Bienvenido

El blog no está muerto pero como podéis comprobar no puedo dedicarle el tiempo que necesita. Si alguien quiere una breve explicación del parón la encontrará aquí. Iré publicando películas y contestando a los comentarios poco a poco. Gracias por vuestra paciencia, atención e interés.

Actualmente hay 269 películas comentadas

En los siguientes links puedes encontrar todas las películas comentadas, bien ordenadas alfabéticamente o bien clasificadas por períodos históricos.

Los links a otros sitios van en negrita, mientras que los links a videos van en verde. Al final del comentario aparece una lista de videos relacionados.

Si te interesan otros aspectos de las películas de guerra puedes visitar Cine de Guerra.

Y si quieres colaborar con el mantenimiento del sitio se agradecería mucho que clikearas en alguno de los anuncios.


lunes, octubre 23, 2006

El submarino (Das Boot)

origen de la imagen

Si hay una película paradigmática del cine bélico de submarinos es esta obra maestra. Le dio la fama bien merecida al director Wolfgang Petersen y a su protagonista principal, Jürgen Prochnow.

La película se estreno inicialmente era una versión de dos horas y media, pero posteriormente se comercializó la "versión del director" con una hora más de duración. Esta última, aunque mantiene la alta calidad de la versión corta, solo es recomendable para los aficionados a la historia sobretodo de la guerra submarina durante la IIGM. También hay una versión televisiva de 5 horas, pero que yo no he visto.

El guión de la película es simple. La historia de una travesía de un U-boot alemán en la Batalla del Atlántico durante la IIGM. Así que uno podría pensar que es una película de submarinos más, salvo que desde el punto de vista alemán, y que incluso ni en eso es original pues existe la predecesora "Comandante Prien" que narra la incursión submarina a Scapa Flow.

Es cierto que algunas cosas son dificilmente creíbles. Como bien señala el blog de von Kleist, la tripulación es exageradamente anti-nazi para ser el año 1941. Lo normal es que hubiera habido un sólo anti-nazi y el resto de la tripulación estuvieran a favor del tío Adolfo, porque en 1941 la moral alemana estaba por las nubes. El ambiente del submarino parece más bien de 1943, sobre todo en lo que respecta al final de la película.

Pero "Das Boot" va mucho más allá de cualquier película de submarinos filmadas hasta ese momento e incluso de muchas de las obras futuras posteriores. Como toda obra maestra hay un antes y un después en el género bélico tras el estreno de esta película. Por primera vez uno siente la claustrofobia que debía de significar estar encerrado en ese “ataúd de acero” durante semanas en las caras de los actores. Para conseguir dicho efecto el director no solo filmó en una reconstrucción a escala de los submarinos tipo VII alemanes, sino que además todo el personal fue obligado a permanecer encerrado durante el rodaje para conseguir que poco a poco adquirieran el tono pálido y enfermizo. Otra curiosidad es que la película fue filmada sin sonido, porque al ser realizada dentro de la réplica del submarino, no había manera de silenciar el motor de la cámara. Posteriormente se añadió todo el sonido.

La película además muestra los diferentes los aspectos de lo que debía de significar combatir en un submarino de la Kriegsmarine. Desde las juergas de los oficiales antes de partir en misión, hasta el reaprovisionamiento en los puertos "neutrales" españoles. El peligro que suponía el intentar cruzar el Estrecho de Gibraltar, o la emoción de la caza entre las olas del Atlántico. Vemos el miedo y el heroísmo, el sacrificio y el escaqueo de los tripulantes, la esperanza de sobrevivir y el sinsentido final de cualquier guerra. Lo mejor sin dudarlo es que Wolfang Petersen consigue que veamos a los tripulantes alemanes como seres humanos luchando por su supervivencia, no como miembros de la maquina de guerra nazi que llego a aterrorizar a medio mundo.


Insisto. Una obra maestra.


La crítica de Von Kleist



Videos relacionados:

24 comentarios:

pppirri dijo...

