Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


lunes, noviembre 16, 2009

Alfredo el Grande (Alfred the Great)





La película "Alfredo el Grande" fue un intento de la industria cinematográfica británica de volver a coger el tren de las grandes producciones épicas medievales tan típicas de los años anteriores, pero esta vez huyeron de las obras shakespirianas. Intentaron producir una obra que aunque estuviera ambientada en la antigüedad, también tuviera un cierto aire contemporáneo. Y ese fue uno de sus errores.


Alfredo el Grande fue el primer rey anglosajón que se autoproclamó como Rey de Inglaterra después de los tiempos de la caída del Imperio Romano. Reinó sobre lo que hoy se conoce como Wessex, y lo defendió de las invasiones vikingas, entre los años 871 y 899. Fue una persona bastante instruida, devota y culta. En principio no estaba destinado a ser rey pues era el cuarto en la línea sucesoria. En el 854, con cinco años de edad, viajó a Roma y Francia con su padre Ethelwulf, pues éste tenía que formalizar una serie de alianzas. Tras la muerte de su padre, el reino de Essex pasó a su hermano mayor Ethelbald, luego a su hermano Ethelberd y finalmente a su hermano Ethelred en el 866. Dos años después los daneses invadían el vecino reino de Mercia y Wessex acudió en su ayuda. Fue entonces cuando Alfredo se descubrió como un gran líder militar. Durante el año 871 ocurrieron nueve enfrentamientos. En principio la invasión pareció ser frenada en la Batalla de Ashdown (que se recrea al inicio de la película). Pero en abril del 871, Ethelred murió en la Batalla de Merton y Alfredo ocupó el trono. En mayo los ingleses volvieron a ser derrotados, los daneses ocuparon Londres y Alfredo se vio forzado a firmar una tregua y pagar tributo.


Alfredo no se quedó ocioso. Se dio cuenta de que en campo abierto los daneses eran mejores que los ingleses y que la paz no duraría, así que diseñó una defensa en profundidad para pararlos. Construyó una serie de burgos y pequeños castillos que estorbasen las maniobras y los suministros de los invasores. Simultáneamente impuso las levas a las poblaciones para organizar una milicia que actuara como un ejército campal. En el 876, bajo el liderazgo del rey Guthrum los daneses tomaron la fortaleza de Warehan, pero Alfredo consiguió aislarles. Para levantar el asedio se negoció una nueva paz y se intercambiaron rehenes. Pero los daneses volvieron a romper el tratado y en enero del 878 atacaron por sorpresa la fortaleza de Chippenham donde se había acuartelado Alfredo para pasar el invierno. Alfredo escapó de milagro y se refugió en las marismas del Somerset. Allí construyó un fuerte en la isla de Athelney y desde esa posición inexpugnable se dedicó a organizar un nuevo ejército con las milicias de la zona. En mayo de ese mismo año, Alfredo surgió con su ejército de las marismas, derrotó a los daneses en la Batalla de Ethandun (el clímax de la película), y volvió a asediarles en Chippenham. Esta vez no se dejó engañar por Guthrum y el asedio continuó hasta la rendición total de los daneses. Alfredo impuso además una condición para levantar el asedio: Guthrum y sus 29 pares debían convertirse al cristianismo. Fue una buena jugada diplomática. Desde ese momento Guthrum pasaba a ser un enemigo del resto de reinos vikingos y a ser un aliado obligado de Alfredo. Un año después se negoció un tratado por el cual se dividían el reino de Marcia entre Alfredo y Guthrum, quedándose el primero con Londres. Alfredo todavía tuvo que lidiar con otras invasiones vikingas, siendo la principal la del año 893, pero su poder no volvió a ser amenazado.


Pues bien, esta interesante historia se llevó a la pantalla con actores como David Hemmings en el papel de Alfredo y de Michael York en el de Guthrum. Los productores pusieron un montón de dinero en la película. Fue filmada en Irlanda, contratándose a un montón de extras y actores debutantes (uno de ellos era Ian McKellen). Se intentó recrear en lo posible la Inglaterra del siglo IX en vestuarios y decorados. Se llegó a grabar en la roca un caballo blanco de 30 metros que debía de verse en una espectacular batalla y que debía representar la Britania druídica. Desgraciadamente el director era Clive Donner, cuyo principal mérito hasta el momento era la película "What's new Pussycat?", y lo que se consiguió con todo ese esfuerzo fue un auténtico ladrillo.


Como he indicado más arriba un defecto de este film es que trató de ser contemporáneo. Y claro, si tenemos en cuenta que 1969 lo contemporáneo era el movimiento hippy con su lema haz el amor y no la guerra, podemos empezar a entender algunas de las "licencias históricas" de la película. Así, la devoción cristiana de Alfredo se transforma en una forma de reprimir una pulsión sadomasoquista que provoca que su mujer, la reina Ealswith, se enamore de Guthrum y se acueste con él. Y el ejército de Alfredo sea una "milicia popular" con mujeres ancianos y niños, o que la supuesta falange macedonia se convierta en una especie de desfile de majorettes que forman en triángulo, o que los daneses salgan como un ejército disciplinado y uniformado de negro. Pero el principal defecto de la película es que es aburrida y lenta. Las dos horas que dura parecen cuatro.


Sólo para los que le gusten los culebrones medievales




Videos relacionados:

10 comentarios:

sushi de anguila dijo...

