Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, noviembre 07, 2007

El Tren (The Train)





"El tren" es casi con total seguridad la mejor película sobre el tema del expolio durante la Segunda Guerra Mundial.

Está basado en el libro "Le front de l'Art" de Rose Vallard pero la historia que veremos en la cinta es completamente distinta a la que ocurrió. Rose Vallard era la responsable del museo Jeu de Paume. En ese lugar se almacenaban las obras de arte que los alemanes habían saqueado de los museos y de las colecciones privadas de Francia antes de su traslado a Alemania. Hermann Goering lo visitó el 3 de mayo de 1941 y el personalmente escogió algunas obras para su colección privada. Rose Vallard catalogó en secreto las obras saqueadas, apuntando el origen de la misma, cuando se realizaría su transporte por tren y a ser posible su destino en Alemania. La información obtenida era pasada a la Resistencia para así evitar que los trenes fueran atacados, bien por los resistentes o por la aviación aliada, y su contenido destruido. Rose Vallard llegó a catalogar unas 20.000 obras expoliadas por los alemanes durante los cuatro años de ocupación. Después de la guerra formó parte de la Comisión para la Recuperación Artística y testificó durante los Juicios de Nuremberg.

Frankenheimer realizó una película que constantemente nos emplaza a posicionarnos en el siguiente debate: ¿Qué es más importante, una vida humana o una obra de arte? A lo largo de la película veremos que hay personas que deciden que es más importante la obra de arte que su propia vida, pero otros decidirán que es más importante las obras de arte que la vida de los demás.

El comienzo de la película es realmente impactante. En la noche del 2 de agosto de 1944 el coronel von Waldheim (Paul Scofield) llegá al museo Jeu de Paume. Como ya se ha indicado y al contrario de lo que sucedió en realidad, se nos muestra que todo el botín artístico ha estado almacenado en el museo durante toda la ocupación. París está a punto de caer en manos aliadas y Waldheim llega para supervisar personalmente el traslado de la colección hacia Alemania. En una estupenda secuencia en la que los cuadros de Renoir, Gaugin, Picasso y muchos otros famosos artistas, son embalados en cajas vemos simultáneamente sobreimpresionados los títulos de crédito.

Mademoiselle Villard, la responsable francesa de la colección notifica a la resistencia el expolio y les implora que eviten que dichas obras salgan de Francia, o al menos eviten su destrucción. Esta escena en que Mademoiselle Villard intenta convencer a la Resistencia del valor de las pinturas es realmente buena. Por un lado tenemos a Paul Labiche (Burt Lancaster) un inspector ferroviario reacio a arriesgar la vida de sus escasos hombres por unas pinturas, y por otro a Mademoiselle Villard intentando hacerles ver que esas pinturas es algo por lo que merece la pena morir pues si los alemanes se las consiguen llevar habrán robado "la belleza creada aquí, nacida en Francia". Pero Burt no se deja convencer.

El destino de las obras parece ser Alemania hasta que la decisión de un hombre interfiere. El maquinista del tren encargado del transporte es un veterano llamado Papá Boule (Michel Simon). Para él lo más importante es su locomotora y que el tren que guíe tenga una misión de alto rango como llevar municiones al frente. Antes de partir tiene una conversación con un jefe de estación que le dice lo que lleva el tren que conducirá hacia Alemania. Aunque en su opinión el tren está cargado de champán y perfumes, Papá Bolule recuerda que salió con una modelo de Renoir que "olía siempre a pintura". Pero el revisor le dice que esas pinturas son "la gloria de Francia", y el rostro de Boule cambia mientras repite esas palabras.

Papá Boule decide sabotear la locomotora pero es descubierto y ejecutado sumariamente. Esta ejecución hace cambiar de opinión a los miembros de la Resistencia. Los cuadros deben de ser importantes pues alguien como Papá Boule ha dado su vida por ellos y ahora se esforzarán en evitar por todos los medios que el tren llegue a Alemania. No comentaré como lo realizan pero el truco es realmente original y de hecho la idea se ha utilizado en otros films. La película va en un continuo crescendo hasta llegar al duelo final entre Burt Lancaster y Paul Scofield.

Hay varias anécdotas relacionadas con la cinta. El papel de Papá Boule inicialmente era mucho más largo pero debido a que Michael Simon tenía otro contrato, Frankenheimer decidió "ejecutarlo" lo antes posible (su personaje sólo está presente durante 10 minutos en una cinta de 2 horas). Otra es que Burt Lancaster, famoso por hacer él mismo las secuencias peligrosas, se lesionó la rodilla durante un partido de golf a mitad de rodaje, así que el personaje de Labiche fue herido en la pierna para explicar la cojera.