Buena reseña. Pero se le olvida apuntar que una de las mejores virtudes de la película -a mi juicio, la esencial- es la plasmación en la historia del fatalismo que rodea el ambiente de los tripulantes del submarino alemán. Desde la "fiesta de despedida" antes de zarpar hasta su llegada a Italia -hacia el final de la película, justo antes del último bombardeo aéreo en el puerto- se aprecia magistralmente la sensación de incertidumbre, miedo, inseguridad, desesperación y resignación de unos personajes que se saben condenados a morir, sin poder hacer nada para evitarlo. Probablemente ahí resida el éxito de la cinta; no se trata de la típica odisea de héroes y villanos, sino de personas atrapadas que, aunque obedeciendo órdenes, en el fondo sólo buscan sobrevivir. Y es esa lucha contra lo imposible que se intuye por todos a lo largo del metraje lo que determina la genialidad de la película.

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchas gracias por el comentario pppirri, pero no coincido exactamente con tu comentario. Yo no creo que ellos se sepan condenados a morir. Precisamente creo que están esperanzados en que van a sobrevivir. Por eso indico que el final muestra el sinsentido de cualquier guerra.

Pero, eso es lo bueno de esto, dialogar y compartir distintos puntos de vista.

Gracias por visitar el blog

Anónimo dijo...

Buenas Reisman

Pues lamento disentir, pero como he comentado alguna vez, a mi DAS BOOT me parece un bodrio infumable. Los tripulantes son descritos como seres normales, cierto; se nos cuenta la travesía de un submarino, también cierto; la recreación técnica es sobresaliente...

Pero el cine tiene tres partes: una tecnica, una argumental, y otra plástica. En la 1ª Das Boot resulta muy buena en interiores pero mediocre en exteriores (maquetas que parecen de cine Serie B); en la argumental, digamos que es solo correcta, porque la acción es lineal y escasa de acción, y en la plástica, tampoco es que ofrezca muchas novedades... a mi sinceramente no me parece una obra maestra.

Algo más de acción y/o emoción debidamente integrada con la descripción de los personajes hubiera sido de agradecer.

Pero en fin, para gustos, colores...

Von Kleist

Major Reisman dijo...

Buenas

Esta claro que esta vez solo coincido contigo en una cosa Kleist y es la frase: "para gustos..." ;-)

Tienes razón en que los planos exteriores están bastante mal hechos si lo comparamos con los interiores. Supongo que es porque Petersen no dispuso de ningún submarino real. Los tres que utilizó para la filmación eran modelos. Uno de ellos era a escala real y cuando se utilizó en aguas algo turbulentas se partió por la mitad. Tuvieron que arreglarlo con planchas de madera para realizar la escena final dentro del muelle de Cherburgo.

En cuanto a la plástica de la película. Antes de 1981 es cierto que hay películas que nos muestran el ambiente clautrofóbico de los submarinos, pero en mi opinión nunca de forma tan realista como esta. A partir de esta película las historias de submarinos en el cine siempre intentan parecerse a esta. Por ejemplo es el caso de los travelling de la camara a lo largo del submarino. Nunca antes se había hecho ese tipo de plano. Y a partir de esta película es un tipo de plano que se ha hecho muy común, no solo en películas de submarinos, también en películas sobre aviones. Es decir, en aquellas películas que se ruedan en espacios angostos.

A mi la historia si me pareció emocionante, pero como dicen los franceses "Vive la diference!"

Un saludo

Anónimo dijo...

Fantástico blog. Fantástica película y libro (inencontrable hoy sepultado en toneladas de basura davinci y de conspiraciones de la orden del sagrado pijo), ambos complementarios al 100 por cién. El libro parece el complemento perfecto a la peli y si me animo un día a ver si lo paso a pdf (ya que está casi inencontrable, escepto por ebay). Es curioso ver como vivía esa gente como en una alcantarilla. En otro libro también titulado Submarino (pero escrito por el capitán del submarino americano Trigger) tenían hasta heladera y creo que hasta posibilidad de ver cine!.

Opinante. dijo...

