poeta que sólo era feliz en la guerra y que creía en la reencarnación.

Veinticinco años después de su estreno la controversia sobre película renació, pero esta vez de la mano del director Oliver Stone. Al parecer, "Patton" era la película favorita de Nixon y quiso utilizar algunas imágenes en su película biográfica sobre dicho presidente. Según Stone, "Patton" era una incitación directa al genocidio y la consideraba una de las dos películas más influyentes sobre la historia norteamericana porque inspiró a Nixon el bombardeo sobre Camboya y Laos. Lo malo del alegato de Stone es que en su opinión la segunda película más influyente pero en sentido positivo, era su "JFK" (lo que demuestra que la modestia es una virtud de la que carece Stone). El caso es que al final Stone se quedó sin "Patton" porque el propio George C. Scott se negó en redondo a permitir el uso de cualquier escena de la película.

El guión de "Patton" era inicialmente de Francis Ford Coppola, pero posteriormente se tuvo que añadir a Edmund H. North. Al parecer Coppola estaba creando un personaje demasiado grandioso y North tuvo que devolverle a la tierra. Para realizar su trabajo, ambos se basaron en la biografía del General Patton escrita por Ladislas Farago y en las memorias del general Omar Bradley, que incluso llegó a ser asesor técnico de la producción. La historia base, aunque auténtica, es arquetípica: héroe que consigue una proeza, cae en desgracia, vuelve a levantarse realizando una proeza mayor y vuelve a caer en desgracia.


La cinta tiene el mérito de intentar penetrar en la psicología del polémico personaje y no quedarse tan solo en un muestrario de sus hazañas. Hay secuencias en las que vemos a un Patton intimista y abstraido por sus poemas y su forma de ver la vida, autoconsiderándose como un anacronismo en un mundo demasiado tecnologizado. Como un antiguo guerrero-poeta medieval cuya armadura y montura es un tanque en lugar de un caballo.


Desde el punto de vista histórico la película nos va a mostrar las principales luces y casi todas las sombras del más famoso general norteamericano de la Segunda Guerra Mundial. Al comienzo vemos como Patton toma el mando del desmoralizado ejército norteamericano en África del Norte tras su derrota en el paso de Kasserine. Su segundo al mando es Omar Bradley (un soberbio Karl Malden). Patton comienza a demostrar sus rarezas pero también sus dotes de mando y así conduce a los norteamericanos a la victoria en la batalla de El Guettar. Probablemente es la secuencia bélica más espectacular de toda la película. En ella vemos un asalto frontal de los tanques e infantería alemana contra las posiciones estadounidenses, algo bastante aproximado a lo que ocurrió inicialmente. Lo que no se nos muestra es la segunda parte, cuando Patton contraatacó, y su rendimiento no fue precisamente bueno. Pero lo cierto es que los norteamericanos habían ganado su primera batalla contra los alemanes.


Seguidamente, Patton participará en la invasión en Sicilia y allí es cuando llegamos a la culminación de su enfrentamiento con Montgomery (interpretado por Michael Bates). Patton no duda en usar las fuerzas al mando de Bradley para entretener a los alemanes en una costosísima lucha por el interior mientras el va tomando ciudades a los alemanes. Es aquí donde se le ordena que no tome Palermo, pero él la toma y entonces pregunta ¿Se la devuelvo a los alemanes? Lo cierto es que esa frase la dijo, pero en la ofensiva de las Árdenas y refiriéndose a una villa, no a una ciudad. Y es justo en ese momento de gloria cuando comete el peor error de su vida. Golpea a un soldado que ha sido ingresado por "fatiga de combate".


Eisenhower obligó a Patton a disculparse ante todo su ejército y luego le relevó del mando. Los alemanes no se podían creer un general victorioso pudiera ser apartado del mando por la "nadería" de pegar a un soldado y por el escándalo montado por la prensa y la opinión pública. Eso es lógico si tenemos en cuenta que tipo de "opinión pública" hay en las dictaduras. Pero Patton todavía resultaba útil aunque no dirigiese tropas. Fue una de las piezas clave en la "Operación Fortitude" diseñada para engañar a los alemanes sobre el verdadero objetivo de los aliados para la invasión de Francia.


Pero tras el estancamiento sucedido en Normandía, se tuvo que recurrir de nuevo a sus habilidades. De todas formas está claro que Patton tuvo que rogar mucho para conseguir nuevamente un puesto de combate y eso se ve muy bien en la secuencia en la que Scott y Malden mantienen una conversación en el puesto de mando. Patton ahora es el subordinado de Bradley y éste le dice que si por él fuera no el habría devuelto un mando de combate. Yo lucho porque me han entrenado para ello, tu lo haces porque te gusta-, le dice Bradley a Patton. Pero por intercesión de Ike le da el mando del Tercer Ejército y consigue realizar con éxito la "Operación Cobra". En la cinta vemos que sólo la falta de gasolina impide a Patton invadir Alemania y derrotar el solito al Tercer Reich, lo cual es exagerado.


