Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


sábado, noviembre 01, 2008

Rommel, el Zorro del Desierto (The Desert Fox)




"Rommel, el Zorro del Desierto" fue probablemente la primera biografía cinematográfica dedicada a uno de los protagonistas de la IIGM. No en vano, si hubo un personaje mítico generado por dicho conflicto ese fue el mariscal Erwin Rommel.


Esta película tiene una serie de peculiaridades. Es la primera dedicada a un general de la IIGM. Pero también es la primera en que un país hace una película biográfica sobre un general enemigo incluso antes de hacer una película biográfica sobre uno de sus propios generales. La película tuvo bastante éxito y en 1953 se realizó una floja precuela titulada "Las ratas del desierto". Por último, es el origen de una frase famosa erróneamente atribuida a J.F. Kennedy. La frase dicha por Leo G. Carrol interpretando a Von Rundstedt es "La victoria tiene miles de padres. La derrota es huérfana". Kennedy la utilizó diez años después, en 1961, tras el fracaso de Bahía de Cochinos.


James Mason no fue el primer Rommel del celuloide. Ese honor le corresponde a Erich von Stroheim por la película de 1943 "Cinco tumbas al Cairo". Pero en mi opinión, el Rommel de Mason es el mejor de los diferentes "rommels" de la pantalla. Mason consiguió imbuirle del carácter de "héroe con destino trágico" que está presente en todos aquellos que se acercan a la historia del personaje real. El Rommel de Mason no es el típico general antisemita miembro del partido nazi que podemos encontrar en producciones anteriores, sino un patriota alemán que no tiene más remedio que cumplir con las órdenes de Hitler hasta que finalmente se da cuenta de que la forma de salvar a su nación es destruir a su líder. Hay que tener en cuenta que Rommel fue una auténtica Némesis para los aliados, y que su mito no sólo fue construido por la propaganda alemana, sino también por la propia propaganda aliada. Así tenemos la paradoja de que se consiguió presentar a Rommel como una especie de "Noble Caballero Medieval " derrotado por el no menos noble Monty (personaje que todavía no tiene una biografía).


El guión de la película se basó en la biografía escrita por el teniente coronel Desmond Young, y de hecho éste se interpreta a si mismo en la película rememorando su captura por las tropas del Afrika Korps un mes antes de la primera batalla de El Alamein. Young quedó impresionado por la caballerosidad de Rommel y el tratamiento dado por éste a los prisioneros británicos. No hay que olvidar que en dicho teatro de operaciones el ejército alemán no cometió ningún crimen de guerra y que el propio Rommel lo definió como la guerra sin odio. Tras la guerra Young decidió investigar sobre él y escribió el libro The desert fox. No he tenido ocasión de leer dicha obra, pero teniendo en cuenta el tono de la película en mi opinión debía de ser bastante elogiosa.


Y ese quizás sea el principal lastre de la película desde el punto de vista histórico. Ya en la primera secuencia que trata la infructuosa "operación Flipper" para asesinar a Rommel, éste aparece retratado como un ser legendario y la auténtica causa de la supremacía militar alemana en el Norte de África. No se nos muestra nada de su vida anterior, ni ninguna de sus victorias sobre los británicos al frente del Afrika Korps, ni el porqué de su fama como militar. Evidentemente tampoco se nos dice nada de sus relaciones con Adolf Hitler y los nazis, - en 1938 llegó a ser comandante del FührerBegleitbataillon o guardia personal de Hitler, al año siguiente se le ascendió a general-, ni de su uso de la propaganda para ensalzar su figura -también era amigo de Goebels.


