Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, julio 18, 2007

Braveheart


origen de la imagen


En mi opinión, "Braveheart" es una película con una trama simple pero muy bien hecha y muy entretenida. Sin embargo lo más sorprendente de ella es que haya tenido efectos políticos a largo plazo, aunque en esta ocasión no fueron buscados durante su producción.

"Braveheart" fue la segunda ocasión en que Gibson hacia de director. Y uno de sus sueños era el poder realizar y protagonizar una película épica al viejo estilo. Como en "Alexander Nevsky" es la típica película de buenos y malos, que sigue la máxima: "No dejes que la fidelidad histórica te estropeé una gran película". En la obra hay varios ingredientes que se encuentran en otras películas. Por ejemplo, la cuestión del "derecho de pernada" que se describe en "El señor de la guerra", o la de la historia de amor que perdura a pesar de la muerte, o la búsqueda de venganza por el asesinato de un ser querido. Gibson supo engarzar muy bien la historia trágica del romance del protagonista con las espectaculares batallas, por lo que no es de extrañar que se convirtiera en un éxito arrollador. Gustaba tanto al público femenino como al masculino. Esa mezcla no es fácil de realizar, como puede comprobarse con películas tan fallidas como "Pearl Harbour". El éxito de "Braveheart" parece que hizo renacer el interés por el cine histórico, interés que continúa como puede verse tras el reciente estreno de "300".

Está basada en la vida de William Wallace, el más famoso de los líderes escoceses que lucharon en la Primera Guerra de Independencia de Escocia. Parece ser que a partir de esta película, Wallace se transformó en el principal héroe escocés. La película idealiza al personaje hasta extremos que rozan lo patético. Sus enemigos, o son unos desalmados como es el caso de los ingleses, unos depravados homosexuales como el hijo del rey inglés, o están podridos por la enfermedad como es el caso del padre de Bruce el futuro rey de Escocia. En realidad, más que de la historia de William Wallace el film trata de la mitología de William Wallace.

La película nos muestra tres batallas: Stirling, Falkirk y Bannockburn. La forma de rodarlas fue realmente espectacular y realista. Personalmente creo que la crudeza de las escenas incluso influyó en el rodaje de películas ambientadas en otras guerras como es el caso de "Salvar al soldado Ryan". Sin embargo, lo que cuentan dichas imágenes dista bastante de lo que fueron esas batallas en realidad.

La primera de dichas batallas es la batalla de Stirling Bridge. En la película vemos a ambos ejércitos enfrentados en un campo. Los ingleses perfectamente ordenados. Wallace y sus muchachos por el contrario están agrupados sin ningún orden aparente, pintados de azul y con sus tartanes (*) . Los ingleses cargan con su caballería pesada pero Wallace es más listo y forma a sus hombres en erizos con largas lanzas (al estilo de la falange macedonia o los tercios españoles pero más desorganizados). De esta forma no sólo consigue detener la carga, sino que destruye a la caballería pesada, desmoraliza al resto de tropas inglesas y gana la batalla. Pero la batalla histórica no fue así. Dicha batalla fue luchada en el 1297 sobre el puente de Stirling que cruza sobre el rio Forth. El ejército inglés era el doble que el escocés y ocupaba la orilla sur, mientras que los escoceses ocupaban la orilla norte. Wallace demostró en dicha batalla que era un buen táctico. Permitió que una cuarta parte del ejército inglés cruzase el puente y en ese momento lanzó un ataque para capturar el puente. De esa forma aisló a unos 5.000 hombres en la orilla norte, la mayor parte arqueros galeses, que fueron exterminados sin piedad. El resto del ejército inglés trató por todos los medios de cruzar el puente, pero fracasó. Al ver que sus compañeros eran masacrados, los ingleses optaron por destruir el lado sur del puente y retirarse. Parece ser que Wallace ordenó desollar a los caballeros ingleses capturados y con sus pieles se hizo un cinturón nuevo para su espada.

