Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


viernes, septiembre 14, 2007

Cromwell




Mientras en el continente europeo se estaban tirando los trastos a la cabeza en la Guerra de los Treinta Años, las islas británicas parecían disfrutar de algo parecido a la paz. En 1603 Isabel I muere sin descendencia y la corona inglesa pasa a Jacobo VI, rey de Escocia. Se produce por vez primera la unificación de todos los reinos de las Islas Británicas. Cuando muere en 1625, el país es prospero y no parece haber problemas en el horizonte. Sin embargo, la torpeza de Carlos I al querer involucrar a su reino en la guerra antes indicada consiguió que diecisiete años después todo estuviera patas arriba y el país envuelto en una serie de Guerras Civiles.

En el año 1642 dio comienzo la Primera Guerra Civil Inglesa. Cuando terminó en 1646, el rey había sido tomado prisionero. En 1648 estallaría la Segunda Guerra Civil Inglesa y un año después el resultado era que Inglaterra había dejado de ser una monarquía y se había convertido en una república. En 1649, estalló la Tercera Guerra Civil Inglesa y a su finalización en 1651, una gran parte de la población católica de Irlanda había sido masacrada, pero un hombre estaba en su camino de llegar por fin al poder absoluto: Oliver Cromwell.

"Cromwell" fue estrenada en 1970. Está protagonizada por Richard Harris, mientras que su antagonista, el rey Carlos I, es interpretado por Alec Guiness. Las actuaciones de ambos son bastante buenas y creíbles en sus papeles. Harris borda a un colérico Cromwell y Guiness a un flemático Carlos. En líneas generales la película es bastante interesante, pero si uno conoce algo de dicha guerra civil notará enseguida que la producción se toma muchas licencias históricas, cuando no descaradas invenciones.

La película se centra en la Primera Guerra Civil Inglesa, e inicialmente nos muestra el origen de la misma cuando el Rey decide saltarse a la torera el mandato del Parlamento y recaudar más impuestos. Los parlamentaristas temen que eso pueda indicar que el Rey se está convirtiendo en un monarca absoluto y de que pueda volver a abrazar el catolicismo por influencia de la reina. Así que la guerra estalla.

El primer enfrentamiento que sale es la batalla de Edgehill. En esta batalla se ve como algunos de los líderes parlamentarios quieren llegar a un acuerdo antes de comenzar a pelear (algo parecido a lo que se ve en "Braveheart"). En el lado realista, los mandos están confiados, y destaca entre ellos el Príncipe Rupert (Timothy Dalton) con su perrito . Pero evidentemente Cromwell no está por la labor de dialogar y arenga a sus tropas para la lucha. Lo malo es que la batalla acaba en derrota aplastante para los parlamentarios. Históricamente fue un empate pues si los parlamentarios hubieran sido derrotados la Guerra Civil habría terminado allí mismo.

Después de eso, los parlamentarios se retiran a lamerse sus heridas. Cromwell se da cuenta de que la solución consiste en que los parlamentarios tengan su propio y disciplinado ejército. Así que forma lo que se conocerá como el New Model Army. Aquí la película desbarra con respecto a la historia. El New Model Army lo crearon Cromwell y sir Thomas Fairfax. De hecho, éste último fue el comandante en jefe del ejército parlamentario, y no Cromwell como se ve en la película. Y otra error de la cinta es que los soldados realistas van de rojo, cuando historicamente era el New Model Army el que iba de rojo y sus oponentes de azul. El color rojo fue elegido porque era el más barato en el tinte y porque tenía la ventaja de disimular la sangre. Es el origen de la típica casaca roja del ejército inglés que será usado en campaña hasta el siglo XIX.

En la película no se explica muy bien el porqué, pero a pesar del éxito inicial de Edgehill la guerra comienza a ir mal para los realistas. Eso se resume en una escena en la que vemos a un agitado y descompuesto Principe Rupert explicar al rey Carlos que han sido derrotados en Marston Moor. Fue una de las mayores meteduras de pata cometidas por un general en un campo de batalla. Y fue el punto de inflexión en dicha guerra. Sólo era cuestión de tiempo el que fueran derrotados.

La última carta que jugó Carlos se perdió en la batalla de Naseby. Fue una jugada desesperada y como tal falló. En esta batalla vemos a un colérico Cromwell liderando a los parlamentaristas contra los realistas. Como he indicado antes, el general en jefe era Fairfax y Cromwell sólo era un comandante de caballería. Además, en Naseby el ejército realista era la mitad de grande que el ejército parlamentario. Todo lo contrario que vemos en la pantalla. Aun así, impresiona bastante las formaciones de piqueros y las cargas de caballería. Una curiosidad. Las escenas de batalla están rodadas en Navarra y los soldados que hacen de extras son en su mayor parte soldados españoles.

