Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


lunes, septiembre 03, 2007

Banderas de nuestros padres (Flags of Our Fathers)


Origen de la imagen

La batalla de Iwo Jima ha sido llevada nuevamente al cine por uno de los más conocidos de los grandes directores: Clint Eastwood. Y no ha tenido bastante con una película. Ha realizado dos, una desde el lado norteamericano y otra desde el lado japonés.

En "Banderas de nuestros padres" Clint se nos apunta a la moda de criticar el patrioterismo yanqui para aumentar su cuenta corriente (crítica que no hace al patrioterismo nipón en "Cartas desde Iwo Jima"). Y lo hace usando precisamente al icono principal de los norteamericanos durante la Segunda Guerra Mundial: El izado de la bandera norteamericana sobre el Monte Suribachi. Así que realiza una especie de versión oscura de "Arenas Sangrientas" pero sin olvidar que la idea principal es recurrente en el cine bélico: A la hora de la verdad, sólo luchas por tus compañeros. Muchos de los aspectos reflejados en esta película o en "Cartas desde Iwo Jima" ya han sido tratados en películas clásicas del género bélico como "El sexto héroe", "Casco de acero", "Los mejores años de nuestra vida", "La colina de los diablos de acero" e incluso algunas más modernas como "El regreso" o "Black Hawk derribado".

El libro en el que se basa la película nos cuenta de manera más detallada la vida de los seis hombres involucrados en el famoso izado de la bandera, comenzando con su entrenamiento y siguiendo con sus bautismos de fuego, la batalla de Iwo Jima y la vida posterior de los tres famosos supervivientes tras alcanzar la fama. Evidentemente, toda esa larga historia debe de ser reducida para poder plasmarla en una película, y Clint decide quedarse fundamentalmente con dos cosas: la dureza de los combates y el regreso a casa de los supervivientes. Quizás con otro director, este batiburrillo de ideas habría quedado reflejado como un gran pastel y seguramente se le criticaría su falta de originalidad por los temas tratados. Afortunadamente Clint es un perro viejo y en líneas generales consigue una buena película, pero no una obra maestra. Principalmente porque abusa de los flashbacks y hace que la historia sea bastante confusa y difícil de seguir.

Empecemos con lo que no me gustó de la película. Además del abuso de "flashbacks", como ya indiqué en el post precedente creo que la historia de Ira Hayes creo que está mejor reflejada en la película "El sexto héroe". En esta película me ha parecido que Clint ha querido elevar a Ira Hayes a una especie de altar del santo-héroe-caído-en-desgracia y sinceramente me ha costado tragarme la historia de porqué el "pobrecito indio" cae en la bebida. Para colmo, el actor que interpreta a Hayes puede que tenga un gran parecido con el personaje histórico pero sus dotes interpretativas son muy limitadas.

Hay bastantes errores de principiante sobretodo si uno se vanagloria de realizar una reconstrucción fiel de lo que fue la batalla de Iwo Jima y su posterior aprovechamiento propagandístico. Dos ejemplos. Cuando visitan al presidente Truman, "Doc" (el enfermero John Bradley) no lleva muletas y sin embargo en las fotografías que salen durante los títulos de créditos aparece la fotografía de dicho suceso. "Doc" lleva las muletas debido a que estaba herido como se ve en la película. Por cierto, en "El sexto héroe" sale con muletas. Otro error es en la escena final cuando los protagonistas se toman un baño en el mar. Los marines que llevaban luchando sin descanso durante cinco días en Iwo Jima estaban sucios y con barba. Entonces: ¿¿¿¿de donde ha sacado Clint Eastwood que los calcetines de los marines eran blancos???? Primero, que eran caquis, y segundo, ¿no se supone que llevaban luchando sin parar varios días seguidos?, ¡pues los calcetines están impolutos!

Se supone que el film trata de denunciar la hipocresía del gobierno, las multinacionales y otros famosos "poderes fácticos" al aprovecharse de la sangre de los caídos. Así que los guionistas se dejan llevar por dicho entusiasmo y desarrollan un diaólogo en el cual no tienen empacho en afirmar que los pozos de petróleo estadounidenses están secos y que los “amigos árabes” sólo aceptan dinero contante y sonante. Lo malo es que durante toda la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos fue autosuficiente, la mayor parte de los pozos petrolíferos árabes aún no se habían descubierto y por supuesto, no se importaba petróleo desde allí. Todo lo contrario, era Estados Unidos el que lo exportaba. Adicionalmente, todavía no eran los “amigos árabes” eso es un burdo anacronismo. Pero como he comentado al principio, el antipatrioterismo vende (y el antiamericanismo no digamos).

