Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


sábado, septiembre 16, 2006

Tiempos de Gloria (Glory)


"Tiempos de Gloria" junto con "Gettysburg", son las mejores películas que se han filmado sobre la Guerra Civil Americana, con el añadido de que en la primera los actores son excelentes, aspecto en la que falla "Gettysburg".

La película narra la historia del 54º Regimiento de voluntarios de Massachusetts, el primer regimiento de soldados negros del ejército de los Estados Unidos. La película nos muestra su formación y reclutamiento, su participación en una escaramuza en James Island y finalmente su casi aniquilación en el asalto a Fort Wagner en Carolina del Sur. Cuando este regimiento fue formado, se pretendió que sus hombres fueran la “cremé de la cremé” de la raza negra. Casi todos tenían estudios y sabían leer y escribir (algo que no muestra bien la película).

Al comienzo podemos ver que el personaje interpretado por Mathew Broderick, el capitán y luego coronel Robert Gould Shaw, es herido en la batalla de Antietam. Tras su convalecencia se le da el mando del 54º. Entonces vemos la recluta de los que vana a componer dicho regimiento y en ese sentido la película se mueve por los estándares de otras películas. Nos muestra a los diferentes personajes y estereotipos que vamos a ver e cualquier unidad militar: el estudiante, el campesino, el “fuera de la ley” aunque en este caso es un esclavo huido (Denzel Washington) y por supuesto el sargento instructor, en este caso un irlandés cascarrabias interpretado por John Finn. Cuando el 54º ya ha sido entrenado y se dan algunos rangos de suboficial a diversos personajes negros, entre ellos tenemos al personaje interpretado por Morgan Freeman, que interpretará a otro estereotipo de las películas de cine bélico: el “Sargento Mamá ganso” duro pero de buen corazón que cuidara de sus “pollitos-soldados”.

Inicialmente el 54º se utilizó como una unidad para trabajos que como una unidad de combate, sencillamente porque nadie creía que los soldados negros iban a combatir tan bien como los soldados blancos. De hecho, su primera “acción de combate” fue realizar un raid sobre la ciudad de Darien el 11 de junio de 1863. Ese fue el origen estereotipo de soldados negros quemando y saqueando ciudades blancas sureñas que luego se representaría en la película “El nacimiento de una nación”. Este episodio viene reflejado correctamente en “Tiempos de Gloria”

Shaw desaprobó dicha incursión y solicitó al General G.C. Strong que el 54º fuera utilizado en el asalto de Fuerte Wagner. La caída de dicho fuerte permitiría que el puerto de Charleston fuera eficazmente bloqueado por la Marina Estadounidense. Dos días después de la escaramuza en James Island, el 54º es dispuesto en la cabecera del asalto al Fuerte Wagner.

La escena del asalto fue una de las mejores realizadas hasta la fecha (la película es de 1989). Vemos la aproximación del 54º como comienzan a superar las defensas, el parón del asalto a la fortificación debido al fuego enemigo, su espera hasta la noche para realizar una carga y la muerte de Shaw. Esta escena marca el comienzo del climax de la película. La rabia de sus soldados y sus deseos de venganza se encauza en un último y desesperado asalto que parece que va a tener éxito. Entonces vemos a los escasos supervivientes que consiguen pasar el parapeto confederado al mando del oficial interpretado por Cary Elwes (el de la “Princesa Prometida”) un cañonazo a quemarropa de los confederados y… La siguiente escena es en el día y vemos a los confederados arrojando los cadáveres de los soldados negros a una zanja donde ya descansa el coronel Shaw. El asalto ha fracasado. Personalmente creo que es una de las mejores elipsis que he visto en una película.

El fallido asalto a Fuerte Wagner le costó al 54º unas 281 bajas (54 muertos y 48 desaparecidos entre ellas) de un total de 600 soldados. Uno de sus miembros, el sargento Willian H. Carmey ganó la Medalla de Honor del Congreso en 1900 (37 años después) . La proeza de Carmey fue que, al tiempo que Shaw moría, recogió la bandera y la llevó hasta el parapeto. Recibió heridas en ambas piernas, el pecho y brazo derecho, pero pudo ser evacuado a la retaguardia donde dijo su famosa frase: “La vieja chica nunca todo el suelo, chicos”.

El 54º siguió luchando durante el resto de la GCA. Hasta 1864 continuó participando en el asedio de Charleston. En febrero de ese año fueron transferidos a Florida y lucharon en la batalla de Olustee. Posteriormente lucharon diversas acciones en la zona de Charleston y Savannah. El 54º fue disuelto en agosto de 1865.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena escena de combate; en cuanto a los personajes lo mejor es la madurez un tanto enfermiza de Gould: típica del oficial consiente de su deber, pero imporvisado sobre la marcha, siempre tan atento de no cometer errores como temeroso de no dar la talla. (Los oficiales entrenados, saben que eso es inavitable tarde o temprano y no tienen escrúpulos de civil al respecto) Denzel me parecío curiosamente insípido.


