Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


viernes, octubre 02, 2009

El Gran Dictador (The Great Dictator)



Ray Bradury dijo de tras ver esta película que - La comedia es la mejor forma de atacar un régimen totalitario. Desgraciadamente tanto la historia, como Charles Chaplin, se han encargado de quitarle la razón. Ningún régimen totalitario ha caído a base de carcajadas y el propio Chaplin dijo que si hubiera conocido todos los horrores que causó el nazismo nunca habría sido capaz de hacer esta película. Afortunadamente no los conocía en 1939, porque su película es el mejor alegato que se ha hecho hasta la fecha contra toda forma de totalitarismo.


No está muy claro cuando se le ocurrió la idea a Chaplin de realizar "El Gran Dictador". En 1931 visitó Berlín y allí parece ser que hubo algunos camisas pardas que le insultaron. En 1934, con Hitler ya en el poder, se publicó un panfleto nazi que describía a Chaplin como un asqueroso saltimbanqui judio. Un amigo le envío una copia del panfleto que se supone le inspiró. Fue el director Alexander Korda quien le hizo a notar a Chaplin la gran cantidad de similitudes que tenía con Hitler, y no sólo en su aspecto externo. Ambos habían nacido en el mismo año y en la misma semana de abril. Ambos habían tenido infancias difíciles, ambos habían tratado de abrirse camino en el mundo del arte (uno fracasó) y ambos al final habían conseguido un gran éxito en aquello a lo que se dedicaban. En 1938 parece que Chaplin tuvo una conversación con un escritor rumano sobre la idea de parodiar a los dictadores fascistas. El tal escritor le demandó por plagio en 1947 exigiéndole medio millón de dólares, aunque acabó conformándose con 95.000.


El caso es que a mediados del año 1938 Chaplin comenzó a buscar fondos para la película, pero al parecer no había mucha gente a la que le hiciera gracia producir una parodia sobre el nuevo dictador alemán. Chaplin tuvo que desembolsar 1,5 millones para su realización. Y comenzaron los problemas. El gobierno de Chamberlain le hizo saber que su película sería prohibida en el Reino Unido, pues iba en contra de la política de apaciguamiento. Sin embargo también comenzó a recibir apoyos, incluidos el del propio Roosevelt. La película comenzó a rodarse en septiembre, una semana después de haber estallado la Segunda Guerra Mundial, y su rodaje finalizó seis meses después. Durante el montaje sucedió la caída de Francia, así que Chaplin cambió el final en el que se veía a los soldados de Tomainia que abandonaban un desfile para realizar una danza popular, por el apasionado discurso en el que proclama la democracia y la esperanza.


La película fue estrenada el 15 de octubre de 1940 en los USA y en diciembre llegó a Gran Bretaña. En Francia, como en muchos otros países ocupados, no pudo ser vista hasta el año 1945. Se sabe que Hitler la vio en más de una ocasión en pases privados y según Reinhard Spitzy le gustó, aunque Chaplin dijo que hubiera dado todo lo que poseía por saber su opinión. El propio Albert Speer la definió como el mejor documental sobre el régimen nazi. En España no se estrenó hasta después de la dictadura y en Italia no se pudo ver completa hasta que murió la viuda de Mussolini. Fue la primera película sonora de Chaplin, y su mayor éxito.


En el aspecto cinematográfico podríamos destacar todos los fotogramas de esta cinta. Es impresionante la cantidad de temas que toca: la Primera Guerra Mundial, el antisemitismo, los heridos de guerra, los campos de concentración, las relaciones internacionales, la megalomanía, la demagogia, el populismo, y sobre todo, que uno debe de luchar por la libertad y por sus derechos si los quiere conservar.


Chaplin dijo de Hitler que éste era uno de los más grandes actores que había visto. En mi opinión no iba nada desencaminado. El talento de Hitler se manifestó en su capacidad de manipular a las masas, tal y como hacen algunos actores. Por eso creo que Chaplin consiguió con el famoso discurso final de esta película la interpretación más cercana a la del "Hitler demagogo". Porque tanto Hitler como Chaplin se dirigen al público que les está viendo con el ánimo de convencerles para luchar, aunque el contenido del discurso de uno y del otro son diametralmente opuestos. El primero pide que se luche y muera por el Reich, el segundo por la libertad y la democracia.


