Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


viernes, octubre 19, 2007

Revolución (Revolution)



La verdad es que a mi esta película me gusta bastante a pesar de que en su momento fue vapuleada por la crítica y despreciada por el gran público.

"Revolución" es un relato de la Revolución Americana que dio lugar a la creación de los Estados Unidos de América. Los protagonistas de la historia no son los políticos o los altos mandos militares, sino la gente humilde. Al Pacino es un tratante de pieles que llega con su hijo a Nueva York para comerciar y llega justo el 4 de julio de 1776, cuando se ha declarado la Independencia; la escena inicial en la que se decapita la estatua del Rey Jorge es bastante buena. Allí le requisan la barca, el hijo se enrola en el Ejército Continental, conoce a una jovencita de clase alta enardecida de fervor revolucionario (la típica pijaprogre de ahora) y él no tiene más remedio que involucrarse en el conflicto sin comerlo ni beberlo. De esta forma Al Pacino luchará en la guerra que puso "al mundo patas arriba".

Primero comentaré lo malo de la película. La actuación de Al Pacino deja bastante que desear, y la de los demás actores, Nastasha Kinski y Donald Shuterland entre ellos, tampoco es para tirar cohetes. Asimismo está preñada de esterotipos: los británicos son sádicos, malvados y decadentes, los norteamericanos pro-británicos son unos degenerados, los indios son "buenos y nobles salvajes". En cuanto a la parte cinematográfica la historia parece que va a trompicones (hay saltos temporales de hasta 3 años) y el romance entre la Kinski y Pacino tiene tanta pasión como el invierno en Valley Forge. El fracaso fue tal que tras esta película Al Pacino estuvo cuatro años sin participar en ninguna otra.

Ahora lo bueno. Parece real.

La ambientación histórica es excelente. Se nos pinta una sociedad colonial del siglo XVIII sucia y mugrienta, bastante diferente de la que muestran otras películas como "Barry Lyndon". En la película se ve y se siente la suciedad y la mugre en las personas y cosas sin importar que estas sean de clase alta o baja, (la diferencia es que las últimas parecen más sucias porque no se maquillan). Tengamos en cuenta que el Nueva York de aquella época era una ciudad de las colonias, y los puertos generalmente estaban llenos de chusma, no de gente rica. La clase alta de dicha ciudad, a la que pertenece el personaje interpretado por la Kinski, tiene pinta de típico "nuevo rico". Inicialmente los revolucionarios parecen una banda de patanes no mucho mejores que aquellos a los que intentan combatir. Y cuando termina la Revolución no parece que hayan mejorado mucho.

En la parte histórica se nos muestran diversos acontecimientos históricos significativos acaecidos durante dicha Revolución Americana. En primer lugar se ven los preparativos y parte del desarrollo de La batalla de Long Island. Fue la batalla más grande de la Revolución Americana. El 27 de agosto de 1776, casi dos meses después de la declaración de Independencia, el general británico William Howe avanzó sobre Nueva York con 22.000 hombres. George Washington intentó defenderla con unos 18.000 hombres, de los que 10.000 se atrincheraron en Long Island. La única ventaja que tenían los nortemericanos era que su posición defensiva era ventajosa, pero la calidad del Ejército Continental era pésima pues, como se muestra en la película casi todos eran milicia recién reclutada. Para Howe fue pan comido vencer a Washington. Mientras entretuvo al grueso del ejército continental atacando con los hesserianos mandó un contingente para flanquear a los Continentales. Personalmente creo que la mejor secuencia de la película es precisamente el avance en tres líneas de uno de los regimientos británicos, con Donald Shuterland de sargento, cargando contra las líneas americanas en Long Island. Además se nota bastante la influencia de "Barry Lyndon" en esta secuencia. Nuevamente volvemos a oír la marcha de los granaderos mientras los ingleses avanzan. El resultado de esta batalla fue que aunque los británicos tomaron Nueva York, estos no pudieron destruir al ejército de Washington. Éste realizó una excelente retirada evitando la destrucción de su ejército y se refugió en Pennsylvania tras el río Delaware y allí pasó el invierno. Fue el momento más crítico de toda la Revolución, pues el Ejército Continental estuvo a punto de disolverse como un azucarillo. Sin embargo se recuperó tras las victorias de Trenton y Princeton. Aunque esto último no se ve en la película. Después de la batalla de Long Island, Al Pacino intenta salirse de la guerra con su hijo desertando ambos del Ejército Continental. Sin embargo, los ingleses no le dejaran. Después de utilizarle como presa en una cacería, volver a escapar de ellos y rescatar a su hijo, Pacino se refugia en las montañas con los indios.

