Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


viernes, febrero 01, 2008

Casco de Acero (The Steel Helmet)


origen de la imagen


"Casco de acero" está considerada como la primera película ambientada en la Guerra de Corea . Era una producción de bajo presupuesto rodada en el parque Griffith de Los Ángeles. Se contrató a 25 estudiantes de UCLA como extras y el tanque que sale está realizado con madera de balsa. La película se rodó en tan sólo diez días y costó 100.000 dolares. Sin embargo causó tal conmoción que fue un éxito de taquilla (recaudó 6 millones de dólares) y consiguió hacer famoso a su director: Samuel Fuller.

¿Por qué una película que parecía una producción de serie Z se hizo tan famosa? El motivo es que en dicha película se trataban algunos temas que afectaban profundamente a una Norteamérica totalmente sumergida en la Guerra Fría y el MaCartismo.

La trama de la película es de lo más típico que puede uno encontrar en el cine bélico: Comienza con la consabida dedicatoria a la infantería de los USA. Luego vemos un primer plano de un casco con un agujero de bala y el título de la película. Posteriormente vemos que debajo del casco se encuentra el protagonista de la película. El sargento Zack, superviviente de una emboscada, que es ayudado por un niño coreano. Ambos se unen a un pelotón de soldados norteamericanos que deben de establecer un puesto de observación artillera en un templo budista. En dicho templo está escondido un oficial comunista del ejército norcoreano. Aunque éste consigue eliminar a uno de los norteamericanos y sabotear la radio, al final es tomado prisionero. El grupo es descubierto por las fuerzas norcoreanas que preparan una gran ofensiva y son atacados. Como es de esperar, consiguen arreglar la radio, comunicar su situación, resistir el asalto y desbaratar la ofensiva comunista al dirigir el fuego de artillería. Ganan los buenos, The End.

Pero como dice el dicho, es en los detalles donde el diablo se esconde. El sargento Zack (Gene Evans), un duro veterano de la IIGM. Zack es un cínico, desilusionado por las numerosas luchas y carnicerías que ha contemplado a lo largo de su vida militar. En una determinada escena en la que matan a un miembro del pelotón y se proponen ir a buscarlo el sargento les para y dice: "Ahora es sólo un cadáver. A nadie le importa ya". Pero que en el fondo tiene su corazoncito. Y lo descubriremos gracias al niño (Short Round, William Chun) que le rescata y que desde entonces le acompaña. He aquí un recurso muy repetido en el cine de Fuller, usar a los niños para mostrarnos el horror de la guerra.

Zack y el niño se encontrará con un sanitario de raza negra, el cabo Thompson. Y aquí empiezan las sorpresas. El soldado negro también es un veterano de la IIGM pues fue conductor en el "Red Ball Express", sin embargo Zack no esconde un cierto deje racista cuando habla con él. El sanitario conoce perfectamente lo que es el racismo y la segregación pero también es un patriota que lucha por su país. Adicionalmente, éste sanitario también interpreta el papel de "objetor de conciencia".

Seguidamente los tres se encontraran con una patrulla americana. Está formada por el típico teniente novato y un puñado de hombres de lo más diverso y que intentan reflejar el espectro de la sociedad americana como se puede ver en "Arenas sangrientas" o en "Fuego en la nieve". Pero aquí hay algo que las diferencia de sus predecesoras. En ella vemos a un personaje que no se encuentra en anteriores películas bélicas de Hollywood: un sargento de origen japonés llamado Tanaka. Como el sanitario negro, Tanaka también ha sido maltratado por la sociedad a la que pertenece, en su juventud sufrió el internamiento de los de su raza durante la IIGM y mostrará su resentimiento, pero también su patriotismo, hacia los USA.