La siguiente batalla representada es la de Falkirk. En la misma los bravos escoceses son derrotados por la traición de los nobles, incluido el futuro rey Robert Bruce. La batalla histórica de Falkirk fue algo diferente de la que nos muestra la película. En el 1298 Eduardo I pensó no dejar nada al azar y organizó un ejército entre tres a cuatro veces más grande que el escocés. Sin embargo Wallace no se lo puso fácil a Eduardo. Utilizó una táctica de tierra quemada para evitar que el gigantesco ejército inglés pudiera aprovisionarse, algo parecido a lo que le ocurrió a Napoleón en Rusia. De hecho, Eduardo estaba a punto de abandonar cuando Wallace cometió un error. Parte del contingente galés se había sublevado y Wallace pensó que el ejército inglés comenzaba a desintegrarse por lo que decidió tomar posiciones para perseguir a los ingleses mientras se retiraban. Eduardo no era tonto y comprendió que era su oportunidad de acabar con Wallace. Los escoceses se organizaron nuevamente en erizos con sus largas lanzas para enfrentarse a la caballería inglesa. Los ingleses cargaron pero los erizos escoceses aguantaron. Eduardo entonces ordenó a su caballería que se retirase y mandó a sus arqueros que comenzaran a disparar sus flechas sobre los erizos escoceses. Estos eran un blanco fácil al estar apiñados, y poco a poco fueron cayendo los hombres. Al final, los erizos se desbandaron y la caballería pudo cargar contra los supervivientes. Wallace sobrevivió, pero el ejército escocés dejó de existir por un tiempo. Sin embargo Eduardo no pudo acabar con los escoceses debido al estado de agotamiento de su ejército. Sin embargo la causa escocesa se vio tan debilitada que el rey Roberto tuvo que rendir pleitesía a Eduardo.

Tras intentar continuar la lucha (en realidad se fue a hacer un tour por Francia y el papado para buscar apoyos para Escocia), Wallace será traicionado capturado y posteriormente ejecutado mediante su destripamiento mientras grita "Libertad". Pero un poco antes muere su archienemigo el rey ingles Eduardo I, no sin antes saber que la esposa de su hijo homosexual lleva en sus entrañas al hijo de Wallace. Pasando por alto que Eduardo I murió en 1307 dos años después de la ejecución, Wallace no sólo fue destripado, también castrado y posteriormente descuartizado.

La última batalla representada es Bannockburn que se luchó en el 1314, dieciséis años después de Falkirk . Los contendientes fueron Roberto como rey de Escocia y Eduardo II, rey de Inglaterra. En la película Eduardo II es retratado como un homosexual cobardica, sin embargo acompañó a su padre en varias campañas e incluso llegó a liderar contingentes importantes. Pero por desgracia para los ingleses no era tan buen líder como su padre. Bannockburn es la escena final de la película y sólo vemos la disposición de las tropas y el inicio de la carga escocesa. Es una pena, porque Bruce demostró que era un gran táctico y un gran líder. De nuevo el ejército inglés (unos 20.000 hombres) era tres veces superior al escocés y marchó hacia el norte para liberar el asedio del castillo de Stirling. Bruce dispuso su ejército formado por tres grandes erizos bloqueando el camino en una zona con las marismas del arroyo Bannock a su derecha y el río Forth a su izquierda. De esa forma evitaba ser flanqueado.

Adicionalmente, los nobles ingleses estaban ansiosos por cargar y repetir la victoria de Falkirk. De hecho, el caballero Henry de Bohun desafió a duelo personal al rey Roberto. El inglés cargó con su caballo de batalla contra el rey escocés que sólo estaba armado con su hacha de combate, una armadura ligera y montando un pequeño corcel. Cuando casi estaban a punto de entrar en contacto, el rey Roberto giró bruscamente su ágil corcel esquivando la lanza enemiga y asestando un golpe con su hacha consiguió partir en dos el casco y la cabeza de su oponente. Animados por la gesta, los escoceses cargaron. En el estrecho paso, los erizos escoceses fueron invencibles, consiguiendo hacer retroceder a los ingleses.