La película se va a centrar sobre todo en el paulatino desengaño de Rommel con respecto a Adolf Hitler comenzando por la negativa de éste último a que retirara las tropas del Afrika Korps después de la derrota sufrida en la segunda batalla de El Alamein. Obviando la batalla del paso de Kasserine, tras la derrota de las fuerzas del Eje en Túnez, nos encontramos con Rommel convaleciendo en Alemania y entrando en contacto por primera vez con los conspiradores que intentan derrocar a Hitler. Pero Rommel considera que el es un militar que ha jurado obediencia a Hitler. Posteriormente es enviado a Francia y comprueba la debilidad defensas del Muro Atlántico. Al avisar a von Rundstedt, éste le dice que Hitler es quien toma las decisiones y que es aconsejado en su tarea por astrólogos. Rommel cada vez está más desilusionado, pero no será hasta después de la ineptitud de Hitler mostrada durante el Día D que no tomará la decisión de unirse a los miembros de la fallida conspiración del 20 de julio.

En el aspecto cinematográfico la película es bastante notable. Henry Hathaway consiguió dar a la cinta un aspecto casi de "cine negro" más que de cine bélico usando la investigación de Desmond Young sobre Rommel como hilo conductor. Hathaway retrata al régimen nazi como una especie de banda mafiosa más que como un régimen tiránico. Para las escenas bélicas utilizó metraje de noticiarios, y se centró sobre todo en las interpretaciones de los actores y en los diálogos para así mostrar la evolución de Rommel desde general victorioso que confía en el Führer a conspirador contra él. Si añadimos la gran interpretación de Mason, tenemos como resultado una de esas grandes obras del cine clásico de los años 50.




Links relacionados:


Videos relacionados:

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran película y realmente bien descrita (lo de cine negro le pega muy bien a la fotografía). Sobre la vida familiar de Rommel mencionar que uno de ellos fue artillero de antiaéreos (como el Papa Benedicto) y tras ser apresado no quiso tener privilegios sólo por ser hijo de Rommel (el el chaval rubio con gafas que sale en la cinta como al final, creo) y que al descubrir la película me sorprendió que le dedicasen tan pronto un ¨homenaje¨ como éste al general y al África corps, uno de los contingentes ¨menos malvados¨ de los nazis junto a los de los submarinos (un tanto mitificados contrastándolos con los de las SS a pesar del daño que hicieron a los aliados).





billy el sanguinario

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Por partes, porque has tocado un tema que me apasiona.

Sobre Mason: creo que es el mejor "Rommel" cinematográfico hasta la fecha. Y su interpretacion solo la pondría un peldaño bajo la de George C. Scott en "Patton".

Sobre el libro de Young, yo que lo he leido, te puedo confirmar que describe los acontecimientos de la vida de Rommel de una forma bastante admirativa hacia el mariscal alemán. Y la película es bastante fiel al relato de Young (no en vano, se nota que este colaboró estrechamente en la producción, llegando a hacer el "cameo" que mencionas").

Los defectos que le veo. Principalmente que al basarse en un libro de los años 50, el film ha quedado algo anticuado para la perspectiva que tenemos actualmente de la biografía de "El Zorro del Desierto" sobre la que ha habido cientos (o miles) de estudios posteriores. Con todo, el film conserva un aire de cine del bueno, y de cuidada factura, que hace que su visionado siga siendo atractivo hoy día.

Sobre la relación de Rommel con el nazismo. Tema espinoso que siempre ha enfrentado a detractores y defensores de la figura del general alemán. Siendo neutral lo cierto es que Rommel en privado dio muchas muestras de despreciar a la camarilla que rodeaba a Hitler. Lo de la "amistad" con Goebbels yo lo pondría entre comillas, creo que fue más una relación simbiótica de la que ambos se beneficiaban. También está claro que Hitler y Rommel sintieron una fuerte admiración mutua en los años anteriores a la guerra y los primeros años del conflicto, pero que se fueron distanciando a partir de 1942. Pero de ahí a que Rommel fuese un partidario del nazismo media un abismo. En mi opinión fue un militar profesional, que no quería saber nada de política, que no simpatizó con las formas nazis, pero sí que sintió admiración por el carisma personal del Fuhrer, hasta que los hechos le demostraron la verdad.

Por cierto, buen comentario.

