Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, septiembre 05, 2007

Cartas desde Iwo Jima (Letters from Iwo Jima)




"Cartas desde Iwo Jima" es la otra cara de la batalla de Iwo Jima del díptico cinematográfico realizado por Clint Eastwood. Creo que es mejor que "Banderas de nuestros padres", pero también creo que no es una obra maestra. Aunque me ha demostrado que Clint Eastwood es un gran y astuto director de cine.

Explicaré la paradoja, pero para ello debo hacer primero una sinopsis de la película.

Un contingente de soldados desmoralizados se fortifica en una isla maloliente y perdida en medio del Pacífico. Aunque es un trozo de su patria, no entienden porque hay que defenderla con tanto ahínco. Un nuevo comandante en jefe llega a la isla con ideas innovadoras y opuestas a las del resto de los altos mandos. Éste consigue transmitir a sus soldados la idea de que esa pequeña isla es un bastión que debe de ser defendido hasta el último hombre pues es la última barrera que impedirá que los niños y mujeres de su nación no sufran la invasión del poderosísimo y mucho mejor armado ejército enemigo. Los hombres luchan con valentía contra un enemigo despiadado que no dudará en matar a sangre fría a aquellos que se rindan. Pero sus esfuerzos son inútiles frente a tan poderoso enemigo. Aunque la isla finalmente caerá en manos enemigas, lo hará a un alto precio. Tras liderar una última y desesperada carga, el valiente y noble general será enterrado por un fiel soldado en un lugar de la isla no conquistado y su tumba nunca será encontrada.

Con este TÍPICO guión de película bélica, "Cartas desde Iwo Jima" consiguió ser un gran éxito de público y crítica. Por eso opino que Clint Eastwood vuelve a demostrar que es un viejo zorro y un gran director. Ha tomado en sus manos una historia estilo "Wake Island", cambiando a los marines yanquis por soldados japoneses. Ha metido alguna que otra secuencia políticamente correcta y antibelicista. Y en lugar de una americanada nos ha servido una "japonesada".

El planteamiento de mostrar la guerra desde el otro lado y humanizar al enemigo no es nuevo. Ya lo hizo Sam Peckinpah con los alemanes en su famosa película bélica "La Cruz de Hierro" de 1977. Y tampoco es la primera vez que se nos muestra el lado nipón en una cinta pues tenemos precedentes en "Infierno en el Pacífico" o en "Playa Roja". Pero esta película cuenta con una ventaja que no tienen las anteriores. Generalmente el público tiene cierta simpatía por los perdedores, y si estos además lucharon contra los norteamericanos, la simpatía se convierte en empatía.

En su anterior película, Clint nos muestra a un poderosísimo gobierno y ejército norteamericano que no tiene piedad de los hombres que lo componen y los utiliza sin ningún miramiento mientras le sean útiles. Los manda a luchar por un pedazo de tierra inhóspita y maloliente en medio del Pacífico. Al final de la película comprenderemos que su importancia radica en que servirá como base de apoyo para los B-29 que bombardean Japón. Sin embargo la película fallaba por su abuso de flash-backs que creaban una gran confusión, y por el plantel de actores.

En "Cartas desde Iwo Jima" Clint no se arriesga nada. Es lo opuesto a la anterior película. En mi opinión, la película está diseñada para ser un éxito, tanto para el público norteamericano como para el japonés. Emulando a la exitosa "Pasión" de Mel Gibson, la historia está rodada en idioma japonés y con subtítulos. Además, la historia es bastante lineal y sólo hay tres flash-backs para explicar los sentimientos de los tres protagonistas principales: el desencantado soldado Saigo, el ex-Kempeitai Shimizu y el honorable y valiente general Kuribayashi. Gracias a esos personajes vamos a ver la batalla desde el punto de vista del soldado de a pie y desde el punto de vista del alto mando.