... Un aspecto aparte pero complementario, es que tras ver la película y saborear el libro, oigais el tema "Das Boot" de la formación techno U96, del 1991-2
Tiene mucha fuerza, y no puedes dejar de evocar pasajes del filme al escucharlo.
Salu2.

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Entiendo que a ti te gusta esta película, como a muchos que la han visto. En lo que a mi respecta, aparte de lo señalado, el final de la película fue el auténtico "tiro de gracia" a mi paciencia.

Despues de 3 horas de tostón, el submarino es hundido en el puerto de manera harto melodramática... ¿acaso no cayó el director en el detalle que no hubiera sido complicado reflotarlo puesto que se ha hundido en el dique?.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Es cierto que el final melodramático es algo esperable, pero para mi lo importante no es que se pierda el submarino (Que como bien indicas, podrá ser reflotado). Lo importante es que se pierda la tripulación. Esa no se puede reflotar ;-)

Un saludo

Alejandro dijo...

Hola.


No veo esta película desde mediados de los ochenta, es decir, conozco la versión reducida. En su momento me encantó y no se me hizo larga en absoluto, es más, creo que su duración era obligada para transmitir mejor la sensación de claustrofobia, algo que con planos cortos y montaje apresurado no habría cuajado igual. Algunas cosas requieren tiempo, y ésta es una de ellas.

Creo que el final es bastante bueno, en ese aspecto coincido plenamente con Reisman, y tiene ese toque incluso cruel de que la embarcación, después de haber pasado las de Caín, sea hundida cuando todos se sienten ya a salvo en un puerto amigo.

Me extraña que casi nadie cite el extraordinario tema principal de su banda sonora, para mi uno de los mejores del cine bélico (y eso que es un género repleto de piezas magníficas). Sé que se hizo incluso una versión discotequera que escuché en la radio un par de veces, probablemente la que indica Opinante. Me quedo con la original, y ahí coincidimos todos, "para gustos..." etc. ;-)

Un saludo.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Alejandro

Coincido con tu comentario. La verdad es que está muy bien hecha en ese sentido.

Y tienes razón, la banda sonora es bastante buena. Tenía que haberlo comentado, epro me alegro de que lo hayas sacado a colación.

Saludos

Rafael_futuro_presidente dijo...

Estoy con Reisman. A mí la película me pareció excelente. Podemos incluso percibir el declive físico y mental de los personajes tras tantos días de convivencia.
Y es necesario reseñar el papel trágico del capitán, que desde el principio él mismo intuye su destino, a diferencia del resto de a tripulación.Al margen de arreglos posteriores de cara a la galería, como el antinazismo que advierte Von Kleist, o su larga duración, me parece un film altamente recomendable. Un saludo

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Rafael. Poco más que añadir a tu opinión

Un saludo

muntaner dijo...

Yo no estaría muy de acuerdo en que la acción sucede en 1941, como se indica en el texto que da pie a estos comentarios, y donde su autor parece suponer que las tripulaciones de los submarinos alemanes eran insuperablemente optimistas. Los tripulantes de los U-boote eran voluntarios aunque muy profesionales, además de bastante realistas. La Kriegsmarine era la menos politizada de las fuerzas que componían la Wehrmacht, tanto que el saludo nazi nunca se impuso al tradicional saludo de la Kaiserliche, y los comandantes de los submarinos, en su mayoría del grado Kapitän-Leutnant (el equivalente a nuestros Tenientes de Navío) formados en Flensburg, pasaban por ser los menos politizados de todos los oficiales. Esto está documentado en numerosas obras, unas escritas por alemanes y otras no, así que no me queda más remedio que discrepar -amistosamente- de la teoría formulada más arriba. Por si fuera poco, en una de las más celebradas escenas de la película se percibe en el submarino el 'ping' característico del 'sonar' británico, que no entró en servicio hasta mediados de 1942 (y que a los tripulantes deja muy confusos, porque no saben qué significa). Por último, el submarino entra y sale del bunker de Saint Nazaire (estaría casi seguro de que es éste, aunque también podría ser el de Lorient o el Dora-1 de Trondheim; se parecían mucho), el cual no estuvo en condiciones operativas hasta finales de 1941 - primeros de 1942. De todos modos, y por si alguien alberga dudas, es aconsejable leer la obra autobiográfica de Lothar-Günther Buckheim (espero que se escriba así; es que yo lo hago de memoria), ambientada en el U-96 y el crucero que realizó entre finales de 1942 y principios de 1943 (es un libro excelente; doy fe). Ah, un último comentario: los U-boote no repostaban en Vigo, sino en Las Palmas. Lo hacían, concretamente, abarloados al petrolero Charlotte Schliemann y a un mercante que luego se llamó Moncayo (una vez incautado por la armada española). Lo de Vigo, según mis fuentes, no es mucho más que una leyenda urbana.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el interesante comentario Muntaner.