Saluods

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a ambos por los comentarios

Como bien dice Billy sorprende que le hicieran un homenaje a un general enemigo. Pero lo cierto es que Rommel procuró que las tropas bajo su mando no cometieran crímenes de guerra ni ejecutaran judíos (uno de sus asistentes era medio judío). Incluso cuando fue puesto al mando del Muro Atlántico hizo que se pagase a los obreros franceses un salario justo, en lugar de la miseria que les pagaba la organización Todt antes de su llegada.

Kleist, al revisar el comentario me he dado cuenta de que una parte no había quedado bien escrita. Ya la he editado. Intentaba comparar el retrato que se hace de Rommel con el de otros generales alemanes que salen en películas anteriores a esta, el típico nazi antisemita. Pero resulta que al escribirlo, un trozo se debió de perder en el hiperespacio y parecía como si Rommel hubiera sido miembro del partido nazi (que yo sepa no paso del grado de "simpatizante" y nunca fue miembro). Evidentemente el amigo Rommel fue un poco "trepa" al principio y que según avanzó la guerra se fue desilusionando del nazismo y de Adolfito. Pero está claro que realizó méritos suficientes para ser considerado como el mejor de los generales alemanes si en dicha calificación consideramos no sólo el comportamiento táctico, sino el comportamiento ético y moral.

Un saludo

Anónimo dijo...

Ay ay que a mí también me apasiona el tema...pero ahora no tengo tiempo ni la memoria para debatir sobre el mismo: tendré que mandar un señor comentario en el fin de semana, o en la próxima semana.

Pero sí difiero de la última afirmación: en mi opinión Manstein fué el mejor de los oficiales alemanes tanto desde el punto de vista táctico como ético y moral.

Harold Alexander.

malatesta dijo...

La figura de Rommel siempre me atrajo, por lo que ya has comentado en tu reseña. Actuó en dos de los teatros de operaciones que más me interesan de la IIGM, y aunque en ambos terminó perdiendo, siempre dió muestras de su profesionalidad militar.
Desconocía la existencia de esta película, y como otras veces, voy a seguir tu consejo. A buscarla, visionarla y disfrutarla. Gracias y saludos, mayor.

Steiner dijo...

Reisman:

Como siempre, aportas curiosidades y aspectos poco conocidos de la película. Da gusto.

Sobre la película, estoy básicamente de acuerdo con lo que dices y, efectivamente, se queda corta centrándose exclusivamente en la recta final de la vida del mariscal y en su aspecto Walkiria, como ya dije en el comentario en mi Blog.

Por lo demás, es una gran película que mantiene el tipo después de los años que han pasado.

Un saludo

Steiner :-)

Anónimo dijo...

A mí me parece una peli de propaganda: nos vende la idea de que muchos alemanes eran hombres de honor y que toda la culpa era solo de su Fhürer. Línea que siguió adoptandose en tantas otras pelis. (Como la Valkiria del Cruise, que ya se ve venir) y que convirtió en "héroes" a muchos generales implcados en el atentado de la bomba, cuando muchos como Wagner, sí habían cometido crímenes de guerra contra los polacos, rusos u otros.

Sobre la "guerra sin odio" recordemos que Hitler estaba empeñado en que los ingleses se le pasaran a su bando; la política oficial era no cometer crímenes en sus teatros: todo lo contrario de la línea de exterminio contra los inferiores eslavos. No es que Rommel no tuviera mérito; simplemente, que no le tocó dirigir Stalingrado o Leningrado. ¡A ver si allí podía hacer "guerra sin odio"!

(oportuno recordar que MacArthur por lo demás, no gastó muchas dulzuras con los kamikazes, pero se comportó decentemente con los coreanos)

Sobre lo de "trepa" no olvidemos que era uno de los generales más jóvenes del ejército alemán: forzosamente tenía que ser algo trepa.