Después de Naseby aun queda una hora de película. Esta discurre mostrándonos la estancia de Carlos I como prisionero del parlamento, de sus intrigas para levantar un nuevo ejército (la Segunda Guerra Civil Inglesa) y finalmente como momento culminante, su juicio donde se produce el enfrentamiento crucial entre los dos hombres y se discute si un soberano tiene derecho divino o no sobre sus súbditos. Carlos es declarado culpable de traición y condenado a ser decapitado. Tras un excelente secuencia que nos muestra la ejecución pública de Carlos, Cromwell decide retirarse (en realidad se fue a combatir a Irlanda) pero la situación política aún está lejos de estabilizarse por la ineficacia de los parlamentarios. Cromwell es urgido por sus partidarios a volver a Londres y con un discurso ante el Parlamento exalta los valores del pueblo al mismo tiempo que les echa en cara el que no han podido gobernar correctamente. Así que da un golpe de estado y disuelve el Parlamento. De esta forma vemos que Cromwell se ha convertido en aquello contra lo que luchó. La película termina con Cromwell sentado en el trono del Parlamento y luego un plano de su tumba en la que yace investido como Lord Protector mientras un narrador nos describe que gobernó como tal durante cinco años.

Quizás la mayor virtud que tiene esta obra también sea su principal defecto. Como he indicado Harris hace un buen papel como Cromwell, y lo malo es que la película se centra y glorifica tanto dicha figura histórica que parece que la Guerra Civil Inglesa la gana él solito. El grado de glorificación es tal que al personaje de Cromwell no sólo le quitan las verrugas, sino que le hacen un demócrata de toda la vida. Aunque es entendible si tenemos en cuenta que le tiene que dar la réplica a un absolutista Alec Guiness.

Personalmente creo que Ken hughes, el director, trato de emular los enfrentamientos dialécticos de otra película anterior que tuvo bastante éxito. Se trata de "Un hombre para la eternidad" en el que Tomas Moro (Paul Scofield) se enfrentaba a Enrique VIII (Robert Shaw). Por ello Hughes hace que Cromwell sea un líder parlamentario desde el principio, para así mostrar cuanto antes las discusiones con el rey. Evidentemente, al ser Cromwell el bueno de la película no vemos casi nada de su lado oscuro. Cromwell era un fanático religioso que incluso llevo a cabo una guerra de exterminio contra la población católica de Irlanda. Y los británicos no debieron de acabar muy convencidos de su forma de gobernar, porque el Reino Unido no ha vuelto a ser una república desde entonces.

En resumen, una interesante película que te anima a leer algo sobre ese período de la historia.


Videos relacionados:

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, por fin una de mis películas favoritas has sido (por la voluntad de Dios) por fin comentada. Oliver (por la voluntad de Dios) Cromwell fue siempre uno de mis personajes históricos preferidos. Una de las cosas que más me sorprendieron en la película fue su indisimulado estilo planfetario, bastante cercano a los postulados de los señores de la orden de Orange y curiosamente también de los realistas irlandeses (no hay más que ver las fotos de los murales del Ulster que gracias a Dios pude contemplar en Fick.com), un personal bastante alejado a mi entender de los postulados de Roma. También me sorprendió el parón que (gracias a Dios) dio la película, obviando los años de genocidios y dictadura que culminaron en la profanación del putrefacto cadáver de Cromwell y la exhibición de su calavera en el puente de Londres.

La historia relacionada con dicha pena post-morten tiene su chicha ya que posteriormente dice la leyenda que cayó de la pica en dónde estaba espuesta y fue guardada por un individuo que la guadó como una rareza para exhibirla a amigos,familiares y a cualquiera que quisiera apoquinar (posteriormente, gracias a Dios, fue devuelta a la tumba y ahí terminó la historia). La supuesta cabeza fue fotografiada poco antes de ser devuelta a la sepultura (creo que en una búsqueda google fotos-cromwell anda por ahí) y ahí terminó la historia y comenzó la leyenda de un hombre que no hizo en su vida más que pelear y citar demasiado a Dios en vano (como he hecho yo en este comentario). Por lo demás, estupenda crítica. Saludos.


Pd: !no me gastéis el nombre!

firmado: DIOS.

grognard dijo...

Es una de las mejores películas en el aspecto de la recreación de batallas de esa época. Un montón de extras y unas buenas panorámicas. Y sobretodo un buen vestuario. Si a eso añadimos una historia interesante tenemos la combinación perfecta para una buena película histórica.