Como las grandes películas de guerra, "Cartas" también tiene un marcado tono antibelicista. También se ve aquí la locura y las hipocresías de la guerra, pero en mucho menor grado que en "Banderas". La única "atrocidad" japonesa que se nos muestra es cuando un americano se rinde en medio de un combate y es cosido a bayonetazos por los soldados japoneses. No importa, posteriormente veremos que esos soldados japoneses son seres humanos que capturan a un americano herido y que se emocionan cuando uno de sus mandos les lee en voz alta la carta de su madre (una escena bastante patética). Para igualar más a ambos contendientes, al poco vemos la "atrocidad" yanqui en una escena en que dos marines matan a sangre fría a dos prisioneros a los que debían custodiar. Teniendo en cuenta el comportamiento japonés para con los prisioneros de guerra (sólo hay que leer el comentario de Grognard en el anterior post), creo que la "igualdad" que establece Clint es bastante tramposa.

En cuanto a lo que ocurre en la sociedad civil japonesa, lo que nos muestra Clint es que los políticos japoneses hasta mentían a sus altos mandos. También que el pueblo japonés vivía amedrentado por los Kempeitai, cuya función principal parece ser que era la de ejecutar perros ladradores (violencia contra los animales ¡que desalmados!). Y finalmente la acción de las brigadas de vecinas envidiosas que iban de casa en casa alistando gente. Por lo demás parece que Japón no había roto un plato en lo que llevaba de Segunda Guerra Mundial y que no era la potencia imperialista y genocida, que incluso provocó que en algunos lados se echase de menos a los colonialistas europeos.

Otro truco que utiliza Clint es que el trío de protagonistas caiga bien al público, sobre todo al público norteamericano. Así que Kuribayashi no sólo es un noble y valiente oficial, además ha visitado Norteamérica (como el otro noble y valiente oficial, el barón Nishi) y le gustaba un montón. Saigo es un panadero con mujer e hijo. Shimuzu es una persona incapaz de matar a un perro amigo de unos niños. Y para rematar, ni Saigo, ni Shimizu, ni por supuesto Kuribayashi, matan a un sólo norteamericano en toda la película.

Vayamos ahora a otros aspectos destacables sobretodo desde el punto de vista histórico. A pesar de que no hay muchas escenas de combate y de que casi toda la película se desarrolla en un ambiente claustrofóbico, la película parece mucho más viva que "Banderas". Algunas de esas escenas son el nexo de unión entre ambas películas. Por ejemplo la secuencia del desembarco inicial ahora mostrada desde el lado japonés. Otra es la secuencia del "cumplimiento del deber" a base de granadas, en mi opinión la mejor de la película, cuyos resultados también se ven en "Banderas".

Iwo Jima significa Isla del Azufre. Y realmente era una mina de azufre, por lo que ya estaba llena de túneles y galerías mucho antes de que la fortificaran los japoneses. Simplemente aprovecharon las minas para su sistema de fortificaciones. La isla no estaba tan desguarnecida como se nos da a entender a la llegada de Kuribayashi. Pero claro, entonces no entenderíamos el ánimo que pone para elaborar sus planes de defensa y así comprender la estrategia de Kuribayashi de intentar derrotar a los americanos una vez hubieron desembarcado en la isla causándoles el mayor número posible de bajas. Otra cosa que destacaría es como se nos muestra las luchas internas entre los altos mandos japoneses. Cada uno tiene su propia estrategia defensiva y no duda en intentar zancadillear a su superior. Al final la estrategia elegida es producto de una especie de negociación entre todos.

Pero hay algo que creo que la película no consigue responder correctamente. El retrato del ejército japonés que se hace en la película es el de un ejército formado por soldados mal entrenados y equipados, desencantados e incluso asustados, con mandos ineptos y fanatizados. A este ejército, Kuribayashi les exige el máximo sacrificio y que "maten a 10 americanos antes de morir" (frase histórica). En la película no se entiende como dicho ejército desencantado de 20.000 hombres aguanta durante 34 días combatiendo hasta que sólo quedan 200 prisioneros. Y estos se rendían cuando ya no podían luchar más.

Mediante la ficción, Clint consigue en "Cartas" que nos olvidemos del estereotipo del sanguinario y fanático soldado japonés y que nos identifiquemos con unos seres humanos mostrándonos sus miedos, flaquezas y por supuesto sus esperanzas ante una situación desesperada. Y lo increíble es que lo consigue contándonos una típica película de guerra.