El gran momento de gloria de Patton es su intervención durante la Batalla de las Árdenas. Al parecer previó la contraofensiva invernal de los alemanes y comenzó a preparar su famosa cabalgada para realizar su ataque de flanco sobre las fuerzas alemanas. Es precisamente con un mapa que muestra dicha maniobra con lo que se simboliza el final de la Segunda Guerra Mundial. Dicho mapa arde en llamas durante el desmantelamiento de las instalaciones del alto mando alemán tras la caída de Berlín. El capitán alemán encargado de analizar a Patton dice de él que es un guerrero nato y profetiza que la paz acabará con él, mientras lanza una fotografía suya al fuego.


Y precisamente es en la siguiente escena en la que vemos a un majestuoso Patton montando a caballo cuando contemplamos su caída definitiva. Sin rodeos, Patton compara la pertenencia al partido nazi con la de los partidos demócrata y republicano en los USA. Y para rematar pronostica el enfrentamiento con la URSS y que lo mejor que pueden hacer es aliarse a los alemanes y luchar contra los comunistas. Algo muy semejante a los que defendían algunos altos mandos alemanes que favorecían el armisticio con los aliados.


La película ganó siete oscars, entre ellos los de mejor película, mejor director, mejor guión y mejor actor. Pero Scott no recogió su oscar porque en su opinión aquello era un mercado de carne y no quería formar parte de él. Scott consiguió que la gente identificara a Patton con su interpretación. Lo más curioso es que la voz del autentico Patton era bastante aguda, mientras que la de Scott era mucho más grave. En cuanto al famoso discurso, es un conjunto de diferentes frases y citas auténticas de Patton. En la primera versión incluso se decían muchas más obscenidades. Scott le hizo prometer a Schaffner que lo pondría justo después del intermedio pues en su opinión era lo mejor de la película y por lo tanto su interpretación podría verse devaluada si lo ponía al principio. Schaffner le engañó. Creo que es la única película de la 20th Century Fox que comienza sin el logo de la compañía en el primer fotograma.


En el aspecto cinematográfico hay que destacar la banda sonora de Jerry Goldmisth y que fue filmada en las técnicas más avanzadas de visión panorámica en aquel momento. Una parte sustancial de la película fue rodada en España, principalmente en Almería (África y Sicilia), el palacio de La Granja de Segovia (discurso de disculpa de Patton), Navacerrada y la Sierra de Urbasa en Navarra (las Árdenas). Y como extras a una gran parte del Ejército Español. Los Heinkel 111 que se ven son los mismos CASA 2.111 que se utilizaron en la producción "La Batalla de Inglaterra". En cuanto a tanques, en el bando yanqui lo que se ve son M24 Chaffess. Y en el bando alemán una pequeña ironía, pues son M48 Pattons. No debemos olvidar que la película es de los años 70 y en esa época no había técnicas digitales. Así que las escenas bélicas son muy buenas para la época, pero ahora se las nota bastante obsoletas.


Curiosamente la película no hace mención ninguna a que fue el primer general en tener tanquistas negros bajo su mando. De hecho, el pidió expresamente que el Batallón "Panteras Negras" le fuera asignado. En su discurso de bienvenida a la unidad les dijo - En mi ejército quiero lo mejor... No me importa vuestro color de piel mientras matéis a esos Krauts hijos de perra... Vuestra raza os observa, no les defraudéis y ¡Maldita sea no me defraudéis a mí!- Todo un ejemplo de igualitarismo. Tampoco se hace referencia alguna a la liberación de los campos de exterminio por parte de sus tropas.


Tampoco se muestra el lado más oscuro de la biografía de Patton. En marzo de 1945, Patton organizó secretamente a la Task Force Baum. Su misión era penetrar 80 km en territorio enemigo y liberar un campamento de prisioneros donde se encontraba el yerno de Patton. La misión fue un completo fracaso. De los 300 hombres y 57 vehículos que formaron dicho grupo de asalto sólo 35 regresaron a las líneas aliadas. Otros 32 fueron muertos y el resto hechos prisioneros. Todos los vehículos se perdieron.


Volviendo a la polémica de si es una obra pro-belicista o anti-belicista. Quizás la respuesta está en uno de los diálogos de la misma película. En una escena, uno de los soldados comenta a otro - There he goes. "Old Blood and Guts". A lo que el compañero contesta - Yeah, our blood and his guts.


Imprescindible.