Casillas

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios

Harold, estoy de acuerdo en que a nivel táctico y estratégico era mucho mejor Manstein que Rommel. Pero quizás Rommel gane en lo ético a Manstein. Tiene dos puntos a su favor. No cometió crímenes de guerra (al menos que yo sepa) y se involucró en el complot contra Hitler (mucho o poco esa es otra discusión). Manstein no se involucró en Valkiria (Los generales prusianos no se amotinan llego a decir)y tiene un borrón pues llegó a aplicar la directiva Reichenau equiparando a judíos con los partisanos. Fue condenado a 18 años por crímenes de guerra posteriormente rebajados a 12.

Espero que disfrute de la película maese Malatesta, sobre todo de la interpretación de Mason.

Steiner, es que ese es en mi opinión el punto débil de la película. No mostrar la historia previa de porqué se le considera un genio. Si lo hubieran hecho habríamos tenido una historia con el ascenso y la caída. Aquí sólo vemos la caída.

No estoy de acuerdo contigo Casillas. Como indica von Kleist, La película es bastante fiel al libro de Desmond Young así que dudo mucho que un inglés intentará hacer parecer a los nazis como simpáticos a finales de los 40 (Por cierto ¿Cuál fue el crimén de guerra cometido por el Comisario General de Intendencia Wagner?). Otra cosa es que haya revisionistas que si quieran hacer lo que tu dices: hacer simpáticos a los nazis. Pero creo que esta película no es precisamente de esas.

Tampoco se como se hubiera portado Rommel en el frente ruso. Lo que si sabemos es que donde estuvo combatiendo, si se portó bien (El Afrika Korps no fue acusada de ningún crimen de guerra). Como ya he dicho antes, que yo sepa no se ha demostrado que Rommel cometiera algún crimén de guerra e incluso se llegó a negar a aplicar la orden de Hitler sobre el exterminio de los judíos (y hay bastantes en el Norte de África incluso hoy en día) ni tampoco de separar a los soldados prisioneros judíos de los que no lo eran. Si no me equivoco a la gente se le juzga por sus actos, no por lo que uno supone que va a hacer.

Hitler soñaba con que Inglaterra se pasara a su bando en 1940. En 1941 tenía claro que aquello no iba a ser posible y posteriormente dictó la famosa "orden de los comandos". Rommel también se opuso a ella y no la aplicó.

Un saludo

Anónimo dijo...

Lo del intendente Wagner me voy a tomar la libertad de responderlo yo: la expresión "crimen de guerra" es un poco fuerte: en polonia los nazis aplicaron un programa de genocidio. Wagner tuvo a su cargo la política de ocupación al principio, y apoyó la pena de muerte indiscriminada a las guerrillas (en sus diarios del 4 y 11 09/39 hay lindezas como: "exterminaremos sin piedad a los guerrilleros...no entraremos en discuciones...nada mejor que la pena de muerte" y el 9/9/39: "El Führer y Goering van a exterminar polonia; más que eso no se puede insinuar por escrito" cuando Heydrich le dijo sin rodeos "que la limpieza incluiría judíos intelectuales, clero y nobleza" se limitó a pedir que el ejército quedara al margen y el "trabajo" fuera de la Gestapo y SS. Es decir, una línea estilo Eichmann obedecer-y-desentenderse, pero sin participar directamente. Como Wagner se suicidó después de la Valkyria pasó a la hisoria como "héroe" antinazi. Pero bellezas como Helldorf, matajudíos camisaparda de bajísima estofa estaban allí también. No hay que creer que todos los valkyria eran "valientes idealistas"...

No creo que sea "propaganda" pero sí abre el camino a la línea que culminaría en el hundimiento: que todo fué culpa de Hitler. Y es lástima, porque el nazismo fué mucho más peligroso y complejo que eso: no se alimentaba de la perversidad humana, sino de la mucho más peligrosa virtud ultrajada; explotando la legítima indignación de los alemanes por Versalles en beneficio propio, mezclando el bien y mal, y tergiversando cosas de una manera muy diferente (y mucho más peligrosa) de la infensiva caricatura tradicional de Hitler-satán, que todos quieren mantener, porque muchos resortes de su política, por desgracia siguen usando líderes de hoy día, felizmente a menor escala, y muchos pueblos siguen cometiendo ahora los mismos errores que los alemanes de entonces...sin ganas de reconocerlo.