Ya indico en el comentario que la acción parece posterior a 1941. Pero lo de indicar ese año no es capricho mío. Es que lo dice la película (ver el sitio oficial) y la novela en la que está basada.

En la novela "Submarino" del propio Lothar-Günther Buchheim puede leerse lo siguiente en el preámbulo: Las operaciones llevadas a cabo por el submarino del que trata este libro se produjeron en el otoño y el invierno de 1941. (Mi edición es la primera de 1977, de la Editorial Ultramar, colección de bolsillo, ISBN: 84-7386-087-X). Comprueba la tuya para ver si pone lo mismo.

Un saludo

muntaner dijo...

Si es así nada tengo que decir, salvo aceptar públicamente mi error y proceder a envainármela -la crítica-. En lo único que no abdico del todo es el asunto del 'sonar' -sin excesiva convicción-; sigo pensando que los U-boote no comenzaron a escuchar sus 'pings' hasta bien entrado 1942, aunque tampoco me importaría no tener razón. La película no dejaría de ser excelente aunque la tuviera.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Muntaner. De todas formas ten en cuenta que Lothar-Günther Buchheim escribió el libro en los 70, basándose en sus propias experiencias como corresponsal de guerra (era del servicio de propaganda de la Kriegsmarine). Al parecer su periplo con el U-96 fue a finales de 1941, pero es muy probable que al plasmarlo en novela lo adornase con situaciones posteriores.

Un saludo

lord of ward dijo...

MIS RESPETOS MAYOR...ES MI PRIMER COMENTARIO EN EL BLOG...COMO MARINO VETERANO DE GUERRA, HAY ALGO FUNDAMENTAL QUE SENTIMOS LOS QUE FUIMOS COMANADANTES EN EL MAR Y ES LA COMUNION ENTRE UNO Y EL BARCO, ES UNA FUSION DIFICIL DE EXPLICAR, UN SENTIMIENTO FUERTE. ESTA PELICULA LO MUESTRA COMO NINGUNA OTRA. ADEMAS SE EVIDENCIA LO DIFICIL QUE ES CONDUCIR HOMBRES BAJO PRESION Y LOGRAR DE ELLOS EL MAXIMO DESEMPEÑO...UN FILM PARA ENSEÑAR EN LAS ESCUELAS NAVALES...BZ MAYOR
HASTA PRONTO

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios Lord.

Reconozco que mi experiencia marina es limitadísima, pero lo de la comunión marino-nave es algo que no es desconocido para casi nadie. Yo creo que no es la única que describe esa especial relación, pero efectivamente es una de las mejores.

Un saludo

PD: Por favor, se agradecería que no escribieras con mayúsculas. En la internet eso significa que estás gritando.

Juan Alejandro dijo...