Pues a mí, que desde muy pequeño estoy muy interesado en todo lo relativo a la Inglaterra del ciclo artúrico, de los reinos sajones y los invasores vikingos me gustó por ciertos aspectos bastante inusuales en películas de ese tipo...

Fue pionera en reflejar la violencia de la guerra medieval de una manera menos hollywoodiense, alejada de toda épica... las caras de los heridos son todo un poema, la sangre no parece tomate frito....también puso de manifiesto la cutrez de la corte medieval sajona, tan alejada de esos oropeles de cartón piedra tan típicos de películas ubicadas en una supuesta Edad Media de opereta... fabulosas y muy realistas las peleas entre los nobles por el poder, las traiciones al rey por motivos personales...

El verdadero desastre de la película, sin duda, es la historia de amor... ahí coincido con usted, Reisman, que se pasan de 'contemporáneos', flower-power y demás zarandajas...

aunque los daneses vistan todos de negro (licencia ridícula, tal vez rememorando a esos nazis también deseosos en su día de sojuzgar Inglaterra desde el Continente, vaya usted a saber...), sí veo cierto realismo, con todos los matices del mundo, en la manera de combatir de los unos y los otros... aunque el famoso 'muro sajón' de escudos sea de lo más chapucero, pero quién sabe si más cercano a la realidad de lo que sugieren las subjetivas crónicas de entonces, escritas a mayor gloria del rey de turno...

Y qué decir del repartazo... Colin Balkely, Julian Glover, Sinead Cusack, Vivien Merchant... los mejores secundarios del cine inglés de ayer y de hoy... McKellen (espléndido) aparte... estupendo su pael, como el proscrito que sabe que combate para restaurar en el poder a quienes abusan del pueblo...

Aunque a muchos les pueda parecer una herejía, la considero mucho más veraz y realista a la hora de describir los acontecimientos históricos relatados que esa maravillosa y entretenida ficción adulterada que es 'Braveheart'...

Un saludo

Conde de Salisbury dijo...

La vi hace un montón de años y, aunque se me han borrado muchos recuerdos, la impresión que permanece coincide plenamente con la suya Mayor: un tostón. Por cierto, en el comentario se le ha colado un Essex por un Wessex, supongo que cosa del tecleo.

Ramón Monedero dijo...

Macho, era una desconcertante enciclopedia del cine bélico!!! No, no la he visto, pero leído lo leído, creo que no la voy a ver...
Un fuerte abrazo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Sushi, efectivamente el tema de la Alta Edad Media es muy interesante y no hay muchas películas sobre el tema. Ya comenté en el blog "El señor de la guerra", película que en mi opinión es la que mejor refleja ese período, y de la que indudablemente hay influencias en "Alfredo el grande". Lo malo es como destrozaron una interesantísima historia y con un elenco de actores increíble. Es que no lo entiendo. Sólo hay que ver en el trailer a Ealswith paseando al estilo Woodstock por la campiña para que te de un patatús. Comparándola con "Braveheart" reconozco que me quedo con la de Gibson porque es mucho más entretenida.

Conde, gracias por la anotación. Ahora paso a corregir el lapsus.

Gracias Ramón por el elogio. Bueno, ya sabes lo que se dice de que ¡hay gente pa tóo! Yo también reconozco que desde que leo tu blog, veo algunas películas con otros ojos.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

En este ciclo poco voy a poder aportar, porque la verdad es que no he visto este ni los anteriores títulos que comentas. Así que solo una pequeña reflexión: lo dificil que es convertir etapas históricas interesantes, como la de Inglaterra en la época de las invasiones Vikingas, en películas interesantes... y sin son de los años 60 aun peor. Creo que esa fue la peor década (junto con los 80) del cine bélico... yo creo que más de un guionista se pasaba con los "cigarros de la risa" por aquellos tiempos...;)

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

En este ciclo poco voy a poder aportar, porque la verdad es que no he visto este ni los anteriores títulos que comentas. Así que solo una pequeña reflexión: lo dificil que es convertir etapas históricas interesantes, como la de Inglaterra en la época de las invasiones Vikingas, en películas interesantes... y sin son de los años 60 aun peor. Creo que esa fue la peor década (junto con los 80) del cine bélico... yo creo que más de un guionista se pasaba con los "cigarros de la risa" por aquellos tiempos...;)

Saludos

billy el sanguinario dijo...

Sólo me acuerdo de dos detalles de la peli de un visionado de tve1 de hace muchos años: los ingleses atacando en cuña y los vikingos violando a las monjitas. Por otro lado seguro que mucha gente fue engañada por el título pensando que irían a ver las hazañas del macedonio y contemplaron las de un simple rey inglés (error que me sucedió a mi cuando intenté localizarla ya que la vi por error así por segunda vez).

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Kleist, disiento en parte contigo. Es cierto que en los 60 hubo mucha paja, pero también tuvo sus grandes obras ("Doce del patíbulo" sin ir más lejos ;-). Pero coincido en que en más de una producción el director y los actores debían ir "fumaos".

Billy, echalé un vistazo al video de la última batalla si quieres rememorar la escena (se defienden, no atacan). Y efectivamente, salen violando monjitas. Al menos no llevan cascos con cuernos.

Un saludo

Nestor dijo...

Hola Reisman,

te he distinguido con un nuevo premio interblogs.

Saludos !!!

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias Nestor. Luego me paso.

Un saludo