Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, noviembre 11, 2009

Ricardo III (Richard III)


"Ricardo III" es la obra que cierra la trilogía shakesperiana de Laurence Olivier ("Enrique V" fue la primera y "Hamlet" la segunda). Fue estrenada en 1955 y no fue tan exitosa como sus predecesoras. Pero en mi caso, esta película es mi preferida de todas las adaptaciones cinematográficas que se han hecho de las obras de Shakespeare, y Ricardo de Gloucester uno de los mejores villanos de la ficción.

Como en "Enrique V", Olivier volvió a realizar la película como si fuera la representación de una obra de teatro, salvo la parte culminante de la batalla de Bosworth, que fue filmada al aire libre en tierras manchegas. Pero en esta obra Ricardo es el opuesto absoluto a Enrique, pues donde antes había nobleza ahora hay absoluta villanía. Además, Olivier introdujo una novedad. Su personaje de Ricardo está constántemente dirigiéndose a la audiencia para explicar sus planes, dobleces y traiciones. Con ello se consigue que el espectador se convierta en complice de la trama y que incluso comprenda la psicología y motivaciones del personaje. Podemos encontrar un ejemplo actualizado de dicha forma de interpretación en la serie televisiva "Dexter".

La historia está ambientada en la parte final de la guerra civil inglesa conocida como Guerra de las Rosas. Comienza con la ceremonia de coronación del rey Eduardo IV, y desde ese mismo momento vemos a Ricardo conspirar para hacerse con el trono. Ricardo es un ser deforme cuyo físico refleja su maldad, aunque ésta es desconocida para aquellos que le rodean. Para conseguir su objetivo no dudará en engañar, traicionar, seducir, adular e incluso asesinar a su hermano y a sus sobrinos. Por lo que se sabe, el auténtico Ricardo III no era mucho más malvado o noble que cualquier otro gobernante de la época, y ni siquiera estaba tullido o deforme. Pero la propaganda de la casa de Lancaster fue bastante efectiva a la hora de dejar un cuadro negativo de dicho personaje para la posteridad. Y debemos reconocer que Shakespeare hizo un buen trabajo con su leyenda.

Como he indicado antes, Olivier encarna a un magnífico villano en su ascenso al poder y posterior caída. Es retorcido, carente de escrúpulos, implacable, ambicioso, y valiente. Creo que es precisamente esa última cualidad lo que le hace grande dentro de su maldad. Es posible pensar que su famosa frase - ¡Un caballo! "Mi reino por un caballo! - muestre la cobardía final del personaje. Pero yo lo dudo. Tengamos en cuenta que sólo lo dice cuando ve todo perdido tras la traición de Lord Stanley, y a pesar de ello sigue combatiendo hasta el final muriendo con la espada en la mano (Sí, lo reconozco, esa escena final está demasiado teatralizada). Y Shakespeare no podía mostrar como un cobarde a un rey inglés, por muy vil asesino que fuera.

Aunque la obra recoge diversos acontecimientos históricos como es el asesinato de su hermano, el Duque de Clarence, la desaparición de los príncipes, o la caída en desgracia de Buckingham, el evento más importante es la Batalla de Bosworth. La recreación es bastante buena si consideramos el vestuario y tenemos en cuenta que está realizada en los años 50, aunque la dehesa manchega no se parece mucho a la campiña inglesa. Lo más destacable es como se van disponiendo las distintas tropas según Ricardo va explicando el plan de batalla realizando un croquis en la arena. Como la batalla fue filmada en España hay una curiosa anécdota. El pintor Salvador Dali realizó un retrato de Laurence Olivier caracterizado como Ricardo III. El actor guardó dicho retrato hasta que tuvo que venderlo para pagar los estudios a su hijo.

Si no al cielo ¡de la mano todos al infierno!



Videos relacionados

Película entera en Google Video

11 comentarios:

Elperejil dijo...

Gran película que hace muchísimos años que no he vuelto a ver (y ya va siendo hora... me has metido las ganas, así que pronto caerá).

Recuerdo que, hace un montón de años también, hice el experimento de leer seguidas las obras de Shakespeare: "Ricardo II - La primera parte de Enrique IV - La segunda parte de Enrique IV - Enrique V - La primera parte de Enrique VI - La segunda parte de Enrique VI - La tercera parte de Enrique VI - Ricardo III" y resultó una experiencia fascinante, menuda saga. En ese momento pensé que adaptarlas, así, todas seguidas, sería una gran serie de televisión.

Después supe que Orson Welles soñaba con hacer esa saga y que su "Campanadas e Medianoche" fue la única que consiguió hacer.

Y, hace relativamente poco, he descubierto que la BBC con la Royal Shakespeare Company, hace ya bastantes años, produjo esa serie titulándola "An age of Kings", en plan teatro filmado; una serie muy difícil de conseguir, por cierto.

Estaría genial que, hoy, se replanteasen volver a filmar esa gran saga con los actuales medios y efectos para los fondos y las batallas...

Erwin dijo...

No ha mucho que la ví en la tele, de madrugada y por casualidad, en versión original.
Una verdadera gozada, una gran interpretación de Olivier.

Como apunte anecdótico, la "otra" versión de la batalla de Bosworth que se hace en el primer capítulo de la serie The Black Adder, donde el genial Rowan Atkinson corta la cabeza del rey Ricardo, cuando decía la famosa frase "un caballo, mi reino por un caballo".
Desternillante.

Dyonisos dijo...

Saludos Major Reisman!

soy un gran admirador de Laurence Olivier y creo que en esta pelicula está excepcional como Ricardo de Gloucester, sin duda uno de los villanos mas aterradores y a la vez mas fascinantes de la historia del Cine,sin duda no es mejor pelicula que su Hamlet (1948) o la anterior comentada por usted Enrique V (1944) pero su personaje principal es tan memorable que sin duda absorbe toda tu atencion y más aun con ese recurso cinematografico de dirijirse para comentar sus planes a la camara.