La crítica de Von Kleist
La crítica de Yuste

14 comentarios:

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Comentando tu detallada reseña, por partes

- Sobre la humanización de los japoneses. Personalmente opino que en esta batalla los japos fueron mas víctimas que verdugos (ya no eran ellos los que capturaban prisioneros) pese a lo cual la brutalidad japonesa se apunta, aunque ciertamente sin mostrarse en exceso. En este aspecto, considero acertada la visión de Eastwood de ir más alla del tópico retrato del japonés como un soldado fanático y brutal (los reservistas del 44 no eran al fin y al cabo los soldados del 41), por lo que entiendo que no está mal el enfoque de Clint al respecto.

- Lo que menos me gustó: que la batalla se describe un tanto confusamente, sin dar una idea general del transcurso de la misma. También eché de menos alguna escena de combates a escala mayor que el pelotón.

- Lo que más me gustó: El esplendido Watanabe que borda el papel de Kuribayashi, y como se describe la preparación de la defensa de la isla. El que haya algo más de acción bélica que en "Banderas..." y la recreación histórica.

Aunque en mi blog dije en su dia que ambas películas eran equivalentes, lo cierto es que considero que "Cartas desde Iwo Jima" es un poco superior a "Banderas...".

Saludos

Anónimo dijo...

La escena que más me gustó fue la del ¨niño de los tanques¨ (el cazurro del sargento japo que se va en busca de tanques). No puedo poner un spoiler pero el gilipollas ese sí que tuvo (moralmente) su merecido.

grognard dijo...

Vaya post mas largo. Pero en líneas generales estoy de acuerdo en que es mejor que la anterior. A mi lo que me gustó es que te muestra que los japoneses sólo ven la batalla desde sus agujeros y los americanos nunca bajan a ellos salvo como prisoneros o como muertos. Creo que todavía hay muchos soldados nipones enterrados en esos túneles y que todavía no se han desenterrado.

Lucas Robledo dijo...

Hola, me llamo Lucas. Lejos de opinar sobre la historia, que si bien me intereza bastante pero conozco poco, podria hablar encambio sobre tus reseñas, que sinceramente me parecen geniales. Totalmente detallas y narradas de una forma simple aunque eficaz. Es el primero blog sobre cine belico que conozco, y por eso queria ofrecerte si querias que hicieramos intercambio de links, poniendo tu pagina en mi blog y viceversa.
Desde ya, felicitaciones por el blog.
Espero tu mensaje.
Saludos!

malatesta dijo...

Estoy de acuerdo con von kleist. Eché de menos alguna escena más general de la batalla. No me llegué a enterar cómo discurrió. Y aquí siempre hay un problema. A mí en realidad lo que me gusta es la historia bélica, y por supuesto también el cine. Así que cuando voy a ver una peli bélica espero una especie de "documental dramatizado", que sea lo más fiel a la batalla que sea posible. En el 99% de los casos salgo defraudado, porque no es eso lo que suele buscar el director.
Por otro lado, siempre que se cuenta una historia se pone en ella parte de uno mismo, de la visión que se tiene o se pretende dar. ¿Hasta qué punto eso es lícito en el caso del cine bélico (histórico en general)? He ahí la cuestión.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

Sobre el retrato de los japoneses. Esta claro que en las películas americanas tienden a demonizarlos. Pero tampoco creo que sea bueno humanizarlos a base de no contar lo que hacian. Creo que en Iwo Jima no tomaron prisioneros norteamericanos simplemente porque los ejecutaban en el sitio, si tenían esa suerte. Pero como suelo indicar alguna que otra vez, las películas son ficción, no historia.

En cuanto a la representación de la batalla. Es confusa, pero realmente es lo que vería el protagonista. Un mandado que le hacen correr de un sitio para otro o si no le cortan la cabeza. Otra cosa sería lo que vería Kuribayashi, y en eso estoy de acuerdo que podrían haber aprovechado para exponer con más en detalle como se fue tomando la isla poco a poco.

En cuanto a "documentales dramatizados". Ultimamente la BBC está haciendo ese tipo de producciones, pero está claro que ese estilo tuvo su mejor momento con "Tora! Tora! Tora!". Sin embargo dudo mucho que un gran director se meta a hacer ese tipo de película. No dan dinero ni prestigo. Sólo hay que ver lo que pasó con las taquillas de "Tora! Tora! Tora!", "Waterloo" o "Gettysburg". Historicamente son impecables en líneas generales, pero en la taquilla fueron un fiasco. Y los directores como Clint les preocupa su cuenta corriente, no el como reflejar la historia.

