Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


viernes, septiembre 18, 2009

El Hundimiento (Der Untergang)



"El Hundimiento" es famosa por dos cosas. La primera, porque de todas las películas dedicadas a los momentos finales del nazismo, es la más fiel a los hechos históricos. El director Oliver Hirschbiegel y el productor Bernd Eichinger se basaron en diversos trabajos para la elaboración del guión, pero sobre todo en el libro homónimo de Joachim Fest y en las memorias de Traudl Junge, una de las secretarias de Hitler. La segunda razón, por la interpretación de Bruno Ganz.


Bruno Ganz realizó un trabajo previo de cuatro meses para meterse en la piel de Hitler. La piedra angular de su interpretación se basó en una grabación de una conversación privada de Hitler con Mannerhein. Era el 4 de junio de 1942 y se celebraba el 75º cumpleaños del finés por lo que Hitler realizó una visita de cortesía. Un técnico de la radio finlandesa llamado Thor Damen, grabó 11 minutos de conversación sin que Hitler se diera cuanta. Según palabras de Ganz, Hitler tenía un característico acento austriaco y una voz suave y atractiva, de un barítono tranquilo. Intenté capturar eso. Sin embargo, otros definen su tono y expresiones como las pertenecientes a alguien de la clase trabajadora y al que le gusta dar monólogos sin esperar ninguna respuesta. Incluso llega a pronunciar incorrectamente el nombre de la capital finlandesa (dice Helsinski en lugar de Helsinki). Lo que más le fascinó a Ganz no era que Hitler fuera apoyado por el pueblo alemán, es que era amado por dicho pueblo. A pesar de sus esfuerzos al final acabó reconociendo que como actor no podía llegar al corazón de Hitler, porque no lo tenía.


Esta no es la primera película alemana que trató el tema del final de Adolf Hitler. Ese honor le corresponde a la película "Der letzle Akt" ("El último acto") dirigida en 1955 por G.W. Pabst ,el director de "Cuatro de infantería". Tan sólo he visto el pequeño corte que hay en Youtube, pero si tenemos en cuenta que fue realizada diez años después de la muerte del dictador y aún así no es famosa, no parece que tenga mucho que ofrecer. Según la crítica, el principal problema es que el Hitler representado era muy poco creíble por el carácter psicopático que le dio el actor Albin Skoda. Adicionalmente, el personaje de Hitler es un secundario, no el personaje central de la trama. Hay una anécdota curiosa sobre esta película. Traudl Junge accedió a ser entrevistada como parte de la labor de documentación previo pago de 1.500 marcos y con la condición de que su persona no apareciera en la película. De hecho, su personaje aparece por primera vez en el cine en la película "Hitler: los últimos diez días".


Volviendo a la película que nos ocupa, lo que la distingue de las demás producciones es que no sólo cuenta lo que sucede en el interior del führerbunker, sino que da una visión mucho más general de lo que debió ser la Batalla de Berlín. Así aparecen personajes cuya relación con Hitler es casi anecdótica, como el doctor Schenk o la del hitlerjugen Peter Granz, pero cuyas historias particulares reflejan las miserias del pueblo alemán en aquellas terribles horas. Los otros dos personajes, además de Hitler, sobre los que gira la película son dos mujeres: Traudl Junge y Magda Goebels. Las entrevistas a una anciana Traudl Junge que se ven al principio y al final son las que sirven al espectador de enlace con aquel período histórico y como una forma de evitar que dicho espectador sienta alguna simpatía por Hitler. Junge confiesa que ella llegó a sentir devoción por Adolf Hitler en su juventud pero que el tiempo le había permitido ver el horror que había significado su gobierno. Magda Goebels representa precisamente lo contrario. Alguien con una capacidad de devoción/autodestrucción tan grande que no duda en inmolar a su descendencia cuando ve que todo se ha perdido. La secuencia en la que asesina a sus hijos es sin duda una de las más turbadoras de la película. El espectador sabe que lo que está viendo ya ha pasado, pero aún así espera que suceda algo que lo evite.