Milgrom dijo...

Como obra cinematográfica hay que destacar que contiene uno de los mejores duelos interpretativos. Alec Guiness y Richard Harris. Harris aquí sencillamente se sale.

Eso sí, si analizamos la peli desde el punto de vista histórico, mejor que corramos un tupido velo y nos tomemos las licencias históricas como excusa para garantizar una buena pelicula de época donde priman los actors.

Anónimo dijo...

Por cierto, a todos aquellos (si es que había alguno) que disfrutasteis de los capitulos de ¨soldados¨ y ¨conquista¨ tengo que daros una triste noticia: me han echado de youtube!. A esos mamones parece que colgar algunos capitulos de una desconocida serie de la mtv (que por cierto ha sido cancelada por baja audiencia) y un trailer del ¨spider-cerdo¨ les ha pesado más que todos eses minutos de cultura e historia condensada que yo y muchos usuarios preferimos subir antes que las evoluciones de un perro copulando o las aventuras de unos descerebrados prendiéndole fuego a otro. De todas formas dichos capítulos pueden encontrarse en la misma red de donde me los descargué y los podreis disfrutar en la mula, en los torrent y en un futuro mas lejano en VIDEODROME.

pd: me hace gracia la soberbia con la que trata la industria (y youtube ya es parte de ¨la industria¨ a sus posibles clientes. Piensan que son los únicos y que serán los primeros eternamente pero ¿alguien se acuerda de Altavista o Napster?.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios. La verdad es que no hay muchas películas históricas y bélicas ambientadas en este período histórico. Supongo que será porque más bien es parte de la historia europea y no de la estadounidense, pero eso es lo que hay.

Un saludo

PD: Anónimo, lamento tu expulsión de youtube, porque yo si que vi algunos de los episodios colgados.

Anónimo dijo...

No importa por mi. A quienes si les importará es a la gente del cono sur con conexiones bastante malas (alguno me mandó un mail de Perú o Bolivia rogándome que colgase más capitulos de ciertos programas de la mtv) que tendrán que descargarse los capitulos de uno u otra serie a través de la mula. Pero no importa ya que con detalles como ese no tardará en aparecer algún usuario que cree su propia página (o un programa que emule alguna especie de youtube) a la que sea imposible meter mano. Es la evolución simple y llanamente. Saludos y sigue con tus excelentes reseñas.

pd: Es la primera vez en 30 años que me echan de algun sitio. Me siento como Groucho je, je.

BUDOKAN dijo...

Es cierto lo que dices sobre este interesante trabajo cinematográfico en que despierta la curiosidad sobre el período. Me ha gustado mucho esta película. Saludos!

Nestor dijo...

Esta es una de las películas historicas y belicas que más me gustan. Es un periodo histórico interesantísimo y las interpretaciones de Richard Harris y Alec Guinnes son inolvidables.

Anónimo dijo...

Soy fántico de Harris pero aquí el ganador es Guinnes. Harris me parece muy novato. Sólo en la escena con sus propios soldados, cuando hace girar el caballo para que no le salten por atrás, antes de colgar al amotinado, me recuerda al actor de jugernaut. Alec está inmejorable en el juicio, pero débil en la que debería ser la mejor escena de su personaje: la ejecución. Carlos I demostró un valor y dignidad que no igualron ni Luis XVI ni Nicolás II. Por cierto, no comprendo por que no se incluyó el célebre dialógo:
Carlos: quiero dos camisas para mañana.
Verdugo: ¿Por qué? No necesitaréis más nunca mudaros de ropa.
Carlos: Porque todos mis enemigos estarán allí, y si hace frío no quiero que me vean temblando y piensen que me dan miedo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios

Anónimo, gracias por apuntar el detalle de las camisas. Es cierto, no aparece en la película. De todas formas a mi no me pareció el momento más flojo de Alec (que creo que está genial). Pero es sólo una opinión más.

Un saludo

Piru dijo...

Fíjate que no había visto esta película a pesar de haberla oído nombrar muchas veces, y cuando lo hice me gustó mucho. Tanto que la dediqué una entrada aquí. Por lo que parece no tiene mucha verosimilitud histórica pero merece la pena para conocer los períodos de conflictos entre Parlamento y Monarquía, además de Richard Harris que a los que disfrutamos con un buen histriónico siempre nos viene bien.

A sus órdenes Major

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Piru

Ciertamente el guión deforma la historia auténtica pero lo cierto es que estas películas realizadas en aquella época si que parecen verosímiles, al contrario de muchas producciones actuales.

Un saludo