Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, junio 04, 2008

Espoir - Sierra de Teruel




Personalmente creo que el cine bélico ambientado en la Guerra Civil Española es bastante mediocre en líneas generales, salvo excepciones. Hasta ahora en el blog sólo había dedicada una entrada a una película ambientada en dicha guerra. Se trata de "Posición avanzada" y tuvo el honor de ser el comentario Nº 50. Reconozco que me daba mucha pereza dedicar un ciclo a la Guerra Civil por dos motivos. Uno es el arriba indicado, la calidad media es mediocre (por no decir baja). El segundo es que no me gusta despertar troles. Pero también es cierto que es un parte de la historia que ha tenido una amplia recreación cinematográfica. Para bien o para mal, aquí comienzo un ciclo sobre películas ambientadas en la Guerra Civil Española.

Y voy a comenzar por "Sierra de Teruel". La razón: esta película es un mito. Pero es un mito en el sentido de la cuarta acepción del diccionario de la RAE: Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen. Algo bastante similar a la visión que tienen muchas personas sobre la GCE.

La historia de la gestación y peripecias de la película es mucho más interesante que la película en si. De hecho, recuerda bastante a lo que le pasó al negativo de la película "La gran ilusión" aunque en este caso tiene un final distinto. Voy a intentar resumirlo. En agosto de 1936 André Malraux forma en Francia la "Escuadrilla España". Los primeros aviones que llegaron fueron 12 cazas Dewoitine y 6 bombarderos Potez 54. A lo largo de la actuación de la escuadrilla llegarían unos 50 aviones de distintos tipos y la compondrían unos 300 efectivos entre tripulaciones y personal de tierra.

Sobre el papel esta era una unidad de "voluntarios antifascistas" en la que Malraux tenía el grado de teniente coronel. Pero actuaba de forma independiente y solo respondía ante el general Hidalgo de Cisneros, jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas del Ministerio de Marina y Aire. Otra diferencia fundamental es que era una unidad mercenaria en el sentido estricto del término. Las tripulaciones firmaban contratos en los cuales se les asignaban a algunos un sueldo de 50.000 francos por un mes, pagaderos en dinero español y un seguro de vida y accidente por 500.000 pesetas (equivaldría a unos 750.000 euros actuales).

Cisneros opinaba de la unidad de Malraux lo siguiente: Yo no puedo decir que Malraux en aquella época no fuese, a su manera, un hombre progresista, ni que no viniese a España de buena fe para ayudar a los republicanos, tal vez ilusionado con el pensamiento de hacer en nuestro país el papel de lord Byron en Grecia. Lo que sí puedo y debo decir es que Malraux, que por su personalidad como escritor podía habernos sido útil, se anuló él mismo al pretender hacerse jefe de una escuadrilla, sin haber visto en su vida un avión, sin tener la menor idea de lo que es la aviación, y sin darse cuenta de que no se puede jugar a los aviadores sin serlo, y mucho menos en una guerra... Más que una ayuda, fueron para nosotros una carga. En varias ocasiones intenté licenciarlos, pero el gobierno se oponía, alegando la mala impresión que produciría en Francia cuando se supiese que habíamos tenido que echar de España, por inútiles y sinvergüenzas, a estos aviadores que una falsa propaganda había convertido en "heroicos defensores de la libertad". No es la única crítica que puede leerse sobre Malraux. Según Anthony Beevor era un mitómano que explotó cínicamente la oportunidad de crearse una fama de héroe legendario en España.

La Escuadrilla España tuvo su bautismo de fuego durante la Campaña de Extremadura y el avance rebelde sobre Madrid. En esa época la superioridad aérea republicana era aplastante pero fue completamente desaprovechada. Una de las acciones más famosas de la escuadrilla fue realizada el 1 de septiembre de 1936 cuando consiguieron atacar por sorpresa y destruir un aeródromo rebelde en la localidad de Olmedo. Ese episodio es la base de un capítulo de la novela L'Espoir y del guión cinematográfico de "Sierra de Teruel". En ese ataque fue esencial la participación de un campesino para localizar el lugar del aeródromo. El segundo hecho más famoso fue realizado el 27 de octubre, cuando tres Potez consiguieron bombardear el aeródromo de Talavera de la Reina.

