Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


jueves, junio 21, 2007

Ran (乱)



"Ran" está considerada como la última de las grandes superproducciones del maestro Akira Kurosawa. De hecho creo que sigue siendo la película más cara producida en Japón. "Ran" quiere decir "caos", y eso es lo que describe precisamente esta obra maestra.

Ambientada en la Era Sengoku, un período de constante guerra civil del final de la Edad Media japonesa, la historia está basada en parte de la vida del Daimyo Mori Motonari. Motonari era un pequeño señor feudal que mediante diplomacia y fuerza consiguió llegar a controlar una gran parte del Japón Occidental convirtiéndose en uno de los grandes daimyos. Consiguió además que su legado permaneciese pues educó a sus hijos en la idea de que lo importante era que permanecieran unidos entre si. La famosa escena inicial del haz de flechas que puede verse en la película, está basada precisamente en un hecho de la vida de Motonari.

Sin embargo, Kurosawa le dio el aspecto trágico del Rey Lear de Shakespeare. Inicialmente nos muestra al gran señor Hidetora del clan Ichimonji quien decide que ya es hora de retirarse y repartir el poder a sus tres hijos: Taro, Jiro y Saburo; tras aconsejarles que permanezcan unidos. Inicialmente todo parece que va a ir bien, pero al poco los hijos mayores comienzan a conspirar para quedarse con todo. Estos se ven animados por la intrigante Dama Kaede, la esposa de Taro, miembro de una familia aniquilada por Hidetora. Las intrigas tienen éxito y consiguen que Hidetora destierre al fiel Saburo. Una vez hecho esto asaltan el castillo donde está Hidetora. Dicho castillo fue construido exclusivamente para la película y fue destruido hasta los cimientos, de ahi la gran espectacularidad y realismo de su asalto. Tras el asalto y la masacre de sus fieles, Hidetora sobrevive pero enloquece. Asimismo, Jiro aprovecha para asesinar a Taro y así quedarse con sus posesiones y con su viuda.

La historia nos muestra ahora los vagabundeos de Hidetora y su encuentro con antiguos enemigos y los males que inflingió. Esta parte podría resumirse con el viejo dicho: "Ten cuidado con la gente que pisas en tu camino hacia la cima porque te la puedes encontrar cuando bajes". Saburo sin embargo no ha permanecido ocioso, pues consigue aliarse con los señores feudales vecinos y formar un pequeño ejército. Jiro moviliza a sus fuerzas y sale al encuentro de Saburo en el campo de Hachiman. Aunque inicialmente se decreta una tregua para que Saburo pueda encontrar a Hidetora, Jiro la rompe y ordena cargar contra las fuerzas de Saburo. Estas, aunque pequeñas, son en gran parte mosqueteros que toman refugio en los bosques donde la caballería de Jiro no puede penetrar. Los arcabuceros diezman a la caballería, pero las desgracias no han acabado para Jiro. Lo que él pensaba que era un contingente de uno de los señores feudales que apoyan a Saburo son en realidad un señuelo. Las autenticas tropas enemigas están atacando su castillo.

Kurosawa ya había demostrado su maestría en la filmación de escenas bélicas en “Kagemusha”, su anterior obra. En “Ran” llega al virtuosismo con la espectacular batalla final en la que muestra a los ejércitos enfrentados mediante un festival de colores. Dicha batalla está probablemente basada en las representaciones pictóricas de la batalla de Sekigahara. En la misma, los arcabuceros de Tokugawa Ieayasu tuvieron un papel crucial. Tras dicha batalla, Tokugawa iniciaría su famoso Shogunato que duraría hasta 1868. Para dicha filmación, Kurosawa utilizó a 1400 extras y 200 caballos. Se tardaron 2 años en manufacturar todas las armaduras utilizadas en la película. La maestría de Kurosawa es la que permite que parezca que hay veinte veces más tropas y caballos de los que realmente uso.