Como en otras películas bélicas, Frankenheimer utilizó el rodaje en blanco y negro para transmitir la idea del tono documental de la Segunda Guerra Mundial. Para los frikis de la historia de la 2GM como yo, hay un divertido error cuando se habla de que Von Rundstedt está al frente de las fuerzas alemanas. En esa época Rundstedt había sido apartado del mando y sustituido por Von Kluge. En cuanto a la ambientación en líneas generales es más que aceptable aunque mucho del material pesado que vemos es material militar norteamericano. En diversas escenas podemos distinguir tanquetas M8, tanques Chaffee, half-tracks e incluso un cañón de 155 mm. Dentro de este apartado hay que destacar la memorable secuencia del bombardeo sobre la estación donde está el impresionante tren blindado alemán. Para dicha secuencia se utilizó una zona en la que los edificios iban a ser demolidos. Al parecer se tardó casi un mes en disponer las cargas. Y la secuencia sólo dura un par de minutos.

Finalmente, la mayor parte del presupuesto se gastó en trenes. El tren con las obras de arte es el tren que usaba el equipo de producción para llevar el material de una localidad a otra. Y el choque de trenes es totalmente auténtico. Como era una sola toma se utilizaron siete cámaras para filmarlo, de las cuales dos quedaron destruidas.

Una verdadera obra de arte.


Links relacionados:
La crítica de Von Kleist

Videos relacionados:

14 comentarios:

Milgrom dijo...

Totalmente de acuerdo, es una verdadera obra de arte.

billy el sanguinario dijo...

Acabo de conectarme antes de la comida y me sorprende lo productiva que está esta página ultimamente. Esta película fue descubierta en la época en la que veía ¨qué grande es el cine¨ y me sorprendió lo lograda de la puesta en escena y lo conmovedor de muchos personajes. Este Frankenheimer siempre fue un hacha (como demostró en Ronin al dar una paliza a todos los Tarantinos del mundo) y uno de mis directores preferidos de acción. Por otro lado entre una vida humana francesa y un cuadro no tengo ninguna duda: el cuadro! (es broma, no soy tan malo).

Para terminar creo que hay muchas más películas a las que se les debería poner la etiqueta de ¨expolio¨ como ¨los señores del acero¨ o ¨el último valle¨, es decir, todo el subgénero ¨mercenarios¨. Otra sugerencia para abrir nuevas vías me parecería escudriñar ¨películas bélicas sudamericanass¨ ya que sería un buen filón (aunque quizás sea tocado si hicieras críticas sobre cintas de ¨corresponsales de guerra¨). Saludos

Steiner dijo...

Hola a todos.

Efectivamente es una de las buenas aunque a mí personalmente me gustan con más acción de combate.

Desde luego que el papel de Papá Boule, aunque muy corto, es de los que se te quedan. Recuerdo cuando antes de que lo ejecutaran dice algo así como: "tres francos son tres francos", refiriéndose a las monedas que había utilizado para sabotear la locomotora y que no se había deshecho de ellas, delatándose.

Saludos

ignatius dijo...

Muy buena película. Estoy muy de acuerdo contigo. Muy buen guión, ambientación y fotografía, asi como actores. Cargada de acción y aventura bélica.

Frankenheimer era un mostruo, "Siete Días de Mayo" me parece personalmente de lo mejorcito suyo, aunque un tío que hizo películas como esta, "Ronin", "El Hombre de Alcatraz" o "Gran Prix" presenta donde elegir.

Saludos.

BUDOKAN dijo...

Hola Major, qué buena reseña haz hecho sobre este gran film que no tengo duadas en qué es uno de los mejores en la mateia que ocupa. Saludos!

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

En cuanto a lo que comenta Billy, si bien es cierto que el saqueo y expolio son lo mismo y que ambos se muestran en las películas que nombras, no son el motivo principal de las mismas. En "El último valle" los mercenarios deciden respetar el poblado para pasar el invierno, y en "Los señores del acero" el saqueo es más una consecuencia del comportamiento de aquella pandilla de descerebrados liderada por el Hauer. Quizás en un futuro dedique un cilo al cine de mercenarios.

En cuanto al ciclo de "corresponsales" es uno de los que tengo en la recámara, pero creo que primero completaré uno dedicado a algunas películas de la IGM.

Como indica Steiner, el personaje de Papa Boule hace cieerto el dicho de "lo bueno si breve, dos veces bueno".