Pero en líneas generales, la actuación de la escuadrilla dejó bastante de desear. Hubo varios casos de indisciplina y en noviembre de 1936 se rescindieron los contratos. Los pocos que se quedaron fueron integrados en la aviación republicana bajo el nombre de "Escuadrilla Antifascista Malraux". El resto se fue con los bolsillos llenos. En diciembre de 1937 la escuadrilla fue utilizada en la zona de Teruel, pero perdió varios de sus aviones. La escuadrilla fue disuelta en febrero de 1937 después de realizar veintitrés misiones en siete meses.

Malraux pasó entonces a realizar el papel que según Cisneros debería de haber realizado desde el principio. Sirvió a la propaganda a favor de la República Española. En 1938 publica L'Espoir relatando sus experiencias en España. En ella describe a la "Escuadrilla España" como si fuera parte de las Brigadas Internacionales y no una unidad mercenaria. La novela termina con la victoria republicana de Guadalajara.

La Subsecretaría de Propaganda del Gobierno Republicano español pensó que la novela podría ser la base de una película de propaganda que pudiese influir en la posición de las democracias occidentales. Inmediatamente dotó de fondos a Malraux para su producción. Max Aub colaboró como guionista. Como no podía adaptarse el libro entero se decidió rodar una fusión de dos episodios adaptándolos a la situación de la República en 1938: la acción se sitúa en plena Batalla de Teruel en lugar de en la campaña de Extremadura de 1936. El guión básico es el ataque por sorpresa de los Potez al aeródromo de los nacionales combinado con el bombardeo de un puente y la caída de uno de los aviones incursores en plena Sierra de Teruel. Al no ser la misma historia de la novela, Malraux decidió titular a la película "Sierra de Teruel".

Cinematográficamente hablando la película es bastante floja. Como es una película de propaganda realizada en 1938 se insiste mucho en las pésimas condiciones en las que se encontraban las fuerzas republicanas: falta de armas, las que tiene son obsoletas o inadecuadas, aviones sin motores ni armamento,... Pero lo que no faltan son ánimos para enfrentarse a las fuerzas de los nacionales. Aquí Malraux utiliza un recurso que volverá a utilizar Ken Loach en su "Tierra y Libertad" de 1995. Gran parte de los actores son gente del pueblo y realmente resulta gracioso escuchar "mesmamente" el acento mañico. Ahora, las dotes interpretativas brillan por su ausencia. La película también recoge la muerte de un personaje basado en el piloto alemán Hantz que parece que luchó en la escuadrilla de von Richthofen. Y es realmente llamativa la secuencia final del rescate de los pilotos por parte de la gente del pueblo. Clavadita a una procesión de Semana Santa en la que en lugar de pasos con Cristos yacentes tenemos a los pilotos republicanos heridos en camillas.

Los negativos eran revelados en los laboratorios Pathé de París y luego vueltos a Barcelona para ser montados. Pero el 26 de enero cae dicha ciudad y el equipo de producción huye a Francia con el material cinematográfico. Cuatro meses después del fin de la guerra, en julio de 1939, se termina de montar la película en Francia. Pero Malraux no consigue estrenarla. En ese momento se ha firmado el pacto Ribbentrop-Molotov y los fascistas ya no son enemigos de los comunistas. El gobierno francés vetó la distribución de la película. En mayo de 1940 los alemanes invaden Francia y cuando llegan a los archivos de los estudios Pathé localizan el negativo original y lo destruyen. Sin embargo una copia consigue salvarse porque es escondida en una caja de otra película. En 1945 la copia es redescubierta y será utilizada para realizar nuevas copias. Sin embargo su estado no es óptimo y para colmo el distribuidor francés manipuló la copia salvada, cambiando el título de "Sierra de Teruel" a "Espoir" y añadiendo unos rótulos intercalados, modificando los títulos de crédito y, lo más grave, cortó 100 metros de la escena final.