Pero sin duda la película es famosa por la polémica que generó. La interpretación de Ganz fue sobresaliente, equiparable a la de Alec Guinnes, y nos muestra un Hitler que no era el típico loco megalómano chillón de otras producciones. Al igual que el representado por Guinnes, el Hitler de Ganz también muestra un lado humano e íntimo, aunque a diferencia del actor británico, en esta ocasión no hay mezquindad ni maldad encubierta. Se muestra amable con el servicio y atento con sus amigos como los Goebels. Incluso es capaz de perdonar errores sin importancia. Estamos frente a un personaje enfermo y patético, del que probablemente sentiríamos lástima si no supiéramos que es el responsable de tanta destrucción y miseria. Y esto fue precisamente la causa de la polémica. El periódico sensacionalista Bild llegó a preguntarse si ¿Debemos permitir representar al monstruo como un ser humano? temiendo que la película animase a los neo-nazis. El director Wim Wenders incluso llegó a afirmar que se glorificaba a Hitler. Personalmente opino que la polémica tenía algo de artificial. Hitler era un ser humano, y lo que demuestra su historia es lo bajo que pueden llegar algunos miembros de nuestra especie.


De todas formas la película no deja de tener un cierto tono apologético. Además de la declaración de Traud Junge en la línea - Yo no sabía nada, aunque reconozco que eso no es excusa- eso tono también se ve en el tratamiento de algunos de los personajes secundarios como el doctor Schenk. En la película es un médico de las SS que intenta ayudar a los heridos, obviándose cualquier referencia a sus experimentos con prisioneros de guerra. También es bastante curioso el que no se muestre lo que les pasó a las mujeres una vez dejaron el bunker. Traudl Junge por ejemplo fue violada por un grupo de soldados soviéticos y luego fue hecha prisionera e interrogada.

A mí me gusta más la interpretación de Guinnes en "Hitler: los últimos diez días", pero reconozco que en su conjunto, "El Hundimiento" es mejor película.



Links relacionados



Videos relacionados:

37 comentarios:

El lobo estepario dijo...

Suscribo lo que dices, es una buena recreación histórica, poco más. En cuanto a la polémica, ya se sabe que es muy fácil patear al caído. Me gustaría que algunos "héroes" se expresaran con la misma contundencia frente a obras apologéticas del genocidio que se firman casi mensualmente en Hollywood. Y que nadie vea en esto ningún subterfugio.

Ganz ha sido un actor excelente. Eso se ve sobre todo en 'La ciudad blanca', más que en 'El amigo americano'. Aquí lo borda. Y no se puede criticar su interpretación, porque Hitler no era un monstruo, sino un fanático de Estado, las consecuencias de lo cual fueron monstruosas. Hay que saber diferenciar.

No obstante, e incido en la polémica generada por la película, si criticamos por darle un rostro humano a ciertos genocidas, deberíamos también indignarnos cuando vemos cine bélico americano e inglés, toda vez que los actos de aquellos ejércitos fueron como mínimo tan brutales como los cometidos por los alemanes (y me remito a Hiroshima, Nagasaki, Dresde, etc.)

No obstante, también yo percibí cierto tufillo exculpatorio. Pero tal vez fue por influencia de los bienpensantes, esos que condenan el nacionalsocialismo a la vez que jalean el estalinsimo.

Saludos acráticos.

malatesta dijo...

Coincidimos en mucho en la valoración sobre la película. Sobre todo en los aspectos morales. Sé que es de mal gusto recomendar una entrada propia, pero si tienes curiosidad aqui tienes mi comentario sobre ella.
Un saludo, Mayor.

Wunderk dijo...

Fantásticos los actores, tan bien caracterizados y tan parecidos a los personajes históricos que interpretaban, sobre todo Bruno Ganz. A partir de esa película siempre que lo veo inevitablemente pienso en él como Hitler.

Puedo comprender la polémica y ebió ser un reto difícil. Al igual que ocurre con Stalingrado, me gusta ver la mirada hacia el pasado que realiza del actual cine alemán. Ambas películas me gustan muchísimo. Mayor, coincido con usted en que la secuencia de los Goebels es de las más impactantes de la película.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Lobo, en mi opinión un fanático de Estado es un tipo de monstruo. En cuanto a tu equiparación entre nazis y aliados, no la comparto en absoluto. Y totalmente de acuerdo en que hay gente que jalea al comunismo mientras condena el nazismo (y viceversa), cuando son dos caras de la misma moneda: el totalitarismo.

