Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


domingo, diciembre 21, 2008

Ike: Desembarco en Normandía ( Ike: Countdown to D-day)



Lo bueno que tienen algunos telefilmes es que no buscan hacer una gran taquilla. Tan sólo hacer con pocos medios, un producto decente y que entretenga al espectador medio cuando son programados en la caja tonta. A veces lo consiguen e incluso aprueban con nota. Es el caso de "Ike: Desembarco en Normandía".


Reconozco que tengo bastante simpatía por el personaje de Eisenhower. Como ya comenté en el post anterior, la serie de TV dedicada a dicho general me dejó una pequeña huella. No había mucha acción bélica y si mucha discusión entre personajes históricos. No entendí muy bien el porque un general hacía más de político que de militar. MacArthur le había definido como el mejor oficinista que había tenido bajo sus órdenes. Según iba leyendo y aprendiendo sobre el tema de la IIGM más curioso y paradójico me resultaba Eisenhower. Era el comandante supremo, pero al mismo tiempo casi no había tenido experiencia de combate y era el más joven que la mayoría de todos los generales famosos del bando aliado. Bradley era más joven, pero había conseguido llegar a general antes que Ike. Con el tiempo comprendí la arriesgada decisión que tomó Marshall, apoyado por Roosevelt, de dar a Eisenhower el mando supremo de la fuerza expedicionaria aliada. Habían seguido la máxima de Clemencau que dice que la guerra es un asunto muy serio para dejárselo a los militares y comprendieron que dicho cargo requería más a un diplomático que a un militar. Las capacidades administrativas, organizativas y políticas desplegadas por Ike durante el conflicto demostraron que no se equivocaron.


La producción nos muestra dichos aspectos centrándose en los 90 días que transcurrieron desde el nombramiento de Ike como comandante supremo hasta la culminación de la operación más importante de su carrera: el desembarco de Normandía. Ike es interpretado por un correcto Tom Selleck. Otras caras conocidas son Timothy Bottoms interpretando a Bedell Smith y James Remar en el papel del general Bradley. El resto de personajes históricos son interpretados en su mayor parte por actores neozelandeses, muchos de ellos con participación en la trilogía de "El señor de los anillos". El motivo es simple, la película está filmada en Nueva Zelanda.


El tempo de la cinta es casi el de un documental dramatizado, al que solo le falta la voz en off del narrador. En las dos horas que duran se resumen diversos aspectos que tuvieron que solventar durante la Operación Overlord como es el hecho de elegir el mejor día para el desembarco, el número de lanchas disponibles, si la arena de las playas podría aguantar a los tanques, etc. También nos muestra algunos de sus contratiempos como la devastación causada por el ataque de torpederas alemanas que sorprendieron a un grupo de desembarco en plenas maniobras, o la famosa indiscrección del General Henry Miller. Pero el meollo de la película son las diferentes conversaciones que tiene Ike con las otras vedettes del show: Churchill, Monty, Patton y DeGaulle. Debe de reconocerse que Ike supo tener mucha mano izquierda para lidiar con dichos personajes. Una secuencia que destacaría es aquella en la que deben de explicar el plan al rey de Inglaterra y Ike, tras una breve introducción, cede el protagonismo a Monty.


Personalmente, lo que más me gustó es que muestran que Ike no buscaba los focos y las portadas de periódicos (al menos no los buscaba tan desesperadamente como el resto de los mandos aliados) y que estaba dispuesto a aceptar la responsabilidad del fracaso si este se hubiera producido. No me molestó mucho que fuera tan pro-americana. Es lo esperable en una producción para la televisión yanqui. No me gustó en cambio que la única mención del asunto Kay Sommersby es una fugaz aparición en su papel de chofer y que lo único que se mostrase del "lado humano" de Ike fuera su famosa visita a un grupo de paracaidistas de la 101.


La película también tiene unos cuantos gazapos. Uno afecta a la escena arriba indicada. Se dice que es el 6 de junio cuando ocurrió el 5 de junio. Pero el que más llama la atención es precisamente la cuenta atrás. Como cualquier aficionado a la IIGM sabe, inicialmente se pensaba desembarcar el 5 de junio pero se tuvo que aplazar 24 horas por causa del mal tiempo. Sin embargo la cuenta atrás permanece como si el 6 fuera el día elegido con antelación. Otro gazapo es que en un determinado momento están viendo la película de Laurence Olivier sobre Enrique V cuando dicha película fue estrenada 11 días después del desembarco.