La batalla no terminó ahí. Los ingleses volvieron a atacar al día siguiente. Eduardo II cometió el error de intentar cruzar el Bannock con su ejército para flanquear a los escoceses. Roberto observó la maniobra y volvió a ordenar una carga contra el desorganizado ejército inglés. Gran parte de los caballeros huyeron y eso provocó la desbandada del ejército. Aproximadamente la mitad del ejército inglés fue exterminada. Diez años después Inglaterra reconocería la independencia de Escocia.

Sin embargo, lo más sorprendente de la película "Braveheart" no es lo que cuenta, o como lo cuenta. Lo más sorprendente es que influyó en el renacimiento del sentimiento nacionalista en Escocia. Tanto que últimamente el independentismo escocés es una considerable fuerza política y que incluso se llegó a erigir una estatua de Wallace caracterizado como Mel Gibson a las afueras del monumento oficial a William Wallace. No deja de ser gracioso que una película norteamericana, dirigida por un asutraliano y filmada principalmente en Irlanda haya sido la causa de problemas de nacionalismo escocés en Gran Bretaña.

Y es que a veces la realidad llega a superar a la ficción.


(*) Aquí hay dos anacronismos, la pintura azul de guerra la usaban los pictos y los celtas pero ya había caído en desuso en el siglo XIII. Adicionalmente, el uso del tartan se popularizo en el siglo XVI, trescientos años después de los hechos relatados. Y una cosa más, Wallace probablemente vestiría armadura como uno más de los nobles escoceses, no como el resto de la tropa. Pero reconozcamos que lucen bien en la película.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Menuda estatua. Casi parece la representación petrea de los rudos murales revindicativos que pueblan las barriadas de Belfast (ejemplo: http://flickr.com/search/?s=rec&q=war%2B+murals%2Bbelfast&m=text)

Me encantó la película a pesar de todos los tics y tópicos antibritánicos que atesora y que suelen ser bastante habituales en las producciones irlandesas y escocesas de los últimos tiempos. Una sujerencia: el docudrama ¨Culloden¨de Peter Watlins, un experimento de lo que sería un documental de haberse inventado el género en el siglo XVIII. Una curiosidad de la que hay incluso subtítulos en la red.

Milgrom dijo...

Es posible que Mel Gibson sea un tipo moralmente cuestionable, o que cuyas ideas sean por lo menos extrañas, pero lo que no podemos negarle es que el tio tiene un enorme talento como director.

Braveheart es la gran muestra actual de como cinematográficamente podemos manipular la historia a nuestra conveniencia. Hoy en día casi todo el mundo piensa que la peli de Braveheart es un claro reflejo de la realidad y de lo que pasó en aquellos dias.

Tony S. Flashman dijo...

Quitando los anacronismos históricos, la verdad es que les salió una película entretenida.

Creo que las formaciones estas de lanzas escocesas se llamaban "schiltrons". Me suena porque una vez jugué Bannockburn y se mencionaban. Lo de las faldas anacrónicas no lo sabía.

Ya diras algo de Mel en "Cuando eramos jovenes..." (creo que les salió una buena película sobre Vietnam). Además, este fin de semana me miro "Lazos de Sangre" (que dicen que es como Salvar al Soldado Ryan en coreano). Ya veré si te recomiendo la última.

También te dejo algun que otro comment en alguna crítica anterior.

Un saludo!

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por los comentarios. Sobre "Culloden" de Peter Watkins, la he visto y es bastante buena, sobretodo teniendo en cuenta cuando se hizo. La idea incluso se ha actualizado como puede verse en los actuales docudramas de la BBC como "The Somme" o "Dunkirk".

