Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


domingo, enero 13, 2008

Los mejores años de nuestra vida (The Best Years of Our Lives)




Escasamente un año después del fin de la IIGM, cuando en Norteamérica todo era triunfalismo y regocijo por la reciente victoria, llegó a las pantallas una película de William Wyler que enfrió un poco los ánimos y que mostró a mucha gente un aspecto de lo costosa que había sido la victoria.

"Los mejores años de nuestras vidas" fue producida por Samuel Goldwin. En 1944 su esposa Frances leyó un artículo sobre las difíciles experiencias de los veteranos de guerra tras su regreso a casa y Goldwin consideró que ese tema podría ser la base de un guión. Contrató a un escritor para que realizara una novela y luego a otro para que a partir de dicha novela realizara el guión. Como director escogió a William Wyler.


Wyler quiso que su película tuviera casi un tono documental. No sólo uso el blanco y negro, sino que gracias a Greg Toland utilizó la técnica de Foco Profundo que permite tener enfocado toda la profundidad de campo (Toland fue el fotógrafo de "Ciudadano Kane"). Adicionalmente casi toda la plantilla eran veteranos de guerra y se procuro que el vestuario no fuera nuevo, sino gastado y de segunda mano para dar la sensación de uso.

La trama se centra en tres veteranos que vuelven a una pequeña ciudad del interior de los Estados Unidos: un capitán de las fuerzas aéreas (Dana Andrews), un sargento de infantería (Frederich March) y un marinero (Harold Russell) que perdió ambas manos cuando su portaviones fue alcanzado. Ambos ansían volver a sus casas pero también tiene miedo pues saben que las cosas han cambiado.

La cinta nos muestra esos cambios de muchas maneras. En su vuelta a casa a bordo de un B-17 sobrevuelan un gigantesco campo lleno de aviones listos para el desguace, hay nuevos edificios en la ciudad, los lugares que frecuentaban han puesto neones,... Uno de los cambios más llamativos es la vuelta a los empleos civiles. El sargento es un alto directivo bancario y el capitán de aviación solo era un camarero de heladería. Pero los mayores cambios los encontrarán tanto en su entorno familiar como en ellos mismos. El marinero tendrá miedo de ser una carga para su prometida. El sargento descubrirá que es un extraño para sus hijos. Y el capitán que se ha convertido en un "ángel caído" y que su mujer sólo le quiso por lo guapo que estaba en uniforme.

La película fue un gran éxito. Consiguió siete oscars, entre ellos el de mejor película, mejor director, mejor actor para Frederich March, mejor fotografía y mejor actor secundario para Harold Russel. Era la primera vez que se daba un oscar a un actor no profesional. Russel perdió las manos en 1944 cuando realizaba una demostración detonando explosivos para un film de adiestramiento. Después de su rehabilitación ingresó en la Universidad de Boston. Allí intervino en un documental sobre la rehabilitación de veteranos de guerra. Cuando ese documental fue visto por Wyler el director se dio cuenta de que tenía al actor que debía representar a los mutilados de guerra en su película.

Fue el propio Wyler el que le aconsejó que: " No hay muchos papeles para un tipo sin manos. Vuelve a tu universidad y licénciate". Russel acabó sus estudios de empresariales, llegó a ser presidente de la Asociación de Veteranos y como tal escribió una carta apoyando al presidente Truman en su decisión de relevar del mando a MacArthur durante la guerra de Corea.

A lo largo de sus casi tres horas de duración la película está llena de momento muy llamativos e incluso proféticos y que dan una idea muy buena de lo que pensaba la gente de aquella época. Uno de ellos es cuando March llega a su casa y le entrega a su hijo sus recuerdos de guerra. Estos consisten en una espada samurai y una bandera ensangrentada firmada por los familiares del finado soldado japonés. El hijo no está muy entusiasmado por dichos presentes e incluso se atreve a criticar veladamente la situación bélica cuando hace referencia al poder destructivo de la bomba atómica. Posteriormente, también se hará otra referencia a que en caso de una nueva guerra no habrá nada de que preocuparse pues todos estarán muertos.