Durante el año 1777 los ingleses lanzaron dos campañas, la de Saratoga y la de Filadelfia. La primera acabó en un rotundo fracaso pero la segunda consiguió su objetivo. Washington se vio obligado a refugiarse en Valley Forge, una zona de Pennsylvania con excelentes posibilidades defensivas, para pasar el invierno. Este fue bastante duro, pues murieron unos 2.000 hombres debido al frio y las enfermedades, lo que significa que se perdió de una quinta a una cuarta parte de la fuerza total. En la película se nos muestra posiblemente las etapas finales de la invernada. Al Pacino esta allí formando parte de una unidad de exploradores compuesta por montañeses e indios y se vuelve a reencontrar con la Kinski que trae víveres para el ejército. A pesar de que Valley Forge está rodeada por los británicos, debido a la entrada de Francia en la guerra, los ingleses se vieron obligados a evacuar Filadelfia en febrero de 1778 para proteger Nueva York. El Ejército Continental volvió a tomar la iniciativa. Vemos marchar las columnas azules llenad de optimismo. Es interesante notar que estas columnas están seguidas por carromatos de mujeres; son las esposas y compañeras de esos soldados. Algo bastante característico de los ejércitos de la época.

Tres años después nos encontramos a Al Pacino en el asedio de Yorktown. Allí ajustará cuentas con Shuterland. El asedio comenzó el 30 de septiembre y supuestamente la acción se desarrolla el día 19 de octubre de 1781, último día de dicho asedio. Aunque desgraciadamente no se nos explica porque se ha llegado a dicha situación, uno comprende que está presenciando el último acto de aquella lucha. Hay un plano bastante interesante en el que se ve uno de los dos reductos ingleses que ya habían caído en manos americanas y que hacían la posición completamente insostenible.


La secuencia final es un poco empalagosa y predecible, y sólo destacaría la decepción de Al Pacino cuando descubre que el pagaré que le dieron por la requisa de su barca está devaluado por causa de la guerra.

Merece la pena.


Videos relacionados:

20 comentarios:

billy el sanguinario dijo...

Pues sí, perdí la apuesta y seguro que ¨los indios la saben meter¨ (la bala, por supuesto) aunque yo me burlaba de las habilidades que suelen tener los héroes de las películas. Secundo lo dicho en el comentario presente en el que se critican los esterotipos clasicos, en especial el de los inglesitos como sádicos mariquitas (explotado en Rob Roy, Bravehearth y cualquier peli histórica del 18 en la que estuviesen involucrados americanos o escoceses). Las escenas de la huida de Pacino suplantando a un zorro en una cacería o los latigazos de su hijo en el cañón lo demuestran. La verdad es que ni ese final desmitificador (tan diferente de ¨El patriota¨) logró a mi juicio salvar la película. La excelente producción ambientó con mucho acierto la época pero los decorados no lo son todo.

Sé que no corresponde a ésta película pero sólo me gustaría mencionar que en ¨El Patriota¨ aparece como ordenanza (o algo así) del personaje interpretado por Tom Wilkinson (Gen. Lord Charles Cornwallis) nuestro amigo Peter Woodward, el instructor de ¨Conquista¨.

Major Reisman dijo...

Buenas

Se me ha olvidado comentar una cosa en el post. "Revolución" es una producción británica realizada en Canadá. Por lo que sorprende aun más la aparición de los esterotipos británicos como villanos.

Y sobre Woodward. Es verdad, no había caído. Lo comentaré en el post de "El Idiopatriota" (pronto, pronto)

Un saludo y gracias por el comentario

Joan dijo...

Hombre, no veo tan extraño que una producción británica deje en "mal lugar" a sus antepasados. Ahí está La Última Carga de Tony Richardson (1968), en que los soldados británicos aparecen como una chusma enrolados en una horda hambrienta, mal preparada y peor comandada por un puñado de aristócratas ineptos ;)

Un saludo,

Joan a.k.a. Shrike

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario.

Efectivamente no es la primera vez que los británicos se autoflagelan, pero en esta yo creo que se pasan porque en "La última carga" al menos hay algunos personajes "buenos". De hecho el director de "Revolución" era Hugh Hudson, el mismo de "Carros de Fuego" y después de esto tampoco levantó cabeza. Bueno miento, realizó "Soñe con Africa". Aghhhhh!

Un saludo

BUDOKAN dijo...