Efectivamente, la vida privada de Gibson es bastante criticable, sobretodo en cuanto a la hipocresía que muestra algunas veces. Pero yo creo que no es el único cuya vida privada no es ejemplarizante. Basta ver lo que hizo Woody Allen con su hija adoptada. También reconozco que Gibson sabe hacer películas muy entretenidas, y personalmente opino que cuando veo una película lo que quiero es que me guste. Y "Braveheart" lo consigue. Lo increible es que una película yanqui dirigida por un australiano haya dado nacimiento a un mito nacionalista escocés.

Gracias flashman por la puntualización. Efectivamente el vocablo "schiltron" era el que se utilizaba. Yo lo he traducido por "erizo" porque dicha formación era circular con las lanzas hacia fuera. Sobre la otra película a la que haces referencia se llama "Cuando eramos soldados", pero está basada en la novela "We were soldiers once...and young". Espero comentarla en un futuro próximo porque hoy he iniciado un pequeño ciclo de post dedicados al Vietnam

La película "Lazos de sangre" no está mal. Es "Soldado Ryan" en cuanto a los efectos especiales. En cuanto a la historia... Bueno, ya me contarás.

Un saludo

Anónimo dijo...

puedes comentar alguna vez sobre la película de el acorazado de potemkin, o eso no entraria entra cosas del cine belico?

Major Reisman dijo...

Buenas

Estimado anónimo, por supuesto que comentaré algun día "El acorazado Potemkin", pero ahora voy a dedicar unos cuantos post al conflicto del Vietnam. Ten en cuenta que en la categoría de "cine bélico e histórico" caben muchas películas y "Potemkin" es una de ellas.

También reconozco que para hacer la crítica de una determinada película debo tener el ánimo y humor de hacerla. Y no es lo mismo criticar o comentar "Los boinas verdes" que una obra maestra como "Potemkin"

Un saludo

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Un apunte historico. SI la memoria no me falla, poco despues de estas batallas, los suizos se convertirian en la mejor infanteria de la Baja Edad Medua hasta la aparicion de los Tercios. Me ha extrañado, que aunque un poco posterior (mediados del XIV si la memoria no me falla) no hayas mencionado las formaciones de picas suizas, que inspirarian a la infanteria renacentista y a los tercios.

Sobre el libro de Moore y Gallovay (Cuando eramos jovenes y soldados, Grandes batallas de la Historia, Critica, 2004) no es una novela. Se puede considerar incluso un libro historiografico por todo el aparato critico que tiene la obra y el analisis de la batalla de Ia Drang, sobre todo en la primera parte, que es la que vivio Moore como comandante. La segunda parte del libro desarrolla la casi masacre del 2º Batallon de 7º de Caballeria poco despues de salir vivo el 1º batallon que era el comandado por Moore. Un muy buen libro en cualquier caso, que me permito recomendarlo.

Saludos a todos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Tienes razón Wallenstein, los piqueros suizos serían la mejor infantería hasta la aparición de los tercios. No los menciones porque la falange y los tercios son ejemplos más conocidos, sobretodo en el sentido cinematográfico (¿Han salido los piqueros suizos en alguna película?)

Gracias por indicar el error.
de que el libro "Once we were..." no es una novela. No me lo he leído, por lo que no se hasta que punto es la película fiel al libro.


Un saludo

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:

Ahora me pillas en frio, pero tampoco recuerdo ninguna pelicula con los piqueros. Pero creo que era de justicia decirlo.
La pelicula solo trata de la zona de aterrizaje de Moore, no de la "emboscada - escaramuza - batalla" posterior que de hecho, es la que causa mas de 2/3 de las bajas del 7º de Caballeria y es sin duda mas floja que la primera parte, puesto que Moore y Gallovay no vivieron la segunda parte. En cualquier caso, es un gran libro y un muy buen ejemplo de Historia Militar.