La escena más famosa de la película es aquella del "simpatizante nazi" en la que éste dice a Russel que ha perdido sus manos porque los USA lucharon en el bando equivocado (una visión retorcida del lema "Why we fight"). Sin embargo en mi opinión la mejor escena es aquella en que el personaje de Dana Andrews pasea entre los restos de los aviones. Los numerosos aviones parecen tumbas. Todo ese gran poderío militar ahora es simple chatarra y es así como él se siente. Sólo le queda la opción de reciclarse, pues la vida debe de continuar.

Probablemente la mejor película sobre el tema de la vuelta a casa de los veteranos de la IIGM.



Links relacionados:

La crítica de Von Kleist

Videos Relacionados:

16 comentarios:

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Muy buena pelicula sobre la otra cara de la guerra: la de la dificil readaptación a la vida civil de los veteranos de guerra, que traen las secuelas psiquicas y físicas, de la misma.

Curiosamente el periodo de 1945-49 fue el de mayor "sinceridad" de Hollywood a la hora de desmitificar la guerra: "Fuego en la nieve", "Almas en la hoguera", o incluso "Objetivo: Birmania" no dudaron en retratar la cara mas amarga del conflicto y como una guerra destruye las vidas de la gente. Luego vendria la guerra fria y el McArtismo, y este breve periodo sería borrado por el nuevo giro patriotero del cine bélico.

Saludos

Milgrom dijo...

Una película que me encantó y que se aleja de la supuesta visión buenista de los vencedores de la guerra.

billy el sanguinario dijo...

Yo la vi en su día (el ¨Qué grande es el cine¨, presunto programa de cine donde destrozaban cintas metiendolas publicidad a tope) y junto a Attack está en mi lista favorita de películas desmitificadoras de la guerra. La escena del cementerio de aviones me conmovió de verdad. Considerar ¨viejos¨ a aparatos que hace un par de años estaban volando libremente desde luego que debería ser duro para un piloto (que por otra parte vuelve a ser un don nadie). Al menos los jeeps tuvieron mejor suerte (se los rifaban décadas después de haber concluido la IIGM).

Lovecraft1914 dijo...

Una película desconocida para mi. Después de tu reseña ya estoy haciendo gestiones muleras para verla.
Me sorprende de sobremanera que a sólo un año del final de la contienda se hiciese una cinta en este tipo la verdad. En cuanto la vea opino

billy el sanguinario dijo...

Y por cierto que me olvidaba de que hizo bastante para que muchos dejasen de ver a los mutilados de guerra como inútiles mostrando al actor mutilado desenvolviéndose bastante bien con las prótesis , más o menos como quiso hacer Kirk Douglas en ¨los rebeldes andan sólos¨ (la escena en que un manco le da una buena tunda).

Steiner dijo...

Reisman:

Una gran película y un comentario muy acertado. A mí tambien me impresionó la escena del cementerio de aviones.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias a todos por los comentarios.

Como bien dice Kleist es llamativo el hecho de esa explosión de "sinceridad" sobre la guerra fuera al poco de terminar la misma. Pero aunque en los 50 el McArtismo hizo de las suyas, también es verdad que los guionistas buscaron las vueltas y revueltas para hacer grandes películas. La próxima cinta que comentaré es un ejemplo de ello.

Ya apuntan Milgrom y Billy que esta película se aparta del "buenismo" y que desmitifica el heroismo que puede verse en otras películas contemporaneas como "Arenas Sangrientas". Hay una escena menor que precisamente creo que resume ese punto y es cuando Dana Andrews descubre que el amante de su mujer es también un veterano como él.

Sobre el papel de Harold Russell. Al parecer, el primer día de rodaje y para evitar incomodidades en el resto del repartomostró sin ningún reparo sus protesisi y comenzó a hacer bromas sobre ellas. De esa forma los actores dejaron de sentirse incomodos.

Y otro dato curisoso. El cementerio de aviones sale al principio y al final de la película.

Un saludo

Anónimo dijo...