Links relacionados:


Videos relacionados:

30 comentarios:

Milgrom dijo...

Dios, amo esta película. George C. Scott lo hace genial y para mí él es Patton. Escenas que se quedan en la retina y que han sido tantas veces homenajeadas como el discurso inicial, o la parte de la invasión de Sicilia, para mí son totalmente insuperables.

Una estupenda reseña, como siempre, Reisman.

Harod Alexander dijo...

¿¿¿JFK la segunda más influyente de la historia???(aclare, por favor)

Bien por Malden y su excelente frase: una de las más contundentes en brevedad y fuerza.(No entiendo el texto "le dice que si por él fuera no el habría devuelto un mando de combate" en la versión que yo ví, le llega un telex que Scott le dice al mensajero "esto está mal escrito" y se niega a obedecer la oreden de la manera más descarada posible. Omar sabe que tácticamente hace bien, pero le suelta SU frasesita) Montgomery muy bien retratado también.

En mi opinión la pifia está en que muestran la cara pública del personaje como la veían los ciudadanos de a pie contemporáneos. El verdadero era más complejo: fingía demagógicamente zafiedad para ganarse la simpatía de los rasos; en realidad era más culto (y peor general) de lo que se ve en la peli. Comoquiera que los americanos apenas tenían generales que compitieran con la capacidad que demostraban casi todos los alemanes, (Rommel, Manstein, Kluge y un largo etc) la prensa lo convirtio en un ícono comparable a Clay. (Se dice que "El bocazas" copió la idea para "venderse" como figura médiatica; en realidad su estilo ganaba peleas, pero NO atraía público, así que lo compensó a pura lengua) mostrar al verdadero Patton (que era menos brillante y menos "duro") habría parecido herejía para los que los de su generación, que todavía quedaban. Esta táctica atrae a muchos, y repele a muchos, para un político es atractiva pero riesgosa, para un deportista, o general, en cambio, es perfecta.

Leí en el libro "la IIGM día por día" que el soldado estaba herido, y POR ESO Ike lo sancionó. Pero en la peli aparece ileso, para no hacer demasiado repelente al protagonista. Por lo demás apenas le hace nada más que gritarle.(Si fuera así ni Ike ni nadie lo habría amonestado) No sé si la escena estara "trucada", pero creo que si hubiera pasado exactamente así no le hubieran hecho nada; "parcializada" sí me parece.

octopusmagnificens dijo...

Yo creo que ni es ni pretende ser ni pro ni antibelicista. Cine bélico con sus glorias y sus penurias… Punto. La película en sí siempre la he encontrado algo lenta, sobre todo en la parte final.

billy el sanguinario dijo...

Pues si yo hubiese sido ese soldado golpeado se la habría devuelto (haber si tendría cojones de fusilar a un herido!). Por otro lado no podría decirme si no me encantó la película o por si tendría algún tipo de antipatía personal pero realmente lo presentaron a alguien a quien no le importaría empezar guerras como quien empieza peleas de bar (vamos, el típico general facha ¨bombardeadlos a todos¨presentado en cientos de películas del ramo).

Von Kleist dijo...

Buenas

En mi opinión la piedra angular en torno a la que gira el film es la enorme intepretación que logra Georce C. Scott, un ejemplo de como un actor puede captar el "alma" de un personaje y hacerla suya hasta el extremo de que parece que no está actuando sino que realmente se trata del verdadero Patton. Una de las interpretaciones mas lograda del septimo arte y por supuesto, el militar que más fielmente ha sido retratado en la gran pantalla.

Harina de otro costal es el excesivo "peloteo" que se hace a la figura de Bradley, ensalzando su prudencia, modestia, buen juicio...etc. Lo cierto es que Bradley era un militar bastante poco imaginativo y en mi opinión, envidioso del carisma de Patton.

Para mi, una de las escenas más memorables de la película La escena en la que Patton rememora la masacre de las tropas cartaginesas dos mil años atras... pura poesía de imágenes y diálogos. Sencillamente magistral, está en mi "Top 5" de films bélicos.

Antonio Rentero dijo...

Excelente reseña.

Precisamente ayer mismo la vi por segunda vez (la primera vez fue hace mas de 20 años) y como se merece este tipo de pelis, con equipo surround dotado de un subwofer que hacía retumbar la sala y con proyector de video, lo que se agradece en las comentadas escenas panorámicas y en los suntuosos palacios.