Sobre Rommel-Manstein: cierto que "a la gente se le juzga por sus actos, no por lo que uno supone que va a hacer". Pero también comparto la idea de que si Manstein hubiera estado en Egipto y Rommel en Stalingrado no hubiera habido tantas diferencias. TODOS los oficiales alemanes en Rusia se ensuciaron las manos, y el símil con MacArthur me parece válido; mandó acribillar por aire a los japoneses (si hubiera perdido, eso le habría valido un banquillo de acusado en Nuremberg según las normas aliadas)porque "comoquiera que los soldados japoneses no se rinden cuando se les intima a eso, ni se les puede hacer prisioneros, o los ultimamos o los dejamos escapar para acabar americanos" mientras que con los coreanos, cumplió bien. O sea, según que clase de frente, no sólo que general, se cometen más o menos crimenes de guerra...

Y como ya dije: no todos los Valkyria eran dechado de virtudes; así que el "segundo punto" en contra de Manstein tampoco me convence tanto...

Pero es cierto que nada de todo eso le resta méritos a Rommel.

Harlod Alexander.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el interesante y detallado comentario Harold.

Parece increíble que la tesis "todo fue culpa de Hitler" tenga aun partidarios. Ya en 1961 hasta en Hollywood se reían de esa idea (Ver "Un, dos, tres" de Billy Wilder). Sin embargo creo que la mayor parte de la gente tiene claro que Hitler y su camarilla no fueron los únicos responsables y que la mayor parte de los alemanes o bien colaboraron o bien miraron hacia otro lado. Otra cosa es que nos fijemos en casos particulares con nombre y apellidos. Pero nunca debemos tomar las pequeñas partes, aunque se llamen Rommel o Manstein, por el todo.

Efectivamente no todos los de Walkyria eran un dechado de virtudes. Muchos de ellos simplemente querían salvar el culo porque veían que la guerra estaba perdida (la mayor parte en mi opinión). Eso no quita el que también hubiera gente que podría considerarse "limpia". Ya veremos como es la película del Cruise, si realmente intenta ser realista o solo un espectáculo. Quizás ambas cosas, pero me temo que no.

Sobre la polémica Rommel-Manstein. Estoy de acuerdo en que todos los del frente ruso se mancharon las manos. Y a lo mejor si Rommel hubiera ido a Rusia también. Pero, ¿y si Rommel hubiera ido a Rusia y no se hubiera manchado las manos? Porque esa posibilidad también existe. De igual forma podemos pensar que si Manstein hubiera acabado en Africa quizás habría cometido también crímenes de guerra. Por eso digo que prefiero juzgar por lo que se ha hecho, no por lo que creemos que podría haberse hecho.

Un saludo

Anónimo dijo...

Bueno, de lo Wagner no me sabía las fechas; pero sí que el tipo tuvo su parte en el destino de la atormentada polonia.

Sobre Inglaterra: cierto que con Churchill no había mucha opción de cambio; pero siempre podía haber un cambio de gobierno. Después de Creta esa posibilidad era real. Y precisamente tras las derrotas con Rommel los ingleses le hicieron una moción de censura a Winny con Cripps como posible candidato. Hoare dijo en plena cámara que si los alemanes siguieran los métodos ingleses "Rommel sería sargento hoy" (aunque el oficial-cadete del ejercito imperial Rommel de 1910 ya había pasado por varios rangos concedidos por escrito en la PGM y después).

Y a Winny le tocó oír que era "tan bueno ganando debates como malo ganado batallas...si cada vez que suceden desastres oímos la eterna respuesta de que pase lo que pase, no debemos culpar al Primer Ministro ¿Que diferencia hay entre nosotros y la cultura alemana de el "Führer siempre tiene la razón"?...en la IGM nunca tuvimos tantas derrotas..." etc. Precisamente que Rommel no cometiera crímenes de guerra impedía que la posición de Churchill se fortaleciera con las derrotas como sí lo hizo la de Stalin con las lindezas de Koch en Ucrania: si Alejandría hubiera caído Cripps u otro habrían llegado al poder...según las memorias de Winny, por lo menos.

