Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


lunes, abril 14, 2008

Masacre: ven y mira. (Idi i smotri, Иди и смотри)





"Masacre: ven y mira" comparte algo con las anteriores películas rusas comentadas. En un caso es una película sobre partisanos. Y en el otro es que fue producida para para celebrar el 40 aniversario de la "Gran Guerra Patriótica", durante Segunda Guerra Mundial. El título proviene del libro del Apocalipsis, al comienzo del capítulo 6 se lee: y oí á uno los cuatro animales diciendo como con una voz de trueno: "¡Ven y mira!".

Cuando se realizó esta película la antigua URSS se encontraba en plena decadencia, aunque muchos en el mundo occidental creían que no. El año de su estreno Gorbachov llegó al poder, y lo que se creía que iba a ser un reajuste de un regimen dictatorial acabó convirtiendose en el derrumbe de un imperio. Mirando hacia atrás, algunos historiadores han creído ver en la obra de Elem Klimov uno de los primeros sintomas de aquella decadencia. Porque ciertamente en "Masacre: ven y mira" no hay "héroes de la URSS" ni motivos para "celebrar" nada y si para el pesimismo y la desesperación.

La cinta está ambientada en la devastada Bielorrusia de 1943. Y como en otras obras maestras del género bélico, Klimov nos mostrará la locura y destrucción de la guerra a través de los ojos de un menor. El protagonista es Florya (Aleksei Kravchenko), un chaval de 14 años que sueña con unirse a los partisanos. Su madre evidentemente no quiere dejarle ir pero los partisanos llegan a la aldea y se lo llevan. Una vez en el campamento partisano Florya comienza a descubrir que sus sueños de gloria poco tienen que ver con la guerra de verdad. Se está preparando una incursión, pero en el último momento el jefe partisano decide dejar a Florya, junto con la joven Glasha, en la seguridad del campamento. Es de destacar que los partisanos que nos muestra esta cinta están muy alejados de los estereotipos heroicos de producciones anteriores (rusas o aliadas). Parecen una horda de bandidos más preocupados de conseguir bebida, comida y mujeres que de batir a los alemanes. Solo hay que ver la escena en la que se hace la "heroica foto de grupo partisano" con la vaca.

En la segunda parte de la película el campamento partisano es arrasado por la artillería alemana. Tropas paracaidistas comienzan a caer en la zona por lo que Glasha y Florya deben escapar. Debido a las explosiones Florya se queda sordo (esta escena parece un precedente de otras dos similares en "Salvar al soldado Ryan" en la que Tom Hanks se queda confuso tras un estallido). Cuando llegan a la aldea de Florya se encuentran con que está desierta. Al poco encontrarán a la mayor parte de sus habitantes asesinados por las tropas SS y los Einsatzgruppen. Glasha y Floria intentan esconderse en los pantanos junto con los supervivientes de la aldea. Sin embargo los alemanes continuan con su caza de partisanos. En una escena con cierto sabor a "Apocalypse Now", una vaca es acribillada por balas trazadoras alemanas (las balas son de verdad y estamos viendo a la vaca morir). A estas alturas el rostro jovial y juvenil de Florya se ha convertido en una máscara inexpresiva. Gracias a un campesino llega a la aldea de Perekhody buscando refugio.

Llegamos así a la tercera parte de la película. El Einsatzgruppen llega también a la aldea. En una secuencia que es un auténtico pandemonium, los alemanes agrupan a las mujeres y niños y los introducen en un gran edificio que recuerda a una iglesia, aunque no se ve un sólo símbolo religioso. Una vez están todos dentro, los alemanes prenden fuego al edificio. Mientras oímos a los habitantes gritar, los alemanes se están corriendo una gran juerga. Probablemente esta sea la secuencia más famosa de esta película y fue también copiada en una película más moderna, aunque en este caso se trató de la pésima "El patriota".

Cuando por fin llegan los partisanos es demasiado tarde para evitar la masacre, aunque si consiguen emboscar a los alemanes. En una escena bastante llamativa vemos a tres prisioneros: un comandante alemán, un hiwi, y un teniente de las SS. El comandante y el hiwi ruegan por sus vidas, mientras que el teniente de manera desafiante les dice que son una raza inferior que debe de ser exterminada.