No tenía idea de este film que me ha dado un poco de curiosidad ver. No lo tenía a Pacino en este papel. Saludos!

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Espero ver el articulo sobre el patriota, porque personalmente la pelicula me gusto. Creo que soy el unico. SObre el señor Woodward, en una version (vhs) era el coronel ayudante, mientras que en la de dvd era el general ayudante (creo que en los titulos de credito aparece como general O´hara).
Sobre la ultima carga, no la he podido ver, aunque si vi el coloquio de Garci cuando su programa emitio la pelicula. Sobre Cardigan, el comandante de la Brigada Ligera, parece que siendo bueno era mas bien rarito, cuando no esperpentico. Quizas por eso en la pelicula hacen tanta sangre. Una cosa tienen buena las pelis inglesas. Suelen ser muy cuidadosas con los detalles historicos.
Vi Revolucion con unos 10 años, cuando la primera daban su gran pelicula los viernes y como dices, me parecio en ocasiones sucia, maloliente, salvaje y por tanto muy real.
Saludos a todos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentaro. Sobre "El patriota", hoy pienso ponerlo, pero como has adivinado no es una película que me entusiasme. Principalmente porque es un buen guión desaprovechado en aras del espectáculo.

Saludos

Anónimo dijo...

Ciertamente, las escenas bélicas serán más rigurosas que en Barry Lyndon, (es cierto que aquí sí se ve el relevo entre filas y el choque a la bayoneta está filmado de modo más completo,por lo que vale realmente la comparación) pero menos impactantes desde el punto de vista cinematográfico. Lo peor del filme para mí es el personaje ODIOSO de la chica; siempre hablando de libertad, honor, etc. etc. etc. y NUNCA de los horrores de una guerrra, (Por lo demás, se lo dicen en su cara) ese valor sin reflexión tan fácil en un personaje que NO padece las desgracias de Pacino, ni tiene por lo menos el concepto de "cumple con tu deber" de Shuterland, me parece peor que el interés creado de los que se enriquecen con los desmanes de la contienda, pero por lo menos saben que son pillos y no se consideran apóstoles. (Y conste que la guerra de los EUA fué una de las pocas que hizo progresar la cultura humana, tal y como lo haría la revolución francesa después) Y es cierto que el final es lo mejor del filme. Un acierto que sea precisamente un tuerto(¿Para que parezca el típico pirata, o como métafora de que en el pais de los ciegos el tuerto es rey?) el que le dice a Pacino "¿cree usted que yo no luché también por mi país?" cuando le da el pagaré devaluado.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario anónimo.

Yo creo que la chica hace muy bien el papel del típico idealista de las revoluciones que se cree que son muy bonitas sobre el papel pero que luego se encuentran con la cruda realidad. Otra cosa es que la actriz no lo haga muy allá (cosa en la que estoy de acuerdo).

Sobre que la Revolución Francesa hizo progresar a la cultura, pues está claro que en unos aspectos si (los mismos en los que hizo avanzar previamente la revolucion USA: libertad civil, derechos, separación de poderes,...) Pero está claro que también creo una serie de monstruos con los que todavía lidiamos (nacionalismo, dictaduras totalitarias, exterminio de los oponentes,...). Al contrario que con la Revolución Americana, con la Revolución Francesa se cumplió el dicho de que las revoluciones las crean los idealistas, las luchan los desgraciados y las aprovechan los desalmados.

Saludos

Anónimo dijo...

Bueno, yo creo que ese refrán se puede aplicar en mayor o menor grado a todas las revoluciones. Al señalar los aspectos positivos de la guerra de independencia quise resaltar que sí hubo apóstoles de ideas nuevas. Pero el pecado de la actriz es darle ese tono de intolerancia al personje: los que no hagan lo que yo digo son cobardes despreciables, sin que importe que sea de sentido común tenerle miedo a una guerra de VERDAD.Ese belicismo alegre contrasta con otra película que ví sobre la guerra civil en que Lincoln como un dictador, declara la guerra pasando sobre el congreso y sin vacilar en violar la constitución (como así fué) pero solo después de calibrar muy bien las consecuencias de lo que ponía en marcha, y sin darselas de héroe. A "idealistas" como la muchacha, hay que recordarles las amargas palabras que Kurt Zeitler le echó en cara a Alfred Jodl: quién inicia una guerra afronta las consecuencias

Liddell Hart dijo...

Sin embargo la peli tiene una interesante variación del bélico: en vez de el romance con calzador de tanta pelis, tenemos un contraste en la relación Padre-Hijo tanto a cargo de Pacino, como de Shuterland. Y se contrasta en uno y otro caso, como el dúo Pareja-buena Pareja-mala de tantas otras pelis.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios, aunque el del anónimo lo acabo de ver.

