Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


miércoles, octubre 10, 2007

Culloden




Recientemente se están poniendo de moda los "documentales dramatizados". Es decir, se narra un hecho histórico de forma detallada pero utilizando actores que representen dicha situación en lugar de utilizar imágenes de archivo, planos de los lugares donde sucedieron dichos acontecimientos, o entrevistas a historiadores. Como ejemplos de dichos documentales se pueden nombrar a "Auschwitz. Los nazis y la solución final" o "De Normandía a Berlín". Sin embargo este tipo de documentales no son una novedad.

En 1964 el director Peter Watkins realizó para la BBC el documental "Culloden". Nos narra la famosa batalla de 1746 que selló el destino de la última Rebelión Jacobita. Pero lo narró de una forma muy especial. En esa época los informativos de la televisión estaban llenos de imágenes de la Guerra del Vietnam. Así que Watkins intentó trazar un paralelismo entre ambos conflictos y las imágenes de su documental son "deliberately reminiscent of scenes from Vietnam which were appearing on TV at that time".

Con el objeto de dar mayor realismo (y reducir costes) se rodó en blanco en negro, para simular que eran imágenes de noticias tomadas sobre el terreno. También se utilizaron actores completamente amateurs que fueron seleccionados precisamente en las mismas zonas donde sucedieron los eventos. Así se enfatizó la diferencia entre los oponentes mediante los acentos y hablas de cada ejército. Los jacobitas eran escoceses principalmente de las Highlands y los realistas eran escoceses de las Lowlands e ingleses. Incluso en algunos casos vemos a escoceses hablar en gaélico con traducción simultánea.

La batalla está narrada como si realmente hubiera habido corresponsales de guerra con sus cámaras en esa época. Se entrevista tanto a los mandos como a los soldados de los dos bandos. De esta forma se nos muestra lo incompetentes que son los mandos jacobitas sobretodo su líder, lo despiadados que son los ingleses, el odio que sienten entre sí los clanes de las Highlands y de las Lowlands, el sentido del deber y religión de las tropas irlandesas del Ejército Francés que lucharon con los jacobitas...

Aunque en el docudrama queda claro que el bando realista es el "más malo", la película inicialmente intenta mantener una cierta imparcialidad con respecto a ambos bandos. Durante las entrevistas previas a la batalla observamos que muchos de los soldados jacobitas están allí porque el señor del clan al que pertenecen les ha dicho que o luchan o les echa de sus tierras. Watkins no se corta en definir al sistema de clanes como "una despiadada forma de alquiler de seres humanos" nada más empezar con lo que se evita caer en el típico error sentimental de los nacionalismos en los que nos muestran a los ancestros viviendo en una especie de Arcadia democrática y feliz. También se nos muestra lo pobremente armados que iban y que incluso había niños de 13 años o menos entre sus filas. Adicionalmente en el bando realista vemos que no sólo hay ingleses, sino también clanes escoceses de las Lowlands que buscan venganza por agravios causados por los Highlanders ("una lucha de clanes" se describe en un momento dado). Incluso vemos a dos hermanos del mismo clan en bandos distintos. También se nos comenta que en total hubo más escoceses luchando en el ejército realista que en el ejército jacobita. Con ello se busca que ninguno de los dos contendientes se haga más simpático que el otro para el espectador y que no fue una cuestión entre escoceses e ingleses. Fue una lucha entre dos bandos: los jacobitas y los realistas. Es al final tras ver las barbaridades cometidas por los realistas cuando sentimos pena y simpatía por los perdedores.

La cinta nos muestra el desarrollo de la batalla paso a paso. Explica porque los Highlanders estaban cansados después de haber intentado realizar una marcha nocturna para atacar por sorpresa a los ingleses, intentando repetir el éxito de la batalla de Prestonpans. Se nos muestra las disposiciones de ambos ejércitos en el llano de Culloden, un terreno perfecto para la artillería pues no había zonas de protección. Mediante una entrevista a un soldado se nos habla de la novedad táctica introducida por Cumberland en el manejo de las bayonetas por parte de los ingleses y que anulaba la principal arma de los Highlanders: Su carga devastadora buscando el cuerpo a cuerpo. También vemos el pobre aprovisionamiento de los escoceses y la confusión entre sus filas. La batalla comienza con el bombardeo al que fue sometido el ejército jacobita, inmóvil pues su comandante le ordenó que permaneciera en su lugar. Tras una hora larga de sufrir dicho castigo se ordenó una carga. Parte del ejército jacobita consiguió romper la primera línea realista pero la segunda línea de reserva consiguió repeler el ataque. Luego se muestra el flanqueo de los dragones ingleses y finalmente la huida de los highlanders. La batalla termina mostrando como los irlandeses mantuvieron sus posiciones y fueron los últimos soldados del ejército jacobita en sucumbir.