Todos tenemos nuestro gag y momento preferido de esta película. Los más conocidos son el discurso de Hinkel en deustchemacarronic, los investos disparatados, el encuentro entre Hinkel y Napaloni, etc. En mi caso, mi gag preferido sigue siendo la danza del globo, pero el momento que más me emociona es una pequeña secuencia que hay justo antes del discurso final. El barbero sube lentamente las escaleras de la tribuna y en el muro se lee en letras grabadas en la piedra la palabra "Libertad".



Links relacionados

La crítica de von Kleist

La crítica de Steiner

"El Gran Dictador" en CineHistoria



Videos relacionados


22 comentarios:

TitoRudi dijo...

Gran pelicula si señor... Mi escena favorita es en la que el barbero afeita a un cliente al ritmo de la musica, creo recordar que era la danza hungara numero cinco de brahms... Simplemente sublime.....

mahn dijo...

Ésa es también una de mis favoritas, aunque es difícil elegir. Desde luego, siempre lloro al final...

Athena dijo...

Querido Major: el comentario a nombre de mahn es mío. Perdón por el lío :)

Vagabundo en la red dijo...

Es casi un tópico, pero yo me quedo con la famosa escena del globo. Modestia aparte, conozco a fondo la historia del cine, y no se me ocurre un ejemplo mejor de ridiculización de los deseos de poder de ningún gerifalte. Por otra parte, Chaplin demostró que podía rodar igual de bien adaptándose al sonoro (como luego dejó una vez más claro con 'Monsieur Verdoux', mi preferida de toda su filmografía junto a 'Tiempos modernos'). 'El Gran dictador' es una película que deberían enseñar en las escuelas, si éstas sirvieran para formar, y no para embrutecer, como es costumbre.

Saludos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios

Tito, esa secuencia es increíblemente y por lo que he leído se hizo a la primera,aunque no se si eso es cierto.

Athena, es que ese final es emocionante. Es curioso pensar que si no hubiera sucedido la invasión de Francia, no habría existido.

Vagabundo, también es mi secuencia predilecta. Y totalmente de acuerdo contigo en que deberían ponerla en los colegios. De hecho, yo la vi en el mio cuando cursaba el BUP.

Un saludo

TitoRudi dijo...

Major, yo escuché que tuvo problemas para encontrar a alguien que hiciera el papel de cliente....
Saludos

Nestor dijo...

Hola Reisman,

gracias por tu opinión sobre "Venganza". Cuantas más opiniones, favorables o contrarias, mejor.

Sólo te quería preguntar si vas a hacerte seguidor de mi blog. Yo ya lo soy del tuyo.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Finalmente Chaplin se decidió a dar el salto al sonoro, en el biopic de Attemborough el personaje dice algo así como "Voy a hacer una película sonora del vagabundo. Eso lo matará, seguro, pero al menos se irá diciendo algo que vale la pena".

En muchos aspectos la película mas memorable de Chaplin, aunque desde el punto de vista artístico no sea la mas lograda. En cuanto a los gags, aparte de los señalados, personalmente me quedo con los comentarios que intercambian Hinkel y Napoloni en la tribuna desde la que presencian el desfile militar: "Ahi vienen las unidades rápidas" (ambos dictadores se inclinan hacia delante y giran rápidamente las cabezas)... "Y tan rápidas". ;)

Saludos

Tomás Serrano dijo...

A mí me parece Chaplin el mayor genio del Cine. Esta película tiene muy ingeniosos momentos y me quedo con el de la moneda en el pastel. Como siempre, es en las escenas mudas donde alcanzaba el nivel más alto. O, mejor dicho, sin diálogos, porque la escena del afeitado es otra de mis favoritas. Respecto al discurso final, no es de lo mejor y en ese aspecto lo comparo con la escenita final de "La lista de Schindler". Es como si pretendieran pasar a la posteridad de forma dudosamente innecesaria...

Billy el sanguinario dijo...

El último discurso es para enmarcar.

Josandres dijo...

Hola, buenos dias, no he encontrado la forma de contactar contigo así que lo hago aquí.