Sobre "Todo fué culpa de Hitler" comparar con el epílogo a cargo de la única secretaria de Hitler que aún estaba viva en El Hundimiento: el cómodo deseo de echarle el muerto aún sigue.(Olvidando fácil que el pacifista Chamberlain tuvo mucha culpa por no aplastarlo durante lo de renania cuando pudo, que la genocida desición de mantener la "rendición incondicional" de Roosvelt le permitió permanecer en el poder cuando se le torcieron las cosas, más un largo e incomodísimo etc. de culpas compartidas similares, no todas alemanas) Y precisamente después de ESTA película fué que empezó a cobrar cuerpo...

Sobre los Walkyria: hasta Halder, que acabó en un campo de concentración, después de ser destituido y humillado por Hitler, se negó a apoyarlos, porque estaba convencido que nadie los seguiría: y ciertamente, cuando se corrió la voz que el Führer vivía NADIE les obedeció ninguna orden...

Casillas.

Pablo dijo...

Buenísima película, y es que de verdad Hathaway (un hombre que se atrevia con todo), reconstruyó con absoluta fidelidad algunos pasajes de la vida de este ilustre militar.
Creo Mayor que el escritor Dermon Young cayó prisionero en uno de los combates de Africa del Norte, y para distrarese de su "infortunio" empezó a e escribir la biografia sobre Rommel, que finalizó dando lugar al exitoso libro. Y eso si está fué la tercera película del extraordinario Richard Boone. Saludos, y de auténtico sombrerazo tu gran trabajo, amigo mio.
http://pablocine.blogia.com

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Bueno, el debate está muy interesante pero continuarlo me parece más propio de un foro de historia militar. Si como dice Pablo, Desmond comenzó a escribir su libro biográfico durante su cautiverio, me parece muy aventurado decir que es el inicio de la hipótesis "solo Hitler tenía la culpa". Más bien me inclino por la posibilidad de que aprovecharan la película. Pero como digo, esa hipótesis no se mantiene en cuanto empiezas a investigar y leer un poco. Pero es solo una opinión más.

Un saludo

Anónimo dijo...

Mmmm... creo que Mason no tiene el parecido para ser Rommel: éste tenía el rostro ovalado y de pómulos salientes, mientras que la cara de Mason es cuadrada y de mentón tipo bull-dog. Su mejor película bélica es cuando hace de Bruto en el asesinato de César. ¿Podríamos comentarla?

Lo del cine negro es el mejor mérito de la película, para los generales el III reich ERA una banda mafiosa (a los genrales los cacheaban antes de entrar a los búnkers, y se tomaban represalias contra las familias de los que metían la pata) en ese sentido era muy similar a el ejército rojo durante el stalinismo: según Krushev "nadie sabía si saldría con vida de ese despacho". Y para los que habían vivido la purga de Rohm al más puro estilo de Al Capone, no había dudas: quién patina, lo paga, y "paga" no va aquí en sentido figurado. Todavía se conservan las películas en que estrangulaban con cuerdas de piano a los que ivan contra corriente...y no había "efectos especiales" en esos filmes, que después de la muerte de Rommel se proyectaban para que todos los oficiales las vieran.

Parece que eso inició la curiosa costumbre de filmar asesinatos reales: hay una peli del Gage 88cm o así que trata de eso. El cine español parece que exploto la idea en "tesis". No sé si el filme de la ejecución de Saddam Hussein fué hecho con la misma intención...

Zeitzler.

zeitzler dijo...