Watkins demuestra una pericia envidiable en la filmación de la batalla si tenemos en cuenta de que no disponía de mucho presupuesto (es un documental de TV, no una película de cine). Hay pocas panorámicas de los ejércitos con lo que se disimula el escaso número de extras. Y hay una gran cantidad de primeros planos y planos medios de grupos de gente. Esto provoca la sensación de que hay mucha gente, cuando en realidad son pocos. Y que además te identifiques con los protagonistas de dicha batalla.

Muchas escenas son realmente impactantes y crudas, sobretodo los efectos del bombardeo en las tropas jacobitas. Pero posiblemente lo más llamativo de este docudrama es su final, cuando se describe las barbaridades cometidas por el ejército realista (ingleses y escoceses) sobre los heridos, prisioneros y la población civil de las Highlands, principalmente en la población de Inverness. Como se indica al principio de la cinta: esta es la historia de las mujeres y niños que sufrieron a causa de dicha batalla.

Si hay un "pero" que poner a este docudrama (aparte del maniqueismo indicado al principio) ,es que no explica claramente las causas de dicha rebelión, y eso es un problema si uno no sabe algo de historia inglesa. Se nos bosqueja brevemente en las entrevistas con los mandos jacobitas. Pero uno no entiende muy bien el porqué de la rebelión y como los líderes de los clanes Highlanders siguieron a un tipo tan incompetente, sobrado de si mismo y necio como Bonnie Prince Charles.

Esta considerado como uno de los mejores documentales en habla inglesa e indudablemente influyó en la manera de hacer películas ambientadas en dicha época.

10 comentarios:

Milgrom dijo...

Desconocía este documental. Aunque el episodio histórico si que lo que tengo presente. Intentaré ver si lo consigo por algún medio.

Saludos Reisman

grognard dijo...

En la mula se puede conseguir en inglés y los subtitulos en un archivo srt.

Pelín dramático y casquero y bastante pro-highlander, pero muy recomendable sobretodo si te gusta ese período histórico

billy el sanguinario dijo...

Fantástico pseudodocumental muy entretenido y realista. Como un ¨renactement¨ pero dando la impresión que los actores se lo creen de verdad. No sólo refleja lo ¨malos¨ que eran los británicos (aunque dicho sea de paso también lo highlanders se lo cocinaron mucho para llegar a ese aciago destino) sino que realmente te introduce en la época, la mentalidad e incluso la lengua de los escoceses ( con un acento bastante particular del que se chorrearon a gusto los Monty Python). Saludos AYE!.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios, sobrtodo por indicar que existen subtítulos, porque aunque me lo vi en inglés, había partes que se me escaparon.

Un saludo

billy el sanguinario dijo...

Y los hay. No hay más que buscar Culloden_Peter.Watkins_704x528_DivX SPANISH SUBTITLES.rar (y el alguna página de subtítulos también los hay). Bastante recomendables para aquellos que no hablan escocés antiguo .

BUDOKAN dijo...

Hola, aquí me has sorprendido por completo. Nunca oí hablar de este film así que vamos a leer un poco sobre el mismo. Saludos!

APV dijo...

Sobre Culloden o más bien el postCulloden están las novelas de R. L. Stevenson Secuestrado y Catriona de las que hicieron versiones de 1917, 1938, 1952, 1956, 1960, 1970, 1971, 1978, 1995 y 2005.

He de decir que el arranque de la de 1971 con Michael Caine es bueno, el campo de batalla justo tras la batalla: http://www.youtube.com/watch?v=n6En7lHNfgI

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

APV, gracias por el apunte. Sabía que existía ese film pero no recordaba su título.

Un saludo

APV dijo...

La película como he indicado es una de las muchas versiones que hicieron sobre el libro de Stevenson.
La ví hace años, me había gustado mucho la interpretación de Michael Caine como Alan Breck. Pues a diferencia de otras versiones más románticas o épicas, presentaban en ésta la represión y la derrota, el vencido cansado de la guerra que no tiene a donde ir.

Un par más de escenas, con alguna de la batalla:
http://www.youtube.com/watch?v=Vla5abIrxaY&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=i-b8GSw5_tI

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por los enlaces APV, creo que si vuelvo a realizar un ciclo sobre el siglo XVIII ya se cual voy a incluir.

Un saludo