En primer lugar darte la enhorabuena por tu blog, aunque fuese simplemente por el trabajo de buscar los distintos videos es ago digno de admiración.

Me llamo Jose y hace unos meses creé un blog para poder compartir mi afición por la historia.

Te pediría por favor que lo visitases, cualquier opinión tuya será tenida en cuenta a la hora de mejorar el diseño o los contenidos y sí te gusta y crees que merece la pena te pediría por favor que lo enlazases a tu blog.

De igual manera, cualquier otro consejo de alguien con tu experiencia será bienvenido, siendo sincero me gustaría que el blog llegase a cuanta más gente posible.

A mi, por supuesto, me gustaría tambien enlazarte si te parece bien, muchas gracias.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios y perdón por la tardanza pero he estado un poco liado en el curro.

Nestor, ahora mismo me paso a hacerme seguidor

Kleist, realmente fue el mejor epílogo para el personaje del "vagabundo". En cuanto a Hinkel y Napaloni, también recuerdo el diáologo sobre los tanques acuáticos y los acorazados volantes con Herring al lado.

Tomás, el gag del pudding también es muy bueno. En cuanto al discurso final, bueno ya comento que no era el final pensado, pero las circunstancias le obligaron a cambiarlo. A mi me gusta. Creo que Chaplin se dio cuenta de que los buenos gestos, las risas y el pacifismo no bastaban para detener al nazismo y de que o uno se comprometía a la lucha o lo aplastaban. En ese aspecto coincido con Billy. Es un discurso para enmarcar.

Josandres, bienvenido. Por supuesto que me parece bien que me enlaces. ahora mismo me paso por tu blog y lo enlazo en mi lista de blogs sobre historia.

Un saludo

Davicine dijo...

Solo quería darte la enhorabuena por tu blog. Lo he encontrado hoy y me ha encantado. Como verás por mi blog de cine también me gusta el cine bélico, pues intento mantener un ciclo de crítica de estas películas con relativa frecuencia, pero no llega a tu nivel. Enhorabuena, me ha encantado y te añado a mis enlaces recomendados de cine...

un saludo y me verás por aquí a menudo.

Ramón Ramos dijo...

La considero una de las mejores películas de la historia. Este tipo de listas suelen estar encabezadas por Casablanca y Ciudadano Kane, apareciendo El gran Dictador al go más abajo. Yo la pondría entre las 5 primeras del ranking. Tiene risas, lágrimas, ternura, slapstick, profundidad de mensaje, parodia, historia, comedia, drama... y tod ello perfectamente combinado sin que ningún elemento chirríe o parezca forzado. Además también es un valor a tener en cuenta las circunstancias en que la hizo, de hecho, recibió amenazas durante el rodaje para que no la terminara. En fin, una gran película.
Saludos,

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por los comentarios

Davicine, gracias por las felicitaciones. Yo también he añadido el link a tu interesante blog.

Ramón, ciertamente es una de esas grandes obras que está entre las "must see" del corazón de cualquier cinéfilo. Y es cierto lo de las amenazas, que le vinieron de todas partes. Leí que una de ellas incluso del partido comunista porque en esas fechas Hitler y Stalin eran amiguitos.

Un saludo

Ramón Monedero dijo...

