Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


lunes, mayo 03, 2010

Los cañones de Navarone (The Guns of Navarone)



"Los cañones de Navarone" podría ser definida como el arquetipo de las películas de comandos. Porque lo tiene todo: misión peligrosa, traidor dentro del grupo, escenas espectaculares, sólidas interpretaciones, toques de comedia, romance, una gran banda sonora, ... Como supongo que a estas alturas todo el que lee el blog la ha visto al menos una vez, no le importará que cuente cosas del argumento.

El productor Carl Foreman compró los derechos de la novela homónima de Alistair MacLean. Encargó el proyecto al director Alexander Mackendrick pero al poco tiempo los sustituyó por J. Lee Thompson. En el guión trabajó el propio Alistair McLean, pero afortunadamente Carl Foreman metió la tijera y la aguja, cambiando algunos aspectos de la historia original que la mejoraron sustancialmente en la pantalla (me leí el libro después de haber visto la película y recuerdo que me defraudó bastante). Los principales cambios introducidos por Foreman fueron:

Introducir el romance entre Mallory (Gregory Peck) y Anna (Gia Scala). Es gracias a ello que puede existir una de las mejores escenas del cine bélico sobre lo que significa la "responsabilidad del mando": el momento en el que se descubre que Anna es la traidora y se decide lo que hay que hacer con ella. Peck sabe que debe ejecutarla aunque la ame, pero espera que el trabajo sucio lo haga otro. Y entonces Miller (David Niven) se vuelve y le dice a Mallory que ya que él siempre está pidiendo a los demás sacrificio y que tomen decisiones difíciles, pues ahora le ha llegado su turno. Situación resuelta de forma magistral cuando vemos que quien ejecuta la sentencia es realmente la persona que más traicionada se siente.

Hacer que David Niven encarne al experto en explosivos. En la obra original es un tipo duro y cínico de origen polaco-americano. En la pantalla Niven sólo se queda con lo de "cínico" y se transforma en un irónico profesor de química totalmente opuesto al personaje literario y con un peculiar sentido del humor. Probablemente la mejor interpretación de Niven en la gran pantalla.

Otro personaje introducido es el de María (Irene Papas), que dará pie al romance final con el coronel Stavros (Anthony Quinn). Hay que apuntar que en la obra escrita los miembros de la resistencia son dos hombres en lugar de dos mujeres. Pero Foreman tenía suficiente ojo para darse cuenta de que el romance atraería al público femenino, mientras que la acción al masculino.

No permitir que Roy Franklin (Anthony Quaile) muera en el acantilado sino que sobreviva a la caída y sea capturado por los alemanes. Lo cual dará pie a las famosas escenas de tortura a cargo del malvado capitán Sessler de las SS (¡no es broma!) y de ver como tratan de romper su espíritu a base de escopolamina. Pero Quaile se comportará como se espera de un oficial británico.

Transformar al duro de "Butcher" Brown (Stanley Baker) en un asesino arrepentido que al final paga caro su "blandura". En la obra es el típico personaje que no quiere que le vean como un cobarde.

También tiene cosas malas, no se pueden negar. En primer lugar el argumento es bastante increíble. ¿De verdad alguien se imagina que los alemanes han construido una fortaleza de ese tamaño para albergar un par de "Doras" en una isla perdida del Mediterráneo? Hay un bajón de ritmo bastante evidente hacia la mitad de la historia. Y finalmente, como en muchas otras películas, los alemanes son los típicos "malos" tontos que mueren como chinches cuando se enfrentan a los "buenos" Stavros y Pappadimos (James Darren). Nunca antes un par de granadas y metralletas Sten habían sido tan destructivas.


En cuanto al aspecto histórico, McLean se basó en una derrota de los británicos y la convirtió en una victoria de la ficción. El año es 1943, y los alemanes están a punto de culminar la reconquista de las Islas del Egeo (Campaña del Dodecaneso). La campaña fue iniciada por los británicos con el objetivo de abrir una vía mediterránea para los convoyes hacia la URSS y presionar a Turquía. Los alemanes contraatacaron y desbarataron la operación. En la película, la última guarnición británica son los 2.000 hombres de la isla de Kheros y los ingleses planean evacuarles. En la realidad, la campaña fue un auténtico desastre pues los alemanes tenían superioridad aérea y consiguieron anular todo el poderío de la Royal Navy. Se perdieron la casi totalidad de los 5.000 soldados británicos involucrados, además de gran cantidad de material. Fue uno de los perores errores estratégicos de Churchill.