Maesa Malatesta, me alegro verle nuevamente por aquí. Y no pasa nada por el link, porque voy a añadirlo a la reseña. Sabes que incluyi links relacionados, pero suelo buscar en los blogs de cine y el tuyo se me pasó.

Wunderk, a mi me pasa lo mismo. Hace poco vi "Fracción del ejército rojo RAF" y al verle no paraba de pensar: "le falta el bigote".

Un saludo

octopusmagnificens dijo...

Extraordinario film. Debería haber ganado dos Oscar en 2005: mejor película extranjera y mejor actor (Bruno Ganz).

El acceso de cólera de Hitler, en la sala de conferencias del búnker, es una de las escenas más parodiadas en YouTube, lo que no deja de ser un reconocimiento al impacto de la interpretación de Ganz.

malatesta dijo...

Mayor, no he vuelto porque nunca me fui. Lo que pasa es que la mayoría de las veces no tengo nada que aportar y me limito a la lectura de tu reseña.
Y es normal que se te pasara la mía: mi blog no es precisamente un blog de cine, je, je. Saludos.

Alí Reyes H. dijo...

Comparto en pleno tu apreciasión
---------------
Me entero de lo que pasó en realidad con la secretaria luego de salir del bunker...Me parece bien que eso lo hayan cambiado en el film

Erwin dijo...

No tengo mucho que añadir, mi coincidencia con tus opiniones y recomendar la lectura de los libros de A.Beevor (Berlin 1945. La caída) y de Cornelius Ryan (La última batalla).
Me gustó la película y las apariciones de T.Junge son turbadoras, aunque puedan aparecer con cierto tono exculpatorio, no dejan de reflejar la tragedia de muchos, que no sabían o no querían saber, cuando se tuvieron que enfrentar a la realidad.
Saludos

Ramón Ramos dijo...

Si a Peter Ustinov se le considera el mejor Nerón de la historia del cine por Quo Vadis?, Bruno Ganz debe ser considerado el mejor Hitler de la historia del séptimo arte por El hundimiento. Una interpretación magistral en una película sólida y contudente.

Saludos,

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

En este caso tengo que disentir en cierta medida de tu crítica. He de reconocer que "El Hundimiento" me decepcionó un tanto, ya que la vendieron como la película definitiva sobre la caida del nazismo, y lo cierto es que para mi gusto se queda bastante lejos ello, y un peldaño por debajo de "Los últimos diez dias". A mi modo de ver, el hecho de que se tratara de una producción totalmente alemana, condicionaba el resultado desde el principio. Y me explico.

A la habitual correción formal y linealidad narrativa del cine alemán se sumó en este caso un tercer elemento, que en cierto modo era de esperar tratándose de un director alemán retratando el nazismo. Y me refiero a la asepsia narrativa. Los hechos están contemplados con precisión sin duda, pero también con distancia y frialdad... se echa en falta un poco más de profundidad a la hora de diseccionar el alma del personaje, y sobre todo, yo me esperaba que la película aportara algo que no se haya mostrado con anterioridad, cosa que no ocurre. A mi modo de ver "Los ultimos diez dias" capta mejor la atmósfera esquizoide e irreal que envolvió a los habitantes del Fuhrerbunker en los últimos dias del III Reich.

Sobre la actuación de Ganz, decir que es sobresaliente en el aspecto gestual y físico, pero algo inferior a la de Guinnes en cuanto a la interiorización del personaje, siempre bajo mi modesto punto de vista.

Saludos

Anónimo dijo...

Buenas, me gustaría recomendaros una película que no he encontrado en el blog, y que a mi juicio es la que mejor recrea una guerra debido a su increíble realismo y crudeza.Se titula Masacre: ven y mira, y es una película rusa de 1985 dirigida por Elem Klimov, sobre la operación barbarroja de los alemanes en Bielorrusia. Está editada recientemente en dvd en el sello divisa. Muy interesante el blog.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Es cierto lo que dice Octopus. El cabreo de Hitler se ha convertido en un meme de internet, tanto como lo del niño loco alemán. Hay algunos realmente divertidos (a mi me gustó el de la Xbox).