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Sobre los piqueros y otras zarandajas os puedo recomendar enfervorecidamente los documentales de la serie Conquista del canal histórico donde cuentan muchas peculiaridades sobre las formas de luchar y los tipos de armas existentes. Muy amena y con unos cuantos capítulos disponibles en la red.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios. Intentaré encontrar esos documentales

Un saludo

Anónimo dijo...

Dificil no es encontrarlos. Están en youtube como ¨Conquista¨ (los han subido 2 usuarios distintos, uno de ellos servidor). Y en cuanto acabe este maratón de subidas descansaré e iré bajando los de ¨Soldados¨ (me dará a 5 subidas por capítulo) antes de que los vhsrip se pierdan en el emule como lágrimas en la lluvia (sic).

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por la indicación. Cuando pueda les echare un vistazo.

Un saludo

billy el sanguinario dijo...

El http://rosaventeros.freefronthost.com/, el portal de ¨la rosa de los vientos¨, un programa de onda cero, y en el último del 28 octubre 2007 se puede encontrar una efemérides histórica muy bien contada por el inimitable Juan Antonio Cebrian (que Dios tenga en su gloria).

Raúl dijo...

Lo del leproso creo que es parte de la leyenda original de los cantares de la época (recordemos que aquí estamos ante una obra similar a el cantar del cid) se supone según algunos que simboliza la enfermedad moral de Escocia "literamente podrida por dentro" en esa época.

Pero otros dicen que es un simbolo mas importante: el simbolo de la verdad desnuda en toda su fealdad; recordemos que Bruce le pide consejo con frecuencia y los consejos que obtiene son muy realistas: generalmente es el leproso el que tiene razón a la luz de los hechos y Wallace el que está equivocado. Poner a un leproso como simbolo de la verdad desnuda en toda su fealdad es una idea original: pero aquí no se explota bien del todo como cine.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el interesante comentario Raul.

Al parecer, la leyenda dice que el leproso fue el hijo (el futuro Rey Bruce) no el padre. Así que es posible que los productores quisieran transmitir lo que tu dices o bien simplemente ponerle al padre los "pecados" del hijo.

Un saludo

Anónimo dijo...

Robert Bruce murió leproso, pero a los 80 años (edad muy avanzada para la época; pocos llegaban a los 70 en la edad media) no sé si el padre también. De todas formas el personaje se presta a ambas interpretaciones; patria paterna podrida, o verdad descarnada.

Sobre Eduardo I. Uno de los mejores generales de su tiempo, su mayor mérito fué haber creado la figura del príncipe de Gales. Y un tosco sistema de estadística que para la era, resultaba muy bueno. Eduardo II fué llevado al cine por un director británico mencionando explícitamente su homosexualidad, pero mostrando sus deficiencias como líder. Lo del hijo es raro: Eduardo III creo que nació demasiado desupués de la muerte de Wallace (No sé de memoria la fecha) y comoquiera que su madre tenía derechos hereditarios al trono de Francia, pero allí regía la ley sálica (que por lo demás fué inventada por los leguleyos de Felipe V de Francia para que el trono se lo quedara él, porque era ajena al derecho real francés) el reclamo de Eduardo III al la corona francesa provocó la guerra de los cien años. ¡Qué chistoso que hubiera sido hijo de Wallace!
El comienzo de la guerra de los cien años está muy bien detallado en "los reyes malditos" saga literaria de Maurice Druon, que creo que fué llevada a la tele. Bastante rigurosa históricamente, no menciona ni papa de Wallace.

Lo que más me extraña es que la peli tuviera romanticismo como para interesar tanto a las mujeres, porque la historia de amor no es gran cosa: creo que las quejas de las doncellas poniendo a parir a los hombres ("Los ingleses no saben usar la lengua" dicen en francés en una especie de juego de palabras sexual)y siendo brutalmente alejadas del poder real ("puedes volber a tu bordado" le dice Eduardo I a Isabel después de que ella le resulve la papeleta)es lo que más les gustó.