Pero volviendo al aspecto cinematográfico, es una de esas películas que ha sabido envejecer y que ha influido en producciones posteriores. Fue un gran éxito en su época y se la nominó a siete oscars, entre ellos el de mejor película, mejor director y mejor banda sonora. Al final sólo se llevó el de efectos especiales. Y es que Foreman, Thompson y Dimitri Tiomkin lo tuvieron difícil pues compitieron con "West Side Story" y "Desayuno con Diamantes". Lo cierto es que es una película que podría haber sido un bluff, pero rememorando uno de los diálogos entre Peck y Niven.

- ¿Está seguro de que funcionará?
- No hay garantía segura, pero en teoría es factible.

Links relacionados:



Videos relacionados:

24 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

La vi de pequeño en el cine, en una reposición, allá por 1980. No la he vuelto a ver y apenas recuerdo nada.

Tomás Serrano dijo...

Yo la vi con trece años por primera vez, en cine, y me pareció muy emocionante, excelente. Hace pocos años la revisé con mis hijos y no nos gustó nada a ninguno. Es muy difícil (para mí) que una pelíclula aguante el tiempo o la forma de ser contemplada. Sobre todo si se vieron de niño...

Al� Reyes dijo...

No he visto la película, ni leído el libro, pero soy un fan de Alistair McLean. Leí "Expreso de Nevada" y "Desafío a las Aguilas" y sé que es un escritor excelente

a tus ódenes en tigrero-literario.blogspot

Manuel Moreno Garrido dijo...

He visto esta película recientemente y me ha vuelto a gustar mucho. Niven y Papas se salen. Bueno, puede que lo tuvieran difícil con Desalluno con Diamantes y West Side Story (que no me gusta absolutamente nada), pero la banda sonora es realmente buena, y es que Dimitri Tiomkin es uno de los grandes.

Gracias por comentarla, Major.

alfredo garcia dijo...

Bueno, lo de los cañones tendría su sentido si estuviesen en el típico estrecho imposible de rodear pero sin ellos no habría película, no?. Por cierto, esa peli fue de las primeras que vi y aquella que me hizo darme cuenta de que iba eso de la ¨explosión por simpatía¨ de las bombas y de lo chulos que eran los duffle coat británicos (y que se pusieron de moda la temporada pasada por donde vivo).

Von Kleist dijo...

Buenas

¿Habrá salida de incendios? [Frase que pronuncia David Niven en una secuencia en que la casa donde se esconde el comando es rodeada por los alemanes].

Muy interesantes tus apuntes sobre las diferencias entre el libro y el film. Debe ser uno de los pocos casos en que la película supera al original literario en calidad.

Y ello se debe en gran parte a un reparto de actores en estado de gracia. Creo que Niven simplemente borda el papel de flemático oficial inglés, y es verdad, que posiblemente logró el mejor papel de su carrera.

En definitiva, poco más que añadir, es una película de espionaje y aventuras de regusto clásico que aun se deja ver bastante bien hoy dia.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Octopus, te recomiendo que la vuelvas a ver. Puede que te suceda como a Tomás, pero puede que no.

Tomás, te entiendo perfectamente aunque esa sensación no me ha ocurrido con esta película (sí con otras).

Al Reyes, yo sólo he leído "Los cañones" y reconozco que no me emocionó mucho (me parece mucho mejor la película), pero si eres un fan posiblemente disfrutes del libro pues según los críticos literarios es su obra más lograda.

Manuel, coincido contigo en que Niven y la Papas están geniales, pero lo mejor es que los demás no desmerecen en absoluto. Probablemente la banda sonora habría sido galardonada si hubiera competido contra la de "Exodo". En cuanto a "West Side Story", a mí tampoco me parece una gran película pero en su tiempo fue el acabose, y los oscars se premian con vistas al momento actual, no al futuro.