Obra maestra, absoluta y definitiva, así, para empezar. Ahora bien... comparto con Tomás Serrano (cosa rara, porque Tomás y yo rara vez coincidimos en algo...) respecto a ese final. A mi siempre me ha parecido un poco pegote, y no pasa nada porque se diga algo así de una joya del cine como esta, sigue siendo una joya del cine. Es como cuando se dice que "Ben-Hur" pierde fuelle después de la carrera de cuádrigas, o que a "La lista de Schindler" le sobra ese epílogo, o qu eel número final de "Cantando bajo la lluvia" es otro pegote, y de los buenos, que no viene a cuento y que se incluyó por capricho expreso de su estrella Genne Kelley, pues si señores, y no pasa nada...
Como digo, ese discurso final, para mi, no desmerece en absoluto el resto, por lo demás impecable. Si que me llama la atención que no obstante, y esto vale la pena recordarlo, con todos sus hallazgos, "El gran dictador" fue una película técnicamente tardía. Charles Chaplin no quería dar el salto al sonoro y se resistió hasta el final, hasta que no tuvo más remedio que rodar una película sonora, aunque fuera en su interior, profundamente muda (por esto tal vez, me molesta un poco ese discurso final). Hay que recordar que el año antes, en 1939 se estrenó nada menos que "Lo que el viento se llevó" -otra a la que le hubiera hecho yo un par de recortes-, que fue el primer film estrenado en Technicolor, si no me equivoco...
Pese a todo, insisto, "El gran dictador", yo de mis gags favoritos me quede tal vez con el del barbero, pero también me encanta la primera reunión de Hinkel con Napaloni (la llegada a la estación no tiene precio), el momento moneda, en fin... todos.
A me la película, pese a todo, insisto, me parece un 10.
Por cierto, muy buen texto Reisman.

caveat emptorium dijo...

Hola,
Gran película y gran reseña, Reisman.
Ramón ¿qué hubieras cortado de "Lo que el viento se llevó"? ;-) Por cierto, es la primera película en Technicolor en ganar el Premio de la Academia, pero no la primera producida en el sistema de tres colores, que fue "La feria de la vanidad", unos años antes. Luego vinieron otras ("El camino del pino solitario", "Robin Hood", "El jardín de Alá", "El mago de Oz"...)

Quizá sea por deformación "profesional", pero siempre que veo el final de "El gran dictador" y a Paulette... no puede evitar recordar el momento "juramento de Escarlata", y más teniendo en cuenta lo cerca que estuvo Paulette de ser la dueña de Tara... Discurso coyuntural, sí, pero no deja de emocionar...
Saludos

Santi dijo...

No he visto esta mítica película pero recuerdo que de pequeño tenía un VHS que nunca llegué a ver... y menos mal, porque estoy seguro que a mi corta edad no la hubiera llegado a entender... o quizá me habría convertido al cinefilismo más pronto, quien sabe :D .

PD: Major Reisman, estoy esperando ansioso tu opinión acerca de "Ágora". No decepciona, aunque no creo que pueda decirse que es una grandísima película. Eso sí, a nivel técnico es una maravilla (a la espera de los anacronismos e infidelidades históricas que puedas hallar en tu visionado).

¡Un saludo!

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por los comentarios.

Ramón, muchas gracias por los elogios. No puedo discutirte que el discurso final es un pegote porque lo es, pero en mi opinión es un pegote bien puesto. Ya les gustaría a muchas películas tener un final así aunque fuera un pegote.

Caveat, me descubro ante tus conocimientos sobre todo aquello que afecta a "Lo que el viento se llevó". No había caído en ese parecido entre el final de "El Gran Dictador" y el momento del "juramento de Scarlatta", pero es cierto que lo hay. Ah! En mi opinión no le sobra ni un fotograma a GWTW.

Santi, pues ya tienes deberes para el fin de semana. Aparca un poco los estrenos actuales, busca buena compañía y ponte a ver "El Gran Dictador". Sobre "Ágora", intentaré escaparme algún día de estos para verla porque el tema me interesa. Aunque se que se ha tomado unas cuantas licencias históricas (La primera de todas la edad de Hipatia), pero si está bien hecha se le puede perdonar. Luego me paso a dejarte un comentario sobre "Malditos bastardos" en tu blog

Un saludo

Ramón Monedero dijo...

Buenas...
Caveat emptorium, hace tiempo que no veo "Lo que el viento se llevó", a lo mejor es una apreciación fruto de un vago recuerdo, pero vamos, desde luego no es de los clásicos que más me apasionan...

Damián dijo...

Esta se una de las películas que marca la historia del cine, por el tema, por el tiempo en que fue rodada y por la enorme calidad del filme y de su protagonista, el genial Charles Chaplin.
Como bien comentaron antes, es la primera y única película en la cual el personaje creado por Chaplin habla y eso es todo un símbolo para la historia del cine. También lo es que haya elegido esta película y no otra para hacerlo.
Saludos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Damián y bienvenido.

Como bien dices, marca la historia del CINE con mayúsculas.

Un saludo