Pero resultó que no era la única copia. En Agosto de 1940 la sociedad norteamericana American Aid Center mandó una serie de agentes para ayudar a los refugiados cuyas vidas podían correr peligro por la ocupación nazi. Uno de estos agentes, Varian Fry, se encontró con Malraux. Éste le hizo saber que guardaba una copia de la película y planearon como sacarla del país a través del consulado norteamericano. Cuando todo estaba a punto, un burócrata exigió un certificado del gobierno francés de Vichy indicando que la película no era material inflamable. Afortunadamente el propio director de la Biblioteca del Congreso se involucró en el asunto. La película fue enviada a los USA donde llegó el 2 de junio de 1942. Sin embargo Malraux no supo que la entrega había tenido éxito y pensó que la copia se había perdido en el camino y nadie le hizo caso a la misma hasta 1984. Esta copia es la que se utilizó para hacer la contracopia que se conserva en la Filmoteca Española pues es la menos alterada con respecto al negativo original. De hecho conserva su título original: "Sierra de Teruel".

Es decir, un mercenario francés realiza la película sobre la Guerra Civil Española pagado por el gobierno español. La termina después de haber perdido la guerra. El gobierno francés la prohíbe, los alemanes la destruyen, los franceses la recuperan, le cambian el título y la comercializan mientras que los americanos también la salvan. Definitivamente Spain is different!

24 comentarios:

Milgrom dijo...

Pues así es, parece mil veces más interesante la historia de la película que ésta en sí. Seguramente muchas otras películas hechas durante la República que ahora se han perdido, contienen una gran información, de otra mano acerca de la contienda y que sería interesante recuperar.

Saludos Reisman!!

alanbrooke dijo...

Pues recuerdo que Paul Johnson decía en su libro Tiempos Modernos que Malraux había llevado de todo...menos aviadores. Y que hicieron muy poco daño a los Franquistas. Pero lo que no recuerdo es que estuvieran tan bien pagados. Y eso de enfatizar la falta de equipos de los republicanos cuando contaban un seguro de vida de 75.000 euros (que tantos soldados víctimas de las crueldades de la guerra hubieran querido tener para que sus familias no murieran de hambre si ellos les faltaban, o quedaban incapacitados) es realmente el colmo del cinismo.

Pero no comparto la opinión de Johnson de que Malraux obraba por soberbia al empeñárse en combatir sin haber visto un avión: más bien creo que lo hacía precisamente para sacar fama de héoe, que pudiera luego explotar: como autor me parece todavía muy brillante...pero como persona, siempre pensé que el tipo era una mugre. Qué contactos e influencias debía de tener con los republicanos para que estos se dejaran robar el dinero en un charlátan como ese, cuando tantos otros que daban sus vidas, apenas tenían una mala soldada.

Y sí, estoy totalmente de acuerdo en que esa película era un puro mito. La ví ilusionado y me llevé un chasco. "Eso es para que aprendas a ver las cosas como adulto" recuerdo que me dijo mi padre burlón al terminar...supongo que como aprendizaje de lo baja que puede ser la propaganda no fué mala experiencia.

sushi de anguila dijo...

Grandioso post, Reisman!!!!

Coincido con las opiniones de mis dos ilustres predecesores. Yo creo que Malraux aspiraba, sin ningún tipo de dudas, a convertirse en un nuevo Gabriele D'Annunzio a la francesa, buscando la inmortalidad y el reconocimiento social logrado en su país por el polifacético escritor y aventureo político italiano, merced, entre otras llamativas acciones, a sus osados raids aéreos sobre Buccari o Viena...(de ahí le vendría la idea de fundar la 'Escuadrilla España', seguro). Y aunque a Malraux al principio la cosa le salió rana, al final podría decirse que no le fue nada mal gracias a sus actividades durante la Segunda Guerra Mundial.

Coincido plenamente, asimismo, Mayor, con tu valoración del cine sobre la Guerra Civil, extrapolable al cine bélico que se ha rodado en nuestro país en general...del que bodrios infectos como 'Guerreros' constituyen un ejemplo de lo más representativo....

Saludos, Reisman

billy el sanguinario dijo...