Para terminar, un error de doblaje en español que no es culpa de Clint. Nada más empezar sale una escena en que la madre del soldado Harlon Block reconoce a su hijo en la fotografía: (¡le he cambiado tantos pañales que reconozco su trasero!). En la radio de fondo se escucha que los Estados Unidos acaban de lanzar la Bomba Atómica sobre Japón. Es un error de doblaje, en la versión inglesa no hablan de eso.

Y ahora lo que me gustó:

La escena del sirope de fresa sobre el postre es realmente impactante. Una forma magistral de mostrar como se trivializan las muertes de aquellos que mueren combatiendo. Representa perfecta y brevemente todo aquello que se critica en la película.

Hay que reconocer que saben usar los ordenadores y los efectos digitales para crear escenas parecidas a las históricas. La escena del convoy con los barcos en formación de "caja" es bastante buena. Lo mismo las escenas del desembarco y el despliegue marino para bombardear Iwo Jima. Todo digital, pero bien hecho y usado cuando corresponde. Bueno, siendo sinceros no tan bien hecho, los acorazados clase Iowa no se dispusieron tan cerca de la isla y ninguno de ellos fue alcanzado por la artillería japonesa, pero eso sí, en la pantalla queda bastante espectacular.

También hay muchos guiños históricos como la aparición de marines negros realizando labores de apoyo o la escena de las unidades caninas de dobermans. Estas unidades eran usadas para detectar japoneses emboscados y tuvieron bastante éxito. Además, la escena del hombre que cae por la borda y no es rescatado también es auténtica

No se si es un guiño o una copia a otra famosa película bélica anterior. Cuando "Doc" entra en la cabaña a ver lo que ha quedado de su amigo Iggy y lo ilumina, me recordó a una escena de la película "Objetivo Birmania". Es aquella en la que Errol Flynn descubre el cuerpo torturado de su segundo al mando. No vemos lo que han hecho los japoneses, y eso permite que nuestra imaginación rellene ese hueco con lo más espantoso que imaginemos. De hecho, los crímenes de guerra japoneses realizados con los prisioneros aliados se muestran de una forma metafórica a través de la famosa fotografía en la que el soldado japonés Yasuno Chikao se dispone a cortar la cabeza del sargento australiano Leonard Siffleet.

Resumiendo. Aunque es una notable película, también es una decepción. Pero aun así, es recomendable para los amantes de la historia de la 2GM.

La crítica de Von Kleist.
La crítica de Robgordon.
La crítica de Yuste

13 comentarios:

robgordon dijo...

De acuerdo con usted...

Creo que los continuos flashbacks rompen el climax de esta película, así como el erroneo casting de sus protagonistas.

A falta de ver "Cartas desde Iwo Jima", creo que Eastwood puso empeño y se embarco en su proyecto más ambicioso, pero falló en lo que más sabe, crear emociones...

Como bien dices, notable pero al mismo tiempo, fallida o decepcionante.

malatesta dijo...

Mi conclusión fue la misma. No era lo que esperaba, ya que me encanta el cine bélico y soy fan de Eastwood, pero aún así hay que verla. Tampoco se hace mucho cine bélico y aún menos de calidad hoy día como para hacerle ascos. :)

Anónimo dijo...

Flojita flojita. Me gustó más la de Cartas a Iwojima. Buena jugada la de Eastwood (repetida por Tarantino en sus 2 últimas sagas): ofrecer un par de películas a la vez en vez de una macropelícula de 4 horas y rodarla al mismo costo (es decir, aprovechando decorados, actores y argumentos paralelos). Espero que esto no se ponnga de moda como se puso una vez en los 60 el horrible truco de ¨pantalla partida¨. De todas formas debe ser bastante estimulante visitar la isla y contemplar los ¨despojosde la guerra¨ (tal como se ven reflejados en numerosas páginas de viajes y fotografía) para comprobar que la historia ¨de verdad¨no siempre es algo del siglo 16.

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Buena reseña. Personalmente voy en tu linea a la hora de valorar esta película. De las dos lineas argumentales que se nos presentan la 1ª, es decir, la crítica antibelicista está suficientemente desarrollada. El problema es que no ofrece nada especialmente original, a excepción de algún plano brillante (el mencionado del sirope). Por otra parte, las llantinas de personaje de Ira parecen un poco fuera de lugar, quizás algo más contenido habría sido de agradecer. Pero la mano de Eastwood se nota, y aun esa parte la película es correcta.

La 2ª linea, la bélica, es la que a mi entender falla mas. Brillantes las secuencias de la aproximación a la isla y desembarco y después... apenas algún tiro que otro. Realzar un poco la dureza de los combates habría sido tan eficaz como mostrar el lado cínico de las motivaciones de la política de EEUU. Una pena porque la técnica y los medios actuales daban para más.