Scott en esta peli está INMENSO (precisamente la semana anterior había visto "Al final de la escalera", otro excelente trabajo de este actor) y sabe dotar al personaje de Patton de los matices que le hacen atractivo, pues junto a esa combatividad excesiva, esa altanería casi prepotente y esa minuciosidad que le lleva a tener preparados planes de ataque antes incluso de que le asignen la operación-triquiñuela encaminada a confundir a los nazis antes de la invasión del Día D, Scott compone un personaje que es refinado, que habla en francés con su "ayuda de cámara" y con la población, que conoce detalles de la Historia Militar y casi "huele" campos de batalla milenarios donde los romanos se dejaron la vida, es ferviente creyente ("nunca vuelva a poner a prueba mi buena relación con Dios" le dice al cura a quien le encarga una oración para que deje de nevar ante su llegada a Bastogne, donde la mítica 101 Aerotransportada está pasando las de Caín) pero al mismo tiempo cree en la reencarnación (en contradicción con la doctrina cristiana), es tierno con el soldado que ha dado su vida en el campo de batalla, hasta el punto de besarle en la frente como si le diera las buenas noches a un hijo, le susurra no sabemos bien qué y se muestra compungido y atravesado por el dolor por el combatiente a quien le impone (en la almohada) una condecoración poco antes de transformarse en un ciclón odiador de cobardes ante la visión de un soldado con una crísis de stress post-traumático...

Parece que los únicos que saben entenderle son sus enemigos, los nazis, que se muestran asombrados pq el Ejército USA pueda prescindir de un general tan capaz por haberse puesto violento con un soldado acobardado, son los únicos que saben que se enfrentan a un romántico idealista y aunque le tienen cogida la medida son incapaces de derrotarle.

Sin entrar en el personaje histórico, ciñéndome al cinematográfico, el Patton de Scott resulta tan grande como humano, tan bravucón como emotivo, tan imaginativo como obcecado, y efectivamente su único enemigo parece ser su propio carácter.

El discurso del principio parece responder al clásico postulado de Cecil B. DeMille "empieza con un terremoto y de ahí para arriba". Una arenga es la mejor forma de preparar al combatiente para enfrentarse al campo del honor, donde según palabras de Patton, no debe dar su vida por su patria, sino conseguir que otros pobres bastardos den su vida por su patria.

Se antoja un visionario forjado en el pasado, tenía claro quien era el siguiente enemigo, pero al mismo tiempo no podía vislumbrar que llegaba un nuevo tipo de confrontación.

El peligro de alguien así es que si le haces caso, ya que tienes las tropas en Europa vamos a por los soviéticos, cuando acabemos con ellos pues a por los árabes, luego a por los chinos, luego a por...

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias a todos por los tempranos comentarios. Empezaba a pensar que había perdido lectores.

Milgron, coincido contigo en que tiene secuencias que se te quedan grabadas. Entre otras están aquellas en las que se encuentra con Monty y se nota que cada uno piensa para sus adentros todo lo contrario de lo que dicen sus labios. O la "entrada triunfal" de los británicos en Messina.

Harold, lo de "JFK" lo dice Stone, no yo (he añadido algo más en el comentario para aclararlo). Sobre el momento de sinceridad entre Bradley y Patton, ocurre despues de Normandía, en la caravana del primero (hacia el minuto 106 de la película). No creo que sea una pifia mostrar la cara pública del personaje. La película no es un documental y lo que busca es vender entradas. Sobre el soldado, al parecer el incidente que se muestra en la película es bastante parecido a lo que ocurrió en la realidad (al menos eso leí yo en un libro y también en la wikipedia).

Octopus, efectivamente la película se hace un poco lenta hacia el final, pero como bien dices, cine bélico en estado puro.


Billy, creo que si hubieras golpeado a Patton te habrian fusilado in situ sin importar el estado en que te encontrases ;-).

Kleist, totalmente de acuerdo contigo. Es Scott el que hace la película, aunque como bien indicas en tu blog, también los secundarios hacen un gran papel. Sobre Bradley, al parecer se llevaban a matar y era mucho más cascarrabias y pejiguero que Patton. Este último solo removió a uno de sus generales de su puesto por incompetente. Bradley a más de una decena y al parecer por causas de lo más peregrino. Lo del "General soldado" no era más que una pose similar a la extravagante desplegada de Patton. Pero esa es la ventaja de ser asesor técnico de la película.

Antonio, yo reconzoco que después de su interpretación de Patton el papel que más me gusta de Scott es el de General "Buck" Turgidson en "Teléfono Rojo". Por cierto, el incidente del cura es cierto y le condecoró con una estrella de bronce. Patton era probablemente el mejor general aliado, pero si lo comparamos con oponentes como Manstein, Kleist, Guderian o Rommel, entonces su nota sería de notable alto. Y efectivamente, Schaffner aplicó sabiamente la máxima de de Mille.

Un saludo

malatesta dijo...