Alí, yo hubiera preferido el final histórico. De esa forma parece que ya se ha acabado Hitler, ya se han acabado los males. Y eso no fue verdad. Pero ya se sabe que sobre gustos.

Gracias Erwin por las recomendaciones (yo las he leído y comparto tu opinión). En cuanto a lo de conocer o no. Me inclino más a la segunda opción: no querían saber. Los progromos, la política racial y la desaparición de opositores es anterior a la IIGM.

Ramón, yo personalmente prefiero la interpretación de Guinnes, pero reconzco que la de Ganz es sobresaliente. Coincido contigo en lo de Ustinov.

Kleist, coincidimos más que discrepamos. Como tú, yo creo que Guinnes lo hace mejor. Pero como película creo que esta mejor hecha esta. La atmosfera irreal de "Hitler: los últimos 10 días" es en gran parte mérito de la interpretación de Guinnes. Hay otros actores que no dan la talla. Basta comparar el personaje de Eva Braun. Julianne Kohler da cien vueltas a Doris Kuntsman. La combinación ideal hubiera sido ver a Guinnes en esta película. Hmmm ¿Se podría hacer con efectos digitales?

Anónimo, en el mensaje de Bienvenida que aparece en la parte superior y en los links que aparecen en la columna de la izquierda hay uno que pone "Listado alfabético de películas" y otro "Películas por períodos históricos". En ambas puedes encontrar el link a la película "Masacre: ven y mira". De nada.

Un saludo

Tomás Serrano dijo...

Para mí este Hitler, fisicamente, no se parece lo suficiente. Me gustaría saber cuál es para ti el más logrado. Yo me quedo con el de "To be or not to be".

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Tomás

Pues coincido contigo. El Hitler de Tom Dugan en "To Be or Not to Be" de 1942 es probablemente el que tiene más parecido físico con el real.

Por cierto, mis felicitaciones por el blog tan majo que tienes. Lo he incluido en la lista de sitios interesantes

Un saludo

Tomás Serrano dijo...

Muchísimas gracias, Major. De momento estoy siguiendo tu recomendación sobre "Roma" y trataré de ir viendo tus comentarios sobre mis favoritas de guerra. Un saludo.

Vagabundo en la red dijo...

Este Hitler me parece demasiado endeble, como si hubiera algo de victimismo detrás de la caracterización, y no me refiero al actor.

De todas formas, la película es un simple biopic: no escudriña para nada el espíritu de aquel entonces y tampoco establece ninguna relación causa-efecto con el posterior derrumbe moral de Europa, por esto léase... pérdida de identidad cultural.

Interesante blog.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Tomás, espero que disfrutes de "Roma". Ya me contarás.

Vagabundo, ten en cuenta que la película sólo refleja los últimos días en Berlín y se centra en lo que sucede en el führerbunker. Muy dificilmente podría reflejar lo que ocurría en el resto de Europa.

Un saludo

Vagabundo en la red dijo...

Así es Major, por eso podemos decir que se trata de una película "minimalista", como casi todos los opiáceos que se ofertan hoy en la taquilla.

Apañó dijo...

Magnífica película, sin duda.
Y no lo digo tanto por la caracterización de Hitler o por la veracidad de los datos históricos como por la cuestión moral que se suscita en, quizás, una de las escenas más duras que se han rodado en el cine: El asesinato (¿o sería mejor decir "eutanasia"?) de los hijos de la Sra Goebbels a manos de su propia madre.
¡Menudo dilema ideológico-moral!
Acabar con la vida de sus hijos, evitándoles el probable sufrimiento de ser vejados, violados o torturados, por las revanchistas hordas soviéticas, o permitirles vivir y darles la oportunidad de sobrevivir aunque fuere en duras condiciones adversas.

Saludos

octopusmagnificens dijo...

Yo creo que Goebbels actuó mal y que debería haber hecho como Göring, que se ocupó a tiempo de poner a su hija Edda a salvo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Vagabundo, tengo un concepto distinto de "minimalista" y de "opiáceo". Para mí, esta película no es ni una cosa ni la otra.

Octopus tienes toda la razón. Los Goebels tuvieron una alternativa.