No nos olvidemos de la división ultraderechista ¨Juana de Arco¨, una caterba de brutos fascistas importado de Francia cuyo líder (un alcohólico dedicado al contrabando y al proxenetismo) sólo parecía mas interesado en el vino y las mujeres españolas y cuyos pendencieros efectivos fueron ¨invitados¨ a abandonar España ya que a parte de ser un quebradero de cabeza con sus juergas y trifulcas tampoco es que aportaran mucho para que el bando nacional ganara la guerra.


Lo del nombre de Juana de Arco como para darle un barniz católico al grupo era también bastante controvertido teniendo en cuenta que la susodicha fue quemada por la iglesia católica bajo la falsa acusación de bruja.

Bazán dijo...

Hablo de memoria, pero creo que Hidalgo de Cisneros no era "jefe del Ministerio del Aire" porque tal cargo (ni tal Ministerio) nunca existió. Fue jefe del Estado Mayor de la Aviación Republicana (que si no me falla la memoria, fue como quedó rebautizada la Aeronáutica Militar de preguerra), pero hacia el final de la guerra. Antes de eso (y vuelvo a hablar de memoria) pertenecía a la secretaría técnica del Ministerio de Marina y Aire, a las órdenes teóricas de Indalecio Prieto.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios

Milgrom, efectivamente hay bastantes películas de esa época que parece que, o se han perdido, o aun no estan en la mula ;-)

Alanbrooke, muy bueno lo de Johnson. La verdad es que cuando uno lee la vida de Malraux se plantea varias cuestiones y como indica Sushi, no le fue nada mal. Ciertamente, hay películas de propaganda que son un crímen por lo mal hechas que están.

Muchas gracias por el elogio Sushi. Coincido plenamente contigo en la calificacioón de la película "Guerreros".

Billy, el caso de la "Juana de Arco" y otros elementos similares que se dieron en ambos bandos demuestra que en toda guerra siempre hay buitres dispuestos a aprovecharse de las desgracias de los demás.

Bienvenido Bazán. El dato del ministerio del aire lo saqué de la página web sobre la "Escuadrilla España" (cliquea sobre el nombre en negrita). He intentado confirmar el dato y en la wikipedia y en esta página web en la que indican cuando Largo Caballero formó gobierno y creó el Ministerio del Aire, fue Hidalgo de Cisneros el designado para ocupar la jefatura del Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas ya con el grado de general. El ministerio existió, pero efectivamente Hidalgo de Cisneros no era su ministro, sino el jefe de Estado mayor. Y el ministerio era del de Marina y Aire. Ahora mismo lo añado.

Un saludo

Pablo dijo...

Toda una rareza sobre la guerra civil española. Pienso que hoy dia muy pocas personas habrán visto esta película.
He tirado de archivos y de páginas de Internet para obtener información de esta cinta. Y he descubierto un trabajo muy valioso que te lo paso por si te interesa dar una vuelta. El titulo es "Sierra de Teruel": una coproducción circunstancial. Escrito por Ferrán Alberich
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.
Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias Pablo por el comentario y la anotación. Ya la conocía y de hecho la he utilizado en la elaboración de la entrada. El post contiene el link a la misma. Está en las negritas: La historia de la gestación y peripecias de la película.

Un saludo

zeitzler dijo...

Ja ja muy bueno. Personalmente yo no comparto la opinión de mi amigo Alanbrooke. Está claro que Malraux vino a España a ganar fama y pasta. ¿Es tan malo eso? Era el objetivo convicto y confeso de los Condottieri, los Lasquenetes, y toda una tradición bélica. Hasta Cervantes dijo:

A LA GUERRA ME LLEVA MI NECESIDAD, SI TUVIERA DINEROS, NO FUERA EN VERDAD.

Desde el siglo XIX se empezó el lavado de cerebro de: Tu-país-te-necesita (y se maximizó en el XX) para reclutar voluntarios sin usar los métodos de Federico I de Prusia: vino y mujeres de señuelos primero, y mocetones con porras después para finalizar el "trato".