Estupenda película y excelente reseña, como siempre.
Esta es de las pelis que cuando la veo anunciada en la tele no me resisto a volver a visionar, aunque ya me la sepa de memoria.
Pobre Eisenhower. Una de sus principales tareas fue ejercer de diplomático para que Patton y Montgomery dejaran de echarse los trastos encima y se concentraran en los alemanes ;)

Ramón Monedero dijo...

Magnífico análisis, magnífica película, magnífico Scott y claro está, magnífico Schaffner, un director a mi juicio, a reivindicar cuyas imágenes de "El planeta de los simiso" y "Patton" quizá hayan eclipsado la valiosa obra de este director. Ahí están "Papillon" o "Los niños del Brasil".
Un saludo.

Harold Alexander dijo...

Hombre, eso ya lo sabía (el hecho de que usted pusiera "lo malo del alegato de Stone es que en su opinión..." ya lo aclaraba, lo que yo quería saber era en qué se apoyaba Stone para defender esa supoción. O si simplemente la decía sin más).

Lo de la cara pública del personaje me refería a la esteriotipada y conocida. Ejemplo: supongamos que queremos hacer una película sobre Maquiavelo (que en realidad no era un tipo tan falto de escrúpulos e ideales como todo el mundo cree) y lo presentamos precisamente como es su "estereotipo" habitual. Dejamos de lado que el verdadero era mucho más complejo e interesante...

Si nos hubieran mostrado por ejemplo, el intéres personal que tenía Patton cuando jugaba con los periodistas "mis chicos pueden pelear comiendo las agujetas de sus zapatos, y merendarse a los nazis de postre, pero no pueden ganarles esta cochina guerra a los alemanes si no les dan gasolina para sus tanques" a sabiendas que ese "colorido" titular sería leído en toda América y PRESIONARIA al gobierno para que le dieran más combustible abstracción hecha de lo aconsejable que fuera tácticamente, por la pura demagogia a sangre fría y no por un berrinche emocional...pues no estás mostrando al "verdadero" personaje.

Y cuando se lamenta diciendo "yo no tengo planes para la posguerra, sólo quería mostrarme fino con las señoras inglesas" para justificar que se "olvido" de los rusos, consiguen que el espectador se crea inocentemente que un tipo tan dueño de su lengua parezca un torpón soldadote que mete la pata con la boca ("fué sin querer") por puro accidente. Y eso jamás le hubiera pasado en público.

Como si te quisieran decir que Mourinho no se piensa (y muy bien) todas las balandornadas que dice, y que no las suelta con toda sangre fría, sino por pique emocional. Vamos...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Maese Malatesta, teneis razón. La verdad es que uno compadece al pobre Ike. Y ojo, que no sólo tenía que lidiar con estas dos "primadonnas", sino también con Churchill y De Gaulle.

Ramón, gracias por hacerte seguidor. Como ya he indicado, para haber realizado sólo 14 películas la verdad es que le cundió. Además de las que indicas, están "El señor de la guerra" (comentada en el blog), "Papillon", "Nicolas y Alexandra" y una que a mi me gustó mucho "The Best Man".

Harold, pensaba que no estaba bien explicado. En mi opinión Stone es demasiado egocéntrico y se cree que hay un antes y un después de él.

Sobre Patton, ya su faceta pública es realmente interesante y no hace falta investigar más para tener una buena historia. Lo cierto es que a pesar de venderse no siempre conseguía lo que se proponía. Ten en cuenta que el no sólo buscaba presionar al gobierno, sino también a Ike y Bradley. Coincido contigo en que a veces se intenta disculpar a Patton de algunos de sus comportamientos como el que comentas de no mencionar los rusos cuando probablemente haría lo que tu dices de que estaba calculado de antemano. Aunque tampoco me extrañaría que los periodistas lo persiguieran y sacaran de contexto cualquier cosa que dijera, siendo la primadonna que era (así se autodefine en la película).


Un saludo

zeitzler dijo...

A las escenas bélicas no las paso del aprobado: cierto que tienen el mérito de mostrarnos lo que debío de haber pasado entonces. Pero a diferencia de usted, yo no valoro tanto los modelos de armamento que aparecen en los sets, sino la coreografía de los combates. Comparado con la cruz de hierro, los violentos de Kelly, u objetivo birmania no tienen ese "toque" de adrenalina reconcentrada que te tiene con el alma de un hilo. (Usted observará que NO lo estoy comparando con el digitalizado salvar al soldado ryan ni con el multimillonario el día mas largo, lo que sería injusto. Precisamente para que nadie me pueda salir con la frasesita hecha: "no había digital, ni dólares")Y tratandose de una peli de generales pésimo que no te expliquen la estrategia inicial de Patton, la reacción sobre la marcha de los alemanes, y la contra-reacción de Patton. (Remito a Duelo en el atlántico y Waterloo).