Apañó, en mi opinión lo de los Goebels es un asesinato porque como muy bien señala Octopus, tuvieron ocasión de salvar a sus hijos (de hecho, el hijo de Magda, que había sido hecho prisionero, sobrevivió). Coincido en que es un dilema y espero tener la fortuna de no encontrarmelo nunca. Ojo, que ese tipo de dilema se da en otras producciones no necesariamente bélicas. Sin ir más lejos en "The Mist"

Un saludo

Ordaz dijo...

Hola. He estado leyendo algunas entradas de tu blog y me está gustando bastante. ¿Te gustaría hacer un intercambio de links?. Tú pones mi blog en el tuyo, y yo pongo el tuyo en el mio, de forma que sea beneficioso para ambos. También hay que tener en cuenta que la temática de los dos blogs es distinta, por tanto no nos quitaríamos visitas.

Mi blog es http://la-tangana.blogspot.com/

Buena suerte con el blog. Ya me dirás.
Saludos.

Anónimo dijo...

Para mi los aciertos que tiene la película son justamente lo que algunos le han criticado ¿el personaje autovictimizado?, claro, así al menos se veían Hitler y Goebbels y así lo dejaron establecido en sus testamentos: "Una guerra que nunca quisimos", "la responsabilidad del judaísmo internacional", "un día se revelara la verdad y entonces nos levantaremos inmaculados", digo, estas frases no las dice alguien que no está convencido de su causa, esa es su "verdad" y por eso son víctimas.

De igual manera puede verse el asesinato de los hijos de Goebbels, puede ser que tuvieran más opciones (Goebbels le pidió varias veces que abandonara Berlín junto con sus hijos), pero Magda era una nazi convencida, ella pensaba que una Alemania sin Hitler no valía la pena de vivirse (sus palabras exactas sobre sus hijos fueron: "no quiero que crezcan en un mundo donde no exista el nacionalsocialismo"), así que en su mente hasta les estaba haciendo un favor al asesinarlos. Por cierto que el hijo mayor que se menciona murió después de la guerra en un accidente de automovil.

Por ahí (creo que en el blog de Kleist) leí un comentario de que era un error de la peli mostrar tantos uniformes limpios, pero creo que al contrario, también es un acierto, pues los uniformados que quedaban en Berlín en los días finales sólo eran soldados de nombre, muchos de ellos no habían combatido nunca porque eran los encargados de la burocracia del Reich. Por eso siempre estaban inmaculados, bien vestidos, mejor comidos y estupendamente armados. incluso los FEPO que asesinan a los ancianos y cuelgan al padre del muchacho responden a esta situación, eran nazis fanáticos que no habían estado en el frente, para ellos la guerra era un ideal y no una realidad, por eso se permitían tanta libertades, un veterano no podría desplegar tanta crueldad contra su propia gente. Creo que aquí el contraste lo marca el general Wedling cuando se presenta en el bunker para ser fusilado, llega con el uniforme todo desastrado y con barba de varios días, pues viene directamente del frente.

La escena que me gustó más fue la penúltima, aquella en que los restos de las tropas alemanas se van reuniendo en espera de que lleguen los rusos y todas las situaciones que genera la situación. Eso sí, no podía faltar aquel que recuerda el juramento hecho al Führer de luchar hasta el final. Parte de ese carácter exculpatorio en el que caen frecuentamente las películas alemanas sobre esta guerra.

El final, en cambio, muy flojo en el que Traudel es salvada del salvajismo ruso por Peter Cranz, más que irreal, fantástico.

Darío Huerta

Veterano dijo...

Hola Reisman. Personalmente esta película es en mi modesta opinión, lo más logrado hasta la fecha sobre los últimos dias de Hitler. Es cruda y realista al mostrar como los jóvenes y niños son utilizados en una defensa suicida fanática, como lo hace ver el padre del joven Hitlerjugen Peter, mutilado en combate. la recreación de la irrealidad y la barbarie del bunker y el fanatismo de los nazis, como queda demostrado en la escena que persiguen a los ancianos, el asesinato de los niños Goebbels o cuando Peter descubre los cadaveres de sus padres, es algo que conmueve sin dudas. excelente, grandiosa la actuacion de Ganz, un Hitler monstruoso y a la vez humano, que aún tiene alientos para sentirse orgulloso de sus hitlerjugen y quedé gratamente sorprendido con Alexandra Maria Laria, hasta juré que era española, con lo guapa que está la tía!!el final si es flojo...esperaba algo más gore, púes los rusos son vistos como soldados de honor, nada de violaciones o violencia contra la población. sobre todo increible que una belleza como Junge, tipo ario, sea desdeñada por una tropa borracha de rusos victoriosos. en resumen, imprescindible, electrizante y dolorosamente realista.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Ordaz, muchas gracias por el ofrecimiento pero tengo que declinarlo. El motivo es muy simple. En mi opinión la sociedad hipervalora al futbol y se le presta demasiada atención.