La batalla es magnifica pero no memorable (memorable seria por ejemplo para mi, la Batalla en el Lago helado en Alexander Nevski de S.M.Eisenstein) y los decorados muy artisticos y quedan bastante bien.

Tambien decir que en esta pelicula Olivier está acompañado por los mejores actores britanicos de su tiempo, actores colosales como:Cedric Harwicke,John Gielgud, Ralph Richardson... ya solo por ver a estos pedazos de actores vale la pena visionar este film basado en la notable obra del mejor "guionista" de las letras inglesas: William Shakespeare.

Un Abrazo

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Recuerdo haberla visto por televisión hace muchos años, pero aún guardo en mi memoria muchas de sus imágenes frescas (y las que no, al leer tu post me han venido). Inconmensurable Olivier.
Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Perejil, me apunto lo de la BBC. Yo reconozco que me leí hace bastante esta obra, pero también reconozco que el teatro me cuesta mucho leerlo. Y realmente sería una buena idea lo de recrear dichas batallas con los medios actuales. Lo malo es que le puede salir algo como el "Ricardo III" ambientado en una especie de IIGM.

Erwin, ¡es verdad! Mira que no acordarme de la serie The Black Adder. Ahora mismo me pongo a buscarlo en youtube.

Dyonisios, bienvenido. Bueno, ya sabes que sobr gustos. A mi me parece que su interpretación de Ricardo es mucho mejor que las anteriores, y eso que también son sobresalientes. Es un gusto particular. Siempre he pensado que es mucho más difícil interpetrar a un buen "malo" que un buen "bueno". Coincido contigo en quela batalla representada no es memorable. Cumple los estándares de la época para quedar bien, pero no emociona como la de "Alexander Nevsky". Y efectivamente, el elenco que acompaña a Olivier es de lujo.

Crowley, como bien dices, inconmensurable.

Un saludo

Conde de Salisbury dijo...

Gran película, sí señor. Lo que más desentona es el escenario manchego, demasiado secarral para perecerse al centro de Inglaterra, aunque la batalla fuera en agosto. A mí también me ha venido a la memoria Edmund Blackader y sus desventuras, y no olvidemos tampoco los siguientes episodios de la saga en la Inglaterra isabelina, georgiana y su culminación en la Primera Guerra Mundial, que podría dar lugar a otro comentario en este blog.
Solo una cuestión Mayor, la propaganda negativa sobre Ricardo III es obra de la dinastía Tudor (Shakespeare escribió buena parte de su obra en el reinado de una Tudor) no de la casa de Lancaster, que se considera extinta con la muerte de Enrique VI y su único hijo en 1471. Enrique Tudor solo tenía sangre Lancaster por parte de su madre, que descendía de una rama bastarda: los Beaufort. La "damnatio memoriae" de Enrique VII no alcanzó sin embargo a Eduardo IV porque el primer soberano Tudor se casó con la hija de Eduardo en una hábil jugada.

Elperejil dijo...

Major Reisman, creo que comparto su repelús por las versiones actualizadas de ciertos clásicos de Shakespeare... como ese Ricardo III que citas (y mira que me gusta McKellen, pero...). Por cierto, el "Estudio 1" de TVE, con José María Rodero en el papel de Ricardo III, no estaba nada mal en cuanto a interpretaciones... y eso que era, literalmente, teatro filmado.

Cuando vi el "making of" de "El señor de los anillos" y vi cómo funcionaba toda esa tecnología para crear batallitas no me podía sacar de la cabeza que era el momento de volver a esta saga shakespeariana de "Age of Kings" (aunque, personalmente, la titularía "Lancaster", pues sigue el ascenso y caida de esa casa en su totalidad) para rehacerla en toda su gloria...

Elperejil dijo...

Por cierto, le de leer teatro es ponerse... también me costaba al principio, pero luego me acostumbré. Y toda esta saga, así seguida, resulta fascinante; como leer los guiones de una gran serie de TV.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Conde, gracias por la puntualización sobre la historia. Sobre la localización, ten en cuenta que rodar en España era barato y no era la única superproducción que aprovechó esa circunstancia. Pero ciertamente podían haber elegido un sitio algo más al norte (como en "Cromwell"), o incluso otra época del año. La Mancha en primavera puede ser muy verde. De todas formas no es la única que ha intentado recrear la humeda Europa en el secarral manchego. Recordemos "Alatriste".

Perejil, la época de "Estudio !" demuestra que en este país hubo un tiempo no muy lejano en que había actores y no seres gesticulantes como los de "Al salir de clase" o "Aguila roja"

Un saludo

billy dijo...

Aun te queda por comentar la versión contemporanea con Ian Mc Kellan para completar la cosa pero sospecho que no te ha gustado mucho (aunque si hay que elegir una cosa horrorosa sería la de Titus Andrónicus).

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por la sugerencia Billy, pero ya digo desde ahora que no la voy a comentar. No porque sea mala, qué lo es, sino porque es una ucronía que no aporta nada. Y es que hay también malas adaptaciones de Shakespeare. Es lo mismo que le pasa a "Titus" o al "Hamlet" de Brannagh.

Si reconozco que me gusto el "Looking for Richard" de Al Pacino por su originalidad y por su humildad. Me explico, si Al Pacino se hubiera atrevido a realizar un remake de "Ricardo III" probablemente la crítica se lo habría comido con patatas (como hicieron con Gibson). En cambio, como realizó una especie de homenaje a la obra de Shakespeare le quedó bastante resultona.

Un saludo