Digamos que esta película llegaría al 7 raspado o al 6,5 "Cartas..." me pareció ligeramente mejor (ya lo comentaré en tu próximo comentario, el cual presumo será sobre esta película)

;)

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Siento disentir en un punto. En mi modesta opinion, la estructura de flashback, aunque pueda ser algo compleja, esta muy bien planteada, jugando con varios planos temporales a la vez. SObre los actores, quizas de tener caras mas conocidas no nos hubieramos creido a los personajes, identificandoles o bien con otroa papel (lease teniente Severance con Hermanos de Sangre o Robert Patrick con el T1000) o directamente con el actor.
Creo que es una muy buena pelicula, con cierta mala leche, pero contenida cuando llega el momento de la verdad y que no se por que, muchos criticos la han vapuleado, quizas por la adscripcion ideologica de Eastwood, por no ser "patriotera" u otras razones.

Saludos a todos.

BUDOKAN dijo...

Excelente mirada la de usted en cada post Major. Siempre abundando en detalles y relaciones con el cine y la historia. En cuanto a este film me gustaría agregar que hay un diálogo con la película de Ford "The Man Who Shoot Liberty Valance" y la construcción de la figura del héore. Saludos!

Grognard dijo...

Hola. Estupendo blog y muy útil para ver el trasfondo histórico tras las películas.

Por si interesa, en el libro "Banderas de nuestros padres" se describe lo que le hicieron los japoneses al amigo de "Doc".

Le arrancaron las uñas y la lengua, le fracturaron los brazos, le clavaron repetidamente las bayonetas y le cortaron el pene y se lo pusieron en la boca. Al parecer murió porque le aplastaron el craneo.

Ese trato inhumano de prisioneros occidentales no era infrecuente. Esta claro que Clint Eastwood no queria hacer malasangre con los japoneses. A mi la película tampoco me gusto.

Anónimo dijo...

Y un soldado yankee le pega un tiro a alguien sin que esté presente un médico o un abogado y ya es un criminal de guerra...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios. Como podreis adivinar la siguiente que he publicado es "Cartas".

Como dice Malatesta, tampoco se hace mucho cine bélico de calidad como para hacerle ascos. Pero es una pena que no desarrollase más el aspecto bélico como dice Von Kleist. Aunque el aspecto de como se forjan las leyendas es tambien interesante.

En cuanto a la ideología de Eastwood. Creo que su ideología es su cuenta corriente. Ahora está de moda el antibelicismo y la corrección política, pues nada, a dar eso al público. Antes estaba moda "Harry el sucio", pues tomar Harry.

Un saludo

Jordi AP dijo...

Saludos.

Una película que no me ha gustado, no digo que esté mal hecha, en absoluto, pero coincido con el mayor que se ma hecho un tanto confusa.

Coincido con el apunte que los acorazados clase Iowa no se acercaron tanto a la isla y ninguno de ellos fue alcanzado por la artillería japonesa ¿para qué acercarte a unos cientos de metros cuando tu artillería manda "pepinos" de una tonelada a veintipico de kilómetros?

Por otro lado, ver como un cañón japonés de campaña acierta a un acorazado y produce una explosión de órdago, es más que risible, en la realidad sería como tirarle guisantes, congelados que hacen más daño, pero guisantes.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el apunte Jordi. Ni siquiera el afamado Clint está a salvo de sacrificar el realismo en aras del espectáculo.

Un saludo

Wittmann dijo...

Buenas Reisman.

He de romper una lanza en favor de Eastwood, sobre todo en lo que a los cinéfilos se refiere, pues, sea o no pensando en su cuenta corriente, lo cierto es que el cine que nos ha regalado es digno de loar.

No obstante "Banderas de nuestros padres" no es el mejor ejemplo que yo pueda poner en tal sentido, haciéndose manifiesto más el aspecto económico. De facto, su equivalente japonesa es muy superior en cualquiera de los aspectos que se quieran analizar. Sin embargo, si en la japonesa no se trata tanto ese pratioterismo barato del que hablas creo que ello no obedece a un criterio discrecional, sino a la voluntad de no incurrir en una suerte de tedio temático.

Por otro lado, en lo que toca a la trama es muy ciertos lo que dices: los saltos temporales no sólo desdibujan la trama, sino que hacen desmerecer, y no poco, los aspectos positivos. Me quedo con las escenas bélicas y con el muy bien trabajado aspecto técnico.

Saludos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Wittman

Coincido totalmente contigo en que Eastwood nos ha dado grandes obras maestras (sólo por "Sin perdón" ya merecería que se grabase su nombre con letras de oro en los libros de historia) , pero no por ello voy a dejar de criticar aquello que no me gusta de lo que hace. Y "Banderas" es el caso. Realizada por otro director la habrían despedazado. Fíjate que al final nos quedamos con los aspectos técnicos, no con los argumentales.

Un saludo