Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


martes, junio 26, 2007

Alexander Nevsky (Александр Невский)






Probablemente "Alexander Nevsky" no es la más famosa película de Sergei Eisenstein (ese honor le corresponde sin duda al "Acorazado Potemkin") , pero posiblemente sea una de sus mejores obras.

La película fue un encargo del propio Stalin para "calentar los ánimos" del pueblo ruso ante la posible agresión de la Alemania nazi. Los cascos de los caballeros teutones recuerdan sin duda al típico casco del soldado alemán de la IIGM, e incluso Eisenstein llegó a considerar el uso de la svastica en los estandartes teutones. La película fue estrenada en Diciembre de 1938 con gran éxito. Pero desapareció de los cines en agosto del 39 tras la firma del famoso pacto Molotov-Ribbentrop. Se reestreno en julio de 1941, tras la invasión nazi de la URSS.

La cinta es un eficaz instrumento de propaganda anti-alemana. La magnífica música de Sergei Prokofiev acompaña perfectamente a las poderosas imágenes de esta película. Se nos muestra la masacre de los habitantes de Pskov a manos de unos ominosos caballeros teutones. El pánico cunde en la cercana ciudad de Novgorod, pero allí las proclamas del príncipe Alexander Nevsky consiguen animar a sus habitantes para formar un ejército popular que expulse a los invasores del sagrado suelo ruso. Nadie sobra en dicho ejército y hasta las mujeres combatirán. El enfrentamiento entre el gran ejército de caballeros teutones y el no tan grande ejército popular ruso tiene lugar en las heladas aguas del lago Peipus. En una secuencia de batalla de una media hora, se muestra como Alexander Nevsky, gracias a su astucia y al valor de sus soldados, consigue aniquilar a los teutones pues éstos acaban ahogados tras romperse el hielo del lago debido al peso de sus armaduras. Alexander se convierte en el gran salvador de Rusia demostrando que la unidad del pueblo puede acabar con cualquier invasor.

Sin embargo, la historia en la que está basada esta película es "ligeramente" distinta. Es el punto de inflexión de lo que se conoció como las "Cruzadas del Norte".

Cuando uno oye el termino "Cruzada" inmediatamente piensa en las numerosas luchas por la Tierra Santa entre cristianos y musulmanes de la Edad Media, tal y como están reflejados en la película "El Reino de los Cielos". Sin embargo hubo otras cruzadas no tan conocidas, como por ejemplo la que se desarrolló en pleno siglo XIII en el norte de Europa. Fue contemporánea de la Cuarta Cruzada y en principió se dirigió contra los reinos paganos del Báltico. Pero acabo derivando en una lucha entre los cristianos católicos y los ortodoxos.

En 1224 los cruzados tomaron la fortaleza de Tartu, cuyos habitantes habían formado una alianza con los rusos. La guarnición fue masacrada. Un obispo se hizo cargo de la ciudad e intento ampliar las fronteras y el cristianismo católico gracias a la ayuda de unos recién llegados de Palestina, los Caballeros Teutónicos.

Hacia el norte se encontraba la gran ciudad de Novgorod. Era una de las diez principales ciudades rusas que dominaba el Norte del país cuya expansión hacia el sur se vio detenida por la irrupción de los teutones. En el 1237, las cosas se complicaron para los rusos. Las esporádicas incursiones mongolas se transformaron en una invasión en toda regla (La famosa Horda de Oro). Sin embargo Alexander Nevsky, el gobernador de Novgorod, consiguió que la ciudad fuera reconocida como vasalla y aseguró su existencia mediante el pago de tributos al Khan.

Los cruzados aprovecharon la debilidad de los rusos y en 1240 lanzaron una incursión que culminó con la toma de la ciudad de Pskov. Llegaron incluso a tomar los pueblos situados a 30 km de Novgorod. Alexander prefería luchar contra los católicos pero los comerciantes y nobles de Novgorod preferían un tratado de paz, así que consiguieron que éste fuera desterrado.

Sin embargo en 1241 los mongoles entraron en escena una vez más al iniciar la invasión de la Europa católica. Muchos de los cruzados volvieron a defender sus lugares de origen (Hungría, Polonía, este de Alemania) por lo que sus fuerzas en Rusia se vieron considerablemente mermadas. Alexander no desaprovechó esta oportunidad. Volvió a Novgorod, hizo colgar a aquellos que le habían desterrado y organizó un ejército que consiguió reconquistar Pskov.

En marzo de 1242, Alexander decidió lanzar una expedición de saqueo sobre las posesiones teutónicas. Dividió a sus fuerzas en tres columnas para intentar no ser localizado, pero fracasó. Una de sus columnas fue completamente exterminada. Alexander decidió retirarse lo más rápidamente posible y decidió hacerlo atravesando la zona más estrecha y poco profunda del lago Peipus (el máximo de profundidad es de 1 metro). Pero el ejército cruzado le perseguía de cerca, por lo que Alexander no tuvo más remedio que plantar cara. Era el 5 de abril de 1242.