Personalmente me simpatiza más el pillo que dice "Peleo para ganar fama y pasta" o el desdichado que dice (como Mason en la cruz de Hierro) "El soldado ya no tiene ideales: pelea por su vida" que el bobo o fánatico (O las dos cosas) que dice "Peleo por mi país".

La conducta de Malraux no me parece muy diferente de la de Churchill en sudáfrica: ambos ganaron el puesto con infuencias y no con méritos, buscando fama, con la salvedad que Churchill se pagó el solito el viaje, y se ganó sus esterlinas con su propia pluma: no estafando sus pesetas a los republicanos. Pero como decía Alatriste: "Cada quién escaquea como puede"

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Zeitzler.

Ciertamente lo único que se le puede censurar a Malraux es que dijera que venía a luchar contra los fascistas (y el capitalismo si añadimos lo que solían decir las consignas de aquellos tiempos) cuando en realidad venía a engordar su bolsa y su fama. Esta claro que era un hipócrita.

Para mi es mucho más censurable el comportamiento de los que contrataban sus servicios. Es decir, el (des)gobierno de la República Española porque sabían lo que estaban contratando. Ya dice el dicho, Si me engañas una vez, pobre de ti. Si me engañas dos, pobre de mi.

Un saludo

alnbrooke dijo...

Pues viendo las cosas así...tienen razón los dos. Pero creo que al major Reisman se le escapa algo: la República estaba empeñada en ganarse las simpatías de los intelectuales de la época. (Y lo consiguieron, porque aún hoy día se los considera "moralmente" como el bando de "los buenos", aunque no peleaban con menos brutalidad que los franquistas) Eso se debía a precisamente a que regalaban pesetas a los intelectuales de entoces con mucha más prodigalidad que el tacaño de Franco. (Que creía más en cañones y tanques que en poesías.)

Triste es decirlo, pero los artistas, científicos, y hombres de letras gustan del dinero tanto como el que más...con Malraux, Picasso, y tantos otros, el gobierno daba por bien empleadas las pesetas, mientras se hablara bien de la República. Y, lógicamente, no todos los que se embolsaban esas pesetas valían lo que se gastaba en ellos...pero la guerra es así; hay que hacer propaganda con figuras ilustres, igualito que como se pone a Beckham hoy día en los anuncios.

Y no es cosa nueva; los condotieros de la italia renacientista protegían a los hombres de letras para darse lustre y contribuyeron al desarrollo de la cultrua, de hecho, tanto como ensangrentaron su propia patria con sus guerra sucias. Principio del más puro maquiavelismo era pagar a los poetas...que eran los que cantaban las alabanzas.

Hay una escena muy buena de "la agonía y el extasis" (que valdría la pena comentar en este blog aunque no sea una película bélica) en que Rafael le dice a Miguel Angel eso mismo, literalmente riéndose y con palabrota incluida.

¿Me podría decir quién era el actor que hacía de Rafael? Me gustó más que Heston

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Alanbrooke.

La II Républica actúo mucho más inteligentemente que los rebeldes en el campo de la propaganda. De hecho sus partidarios todavía estan aprovechando aquello que sembró. Como indicas, actualmente la II República se ve como una especie de Arcadia democrática, imagen que desaparece en cuanto lees un poco sobre aquellos convulsos años. Ojo, pero lo de la "buena prensa" también es extrapolable a las dictaduras de izquierda. Parece que es menos censurable que te ejecute un verdugo con capucha roja a que te ejecute uno con la capucha negra.

El bando rebelde o nacional cometió el error de no dar importancia a la propaganda. Un error muy parecido al que cometieron alemanes y austrohúngaros en la IGM. Creo que Unamúno lo sintetizó perfectamente en su trágica frase: "Vencereis, pero no convencereis".

Los artistas son humanos y les gusta el dinero como a cualquier otro hijo de vecino. Otra cosa es que muchos de ellos sean unos hipocritas y que haya gente que les compre la burra coja que están vendiendo.