Volviendo a la trama, Jiro abandona precipitadamente el campo de batalla, pero ya es demasiado tarde. Su castillo ha caído y su ejército ha sido destruido. En una impactante escena, Jiro corta la cabeza a la Dama Kaede tras confesar ésta que su deseo de venganza se ha visto cumplido y que el clan Ichimonji ha sido destruido. Y efectivamente el clan es completamente destruido. Saburo encuentra a su padre y tras el feliz reencuentro, Saburo cae por el disparo de un mosquetero de las fuerzas de Jiro. Todo aquello que Hidetora ha creado en su vida ha sido destruido.

Una gran obra maestra.

12 comentarios:

David dijo...

hola! yo también soy un amante del cine bélico lo que pasa es que suele consumir mucho cine bélico comercial...que pena eh¿? Quizá la que más me guste hasta el momento sea "De aqui a la eternidad" de Fred Zinneman, em encantó. Yo tengo un blob que curiosamente se llama así http://nosolocineblog.blogspot.com pero que sin embargo lo voy a centrar poco a poco en el cine...que ironía eh¿? En el habló de actualidad en tv y cine y expongo los cortos que hago..weno pasate si kieres. saludos y enhorabuena por tu blog!

Anónimo dijo...

Para mí no es la película definitiva de Kurosawa pero sí podría ser una buena candidata y desde luego mi preferida de él. Me gusta la historia (muy universal y mucho menos enrevesada que la obra de Shakespeare) y la puesta en escena aunque lo que sobresale son las batallas, con todos esos soldados vestidos con banderines de batalla (en los 3 colores básicos de los clanes de los hijos) precipitándose unos contra otros como olas del mar sobre las rocas y esas tormentas de flechas que tanto abundan en el cine japonés. La historia tiene en sí una moraleja bastante clara pero pocas veces atendida en asuntos como la política: si uno siembra el odio y la rivalidad tanto entre su entorno como su familia, no puede esperar cambiar las cosas con una ración de ¨talante¨ y un par de palabras conciliadoras. Gran película para disfrutar una y otra vez a la vez que reflexionar sobre cómo la vejez puede ser una fuerza más destructiva y debilitadora que cualquier enfermedad y más en ese mundo de lobos que el anciano Hidetora creó casi sin darse cuenta.

Milgrom dijo...

Junto a Kagemusha, mi pelicula favorita de Kurosawa. Es increible como este hombre, fue capaz de crear estas dos obras maestras a avanzada edad. Tal vez por eso sus refelexiones sobre la vejez en Ran, sean tan creíbles.
La maestría rodando grandes batallas de este hombre es asombrosa, y más si tenemos en cuenta que lo hacía artesanalamente y sin ordenador como se hace ahora. Deberían aprender los jóvenes directores como rodar acción y no dejarlo todo al ordenador.

Saludos Reisman

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por los comentarios. Efectivamente la historia podría resumirse en el refran de "quien siembra vientos, recoge tempestades". Y efectivamente, es de esas películas que disfrutas cada vez que la ves a pesar del sentimeinto de amargura que te deja al terminar.

Un saludo

billy el estafao dijo...

Acabo de comprarme el dvd de RAN y realmente me parece un verdadero ASCO. Independientemente de lo buena que sea la cinta o que se conserve el doblaje original no he visto absolutamente ningún extra.


Teniendo en cuenta que lo tengo en un rip dual puedo decir que al menos sólo fueron 8 euros pero pagar esa pasta pon un trozo de plástico con CERO extras (si en la edición de Conan de El mundo venían un porrón de extras por 6 euros!) ya me parece demasié y más en una época en la que comprar un dvd ya se convierte en un acto de fe ante las miles de tentaciones del emule. Me han pillado ésta vez. Ya no me pillarán más.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Billy y siento lo de la estafa. Al menos espero que disfrutes de la película.


Un saludo

El lobo estepario dijo...

De acuerdo contigo en que 'Ran' es una obra maestra. Kurosawa llegaba muy decepcionado de todo a la película: decepcionado de los hombres y del mundo, de la brutal deriva de los tiempos (tengamos en cuenta que la guerra de Vietnam caló mucho más en Asia que en Occidente).

Podrían hacerse dos lecturas políticas de esta película: una, que la decadencia de la autoridad moral (personificada en los viejos valores que representa Nakadai) conlleva el desastre, el naufragio, el caos; otra, que las luchas de poder entre los hombres son consecuencia de una condición inherente a su naturaleza: la voluntad de poder, y que en consecuencia todo es destrucción y desgracia. Ambas, no obstante, pueden complementarse.