Lo que posteriormente se conocería como la Batalla de los Hielos demostró que Alexander Nevsky era un gran táctico. El ejército de Novgorod era más numeroso que el cruzado (unos 5.000 hombres frente a unos 1.500 respectivamente), pero era muy inferior en calidad de combate. Sabía que en campo abierto no tenía ninguna posibilidad contra la carga de la caballería teutona. Así que dispuso sus tropas en la orilla del lago aprovechándola como si fuera una línea fortificada. Dispuso sus arqueros a pie en el centro junto con la milicia de Novgorod. Mientras que sus arqueros a caballo estarían en su flanco derecho. Alexander y sus nobles más allegados formaron en el centro y la retaguardia. En el flanco izquierdo parece ser que se dispusieron tropas auxiliares a caballo de tribus vasallas.

El ejercito cruzado parece ser que dispuso sus caballeros teutones en el centro y/o en el flanco derecho junto con los caballeros livones (cada caballero estaba acompañado de un sargento y un sirviente). La milicia de Tartu con el obispo Hermann se dispuso en el centro. Los caballeros vasallos daneses se encontraban en el ala izquierda. Los auxiliares estones en la retaguardia. A pesar de las escenas de la película, el núcleo de caballeros teutones y sus sirvientes no serían más de 100, pero eran una fuerza de élite.

La táctica cruzada era simple: cargar en cuña y romper la línea enemiga. Tremendamente efectiva en terreno llano, pero en el somero lago Peipus se convirtió en una desventaja. La carga de caballería a través del hielo y el fango helado fue completamente frenada y agotó por completo a las cabalgaduras cruzadas. Simultáneamente, los arqueros a caballo atacaron a la caballería danesa de flanco. Esto provocó su desbandada, y su pánico se transmitió a la milicia de Tartu y a los auxiliares estones. Los caballeros teutones y sus sirvientes quedaron completamente aislados y atrapados en el fango del lago. Evidentemente fueron rodeados y aunque algunos consiguieron huir, la mayor parte fueron aniquilados. Seis de ellos fueron tomados prisioneros y paseados por las calles de Novgorod.

Tras la victoria del lago Peipus las posesiones teutónicas no se colapsaron como sucedió al Reino de Jerusalen tras la Batalla de Hattin. La mayor parte de la orden seguía intacta. Sin embargo su prestigió había sufrido un duro golpe y su expansión fue frenada definitivamente. Alexander inmediatamente realizó una oferta de paz que fue aceptada y que perduró por veinte años. Ese tiempo le permitió a Alexander Nevsky estabilizar su dominio sobre Novgorod y sobretodo mediante una hábil labor política, impedir que los mongoles se la anexionaran. En 1547, Alexander Nevsky fue canonizado por la Iglesia Ortodoxa.

Clásica obra de propaganda que sigue la siguiente máxima: "No dejes que la fidelidad histórica te estropeé una gran película".

Videos relacionados





8 comentarios:

Milgrom dijo...

Cuantas pesadillas en la carrera con esta peli. Tuvimos que analizar su famoso montaje musical. Es decir el uso que hace Eisenstein de la música de Prokofiev, en el que el montaje sigue las pautas de los ritmos, melodias y tensiones de la música. Es uno de las obras más representataivas del uso de la música como métrica de montaje audiovisual. Incluso la composición de las imágenes y la planificación están pensadas de acorde con ella. Eisenstein será más recordado por Potemkin, pero ésta es sin duda su obra cumbre.

Anónimo dijo...

A descargársela!. Estas películas como héroes nacionales me encantan y seguro que disfrutaré con ésta. Desde luego estos rusos y éstos alemanes siempre fueron a la greña.

BUDOKAN dijo...

Qué increíble el detalle de contexto que haces de esta gran película que como todas las del maestro ruso están exiquisitamente fotografiadas. Saludos!

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Yo la disfrute en primero de carrera (Historia) y creo que, al menos de las que he visto, es la mejor de Eisenstein. Una gran pelicula de toda la historia del cine y una gran musica.

Saludos a todos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias a todos por los comentarios. Desgraciadamente estaos dias ando bastante liado y no me he podido sentar a realizar un nuevo post.

No me extraña que esta película se use en una carrera sobre medios audiovisuales. La verdad es que Einsenstein enseño mucho a mucha gente.

Un saludo

Tony S. Flashman dijo...

Debo decir que me gustó la película. Y eso que la vi en V.O. subtitulada en inglés.

Es curioso como menciona primero el "Peligro Amarillo", para luego demostrar que el peligro viene de los germanos.

Y la batalla de los hielos... muy bien recreada.

Un saludo

Alejandro dijo...

Un saludo.

Me alegro bastante de ver comentada esta película, ciertamente me parece de lo mejor que ha hecho Einsenstein y desmiente un poco el topicazo de que no fue capaz de adaptarse al sonoro. En 1995 la película fue restaurada y se le incorporó una grabación mejorada y restaurada de la magistral banda sonora de Prokofiev. Por desgracia, el DVD que circula por ahí es la versión "original", muy deteriorada. De la edición del 95 sólo he podido dar con la música... y en la red (diez años de consultas en tiendas no dieron fruto).
Si a alguien le interesa, el director de la música restaurada fue Yuri Termikanov, con ese dato os puede resultar más fácil dar con ella.
En cuanto a batallas en el cine de Einsenstein, la que aparece en Iván el Terrible es igualmente espectacular, menos irregular y, lamentablemente, mucho más breve.

Muy recomendables ambas.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a ambos por los comentarios.

No sabía lo de la restauración de la música. Es un curiosos detalle

Un saludo