El actor que interpretó a Rafael se llama Tomas Milian y es cubano de nacimiento aunque se especializó en comedia italiana y spaguetti western. Estuve en un tris de comentarla cuando realicé el ciclo de películas sobre el Barroco y Renacimiento. Quizás en otra ocasión.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Aunque no he visto este film, conocía el tema de la andadura (un tanto infausta) de Malraux por España gracias a la novela que escribió después de la guerra relatando -de manera bastante idealizada, por cierto- sus experiencias en la GCE al frente de su escuadrilla.

En cierta medida, el caso de Malraux es paradigmático de lo que ocurrió a la República. Tenia mucho apoyo moral pero poca ayuda efectiva, y si encima la ayuda era canalizada por aventureros como Malraux o agentes del Kremlin... en ese sentido Franco tuvo mas suerte. La ayuda italiana fue casi altruista, y la alemana se pagó bastante bien, pero fue muy profesionalizada. Esa fue una de las claves del conflicto.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Kleist.

De todas formas inicialmente no habría necesitado mucha ayuda para acabar con la sublevación. Aunque es un tema del foro de historia más que de cine, siempre me acuerdo de lo que pensé cuando publicaron el libro "La incompetencia militar de Franco". Si Paquito era un incompetente y gano, ¡¿Cómo serían los que tenía en frente?!

Por lo único que merece la pena de ver la película es por ver a los Potez volar. Hay una cosa bastante graciosa que es que la carlinga del avión es un decorado, y lo hacen tan espacioso que más que un Potez parece un Airbus 500.

Un saludo

zeitzler dijo...

Mmmm... la agonía y el extásis...hace mucho que no recordaba esa película. Pues no perderíamos nada con comentarla algún día. Porque mala no es. Pero un nuevo ciclo de Barroco y renacimiento tropezaría con un problema; hay pocas películas bélicas de esa época.

O tal vez yo recuerde pocas. No sé. Veamos...a ver si me acuerdo...

Tirante el blanco. Más de principios de renacimiento que medieval, a pesar de ser novela de caballerías. Pero el libro es mucho mejor que la película. Para comentar, pues...

La espada y la Cruz. También sobre el tema de la decadencia de la caballería propia de la época. Pero no sé, no sé...

1492. Podría ser; pero no me parece para nada un filme bélico.

Quizá alguna película sobre Carlos V. Pero...qué caramba, es que no me acuerdo de ninguna...

Lo dicho: o yo no conozco ninguna, o es que de ese período hay muy pocas. Desisto.

Sólo se me ocurre...Los Piratas Del Caribe; Je Je.

Anónimo dijo...

Pues a mí me habían hablado maravillas de esta película, pero si el Mayor Reisman la descuartiza de esa manera...

Lo que no entiendo es que relación hay entre los trols y la GCE que yo haya visto, lo más parecido a un trol se lo mandó el amigo Liddel Hart en Master and Commander y terminaron dandose palmaditas en la espalda...

¿Por que no comentar ay carmela?









Casillas

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Zeitzler. No se que pasa con blogger pero últimamente falla con el aviso de publicación de comentarios. Así que no se cuanto tiempo hace que escribiste el tuyo.

Probablemente "La agonía y el extais" aparezca en el blog, pero no por ahora. "1492" es poco bélica, pero al menos intenta ser histórica. Ya veremos.

Casillas. Yo también había leído maravillas de esta película y por eso me defraudó tanto cuando la vi.

En cuanto a troles. Ha habido unos cuantos, lo que pasa es que suelo borrar los comentarios con insultos personales tanto a otros participantes como hacia mi. El ataque trol más fuerte fue cuando dedique un ciclo a las películas soviéticas (ver "Lucharon por la madre patria"). El trol se dedicó a poner comentarios ofensivos en todas las entradas durante unos cinco días. Yo poco a poco fui borrándolos hasta que al final se cansó.

"¡Ay Carmela!" la comentaré más adelante cuando retome la GCE. Este primer ciclo estaba dedicado a las primeras producciones realizadas sobre la GCE. "Raza" se comentó por insistencia de varios lectores del blog. Y "Posición avanzada" por llegar al post nº 50.

Un saludo

Anónimo dijo...