Y es ahora cuando vemos la segunda escena más famosa (que en este caso me parece que fue inspirada por el final de "La cruz de hierro"). Florya comienza a disparar y descargar su odio en un retrato de Adolf Hitler. Mientras oímos musica de Wagner, cada disparo nos retrocede algo en la historia simbolizando su destrucción: La última imagen de Hitler, la IIGM, una concentración nazi, Hitler durante la IGM, Hitler en su niñez, y Hitler siendo un bebe en brazos de su madre. En ese momento Florya deja de disparar porque no puede matar a un niño, aunque ese niño sea Hitler. En la notable secuencia final Florya vuelve a unirse a la columna de partisanos que van desapareciendo entre la frondosidad de un bosque ruso mientras oimos la Lacrimosa de Mozart. Simultáneamente en la pantalla se nos informa que 628 aldeas de Bielorrusias fueron masacradas por los alemanes.

A pesar de los indudables méritos históricos y cinematográficos, "Masacre: ven y mira" se está quedando convertida en una obra para curiosos y fans del cine bélico. En mi opinión, eso es debido por un lado a su larga duración (casi dos horas y media) y por otro porque está realizada "a la rusa". Es decir, inumerables momentos de secuencias largas y sin diálogos o repetición de primeros planos del rostro de Florya para intentar comunicarnos el horror que siente. La primera vez que la ves te impacta pero se te hace algo lenta. La segunda vez que la ves, tienes que utilizar la tecla "fast forward" para no aburrirte con la primera y segunda parte.

Notable película, pero muy deprimente.

La crítica de Von Kleist.

Videos relacionados:

11 comentarios:

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
En primero de carrera la profesora de Universal II nos la quiso poner, para hacer luego un cineforum con un ruso que vivia en Marbella. Finalmente por problemas de logistica no se pudo realizar la proyeccion y muchos se lo agradecimos en ese momento.
Por lo que se de la pelicula, el niño en muchos momentos actuo hipnotizado para evitar que acabase traumatizado por la dureza de algunas secuencias de la pelicula (la profesora nos dijo que no desayunaramos esa mañana para evitar vomitar), como la del incencio de la aldea y la violacion de la mujer, que creo que estaba embarazada para mas escarnio.
Todas las criticas la señalan como una gran pelicula precisamente por su dureza y realismo.

Saludos a todos.

billy el sanguinario dijo...

La verdad es que esa cinta tenía escenas para todos los gustos: la de la vaca acribillada (hay una escena más desagradable por el estilo: la del matadero de ¨Viva la muerte¨, de Paco Arrabal), la del espantapájaros hecho con el esqueleto de un soldado alemán, la de la niña violada (muy desagradable, sin mostrar nada lo muestra todo), la del chico al que bajan los pantalones y le cuelgan un cuadro con algo escrito etc. Una película difícil de ver y difícil de disfrutar, al menos para mi.

Untergefreiter dijo...

El autor del libreto, Ales Adamovich, ya había escrito algún libro sobre la hecatombe bielorrusa. "Out of the Fire" es el título de la edición en inglés, una crúdisima colección de testimonios de aquellos que sobrevivieron al Einzat y pudieron contarlo. Si lo encuentran en la mula, no lo pasen por alto. La realidad supera con creces el horror de la ficción.

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Película típicamente rusa, con las virtudes y defectos propios del cine de esa nacionalidad. Un film visual y formalmente atrayente, pero con un ritmo demasiado plomizo en su primera mitad (como bien señalas) y cierta tendencia a recrearse demasiado en planos superfluos.

Lo mejor, sin duda, las pertubardoras escenas de la matanza en la aldea. La bestia de la guerra retratada en toda su magnitud. Para mí, mejor como testimonio visual de unos hechos infames que por su valor cinematográfico, estimable pero no sobresaliente.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

Wallenstein, no sabía lo del hipnotismo pero no me extrañaría nada. Otra de las cosas que hicieron fue utilizar munición real. En la famosa escena de la vaca también estaban los actores al lado. Curiosamente el actor que interpreta a ese adolescente es un asíduo de las películas bélicas rusas (9 compañía, Estrella,...).