(este comentario va para probar la opción url) sobre lo de Kasserine: el mérito fue de Arnim que cazó a los americanos desprevenidos. Rommel no tuvo mucho que ver. De hecho, se penso en sustituirlo por Arnim. Claro, eso no le quita mérito a Erwin, porque precismamente, una de sus funciones era crear un equipo dinámico de oficiales que tomaran iniciativas, y fueran una piña, que funcionara con o sin él. Pero quizá por eso se obvio la batalla de Kasserine.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios Zeitzler.

Creo que lo importante de una interpretación es que creas que el actor que estás viendo es el personaje real, y no que sólo se le parezca fisicamente. En ese caso, y en mi opinión, creo que Mason lo consigue.

Sobre "Julio Cesar", no se, no se. Me gusta un montón como película, pero creo que es más bien un drama político. Ya veremos.

La película de Cage es "Asesinato en 88 mm" (88 MM en inglés)y es de 1999. La película "Tesis" es de 1996. Pero la filmación de ejecuciones como escarmiento no es un invento nazi. Creo recordar haber leído que los chinos y japoneses hicieron unas cuantas a principios del XX para exponerlas en los pueblos como escarmiento a los criminales.

Rommel era el comandante en jefe y por lo que se participó en la batalla. Quizás fuera Arnim el principal responsable de la victoria alemana. Pero la situación estratégica que desembocó en dicho enfrentamiento fue responsabilidad de Rommel. Desde mi punto de vista creo que debería haberse mostrado.

Un saludo

Raúl dijo...

Para caracterizar adecuadamente a un personaje real, siempre hace falta algo de parecido. Comparar con el Hitler de Guinnes con el de Hopkins.Los dos eran excelentes actores, pero el primero es inevitablemente más convincente que el segundo. Realmente, Mason no da el tipo físico de un Rommel convincente. Sobre César, la mejor escena es cuando matan a César. Bien filmada para la época. En cuanto a lo de cine político, lo mismo podría decirse de El reinado del Mal, o Amenaza de Tormenta.

Lo que no acepto es que Bruto sea la mejor película bélica de Mason. Ahí tenemos la cruz de hierro, y los niños del brasil.

Sobre el personaje de Rommel. Cronológicamente no se le puede considerar como al primer ejemplo de alemàn bueno en el cine. El barón rojo es anterior a Rommel y curiosamente casi siempre es notable el paralelismo entre los dos persoanjes y la visión que se nos proyecta de ambos. Para mas coincidencia, Mason hizo una película como superior "malo" del barón rojo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Raul

Y según tu opinión ¿Quién es el mejor Rommel de la pantalla? ¿Christopher Plummer? ¿Erich von Stroheim? ¿Hardy Kruger?...

"Amenaza de tormenta" ya ha sido comentada y "Hitler. el reinado del mal" podría ser comentada en el blog porque ambas explican un aspecto de como se llega a un conflicto. "Julio Cesar" sin embargo es una ficción sobre el ascenso al poder y la ambición humana que aunque está ambientada en el I AC, está escrita en el XVI y realmente puede aplicarse a cualquier época. Pero no la descarto. Es probable que aparezca pero más adelante.

Cada uno tiene sus gustos. En mi opinión el mejor papel "bélico" de Mason es el de "Operación Cicerón", pero reconozco que su Rommel me gusta mucho. Aunque su mejor papel de "militar" es el de Rupert de Hentzau en "El prisionero de Zenda". Ya se sabe que sobre gustos...

En el comentario yo no digo que sea el primer papel de "alemán bueno" del cine. Yo digo que es la primera biografia de un general de la IIGM. Y por cierto, salvo la película de cine mudo "Richtoffen" de 1929 producida en Alemania, la primera película biográfica del Barón Rojo es de 1971 y en ella no sale Mason. La película en la que participa Mason como general de un piloto alemán de la IGM es "The Blue Max" (1966), pero esa película es una trama de ficción en la que el Barón Rojo es un personaje secundario.

Un saludo

Raúl dijo...

No he visto a muchos de los que mencionas, así que sería injusto de mi parte responder. Sí creo que en mi opinión no he visto al mejor Rommel de la pantalla, ese que conbine la capacidad actoral de Mason con el parecido físico.