Darío, coincido contigo en que Hitler o los Goebbels se autovictimizan. Es lo esperable y eso no es lo que reprocho. Reprocho el tono apologético que tiene a veces con el tratamiento de los personajes secundarios. Sobre los hijos de los Goebbels, al menos habrían tenido una oportunidad. Efectivamente Harald murió en un accidente en 1967, pero tuvo cinco hijas. No se, al menos tuvo la oportunidad de tener un futuro. Sobre los uniformes inmaculados, creo recordar que Kleist hacia más bien referencia a los de los soldados. Pero eso es pecata minuta en mi opinión. Y coincido contigo en que deberían haber mostrado el auténtico final de Junge.

Veterano, coincido contigo en que el retrato de lo que debió ser la batalla de Berlín es lo mejor que tiene la película. Sin embargo, aunque Ganz es sobresaliente, en mi opinión Guinnes es Matrícula de Honor. Como he dicho más arriba, me hubiera gustado ver a Guinnes en esta película, hubiera sido redonda.

Un saludo

keko dijo...

Hola wenas somos los administradores de http://gnula.blogspot.com/. Nos ha gustado mucho tu selección de noticias y como has configurado el blog. Te escribimos porque vamos a implementar una sección de películas (online, descarga, críticas, noticias...) que nos gustaría mucho que ayudaras a gestionar. ¿Cómo? Muy fácil, simplemente cada vez que actualices tu blog con una entrada pues la copias y la cuelgas en Gnula (no necesariamente en el mismo momento, cuando te venga bien, y no todos los post, los que tu decidas), los contenidos que aportes, seguirán siendo tuyos, es decir, si decides marcharte (esperemos que no) pues podrás quitar todos los post que hayas colgado en Gnula. Por otro lado, al postear en Gnula podras linkear a tu propio blog (como fuente), por lo que ganarás más tráfico, además, las decisiones administrativas se toman entre todos.
Queremos hacer un grupo de unos 15-20 blogueros. Para ello, queremos unir los contenidos de los blogs en uno solo (pero que cada cual siga manteniendo su propio blog). Este blog servirá como medio de "escaparate" para los blogs del grupo. No se pondrá publicidad. ¿Cuál es el beneficio? pues si conseguimos tráfico en el blog común "G Nula" todas las entradas que pongas podrás poner la referencia (enlaces, texto...) a tu blog y ganarás tráfico. Te sigo explicando...

Hay varias secciones, por ejemplo, Antonio, uno del grupo (por ahora somos 6) pues cuelga críticas de cine, las mismas que tiene en su blog (no pierde tiempo en hacerlas, solo copia de su blog y las pega en G Nula) y en el post pone uno o los enlaces que quiera a su propio blog (citándolo como fuente o lo que sea). Con esto, conseguimos 1 aumentar el tráfico de G Nula porque metemos muchos contenidos y no ponemos publicidad y 2 aumentamos el tráfico de nuestros respetivos blogs, porque conectamos los post de G Nula con nuestros blogs. Imagínate que el tráfico es de X personas diarias, pues es a medida que aumente ese tráfico tb aumentará el tráfico de tu blog y también estarás colaborando en un blog de referencia. Si te das cuenta, no pierdes tiempo, si acaso un poco al copiar y pegar pero muy poco.

La idea es hacer una especie de portal de ocio pero sin publicidad, y que cada uno se encargue o lleve un área. Queremos poner pelis y series online, juegos con descarga, críticas de cine, de series y de juegos, anime y noticias de cine centrándonos en el sector juvenil.
La idea es, unir fuerzas para que se nos "escuche" mejor. Si te interesa participar solo tienes que escribir a serranokeko@hotmail.com, tb puedes dejar un comentario en el blog. Esperamos tu respuesta, muchas gracias por tu tiempo!
Keko

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por el interés keko pero debo declinar la oferta.