Y hay que notar algo: al espectador se le prepara para la escena de la batalla mostrándonos a los soldados cantando antes, de empezar. ("Sí, somos tu familia" le dicen al rebelde Denzel) algo que prepara el sabor de la escena que viene: un detalle olvidado del cine bélico.

Pero siempre resulta; como ver a Olivier hablando con puñales en Henry V o a Napoléon y Wellington con sus oficiales en Waterloo. Es extraño que pocos directores lo hayan explotado como debieran. Preparar al espectador métiendolo en el pellejo de los combatientes antes de la escena de batalla.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario anónimo. Una cosa, ¿Podrías firmar los mensajes? No hace falta registrarse es simplemente que prefiero dar las gracias a un nombre que simplemente escribir "anónimo".

Lo de meter al espectador en la piel del combatiente no es tan fácil como parece. Yo pienso que son muchos los directores que lo intenta, lo que pasa es que no lo consiguen o lo hacen de diferentes manera. Spielberg por ejemplo utiliza en "Soldado Ryan" el enfoque sobre los ojos del envejecido Ryan para meternos en pleno fregado de Normandía. No le hacen falta conversaciones.

Un saludo

ricardo garcía dijo...

Muchas veces uno reacciona emocionalmente frente a una película, más allá de su calidad, profundidad y evidentes cliches. En este caso hay escenas que me emocionaron totalmente, como la previa al asalto del fuerte, en que Shaw se despide del mundo mirando el mar anticipando su muerte. ¿Que pasa por la mente de un hombre en una situación como esa, tan extrema e inevitable?. No es fácil transmitir ese sentimiento en una película, y para mí, aquí se logra plenamente. Felicitaciones por el blog. Ricardo de Chile

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Ricardo.

Coincido contigo. Esa escena es muy buena y el director supo como realizarla para no caer en la ñoñería.

Un saludo

Manuel Moreno Garrido dijo...

Pienso lo mismo que tú, Major. Para mí es la mejor película de la guerra de secesión. Me parece muy interesante el contraste entre la unidad de soldados negros irregulares, dirigidos por un jefe corrupto, uniformados al estilo zuavo, saqueando, y el propio 54, perfectamente disciplinado. Digo "irregulares" porque los regimientos "negros" fueron equipados mucho mejor que el resto. En 1863 unos 300000 negros se enrolaron en el ejeército tras la proclamación del fin de la esclavitud. Se formaron regimientos de todo tipo, desde infantería, artillería, caballería e ingenieros, de los cuales sólo sesenta (eran en total 166) vieron el campo de batalla. Al final de la guerra se formó el cuerpo XXV sólo con soldados negros. Curiosamente, en el sur se reclutó un regimiento negro en Nueva Orleans, que supongo que nunca vería la acción.
La interpretacion de Denzel Washington y de John Finn es buenísima.
(creo que eso se llama gospel)
Siempre que la veo, me emociona la escena prévia a la batalla cuando cantan rezando

Me parece muy entretenida y creo que es una gran película.

Como siempre, un placer leerte, Major.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Manuel.

Por lo que yo sé, la Confederación utilizó a los negros como "auxiliares" en las tareas de fortificación y de logística. Pero, tras el incendio de Columbia por parte de Sherman, el congreso confederal votó una enmienda a favor de instaurar regimientos de soldados negros para el combate. Sin embargo era demasiado poco y demasiado tarde. Sólo llegaron al entrenamiento y nunca vieron combate.

Un saludo

kesvan dijo...

me gustan las películas bélicas,y extrañamente esta no la conocía,y me alegro,pues he podido disfrutar de ella desde principio a fin como pocas veces,una obra maestra,a la cual no le criticaría nada,la mayoría de sus personajes me han gustado mucho así como las actuaciones,de hecho no creo haber visto a Broderick actuando mejor que aquí,como un oficial de poca experiencia en un principio pero que va madurando con el tiempo y se hace respetar y querer por sus hombres,fantástica secuencia en la que los hombres se dirigen al fuerte enemigo y son flanqueados por las tropas blancas,y el asalto épico,magistral,me quedo sin palabras,la he viso dos veces casi seguida y ya me la reservo como película que he de ver junto a mi hijo cuando crezca,pues en ella hay mucho de lo que disfrutar y aprender.