Alfredo, la verdad es que la película tiene sus puntos. A mi me gustó el "momento comedia" de la mofeta porque da un respiro cuando todo el mundo está esperando que se destruyan los cañones.

Kleist, Niven es que está impagable en esta película. La secuencia que comentas es realmente buena, porque rompe la tensión con una gota de humor.

Un saludo


Un saludo

sushi de anguila dijo...

Las frases irónicas y cínicas de Niven anticipan un poco el desembarco cinematográfico justo un año después de James bond (al que él mismo interpretó en 'Casino Royale' en 1967)... Para mí, entre sus mejores papeles, cabe mencionar también '55 días en Pekín' y al hitchcocktiano personaje de '¿Donde están los espías?', menos serio pero espléndido...


Habré visto los cañones unas 15 veces, sin exagerar... siempre me la pongo de fondo cuando veo que la emiten... leerte un Osprey o el Military Illustrated frente a esas imágenes te cunde el triple!!!

La peli, para mí superior al libro, ha envejecido en algunos aspectos, pero otros se echan de menos en las producciones actuales, como la disposición de medios de carne y hueso frente al actual exceso digital... y queda claro que, en aras de la comercialidad y agilidad de las historias, siempre viene bien un romance, por pegote que sea... no se libra ni el señor de los anillos. Enhorabuena por esta crítica tan excelente, de la que tanto he aprendido...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Sushi.

Como apuntas, ha envejecido en algunos aspectos. Coincido contigo en que se disfruta la "artesanalidad" de estas películas frente al abuso de lo digital. Sobre los romances, creo que es una de las pocas ocasiones en que un "pegote" funciona estupendamente, porque en el libro no existen.

Un saludo

malatesta dijo...

Gracias por traerla a mi memoria, mayor. Junto con La gran evasión, probablemente una de mis pelis de cabecera de la época. Jo, que ganas de revisionarla me han entrado, porque hace años que no la veo.
Eso sí, desde que hice la mili en una batería de costa, me dan pena los pobres artilleros alemanes, ja, ja.

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias maese Malatesta por vuestro comentario.

Ya nos contaréis que tal la experiencia del revisionado.

Un saludo

carmila dijo...

Gracias por ponerla Reisman!!! La vi hace muchos años, cuando era pequeña y todavía me acuerdo de la banda sonora. Me encantaba David Niven en esta peli. Me han entrado ganas de verla otra vez :)

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Carmila. Me estoy dando cuenta de que esta película marcó a varios de los seguidores del blog más de lo que yo pensaba en un principio.

Un saludo

Carandell dijo...

Esta película es wonderfulosa cuanto menos. la ví en mi infancia y aluciné en colores, también vi la secuela de Fuerza 10 de Navarone, inferior a esta, pero también entretenida. Por cierto Major, hago un poco de spam y te dejo aquí mi blog recién creado de videojuegos históricos, espero que te guste. Un saludo!
http://videojuegosehistoria.blogspot.com

alfredo garcia dijo...

Cuando pienso en la presente me acuerdo de esa en la que Roger Moore, Gregory Peck y David niven formaban una especie de ¨equipo A¨ para hacerle la pascua a un grupo de nazis en una isla tropical.


Ya que estamos con aventuras marinas me encantaría que revisases ¨Hornblover¨. Desde que la mencionaron en un post me he enganchado bien con ella y de hecho voy en el capítulo de la penosa invasión realista francesa en la que los ingleses echan una mano y una crítica al intervencionismo bélico pre-Irak (en 1998!). Es una pena que fuese producida en una época pre-Los soprano en la que las series de tv eran consideradas material de derribo no como ahora que hay una proporción inversa en cuanto a interés del público (ahora hay más pelis malas que series buenas).

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Carandell, ahora paso a incluir tu link en la lista dedicada a links sobre historia.

Alfredo, la que comentas se trata de "Lobos marinos". Y es parecida, aunque en plan "comando del Inserso", pero lo curioso es que es más histórica que ésta. Me apunto Hornblower, pero tardaré un tiempo.