Resumiendo, un telefilm por encima de la media y que hará disfrutar a cualquier aficionado a la historia de la IIGM.


Links relacionados:


Videos relacionados:

12 comentarios:

Fantomas dijo...

Aprovecho de pasar por acá para desearte una feliz navidad y un próspero año nuevo.

Saludos.

robgordon dijo...

Hola Major, solo desearte una Feliz Navidad y próspero 2009!

Un saludo y buen cine!
Robgordon

Ramón Monedero dijo...

Habí visto yo esta película en el video-club pero no me atrevía verla, por eso te pregunté en la entrada anterior. Me has abierto el apetito, tengo que verla.
Un saludo y muy buen texto.

Pablo dijo...

FELICES NAVIDADESSSSSSS!!!
UN SALUDO AMIGO MIO!!!
http://pablocine.blogia.com

Steiner dijo...

Reisman:

Hace tanto tiempo que la vi que tan solo mantengo flases de escenas en mi memoria. Intentaré volver a verla.

Feliz Navidad

Steiner :-)

Renee Vivien dijo...

Feliz Navidad! ya te tengo en mi blog. Feliz año nuevo!

Cine Sen Fronteiras dijo...

Feliz año Major Reisman, te deseo lo mejor para el año 2009. A ver que sale de los próximos proyectos de cine bélico: Valkiria, Resistencia, Inglorious Bastards y The Expendables.

Manuel Trujillo Berges dijo...

La peli es francamente floja, pero al menos nos deja la excusa de aprovechar para desar un Feliz Año Nuevo...

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

Voy en la linea de tu comentario. Es un telefilm correctito pero poco más. Lo que más me gustó es como muestran las tensiones de todo tipo a las que se vió sometido Ike como comandante supremo de una de las operaciones militares más arriesgadas de la historia.

Por otra parte, lo que menos me convenció es la manera de presentar a los personajes. Ike aparece retratado como la figura "santa" frente a los petulantes de De Gaulle y Monty, el inútil de Patton (vaya como lo retratan) o el retorcido Churchill. Creo que se idealiza demasiado la figura de Ike, aunque eso sí, mérito tuvo al lidiar con los egos de esos personajes.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchísimas gracias a todos. En cuanto pueda me paso por vuestros respectivos blogs a desearos un feliz 2009 y a dejar un comentario.

Manuel, la pelí es una producción para la TV. Tampoco puedes pedirle peras al olmo. A mi me entretuvo.

Kleist, coincido contigo en que Ike está "santificado", aunque no tanto si la comparamos con otras producciones más ambiciosas como "MacArthur".

Un saludo

Wittmann dijo...

Buenas Reisman.

No comparto, por muchas razones que no procede traer a colación, tu simpatía hacia el personaje de Ike. Lo que no me impide compartir tu opinión al respecto de este telefilm.

Para mi gusto, gazapos al margen, tiene dos elementos que lastran mucho su resultado tanto visual como su fidelidad a la historia. El primero de ellos es su congénita visión pro-americana, que en Norteamérica será muy al uso pero que para el resto del mundo, especialmente si no se trata de sujetos legos en cuestiones históricas, resulta irrisoria por momentos; los dones, por veces divinos, no "pegan" demasiado. El segundo elemento es uno cuya ausencia (quizás por limitaciones) es muy marcada: las secuencias exteriores de cualquier tipo suelen causar buena impresión en el espectador.

Por otro lado, para mi gusto las recreaciones de Churchill y De Gaulle son soberbias y constituyen durante muchos momentos el centro de la película, dado el marcado carácter de ambos frente a la parsimonia que muestra el personaje de Eisenhower (quizás necesaria para lidiar con ambos).

Saludos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Wittman

Es que los yanquis hacen una cosa a lo que los españolitos no estamos acostumbrados. Hacen películas para el público americano en las que ellos quedan bien :-) También hay que tener en cuenta que es un telefilm hecho con cuatro dólares, no un documental. No es de extrañar que no salgan exteriores. Pero este telefilm da cien vueltas a cualquier producción patria del estilo de "Aguila roja" o "cHispania".

Un saludo