Lo que no me explico es que usted no se coma viva la escena de "¿que me dice de nuestra superioridad aérea, amigo inglés?" y el brinco por la ventana igualito que el hijo de Antonio Banderas en la leyenda del zorro: "¡Hey vengan a pegarme un tiro en la nariz!" (¿¿¿Con una pistola???)

Uris, que de esas cosas entendía un rato porque fué Marine de verdad decía:"Como la leyenda contaba que un marine derribo un zero con el rifle, teníamos que practicar tiro contra los Hellcats" En la base, pero cuando llegan a Tarawa: "¿Disparamos, sargento?" "¡Ya no estamos en el maldito entrenamiento, cuerpo a tierra y déjense de tonterías!"

Y sabiendo que el general no debe arriesgarse: Wayne le dice a Kirk: "Si estuviera bajo mis órdenes le fusilo, y esos idiotas a lo mejor le dan una medalla. Un oficial jugando a vaqueros e indios puede costar la vida a muchos rasos. ¿Qué quiere probar, Marcus?"

Antonio Rentero dijo...

Bueno, es que Uris es mucho Uris... por cierto ¿hay muchas adaptaciones de novelas suyas al cine?

Recuerdo que "Grito de guerra" fue la primera novela suya que leí y me dejó fuertemente impresionado. Me recordó (la había leído años atrás) en lo fiel de las descripciones y del ambiente y espíritu del grupo de combatientes, a "Tropas del Espacio", de Robert A. Heinlein, cuya incomprendida adaptación al cine me parece fabulosa, y fiel, al menos recoge con propiedad la idea de la "virtud cívica" que impregna la novela.

zeitzler dijo...

Que yo sepa se han adaptado Grito de guerra, Exodo (comentada en el blog) y Topaz (comentada por el Mayor Reisman en Filmaffinty) Yo estoy erre que erre dandole caña al Mayor para que comente Grito de Guerra, pero mira que no es fácil convencerlo de que comente las pelis que uno pide y no las que él quiere. (algún defecto tenía que tener, el buen hombre ;-)

Yo leí Grito de guerra y es cierto que como retrato de el espspírtu de cuerpo de los marines, es muy buena. Pero a mí me gustaron más las partes cómicas. Para ser un libro de guerra escrito por un ex marine es sorprendentemente risueño. Me lo zampe como si fuera una novela cómica. En la versión en español había una sospechosa ausencia de malas palabras, pero uno se reía de lo lindo. En el adiestramiento, tras una marcha forzada bestial les sirven unas mezquinas raciones enlatadas y empieza el cachondeo:

"A los de la aviación les dan unas raciones K: vienen con limonada y tienen también chicle y cigarrillos"

"En serio, ¡Limonada!"

"Hombre, es que la aviación tiene mucho billete..."

Y enlodados hasta el cuello en guadalcanal, cuando tienen que comer carne podrida:

"Oiga cocinero, este filete necesita un poco más de salsa tabasco si no le importa"

"Reparte el caviar, muchacho, y después pasa los martinis"

"Mi mamá me regalo una corbata de américa por el correo: voy a ponermela, seré el marine más elegante de guadalcanal"

Y bajo fuego:

"Ey, ¿Quieren ganarse un corazón púrpura?"

"Diablos, no, Mac"

"Entonces más vale que agachéis el traste"

Sobre Heinlein aquí no se comentan pelis de SF pero puedes pasarte por la entrada "Dr strangerlove, ¿volamos sobre moscú?" donde puedes leer la opinión de Reisman sobre ese film.

Hay un artículo en Blog de cine sobre esa peli. (Pero creo que han hecho varias versiones) Respecto al original de Heinlein, no lo he leído.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Bueno, la internet me acaba de hacer una pirula y el largo comentario que había escrito me lo ha borrado. Así que aquí va un resumen.

Antonio, además de las indicadas por Zeitzler está la serie de TV "QB_VII" y la película "The angry hills" (esta última no la he visto)

Zeitzler, creo que Schaeffner quería mostrar el combate a gran escala y no los combates individuales o de unidades pequeñas como los de las películas que indicas. El combate a gran escala es la visión de un general. No olvidemos que Schaeffner era capaz de hacer ese tipo de secuencias más individualistas (ver la persecución de los humanos en "El planeta de los simios").

La escena que indicas creo que es la típica que esperariamos de Patton. A mi me hubiera gustado más que hubieran escogido la historia de cuando se puso a orinar en el Rin, pero creo que ni en los 70 se hubiera permitido eso.

"Más allá de las lágrimas" (Battle Cry) la comentaré algo más adelante, porque probablemente antes comente la Edad Media. Ya veremos.