Un saludo

Jordi AP dijo...

Es curioso que nadie mencione el gazapo de Irene Papas conduciendo una vez con el volante a la izquierda y luego con el volante a la derecha. El primer vehículo que utilizan tiene el volante a la izquierda y el segundo lo tiene a la derecha, pero en éste ya no va Irene Papas.

Cordialmente:
Jordi

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el apunte Jordi

Mi gazapo preferido es cuando los alemanes buscan explosivos entre los cañones de acero con un ¡¡¡detector de minas x-D!!!

Un saludo

Manuel dijo...

Aunque "te lo perdono" de antemano, no haces ninguna mención a Anthony Quin que, personalmente creo que hace uno de los mejores papeles secundarios más grande de toda su carrera y de toda la historia del cine pues, no olvidemos que las escenas más significativas son las que no habla. Cuando en plena tempestad y en la noche está intentando gobernar el barco. O cuando los alemanes suben al barco para inspeccionarlo, y él haciéndose pasar por un simple pescador, se levanta y se pasea delante de ellos con mirada desafiante y sin miedo alguno, mientras vacía su pipa golpeándola en un barril. O cuando en el acantilado, de él depende la vida de Gregory Peck que lo tiene cogido con una sóla mano, resbaladiza por la lluvia, mientras se cruzan ambos las miradas trasmitiendo al espectador y a la vez aumentándola, esa tensión que crean por 'tenérsela jurada' uno al otro desde el principio y esto, se repite a lo largo de la película hasta el final que, es entonces Anthony Quin el que no se fía de Gregory Peck cuando le alarga el arpón para ayudarlo a subir al barco. Está llena de grandiosas escenas. Simplemente magistral y grande, grande entre los grandes Anthony Quin. ¡Felicidades por tu blog!

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Manuel

Si hay una referencia a Quin el comentario, aunque tengo que reconocerte que es muy breve, por lo que me alegro que tu comentario la amplie.

Por cierto, a mi el Quin "secundario" que más me gusta es el de "El mundo en sus manos", y también hace pareja con Peck. Me parece que voy a tener que retocar este comentario.

Un saludo

Jordi AP dijo...

Saludos.

Con respecto al comentario sobre la "grandeza" de Anthony Quinn como secundario, apuntar que obtuvo 2 veces el Oscar al mejor actor de reparto, en 1952 por ¡Viva Zapata! y en 1956 por "El loco del pelo rojo". No sé en cual de las dos películas, tiene el gran mérito que su personaje no interviene más de 20 minutos y a pesar de ello, Quinn obtiene el Oscar.

Ahora centrándonos en esta película, el personaje que interpreta Quinn es de aquellos que preferería siempre tenerlo como amigo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Jordi

Ciertamente Stavros es un personaje del que te tienes que cuidar, aunque lo bueno es que también sabe cual es el tiempo de cumplir el deber y cual el de la venganza.

Sobre el oscar de Quinn por sólo 20 minutos de interpretación. Mi apuesta es por su Gaugin en "El loco del pelo rojo".

Un saludo

Javier dijo...

Mi padre me regaló el libro siendo niño, sin duda a él le habría gustado la película. Fue uno de mis libros favoritos y perdí la cuenta la cantidad de veces que lo leí. También leí Fuerza 10 y asistí al estreno de la película, que me decepcionó. Sin embargo, hace poco pude ver la película de los Cañones por primera vez y me encantó y me encantó, geniales interpretaciones (incluso la del cínico piloto de avión Richard Harris, aunque sean unos segundos), esos buenos cambios en la trama, ya comentados, los toques de comedia, la música...
Cerré un círculo abierto hace más de treinta años y lo hice satisfecho.
Saludos.

jalor74 dijo...

La tengo en DVD y acaba de ser transmitida en Fox Classics, y me volvio a gustar como la primera vez que la vi, es una de mis 10 películas bélicas favoritas, me encantan las de comandos y esta es una de las mejores, la recomiendo y los años no le pasan, se vuelve mas clasica y Gia Scalia es divina lastima que murio tan joven, Niven insuperable y Peck y Quinn no desentonan, magistral cinta!