Sobre los canallescos ingleses: recordemos que Gibson tuvo la humorada de contratar irlandeses para que caricaturizaran a los ingleses; a lo mejor el toque ruin no fue casual, conociendo la opinión de los irlandeses sobre sus vecinos...

Harold Alexander

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el detallado comentario Harold

Sobre el romanticismo, a las chicas que les he preguntado siempre me han dicho que les emocionó mucho la historia de la primera novia que luego vuelve a ver durante su ejecución.

Lo de los irlandeses yo creo que es casualidad porque las batallas fueron rodadas allí y no en Escocia. La razón es que se contrató a reservistas del ejército y su contrato era más barato que si lo hubieran hecho en Gran Bretaña.

Un saludo

El tercero de los cuatreros Dalton dijo...

Lo más curioso es la escena de la ejecución; en la edad media las ejecuciones eran realmente muy morbosas, pero aquí se nota la semilla del sadismo amarillista de "la pasión de cristo" que el propio Mel filmaría luego...

Es interesante ver cómo va evolucionando la trayectoria de un director. Y muy interesante el juego de ver cómo se detectan las semillas de lo que vendrá luego.

Pero lo más interesante de esta película es el juego del padre leproso; ¿Es el simbolismo de la patria podrida o de la verdad más "descarnada" posible?

Porque sí que hay que notar otra cosa; que el leproso sea el que tiene razón y Wallace el que está equivocado...y eso se repite en la película, así que no parece accidente.

Lo mejor del filme para mí es la arenga de Gibson antes de la batalla.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario 3º Dalton

Hace poco mantuve un debate sobre este aspecto en otro blog. En mi opinión no lo llamaría "amarillista" sino "realista". En la Edad Media Europea, o en la América Precolombian, eran así de bestiajos. Y por desgracia creo que en algunas zonas del palneta siguen con las mismas costumbres.

"Amarillista" para mi es lo que hace Uma Thurman en el bodrio de "Kill Bill".

Sobre la lepra, ya he comentado más arriba que quizás esa interpretación sea la correcta porque hsitóricamente fue Bruce el que padeció la enfermedad.

Y sí, la arenga es uno de los momentos clave de la película.

Un saludo

Piru dijo...

Me gustaría dar la razón al Major en el tema del amarillismo sobre la ejecución final. Por lo que he leído al hacer mi crítica, la tortura en verdad fue mucho peor de lo que se enseña en la película.

Piru dijo...

Respecto del tema sobre La Pasión, no es que Mel sea un sádico, es que llevó página a página la descripción de la flagelación a la película, por lo que tengo entendido pues no soy un gran estudioso de la Bibilia.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Piru.

Efectivamente, Gibson fue "realista" tanto en "Braveheart" como en "La Pasión". En esta última solo hay que saber un poco de historia de la Antigua Roma para darse cuenta de que no se andaban con chiquitas.

Un saludo

alfredo garcia dijo...

Revisando ésta noche la peli me he acordado de la interesantísima edición en dvd con los comentarios de Mel Gibson y de la jugosa anécdota sobre la escena del ahorcamiento del final (la tortura de Wallace). Parece que algo salió mal y colgaron a mel de verdad (la mejor interpretación de su carrera: la de un ahorcado) y lo incluyeron en la cinta comentando el susodicho que aunque no se trataba de algo que quisiera repetir tampoco fue tan horroroso (se quedó literalmente flipado y adormecido por la falta de oxígeno, el susto vino después).

Lo dicho, si odiais a un actor (no es mi caso) y quereis observar un auténtico Snuff donde el tipo está a punto de dejarse el pellejo ésta es vuestra cinta.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Alfredo. Había oído que el Mel casi la palmaba en el rodaje, pero no sabía que había sido por eso.

Reconozcamos que le quedó realista.

Un saludo