Ignatius ha señalado mi película preferida de Frankenheimer. Se trata de "Siete días de mayo". El duelo interpretativo entre Douglas y Lancaster es antológico.

Budokan, me gustaría poder "linkear" alguna de las películas comentadas en mi blog con tus comentarios a las mismas en el tuyo. Revisando tus archivos he visto que compartimos commentarios de algunos títulos como "The enemy below" o "Twelve O'clock high" pero no he podido encontrar el link directo a dichos títulos, tan sólo al archivo del mes completo.

Saludos para todos

General Jack D. Ripper dijo...

Extraordinaria pelicula, para mi opinión. Muy bien realizada (aunque contó con la total colaboración del gobierno francés de la época y de los ferrocarriles nacionales franceses SNCF) tiene secuencias memorables.
La de Papa Boule saboteando el tren es genial, el bombardeo tambien esta muy bien realizado. A mi me gusta la escena del caza aliado atacando la maquina reparada que regresa al tren, y como se esconde tras la persecución dentro del túnel.
Por supuesto, el montaje para engañar a los alemanes es genial, aunque probablemente un poco increíble.
Es una de mis favoritas. Burt Lancaster es un actor de accion genial (Casi todas las escenas difíciles las hace él sin dobles: le vemos saltar de un tren, de una torre, de un edificio,... ¡incluso sus manos en primer plano preparando una bomba, y son las suyas!

robgordon dijo...

Yo esta peli la tengo pendiente y tengo muchas ganas de verla.
Afortunadamente hace poco me hice con una copia de ella y pronto la veré.

Frankenheimer siempre me ha gustado, Lancaster es una garantia y aunque ya me habían hablado muy bien de "El Tren", tu reseña me pone los dientes aún más largos.

Saludos major!

ismo dijo...

La vi el otro día después de muchos años y es la obra de arte que dices. Fantástica.
Como soy un poco dibujante y pintorcete de domingos, me toca la fibra y me llamó la atención esa reflexión final sobre quién merece el arte y quien no... que Burt corta con una ráfaga.
Burt también me toca la fibra, la verdad. Pedazo de actor.

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por los nuevos comentarios.

Efectivamente la escena del caza que comenta Jack está realmente bien. De hecho creo que hubo un incidente similar, pero en este caso fue con un tren de pasajeros.

Espero que Robgordon disfrute tanto de la peli como Ismo. Como bien decis los tres, Burt Lancaster era un pedazo de actor.

Saludos

Guderian dijo...

Saludos

Después de muchos años, ayer volví a ver la peli y la encontré mejor.
La vi con mi padre y también la encontró genial.
Estoy de acuerdo en que no hay escenas de combates, sin embargo no las encuentro a faltar, puesto que toda la película te mantiene en vilo.
Lancaster genial, él solo llena la pantalla cada vez que sale, Papa Boulle también lo clava.
En cuanto a las escenas de la peli, para mi, la mejor es la del choque de trenes. No sé si en muchas pelis se habrán usado dos locomotoras de vapor para estrellarlas, de hecho mi padre y yo discutíamos si el choque era real, yo le decía que sí, sin embargo él dudaba..... ahora ya todo esta claro.
Una vez más, pienso que a los alemanes los pintan "demasiado malos", abundan las ejecuciones sumarísimas y demasiadas muertes innecesarias ( para que disparar al chico sobre el tejado de la estación si no tiene posible escape?).
Por cierto, los paisajes y pueblecitos por donde pasa el tren también me parecen geniales.
En cuanto a qué importa más, si una obra de arte o una vida humana, yo lo tengo muy claro.
Sin seres humanos, no hay artistas.

saludos major

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Guderian.

Creo que "El tren" es de esas películas que están destinadas a perdurar. Es que tiene escenas que te mantienen en vilo como la del hotel.

Sobre la maldad de los alemanes. Quizás tengas razón en cuanto a la película (hubiera sido mejor capturar al chico e interrogarle), aunque también es cierto que se ganaron la fama a pulso.

Saludos

Jordi AP dijo...

Saludos.

Me gustan las películas bélicas y los trenes, ¿qué más puedo pedir? Opino que "el tren" es una película entretenida y "creíble", las escenas del tren blindado, el bombardeo de la estación, el choque de las locomotoras...son dignas de verlas con detenimiento. Lástima del fallo terrible de ver una BMW con sidecar con una sirena de dos tonos típicamente francesa. La moto, si en verdad hubiera llevado una sirena sería una mecánica de aquellas que funcionaban con el rozamiento del neumático, tipo sirena de bombardeo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias Jordi por el apunte, que es para nota.

Un saludo