El uso del color en 'Ran' desafía casi todas las comparaciones. Nunca cae en el exceso (que en mi opinión lastraba 'Dodeskaden') pero a la vez consigue expresar con precisión y pasión desbordada los conflictos universales que se suceden a lo largo del filme. Se me ocurre 'Senso' como caso similar, con la diferencia de que 'Senso' es un melodrama histórico, y 'Ran' una tragedia apoteósica.

Realmente, con películas como 'Trono de sangre' o 'Ran', justificó Kurosawa esa etiqueta que le pusieron: el Shakespeare del cine. Kurosawa fue capaz de llevar al celuloide los universales shakesperianos sin caer en la afectación teatral, de la que no se libra ni Welles en su 'Macbeth' o en su 'Otelo'.

Una lástima que las mujeres fueran un cero a la izquierda en su filmografía (excepción hecha de 'La más bella' y alguna otra), porque podría habernos legado la mejor adaptación de 'Romeo y Julieta' que pudiera imaginarse.

Salud(os).

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Lobo.

Ciertamente Kurosawa se dio cuenta que los dramas shakespirianos encajaban muy bien con la idiosincrasia japonesa. En cuanto a lo de las féminas. Quizás se trate de un lastre de la cultura japonesa, tremendamente machista. Sobre todo en la época que le toco vivir a Kurosawa.

Un saludo

Manuel Moreno Garrido dijo...

Si bien es una gran película, para mí la obra maestra de Kurosawa es Los Siete Samurais, en la que hace un impresionante estudio psicológico de los personajes (podrías comentarla algún día; es decir, lo estoy deseando). Evidentemente Ran es Shakesperiana cien por cien. Uno de los personajes que Shakespeare introducía en sus tragedias era el "fool", que aquí está representado por el bufón.

Buena observación lo de Shekigahara. Yo pensaba que lo de los arcabuces o "teppo" eran un guiño a Nagashino, la batalla entre Oda Nobunaga y Takeda Katsuyori (el hijo del Takeda Shingen de Kagemusha).

Pongo una pega a la ambientación impecable, y son las armaduras rojas. El lacar el metal en rojo era muy caro, y sólo algún Daimyo muy poderoso y rico se podía permitir el lujo de vestir así a un humilde ashigaru (soldado de infanteria, bushi de clase baja). Que yo sepa, el único fue Li Naomasha (tambien se puede encontrar como Naotaka). Todo su ejército, desde los samurais hasta los ashigaru, tenían armaduras lacadas en rojo, es decir, do-maru, kabutos y jingasas (corazas, cascos de samurai y sombreros de metal de los ashigaru, respectivamente) incluidas. Eran conocidos como los diablos rojos. Naomasha fue general aliado de Tokugawa Yeyashu en Shekigahara.

Como curiosidad, La Fortaleza Escondida de Kurosawa influyó tremendamente en el guión de "La Guerra de las Galaxias". Casi se puede decir que es un "remake".La he visto y se nota muchísimo. Merece la pena.

A la orden, Major.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el detallado e informativo comentario Manuel

No tengo pensado comentar "Los siete samurais". No porque no me guste, que me encanta, es que creo que no se ajusta al contenido del blog. Lo mismo le pasará a "Dersu Uzala", mi favorita de Kurosawa. La que si saldrá, pero en otra ocasión, sera "Kagemusha".

Un saludo

Jordi AP dijo...

Saludos.

Una película espectacular, aunque para ser sincero me lié un poco al no distinguir bien los personajes, entre los nombres y los rasgos faciales, la cosa no ayudaba mucho. Impactantes las batallas, con esas mareas de colores desplazándose de un lado a otro.

Un buen amigo que entiende y disfruta con el cine me dijo: "puedes coger al azar cualquier fotograma de Ran y de él hacer un poster". Me pareció que no iba desencaminado del todo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Jordi. Es que "Ran" es de esas películas que disfrutas viéndola más de una vez.

Y tu amigo tiene más razón que un santo.

Un saludo