OJO entonces que parece que el problema es viejo: si repasa ud verá que el señor zeitzler hizo dos comentarios en Master and commander, el segundo asombrandose de la pólemica con Liddell, así que si aquí no hace alusión a la lista de las 40 películas debe ser por lo menos anterior...

¿No tiene usted los correos de los aficionados? así podría comunicarse directamete con ellos.

Adémas de Carmela, se podría comentar el espiritu de la colmena, o los ahuecaos.

Casillas

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario. No, no dispongo del correo de los comentaristas, salvo el de algunos pocos que me lo han dado.

Un saludo

Anónimo dijo...

Creo que "La agonía y el éxtasis" no existe y se refieren a "El tormento y el éxtasis"

Major Reisman dijo...

Buenas

Tienes razón en parte anónimo. El título original es "The Agony and the Ecstasy" que aquí en España se tradujo por "El tormento y el éxtasis". Pero al parecer en los países del otro lado del charco fueron más fieles al título original. Según la IMDB, en Venezuela se la conoce por "La agonía y el éxtasis".

Un saludo

Gamellons dijo...

acabo de llegar a tu blog y francamente me parece muy interesante,pues demuestras tu granpasion por el cine
solo comentarte algo que dices aqui sobre hablar de cine belico de la guerra civil española que se llevo acabo despues de la intentona golpista, dices temer despertar a troles por hablar y comentar estas pelis,yo te digo que no que esta es una buena forma de hacer que esos troles silencien sus voces que intentan imponer sus versiones falseando y subjetivando en exceso la historia y los hechos

bueno te doi las gracias por este blog en su integridad no soi finefilo,solo soi un aficionado que va a las salas que añora el cine de barrio y que no le gustan los multicines .....a y que tiene la aficion de coleccionar los carteles de mano

saludos,jonás

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Jonas, espero verte más veces por aquí.

Sobre troles. Aparecen de vez en cuando, lo que ocurre es que suelo borrar sus mensajes dejando como mucho uno que demuestre su estupidez


PD: Aunque todo el mundo comete errores ¿Podrías cuidar un poco más la ortografía y la gramática? Se te entendería mucho mejor lo que escribes. Gracias

Elphberg dijo...

Me parece muy interesante su página por el interés que demuestra usted en el rigor histórico de las películas comentadas. Me ha tocado usted mi punto flaco, porque yo soy muy friki en eso.

Pero aquí ha hecho usted una observación que me intriga mucho: cuando dice "actualmente la II República se ve como una especie de Arcadia democrática, imagen que desaparece en cuanto lees un poco sobre aquellos convulsos años".

Yo soy muy friki de la historia pero el período de la GCE lo conozco poco; básicamente porque soy latinoamericano y el tema no me da frío ni calor en lo absoluto. Pero yo tenía entendido (corríjame si me equivoco) que era un régimen pluralista donde se respetaban democráticamente todos los movimientos políticos de todos los colores, y donde sólo los pistoleros de la CEDA manifestaban violentamente. Hasta donde sé es la versión admitida por todo el mundo. Por eso me llama tanto la atención que alguien tan bien informado como usted exprese un punto de vista que parece ser diferente. (Aquí debo repetir que como latinoamericano yo veo un poco "los toros desde la barrera" en eso, pero me han dicho que en pleno siglo XXI es problemático tocar el tema para los españoles, no sé si será verdad). Como buen friki de la historia que soy, me gustaría mucho que me aclarara un poco que quiso usted decir exactamente al decir que no era una arcadia democrática. Yo tenía entendido que sí lo era. Aunque tal vez, el contraste con la dictadura que vino después pudiera producir una tendencia a idealizarla un poco...con muchas "democracias" latinoamericanas vividas antes de una dictadura pasa algo así, pero no sé si el símil sea válido para la cultura española. (Que por demás no conozco mucho, para que ocultarlo).

¿Es que la república española no era un modelo perfecto de democracia? Me extrañaría mucho...pero tampoco conozco mucho sobre el tema. Y no puedo resistir la tentación de aprender algo nuevo en materia de historia. (es mi manía, aunque no soy hitoriador profesional ni nada por el estilo) Me gustaría mucho conocer su respuesta.