Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


sábado, octubre 24, 2009

Las Cruzadas (The Crusades)



"Las Cruzadas" fue la siguiente película realizada por Cecil B. DeMille después de su éxito con "Cleopatra". No se comportó mal en taquilla pero no debió de cumplir las expectativas del director, ni las del productor. Al parecer recaudó menos de lo que había costado y por eso en su autobiografía, DeMille la consideró como su único fracaso comercial.


DeMille realizó el acostumbrado espectáculo kitsch mezclando, epica espiritual, lujo oriental, castidad occidental y aventuras al estilo de la novela "El talismán" de Walter Scott. Aquí no vamos a encontrar fidelidad histórica, sino espectáculo. A pesar del título la película está ambientada en el desarrollo de la Tercera Cruzada tras la caída del Reino de Jerusalén. Lógico si consideramos que es la "cruzada anglosajona". En los papeles protagonistas tenemos a Loreta Young interpretando a Berenguela de Navarra, a Henry Wilcoson en el papel de Ricardo Corazón de León, y a Ian Keith en el del sultán Saladino. El guión sigue la pauta del pecador que tras una vida disoluta encuentra el amor de su vida y cuando lo pierde se da cuenta del vacío de su existencia por lo que está obligado a expiar su anterior comportamiento para poder recuperarlo.


Aunque el código Hays sobre las buenas costumbres ya estaba plenamente en vigor, DeMille se las apañó para volver a introducir el elemento erótico en la trama, aunque de forma muy sibilina. La historia de amor entre Berenguela y Ricardo es una especie de quiero y no puedo que empieza con la secuencia de la boda por poderes de Berenguela con la espada del rey. Tras darse cuenta de su error Ricardo intentará realizar una doble labor de conquista: su esposa y Tierra Santa. Pero su orgullo provocará que pierda ambas en manos sarracenas. Finalmente la unión podrá ser consumada tras la conquista por poderes de Jerusalén al depositar Berenguela la espada de Ricardo como ofrenda en la Iglesia del Santo Sepulcro.


Hubo una serie de percances durante el rodaje debido al mal humor del director y a su forma tiránica de dirigir. El más llamativo fue durante una escena del asedio de Acre. DeMille no paraba de gritar con su megáfono a los extras exigiéndoles más realismo y acción. Entonces uno de ellos tensó su arco y le lanzó una flecha que se clavó en su megáfono. DeMille abandonó el set por el resto del día y desde entonces moderó bastante sus exigencias.


Como ya he comentado antes, la cinta recuerda a la novela "El talisman", sobre todo en la cuestión de las intrigas entre los diferentes reyes y nobles que componen la Cruzada y en representar a Saladino como un caballero tan honorable como sus oponentes cristianos. Incluso comparten el mismo malo, que no es otro que Conrado de Montferrat. También se encuentran otros personajes estereotípicos como el eremita santo que arenga a la Cruzada interpretado por Aubrey Smith. Son bastante llamativos los diálogos en los que se hace referencia a la posible concordia entre los musulmanes y los cristianos debido a su religión monoteista - ¿No creemos ambos en un único Dios? -se pregunta Berenguela. Mucho más creíbles que los diálogos impostados sobre semejanzas culturales de la precuela más moderna dirigida por Ridley Scott. Ese carácter solidario debido a la religión también se ve representado en el consejo de reyes cristianos, entre los cuales se encuentra un rey ruso. Eso es bastante llamativo por dos razones. Primero porque los rusos nunca participaron en una cruzada, y en segundo lugar porque los cristianos católicos y los rusos ortodoxos se llevaban a matar por esos años.


Probablemente sea la mejor película de tema medieval producida en la época del blanco y negro. Se nota que se realizó un gran gasto económico en cuanto a decorados y espectacularidad. Destacaría las escenas del asedio de Acre, o la estancia del ejército cruzado en el puerto de Marsella antes de salir hacia Tierra Santa. Mi escena preferida es la conocida como la de las tres eses: Silk, Swords and Saladin. Es aquella en la que Saladino se presenta ante los jefes de la Cruzada. Allí Ricardo le muestra la fuerza de su brazo y su espada rompiendo de un mandoble una barra de hierro. Saladino no se inmuta y tomando un paño de seda lo arroja al aire cortándolo con su alfanje. Dos filosofías guerreras frente a frente.


Probablemente sería mejor recordada si hubiera sido una película coloreada.



Links relacionados:

Videos relacionados:

11 comentarios:

Myles dijo...

Gran película, o al menos de esas que se te quedan como tales al haberlas visto de niño; recuerdo que me impresionó la escena de Ricardo paseando entre los caídos en la batalla... Este Wilcoxon salía en más pelis de De Mille ¿no?