El "pecado" no es de la actriz. Es del guionista. Y a mi me parece un acierto, porque muchos idealistas son unos intransigentes de tomo y lomo. Sobre la película de Lincoln, ni idea de cual es.

Liddel, interesante punto. En cierto sentido es una reactualización del conflicto de "los cuatro jinetes del apocalipsis".

Un saludo

Anónimo dijo...

Pues sí; el retrato de la idealista obsesa no está mal. Especialmente porque como dice el anonimo ni ha sufrido las injusticias del persoanje de pacino ni tiene el cumplir deber de el de Shuterland. Los 4 jinetes no la he visto. Tampoco la de Lincoln. Pero es evidente que el guionista quizo contrastar algo. Generalmente se usa más la relación "hermanos" cuando hablamos de una guerra civil. (como en "Raza") y lo que suele olvidarse es que esto fué una guerra civil inglesa.

Liddell Hart dijo...

Perdón, ese último comentario lo hice yo: parece que no pisé bien el blogger.com

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Liddell.

Efectivamente la Revolución Americana tuvo visos de guerra civil, aunque en este caso el único enfrentamiento entre familiares es el de la KInski con sus hermanas probritánicas.

Sobre "Los cuatro jinetes del apocalipsis". Hay dos versiones, una en B/N muda que lanzó a la fama a Rodolfo Valentino y otra posterior y ambientada en la 2GM con Glenn Ford. La primera es superior a la segunda.

Un saludo

Antonio Ruiz Vega dijo...

Hola. Primero felicitarte por tu blog. Es una gozada. Coincido en que esta película tiene un encanto especial, de esos que a veces no puedes ni explicar. La batalla es muy buena, aunque lo que suena, creo, es el Liliburlero (la actual sintonía de la BBC), marcha militar que solía tocarse con flauta y tambor, como el British Granadiers. Es inevitable la comparación con Barry Lindon, es cierto. GRacias por tu blog de nuevo. Un saludo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Antonio.

He puesto el video de la escena de la batalla (no estaba puesto y cuando realicé el comentario nadie lo había colgado) y lo cierto es que la tonada tiene pinta de una mezcla entre el Liliburlero (al comienzo) y la marcha de los granaderos (al final). En el video va del minuto 1:39 al 2:16

Un saludo

Zizka dijo...

Pues a mí me parece que es el tipo de personaje idealista que cree que las revoluciones son muy bonitas pero que no prevee las crueldades de la guerra y la intolerancia que muestra hacia los "cobardes" que sí saben lo que es una guerra "de verdad"lo que se nos hace odioso, más que la chica o la actriz en sí. De todos modos, cierto que es el guionista el que da el pego.

En su obra "los hombres de la revolución francesa" se nos dice a próposito de La Fayette "Chocaba esa frente sin arrugas en la cara de alguien que había visto tanta sangre; es mejor la mirada atormentada de Lamarthine. Ese bondadoso anciano La Fayette hubiera desencadenado 10 revoluciones más y siempre con la misma alegre e inconsciente buena fe: Guardemónos de esa clase de personas generosas"

¿Es casualidad que La Fayette haya sido uno de los héroes de la revolución americana?

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el interesante comentario Zizka.

Ciertamente las revoluciones parecen necesitar gente completamente comprometida con ellas, fanáticos para entendernos, para avivarlas. Afortunadamente para la Revolución Americana, hubo pocos de ellos en comparación con otras Revoluciones de aquella época. Si hubiera habido unos pocos más es probable que hubieran acabado con un baño de sangre a la europea.

Un saludo

Manuel Moreno Garrido dijo...

Magnífica crítica, Reisman. Desde luego, no es la película de mi vida, pero creo que es infinitamente mejor que "El Patriota". Esta película se puede usar con fines didácticos en el aula, ya que su contenido puede servir como complemento de una unidad histórica. Yo la usé cuando elaboré una unidad cuando hice el C.A.P.. Además, permite a los chavales empatizar al ser uno de los protagonistas un adolescente.
No ejerzo la enseñanza, pero no lo descarto en un futuro no muy lejano, y desde luego que volvería a usarla.

Como curiosidad, la cantante Annie Lenox sale al principio, de revolucionaria, y con una larga melena rubia. Concretamente, cuando derriban la estatua del rey Jorge.

La Locura del Rey Jorge...¡Qué gran película!