La parte más polémica de la película se refiere a las escenas en las que el pelotón captura a un oficial norcoreano. Este oficial intentará socavar la moral de dos de los norteamericanos estableciendo una conversación con ellos y recordándoles los agravios que han sufrido. Así cuando habla con Tanaka le recuerda el internamiento en los campos. Y al hablar con Thompson apelará al racismo de la sociedad yanqui para intentar su conversión a la fe comunista. Sin embargo, ambos soldados permanecerán fieles a su nación y a su sociedad, a pesar de los defectos de ésta. Como dice Thompson cuando el oficial norcoreano le recuerda que sólo puede sentarse en la parte trasera del autobús: "Tienes razón. Hace cien años ni siquiera podía montar en un autobús. Por lo menos ahora puedo sentarme en la parte trasera. Puede que en otros cincuenta años pueda sentarme en el medio. E incluso algún día en el frente. Sabes, hay cosas que no puedes apresurar". Afortunadamente las cosas han ido más rápidas.

Por si esto era poco, en un momento determinado Zack dispara al oficial norcoreano prisionero. Era la primera vez que en un pantalla se mostraba a un militar norteamericano matando a sangre fría a un prisionero de guerra desarmado. Que luego veamos a Thompson arrancar su banderín de la cruz roja y comenzar a manejar una ametralladora para repeler el asalto de los norcoreanos ya es pecata minuta.

La película de Fuller no dejó indiferente a nadie. El periódico comunista británico "The Daily Worker" (Hoy llamado "The Morning Star") la calificó como una "fantasía de la derecha". Edward Hoover lanzó al FBI para probar que la película había sido financiada por los comunistas. Sin embargo el Pentágono fue el más furioso. Para refutar el tema de disparar a un prisionero, convocó al director a una entrevista y Fuller, ex-veterano de la IIGM, se defendió alegando que eso había sucedido durante la IIGM. Para ello llamó al General Taylor, el comandante de la 1ª División Norteamericana donde Fuller sirvió (la de "Uno Rojo, división de choque"). Taylor confirmó la historia de Fuller.

Y aunque al final "ganan los buenos", la frase final sobreimpresionada: "There is not end to this story" te demuestra que no es una película de guerra más. Personalmente creo que es un punto de inflexión en la forma hollywoodense de hacer películas de guerra.

Digna de verse por cualquier aficionado al cine e imprescindible para los que gustán del género bélico.

Videos Relacionados

9 comentarios:

Billy el sanguinario dijo...

Habrá que verla y aunque por alguna razón yo asocio Fuller-peli bélica buena me pregunto exactamente cuales son las mejores que ha hecho. Y por cierto que aún me pregunto de que viven estos cineastas como el Mallic (o como hacía Kubrick) que hacen películas de 10 en 10 años. ¿Es que se van a vivir a México, donde la vida es barata?.

Roberfumi dijo...

¡Gran review, como siempre! Quien sabe si algún día cae esta película en mis manos o en las de cierto burro de carga, pero no se que tiene pero es de esas películas que sin saber nada de ellas me da pereza ver.

Muy buena idea lo de poner los enlaces a los vídeos relacionados, es un detallazo.

Saludos Reisman!!!

Roberfumi dijo...

En cuanto a lo que dice Billy, pues serán de los que no ponen la calefacción en invierno y prefieren taparse con 30 mantas antes de gastarse los euros jejeje.

Milgrom dijo...

Una de las mejores películas bélicas de la historia. Y un gran documental. Recuerdo haberlo visto cuando daba clases de guión y ahí se muestra la verdadera pasión de un narrador de historias con talento.

BUDOKAN dijo...

Qué bien me viene esta reseña que tan gratamente nos regalas porque acabo de conseguir este film. No sabía que inauguraba los que tratan sobre Corea. Fuller es un genio dentro del género. Saludos!

Un murciano dijo...

Estupendo blog. Gracias, amigo

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias a todos por los comentarios.

Fuller hizo bastantes mas películas que el Malick, y fue muchísimo mejor director que él. Aunque también creo que no llegó a ser el gran director que podría haber llegado a ser. Una pena.

Saludos

Fantomas dijo...

No tenia idea acerca de este film, que pese a ser un film modesto causo semejante conmoción. Una muestra de como con poco dinero se pueden hacer pelis trascendentes.

Saludos.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario. Lo curioso es que en su siguiente película Fuller tendría más medios, pero no le quedó tan redonda como esta, sino más inferior.

Saludos