Un saludo

Raful dijo...

Muy buena este película. Me acuerdo que era muy larga y que le dedicaban muchas escenas al enfrentamiento constante de Patton y Montgomery. Incluso al final es como que comparan la suerte de ambos jefes, con Patton caido en desgracia despidiendose de su Tercer Ejército; y Monty acudiendo a un despacho a recibir un ascenso o medalla o algo así. Y las rabietas de Monty porque Patton avanzaba en Sicilia.
Dos frases del Patton filmico me han quedado grabadas:
1) Cuando tras el episodio del soldado golpeado Patton es relevado y busca una manera para volver a la lucha exclama "¡Maldita sea, el mundo entero en guerra y a mí me dejan fuera!"
2) Cuando inspecciona un campo de batalla lleno de cadaveres y despojos, los de una columna yanki que se quedó sin gasolina y aún así rechazó a los alemanes. Patton contempla la desoladora escena y murmura "Que Dios me perdone, pero amo esto."
Saludos.

Steiner dijo...

Reisman:

Completamente de acuerdo con la mayoría de tus afirmaciones aunque a mí la escena de la batalla de El Guettar me parece pésima ya que los alemanes parece que van en rebaño al matadero. No creo ni de lejos que la forma en que se les ve avanzar sea ni la más adecuada ni que los alemanes lo hicieran así. Todo ello sin contar con que los tanques no dan el pego.

Tampoco creo que los Heinkel 111 pudieran utilizarse para dar vuelos rasantes amatrallando directamente a tierra como se ve al principio de la película. Ese trabajo se dejaba a aviones más pequeños y maniobrables como los Stuka o los Me-109.

Por lo demás, la actuación de Scott magistral y la escena inicial con la bandera de fondo insuperable y mil veces imitada en posteriormente. Como anécdota, en Pequeños guerreros se usa esta escena estupendamente.

Un buen comentario.

Steiner :-)
http://cinebelico.wordpress.com

P.D. Hay nuevas entradas en mi blog.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Raful, coincido con lo que dices, lo curioso es que Patton y Monty sólo salen juntos en contadas ocasiones a lo largo de la cinta, y sin embargo parece que están mucho más tiempo. Y en cuanto a frases, la película no tiene desperdicio.

Steiner, muy bien apuntado lo de El Guettar. Las tropas están demasiado compactadas, pero es que lo hicieron así para el espectáculo cinematográfico, porque si las hubieran desplegado correctamente de manera más dispersa no se habría visto nada en la pantalla, más que unos puntitos.

En cuanto a los Heinkel, tienes toda la razón, pero a falta de pan, buenas son toratas. Al menos usaron aviones que se parecían a los de la época y no maquetas o avionetas modernas. Y hay que reconocerle la pericia a los pilotos con esos vuelos rasantes.

La imitación de la escena inicial de Patton o el uso de frases de esta película en producciones posteriores daría para un post bastante majo. Ahora mismo me viene a la memoria la de Bart Simpson.

Un saludo

Pablo dijo...

Hola Mayor Reisman.
Te iba a hacer un comentario, pero veo que has metido aqui mi links. Cosa que por lo cual te lo agradezco cantidad. Aunque comparado con el tuyo, no tengo nada que hacer. Extraordinario, como siempre amigo mio. Muchas gracias y un fuerte abrazo.
P.D.no he pasado antes por aquí, porque he estado algo fastidiado, y apenas tenia ganas de escribir, pero ya las aguas han vuelto a su cauce. Nos vemos.
http://pablocine.blogia.com

Strategos dijo...

Escribiendo una entrada en mi blog sobre sitios donde encontrar buena crítica de cine bélico encontré el tuyo. Así que te he enlazado. Muy buen trabajo.

Mi blog es:

http://actualidadmilitar.blogspot.com

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Pablo, siempre me gusta poner links de otros blogs amigos en las entradas (es lo bueno que tiene esto de la internet). Y si por un casual me olvido de alguno no me importa que me lo recuerden.

Bienvenido Stratego y gracias por la referencia en tu blog. Ya lo he incluido en la lista de enlaces

Un saludo

Renee Vivien dijo...

acabo de descubrir tu blog, y me ha fascinado. Me ha sido muy útil para el regalo que estoy preparando estas navidades a mi cuñado, y además si se me permite - ya me he tomado la licencia - ta añadiré como link a mi blog. Por cierto. Gran película esa de George c.Scott, la otra no la he visto.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Renee y por la inclusión del link. Espero que el regalo le guste a tu cuñado. La otra de Scott no merece la pena a menos que te guste ese período de la historia.

Un saludo

David C. dijo...