Billy ciertamente es una película que debe de verse si a uno le interesa el cine bélico, por muy dura que sea, pues trata un tema que desgraciadamente ocurrió. Pero está claro que no se puede disfrutar, más bien todo lo contrario. De hecho cuando la volví a ver para el comentario me volvió a dejar depre.

Gracias untergrefeiter por el consejo. Por ahora no he tenido suerte en encontrar la obra de Adamovich

Ya apuntaba Kleist en su blog que el principal defecto de la película es que se hace larga y como apunta aquí, que tiene planos prescindibles. Yo creo que le sobran unos 30 minutos.

Un saludo

billy el sanguinario dijo...

Pues no veo que hayan reventado a la vaca esa y de hecho creo que ¨canta¨ un poco el momento en que supuestamente la vaca es alcanzada. Estamos hablando de la misma escena?.


pd: Si complementais la visión de la cinta con los 30 primeros minutos de ¨Hannibal: El origen del mal¨ (la infancia en bielorrusia del bueno de H. Lecter) tendréis un cóctel perfecto para deprimíos aún más.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias Billy por el comentario

Recuerdo haber leído lo de la vaca hace tiempo. Otra cosa es que no le haya quedado la escena lo suficientemente espectacular como le quedó a Coppola la de "Apocalypse Now".

La última de Lecter no la he visto. Me defraudó tanto la de "Hannibal" que pasé. Aunque si sabía el origen porque me había leído el libro. Efectivamente sería un coctel depresivo.

Un saludo

Untergefreiter dijo...

Mayor, aquí tiene el libro: http://www.armchairgeneral.com/forums/showthread.php?t=40842&page=3
Hay que incribirse en el foro para descargarlo, pero si quieres te lo puedo envíar directamente.

Saliendo del tema ¿Has visto Padeniye Berlina (Fall of Berlin,)?. Una película curiosa, muy del alto estalinismo, que sin duda valdría un buen comentario en el foro. Fue filmada en 1949 en película afgacolor capturada a los alemanes, aprovechando las ruinas de la propia Berlin. Si, es totalmente obsecuente para con el régimen, y las actuaciones no son la gran cosa, pero el despliege de parafernalia bélica es sorprendente. Hasta se dan el lujo de sacar autenticos panzers alemanes para luego destruirlos en cámara sin el menor remordimiento.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias Untergrefeiter. Intentaré suscribirme en el foro. Supongo que habrá además más cosas interesantes que descargar.

"Padeniye Berlina" la conozco y la pensaba comentar bastante más adelante, cuando dedique un ciclo a películas de propaganda de los disitntos contendientes.

Un saludo

Alejandro dijo...

Hola.

Respondo un poco a lo comentado por Billy sobre la vaca: me temo que por influencia del (por lo demás genial) Peckinpah nos hemos acostumbrado a ver los impactos de bala poco menos que como pequeñas explosiones, y el resultado es que cuando vemos imágenes reales de tiroteos rara vez el efecto es ése (hay por supuesto excepciones, Kennedy es una de ellas). En la escena de la vaca, en efecto se tiró con munición real, de ahí que el actor no entrara en plano hasta no cesar la ráfaga. Si pasas la escena fotograma a fotograma verás las balas atravesar al animal y salir por el lado opuesto con trayectoria errática; el movimiento de los ojos que filman en primer plano es el habitual en el ganado cuando se le da muerte. Precisamente uno de los méritos que para mi tuvo Klimov fue el de rehuir esa tendencia a convertir la muerte en espectáculo que tantas veces vemos en otro tipo de cine: vamos, que esta escena la rueda Tarantino y tenemos al pobre bóvido haciendo triples motales y chorreando salsa de tomate a cámara lenta durante treinta segundos :-)

Aquí se trataba de realismo, no de espectáculo.

Un cordial saludo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Alejandro.

He hecho lo que dices y efectivamente parece que se perciben las balas al salir del animal. De todas formas no creo que el realismo esté reñido con el espectáculo. Esta claro que Klimovo prefiere lo primero, pero Coppola supo combinarlos a ambos en "Apocalypsis Now".

Un saludo

PD: Totalmente de acuerdo con lo de Tarantino. Habría sido una especie de geiser de sangre.