Elperejil dijo...

Soy seguidor de este estupendo blog desde hace tiempo (y luego he ido leyendo entradas pasadas como quien hojea un gran libro de cine e historia) pero no me había animado a comentar... más que nada porque no tenía mucho (más bien nada) que añadir a los post, que son completísimos.
En este caso me animo a comentar. La película la vi por primera vez cuando era muy pequeño, en un viejo televisor en blanco y negro, muy chiquitito, lo único que mis padres, de aquellas se podían costear. Pese a tener que escrutar la película como si fuese un vigía, especialmente en las escenas de batalla, me encantó y se me quedó grabada como uno de mis más vívidos recuerdos de la infancia. En concreto esa escena que ahora citas, la de la contraposición entre la espada de Ricardo y la de Saladino cortando la seda. De hecho, creo que es lo único que recuerdo de aquellas primera visión. Luego, cuando volvía a verla, esperaba con ansia la llegada de ese gran momento. Realmente una secuencia memorable que hace inmortal la película.
Así que muchas gracias por hacerme recordar aquel grato momento de mi infancia cuando, poco a poco, comenzaba a aprender a amar el cine.

Apañó dijo...

Pues sí, yo también era muy niño cuando vi esta película.
De hecho, no recordaba haberla visto hasta leer la escena de la espada vs el alfanje, que sí se quedó magníficamente grabada en mi memoria y ahora mismo puedo visualizar con total nitidez.

Saludos

carmila dijo...

Me encanta esta película y en versión original! La vi cuando era una cría y todavía me acuerdo. Me gustaba mucho el actor y la escena cuando Loreta Young le envía una prenda, recién casados y él se la ata al caballo ;) Ahora, he tenido la oportunidad de hacerme con ésta y con Cleopatra.
A Henry Wilcox, lo he visto de secundario en Los 10 Mandamientos, como el jefe de la guardia del faraón, como Marco Antonio en Cleopatra y en Los inconquistables (un inciso. Me encanta esta peli y Gary Cooper. Qué maravilla). Seguramente sale en más, pero es lo que recuerdo ahora mismo.

Ramón Monedero dijo...

Pues no la he visto, tomo nota, pinta muy bien, porque a De Mille siempre hay que tenerlo en zona preferente. Esta película me recuerda aquel inconcluso proyecto que iba a dirigir primero Paul Verhoeven y después Ridley Scott del mismo título inicial con Schwarzenegger de protagonista, que hubiera sido si...

APV dijo...

Lo del rey ruso es raro (además en ese momento no había reino sino una serie de principados), ¿sería una referencia a Bizancio?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios

Myles, yo también la vi de niño. Y efectivamente Wilcoxon sale en muchas otras de DeMille como te ha apuntado Carmila. Su papel más famoso es el de Marco Antonio en "Cleopatra".

Elperejil, pues igual que tú. La primera vez que vi esta pelicula fue en casa de mi abuela y la escena de la seda se me quedó grabada como a tí. Es llamativo comprobar que no somos los únicos con un recuerdo similar como puede comprobarse en el comentario de Apañó.

Carmila, otra escena por la que Wilcoxon será recordado en la historia del cine es la del discurso del vicario en "Mrs Miniver".

Ramón, un ejercicio interesante es comparar esta película con la de Ridley Scott. Todo un ejercicio de historia comparada entre la sociedad de los años 30 y la actual.

APV, no creo que sea ninguna referencia a Bizancio, como tampoco se hace ninguna referencia a que las Cruzadas en realidad fueron un esfuerzo católico. Yo creo que simplemente es una nota de color exótico. Pero, quién sabe.

Un saludo

carmila dijo...

Tengo la Sra Miniver y veo a Wilcoxon ya algo mayor y el papel es pequeño. Pero me sigue gustando (el actor) y me parece una estupenda película. Siempre lo he visto en papeles, en plan hombre rudo, fuerte, que no bruto. :)

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Carmila. Efectivamente Wilcoxon ya estaba mayor, pero al menos siguió haciendo papeles secundarios, y el de "Mrs Miniver" es uno de los mejores.

Un saludo

carmila dijo...

Pues el otro día, estaba viendo El señor de la guerra (no la había visto antes y me gustó mucho) y, al final me di cuenta que el rey vikingo o por lo menos lo parecía, era Wilcoxon.
De acuerdo contigo en que su monólogo final, es muy bueno.

PD: Vas a comentar alguna peli, referente al muro de Berlín??

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Carmila.

Buen ojo. Efectivamente, es Wilcoxon elque hace de príncipe frisón. Yo tampoco me había dado cuenta.

Sobre películas del muro. Alguna vez caerá "El tercer hombre" o similares, pero por ahora no lo tenía pensado.

Un saludo