Interesante film, la escena final con los molinos de viento da a entender como que Patton era un Quijote sin Sancho.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el interesante apunte David.

Un saludo

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:

Creo que es la pelicula belica (y he visto unas pocas) que mas me ha gustado. Sino la he visto 15 veces, no la he visto ninguna. Momentos antologicos, como el discurso por ejemplo o la entrada de los britanicos en Messina o la fanfarronada del ataque a su puesto de mando. COmo se ha apuntado, Patton parece reencarnado en Scott.

Saludos a todos-.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Wallenstein. Lo de la entrada de los británicos en Messina (por cierto, es la ciudad de Almería) es de antología.

Un saludo

J, Martínez dijo...

Hola:
Excelente película aunque quizá excesivamente lenta. Esto es normal ya que las situaciones de los grandes conductores son muy diferentes a las emociones de un jefe de compañía en el asalto a cualquier colina que tenga como objetivo. Esto en el cine se nota mucho y es difícil encontrar grandes películas de este tipo (que las hay) y Patton, a pesar de esa lentitud lo consigue sobre todo porque el personaje llega a calar de una manera muy fuerte en el espectador. Como ya habéis comentado gran parte de ello corresponde al actor.
Por eso estoy de acuerdo en las dos visiones que dais a las escenas bélicas. Por una parte son "normalitas" pero por otra es la única forma de conseguir esa gran visión de conjunto del combate.
Patton encarna la impetuosidad aliada para llegar a compararla con la de los alemanes de los primeros años de guerra.
En cuanto a participación de unidades españolas en Almería, podemos ver una Compañía de M-48 del Regimiento Alcázar de Toledo en el bando alemán (y uno disimulado entre los aliados) y un Escuadrón Ligero del Regimiento Villaviciosa con M-41 (sin freno de boca). No he conseguido identificar la unidad de los M-24. También se aprecia una Batería de M-38 ATP de 105 haciendo fuego.
Me cuentan que la Productora reacondicionó completamente la plaza en la que se rodó la famosa escena de Mesina.
Como curiosidad final una anécdota que me contó un compañero cuyo padre estaba destinado en el Regimiento de Artillería 41, que me contó en su momento que uno de los días de rodaje en las "Ardenas" era domingo y que antes de llevar a la tropa al rodaje (mitad vestidos de alemanes y mitad de "americanosd") tenía que llevarlos a misa y que no encontró otro lugar a hora tan temprana que la Catedral de Segovia. Ignoro si es cierto pero le doy toda credibilidad ya que me lo contó a los pocos días de haber sucedido.
Y uno de los entonces Sargentos del Villaviciosa me comentó que con las dietas del rodaje en Almería, pudo celebrar su boda con mucha más holgura.
Y es que en el mundo del cine hay anécdotas para todo.
Un saludo a todos

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por el detallado comentario J. Martínez, sobre todo en lo de la identificación de las unidades participantes.

No sabía que les pagaran dietas a los soldados que participaban de extras (¿a todos o sólo a los mandos?). Pensaba que aprovecharían para hacer algunas maniobras y que el dinero de la productora se lo embolsaría el ministerio.

Un saludo

J. Martinez dijo...

Hola:
Que yo sepa las productoras piden autorización al Ejército para emplear medios militares. Recibido el permiso el Ejército recibe su compensación correspondiente que supongo una cantidad importante.
Como una salida más, creo (pero no estoy seguro), que los cuadros de mando reciben la "dieta" de maniobras, que es una cantidad pequeña por salir fuera de casa. Diferente en todo caso a la dieta de comisión de servicio más elevada.
Aparte de ello la productora pagaba a todos (mandos y tropa) lo que se tuviera estipulado a los extras por día de rodaje. Esta cantidad era significativamente mayor.
En mi comentario puse la palabra dietas, pero lo que aquel Sargento me quiso decir es lo que recibió en total. Creo que estuvieron casi un mes en Almería.
Realmente no hay maniobras a la vez porque las productoras piden tantos medios para tantos días.
Por ejemplo, en la Batalla de las Ardenas llegan a verse hasta dos Compañías de M-47 en distintas secuencias que participaron durante varios días. Pero luego se quedaron con una Sección durante más tiempo para los planos cortos y escenas de detalle.
Eran los tiempos de las grandes superproducciones y del dólar rentable ante la peseta de aquellos años.
No tengo el dato del sueldo de un Sargento de la época, pero no andaría más allá de las 7.000 pesetas. Con 20 dólares al día (como ejemplo porque tampoco lo se) ya recibían unas 1.500 DIARIAS.
Espero haber aclarado un poco esta cuestión y aunque como he dicho no tengo datos "exactos", creo que son una referencia cercana a la realidad.
Saludos a todos