Ya participé en un proyecto similar y al final la gente dejaba de escribir y el blog lo intentabamos mantener un par de personas. Como suele decirse, gato escaldado, del agua fría huye. Que tengáis mucha suerte con el proyecto.

Un saludo

Anónimo dijo...

Por desgracia, no he visto la peli de Guinness, así que no puedo opinar sobre ella. Sobre "El hundimiento", opino que es una muy buena película pero que cae, como la mayoría de las alemanas, en la autoexculpación ("yo no sabía nada", "hicimos un juramento",...) y, como dice el autor del post, incluso en algo de glorificación. ¿Porqué se intenta retratar como un documental todo lo vivido en el bunker y, sin embargo, la cámara se queda fuera de la habitación donde Hitler y su mujer se suicidan? ¿Porqué se da la impresión de que se refleja todo tal y como fue y, sin embargo, cuando Goebbels y su mujer se suicidan, la cámara se aparta "decorosamente"?
Saludos,
Mataclanes

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Mataclanes.

Es curioso, a mi no me molestó que no se viera el suicidio de Hitler. Me pareció adecuado porque realmente nadie estuvo delante de ellos cuando sucedió. Cualquier representación habría sido mera especulación. Y las anteriores películas que reflejan ese suceso ya lo habían hecho. Así que ésta es original en eso. Si te doy la razón en lo de los Goebbels, porque ahí si que hubo testigos y deberían haberlo mostrado.

Un saludo

Veterano dijo...

Buenas Reisman. Hurgando en la excelente obra LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL Tomo 2(Times Life Folio, 1995) encontré algunos datos interesantes: por ejemplo, que Goebbels y sra. fueron muertos por un ordenanza de las SS, quien les disparó en la cabeza una vez hubieron mordido sendas cápsulas de cianuro, previa orden del mismo Goebbels. Este hecho también lo leí en la obra LOS ULTIMOS DIAS DE HITLER, DE hr Trevor Roper. Ún saludo desde Colombia.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Veterano.
Está claro que los Goebels no dejaron cabos sueltos en cuanto a lo de asegurarse la muerte.

Un saludo

omar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jordi AP dijo...

Saludos.

A ver si me sé explicar, que no quiero que se malinterprete.

Una de las críticas que se hacía a esta película es que se mostraba a Hitler demasiado humano y no como un monstruo. Pués ha sido eso lo que a mi realmente me "acojonó" (perdonad la expresión).

Se muestra a una persona como se va degradando, como sufre al ver que su ilusión y su proyecto de futuro se van a hacer puñetas (que conste que no lo compadezco ¿eh?). Ves como un hombre que ha alcanzado un poder inimaginable, a un coste que da miedo y tristeza recordar, va convirtiéndose en un pusilánime que va buscando el apoyo de sus fanáticos incondicionales, que no se atreven a contradecirle y sólo le dicen lo que realmente quiere oir.

Lo realmente impactante es pensar que tampoco hace tantísimos años que ocurrió. Triste, y espero y deseo que irrepetible.

octopusmagnificens dijo...

Hitler nunca se convirtió en un pusilánime.

Jordi AP dijo...

Saludos.

Mira la definición de "pusilánime" en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua:

pusilánime.

(Del lat. pusillanĭmis).

1. adj. Falto de ánimo y valor para tolerar las desgracias o para intentar cosas grandes. U. t. c. s.

¿No es la definición perfecta de su estado de ánimo esos últimos días?

octopusmagnificens dijo...

El estado de ánimo no podía ser eufórico en aquellas sombrías circunstancias, pero la voluntad de luchar se mantuvo hasta el final, hasta que el enemigo estaba a punto de penetrar en el bunker. No se puede criticar al führer por obstinarse en continuar una guerra perdida, y al mismo tiempo calificarlo de pusilánime. O lo uno, o lo otro.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios y el interesante debate semántico. No voy a participar porque veo que ya se realizó hace tiempo.

Un saludo