Saludos

PD: no tengo inconvenientes en inercambiar links, pero Lucas ¿Cúal es tu blog?

Yo, Yuste dijo...

Hola amigo: ayer vi ambas y en mi blog he dejado esta opinión que sería extremadamente aburrida de leer aquí pegada como un comentario más.
Sigo pensando que fue un golpe de suerte dar con tu blog

http://desde-mi-pulpito.blogspot.com/2008/07/hablemos-de-iwo.html

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias Yuste.

De aburrido nada. Acabo de actualizar los comentarios de ambas películas y he incluido un link a tu blog en ambas. Me ha parecido realmente interesante e incluso he realizado un par de pequeñas modificaciones en el post dedicado a "Cartas".

Un saludo

Billy ¨killthejaps¨¨ dijo...

Pues a mi me siguen cayendo mal los japos de hecho recomiendo a un amigo que vive allí que con los ¨monos amarillos¨ confianzas cero (y no me quita la razón, a estas alturas los tiene calados) aunque no desdeñe la oportunidad de cortejar a alguna señora de allí para aprovecharse del complejo de inferioridad que tienen con los occidentales (como en España con las suecas). No me caen bien los japos y desde que descubrí las atrocidades que cometieron en Iwojima (se comieron a varios pilotos yankees incluso!) me caen peor todavia. Que sigan haciendo cacharros electrónicos y pelis porno retorcidas con las partes de las actrices difuminadas que es los que les va mejor.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Billy.

Bueno, supongo que en Japón habrá de todo como en botica. Yo soy amigo de un par de japoneses y son como cualquier hijo de vecino. Eso sí, tambien tienen su ramalazo. Uno de ellos no es capaz de reconocerte que cometieron auténticas salvajadas en China. El otro si lo reconoce pero no le hace mucha gracia que se lo digas.

Un saludo

Jordi AP dijo...

Saludos.

Ayer vi por la 2 la película, he de agradecer que fuera doblada y no subtitulada. Primero porqué no me gusta estar leyendo en el cine y segundo porqué mis conocimientos de idiomas extranjeros son deplorables, ¡ya me gustaría poderlas ver y entender en su dioma original!

Sobre la película, decir que me ha gustado más que "Banderas de nuestros padres", creo que los flash-back no distorsionan el ritmo, al ser como paréntesis explicativos.

Coincido con quien ha comentado que hubiera sido más interesante si se hubiera explicado con un poco más de detalle la defensa a nivel global, las decisiones del genral y sus "enfrentamientos" con los subordinados desleales.

En resumen, ya he visto las dos películas y no creo que repita y las vuelva a ver.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Jordi.

Lo has clavado con tu frase final. Son un par de películas que hay que ver, pero que luego no pasa nada si no las vuelves a ver.

Un saludo

setentista dijo...

La película me parece muy buena,los japoneses no se parecen a los que conocemos ahora, no a esos guerreros bushido, pero el santuario Yasukuni sigue existiendo y allí se venera también a los "científicos" que experimentaban armas bacteriologicas en China, (si hubiesen tenido los medios para hacerlas llegar a U.S.A.; la bomba de Hiroshima hubiese sido un petardo). Creo que en el día de hoy, si Japón necesitara nuevamente "kamikazes; no tendría ningún inconveniente en conseguirlos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario setentista.

Siento defraudarte pero la bomba bacteriológica japonesa si que era un "petardo".

La más "potente" que tenían era la de la peste. Consistía fundamentalmente en una vasija de cerámica rellena de pulgas alimentadas con la sangre de ratas infectadas con la bacteria de la peste. Fue utilizada sobre poblaciones chinas con relativo éxito. El problema de la peste es que su transmisión es por vía de esas pulgas, a menos que pase a forma neumónica, que entonces es persona a persona. La forma bubónica es relativamente fácil de parar con unas medidas higíenicas básicas. La neumónica es otro cantar, pero eso los japoneses no lo habían conseguido (hace falta saber un poco de biología molecular para saber como hacerlo)

Un saludo