Extraordinaria película dirigida por William Wyler, y ganadora de seis Oscar. "Los mejores años de nuestra vida", es un fiel retrato del destino que les espera a los "vencedores", y centrándose principalmente en tres personajes que vuelven del frente, para incorporarse a "su vida cotidiana", no si antes deberán de enfrentarse a una serie de graves problemas: Al (Fredric March), es un banquero, y el que mejor lo tiene (trabajo y familia), Fred (Dana Andrews), se ha quedado sin empleo y lo que es peor su mujer le ha abandonado y Homer (Harold Russell), el peor de los tres, pues ha perdido las dos manos en la guerra, y teme que por su incapacidad no podrá llevar la vida de antes... Es como digo una extraordinaria película, representante de ese gran cine realista de Hollywood que tanto gustaba. Todos los actores brillando con luz propia, y como no fenomenales y que poco a poco nos hacen de meternos en la vida de sus respectivos personajes para que al final te quedes completamente identificado con ellos. Y que gracias a la labor de todos este film fue el gran triunfador del año. Como anécdota decir que el actor Harold Russell que ganó el Oscar al mejor actor secundario, tuvo que vender hace unos años dicha estatuilla, para pagar los gastos médicos de una grave enfermedad que contrajo su mujer ya que se encontraba completamente arruinado. No se a ciencia cierta lo que pasaría después. Saludos!!!

Pablo dijo...

Perdón pero con las prisas se me ha olvidado el nombre. Pablo (ahora si). Saludos de nuevo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por tan detallado comentario Pablo.

Sobre los Oscars. La película ganoanó 6+1, porque Harold Russell ganó 2: el de mejor actor de reparto y uno especial que le dieron por "dar esperanza y valor a otros veteranos". Es el unico actor que ha gandado dos oscaras por interpretar el mismo papel papel.

Efectivamente en 1992 vendió el Oscar al mejor actor secundario. El Oscar honorario lo conservó. El motivo es que los gastos médicos para tratar las cataratas a su mujer eran muy caros y pagarlos le supondría la ruina. Se vendió por 60.500 $ incluyendo el 10% de comisión por la subasta. La Academia intentó evitarlo asegurándole un prestamo que Russell rechazó. El actor Karl Manden era el presidente de la Academia y fue muy crítico con dicha decisión.

Ante las críticas recibidas, Russell dijo: No se porque alguien podría criticarme. La salud de mi esposa es mucho mas importante que cualquier razón sentimental. La película seguirá estando ahí, incluso si el Oscar no lo está"

Y razón no le faltaba.

Saludos

Pablo dijo...

Extraordinario amigo mio, me he quedado boquiabierto, si yo sabia algo, tu te lo sabias todo. Un Saludo. Por cierto no se si te lo habré dicho en alguna ocasión, pero tu blog me encanta me gustaría tenerte de enlace en el mio. Espero ansioso tu respuesta.

Major Reisman dijo...

Buenas

Pablo, ningún problema en intercambiar enlaces de los blogs pero creo que te comente en otra ocasión que no hay manera de que se despliegue correctamente tu web.

Haz esta prueba. Clikea sobre tu propio nombre en este apartado de comentarios. Veras que sale un aviso de "page not found". Se ve que tienes algun problema en la configuración

Alberto dijo...

Gracias por este gran listado de películas.
Para mí esta es sencillamente la mejor película sobre el regreso a casa de los veteranos de guerra.

No sabía que el director de fotografía fue Toland.
¿Sabías que acompañó a John Ford en su trabajo como realizador durante la guerra?

Un saludo y enhorabuena por esta página.

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias Alberto. Poquito a poquito va creciendo la lista.

Sabía que había participado en la co-dirección del documental "7 de diciembre", aunque ahi no se nota tanto su maestría.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

Solo un breve apunte al hilo de mi reciente comentario sobre este film en mi blog. La escena del "simpatizante nazi" en realidad no muestra a un nazi americano. Desde mi punto de vista es un "ajuste de cuentas" con los denominados "aislacionistas". De hecho es bien sabido que hasta Pearl Harbor la opinión pública USA consideraba la guerra "Un asunto Europeo". De ahi que el interfecto diga cuando le preguntan ¿"Que vende vd."? y contesta "Americanism" (en la V.O. inglesa), porque el doblaje traduce -un tanto erroneamente- como "patriotismo".

Hay queda eso matizado. Un saludo

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Kleist.

Si tienes razón en que puede verse como un aislacionista, pero yo creo que el diálogo va más allá. Al comienzo de la discusión dice que "ellos" no tenían nada contra los alemanes y los japoneses, y que "estos" solo tenían algo contra los rojos. Y entonces remarca "we fought the wrong people". No se, a mi me parece que el tipejo tenía ganas de guerra, pero con otros compañeros.

Bueno, es otro punto de vista.

Un saludo