(Claro que con las técnicas de maquillaje actuales esto último no debería ser muy difícil hoy día. Duvall no se parece a Stalin y sin embargo lograba mucha semejanza. Cierto que se podría argumentar que con el recio bigote y la gorra de el tío José, no debería ser tan díficil de caracterizar, pero si nos fijamos en la manera en que el afeitado y pelo corto de Malcom X es clonado por Washington, y poninendo al verdadero en blanco y negro simultáneamente con el segundo a color, debemos concluir que no es tan díficil en la actualidad. ¿Usaban máscaras de látex como las de "Mozart" para esas películas, o simple maquillaje?)

Raúl dijo...

Diablos, se me disparó la máquina.

Sobre Hentzau, no es un militar, sino un espía. (Y dado su carácter debía de ser caracterizado por alguien más joven que Mason) En la novela está contrapesado por Dechard, otro espía que rivaliza con él en celo por servir al malvado duque miguel. En ese sentido el filme me decepcionó por la manera en que Dechard sólo aparece una sola vez. (Creo que el actor es el mismo que hace de Allenby en Lawrence de arabia, pero no estoy seguro) en mi opinión el mejor Hentzau es el de la película del hijo de Faibanks. Aunque la de Stewart Granger la haya eclipsado. Cuando hablamos de El prisionero de Zenda, automáticamente pensamos en ella.

La novela de Hope tiene una segunda parte titulada precisamente "Ruperto de Hentzau" donde éste y Rassendyll se enfrentan en un duelo desicivo. Pero que yo sepa, nunca se filmó. ¿Usted conoce alguna versión que se haya producido?

Major Reisman dijo...

Gracias por los comentarios Rául.

De todas formas no sólo está el parecido físico. Acabo de comentar "Patton" y resulta que Scott se parecía bastante a él salvo en una cosa: la voz. Y sin embargo ahora es difícil disociar la imagen de Patton de la de Scott.

En esas fechas se podían hacer grandes trabajos de maquillaje. Supongo que no lo utilizaron porque no lo creyeron conveniente. Tampoco es que sean muy diferentes.

Imagen de Mason
Imagen de Rommel

Sobre Hentzau, por eso puse militar entre comillas. Y no me parece que se haya producido esa segunda parte.

Un saludo

Peter dijo...

Yo creo que Plummer, porque esta en colores, (igual que como el Hentzau del propio Mason es a su vez mejor que el de Faibanks).

Offenbach dijo...

Comparto tu opinión.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Comparto la opinión de ambos de que el Hentzau de Mason es mejor que el de Fairbanks, pero no porque sea en color. Mason es mejor que Douglas en mi opinión.

No comparto que el Rommel de Plummer en "La noche de los generales" sea mejor que el Rommel de Mason.

Un saludo

Assgard dijo...

Pues se ha tocado un punto interesante: ¿Hasta que punto el color puede hacer destacar una actuación? Tradicionalmente se suele considerar que lo importante es la calidad de el actor. Pero es cierto que el blanco y negro es una desventaja. ¿Que es lo más importante?

Thor dijo...

Me susribo a la pregunta de mi amigo Assard. El Robin Hood de Errol Flyn es el mejor. Pero el Hentzau de Mason es mejor que el de Fairbanks Jr.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Desde mi punto de vista es el actor y no el color, lo que confiere calidad.

Ejemplo: Rommel

Interpretes en B/N: James Mason ("Rommel, el Zorro del desierto"), von Stroheim ("Cinco tumbas hacia El Cairo")y Werner Hinz ("El día más largo")

Interpretes en color (sólo algunos): Christopher Plummer ("La noche de los generales"), Wolgang Preiss en "Comando en el desierto", y Karl Michael Vogler en "Patton" y Hardy Kruger en "Vientos de Guerra".

¿De quién nos acordamos? En mi caso de Mason, Stroheim y Plummer.

Un saludo