Buenas a todos los bloggers...
Hace ya tiempo que sigo el blog, y quisiera dejar mi primer comentario con esta (a mi juicio) increible película. Hacía tiempo que creía haberlo visto todo en el cine de temática bélica, pero cuan fue mi sorpresa cuando hace un par de días cayo en mis manos "Das Boot" (la versión extendida de 3h20min). He visto muchas películas de Petersen y la verdad es que su estilo no me entusiasma. Para empezar, en mi modesta opinión, es la mejor película de submarinos hasta el momento (nada que ver con las pseudopelículas como 'la caza del Octubre rojo' o 'Marea roja') . Tengo que reconocer que me retorcí en el sofa con cada detonación de las cargas de profundidad (incluso más que los propios tripulantes). El capitán de U-Boot está sobresaliente y su presencia física aporta un plus a la película, siendo antogonista al nazi que se sienta a comer, y del cual todos se ríen de él. La frase que resume su carácter y que me gustó mucho es:
-¿Capitán...cuando volveremos a casa ?
-Cuando tengamos que volver.... y no antes.
En toda la pelicula encuentro un áurea de fatalismo y sabes que el submarino se va a ir a 'pique', pero ni por un momento pensé que fuera de esta manera. Ahora que escribo, el final me parece genial. Es cierto que hay maquetazos, pero prefiero esto a los efectos especiales de hoy día, pues los encuentro algo 'irreales'.
Bueno, no quiero aburrir, de modo que expongo el motivo por el que escrito este post. Al finalizar la película me quedaron dos dudas que tengo que compartir con vosotros porque me estan carcomiendo por dentro;-). A saber:
1. ¿El actor que sale al final de la película encarna el personaje del Almirante Dönitz? He visto algunos documentales y el parecido fisico es inquietante.
2. Y también al final de la película el bombardeo del submarino se produce con una relativa sorpresa. ¿No disponían de radares los alemanes a finales de 1941? ( Tengo entendido que eran inferiores a los británicos pero que SÍ disponían de ellos. )
Gracias a todos
Alejandro
PS: Reisman sigue con este proyecto-blog. Este trabajo no es en vano....

Wittmann dijo...

Hola Reisman.

En la línea de von Kleist considero que es larga en exceso para lo que cuenta. No obstante en todo lo demás estoy plenamente de acuerdo con tu comentario. Pero es imperativo remarcar la mucha, buena y fuerte confianza que existía en la victoria alemana por aquel entonces y que, de hecho existió con gran impronta hasta el final de la contienda. Por lo menos así debía ser para meterse en un submarino.

Por lo demás me gustaría saber algún dato más, si no supone demasiado pedir, de la película que comentas acerca de la figura del gran Gunter Prien, al cual tengo gran admiración y respeto.

Saludos y gracias, en cualquier caso.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Wittman

Ciertamente las tripulaciones debían de tener confianza en la victoria porque creo que fue una de las ramas de servicio con más bajas mortales de toda la contienda.

Sobre Prien, bueno, espero retomar algún día de estos el tema de los submarinos que ya toca, y entonces la comentaré, aunque si te puedo apuntar que la película sobre el U-47 en mi opinión no está a la altura.

Un saludo

alf dijo...

U-47 - Comandante Prien (me parece que se titula así) se distribuye en España (DVD) desde hace un año, o quizá algo más. Se la encuentra en pocas tiendas, pero en El Corte Inglés de Castellana (Madrid) siempre la hay (a unos 8 euros). Es un bodrio, pero a su modo resulta enternecedora, cuando menos en el plano sociológico (en el militar me declaro incompetente). Sucedió que a mediados de los 50's, con la BRD formando parte de la NATO y de la CEE (lo que hoy llamamos UE), y con su PIB subiendo en plan 'skyrocketing', al pueblo alemán le dio una especie de sacudida, de 'bueno, sí, perdimos, y los nazis eran muy malos, pero no todo lo hicimos tan mal'. Así se inició una serie de películas explicativas de que no sólo no eran tan viles, si no que, en realidad, sólo se les podía acusar de haber perdido (de haber ganado los malos serían los otros, como siempre pasa). U-47 fue una de tantas. Que recuerde ahora mismo formaron parte del grupo la primera Stalingrado, El Puente, Noche de Angustia, Canaris, Bajo 10 Banderas (ésta en plan coproducción), la Estrella de África (ésta también), y aprovechando el tirón los ingleses parieron El Único Evadido, La Batalla del Río de la Plata y Sink the Bismarck, y los franceses perpetraron El Paso del Rhein y Un Taxi para Tobrouk. U-47 es aceptable mientras no se sale de la acción de Scapa Flow (aceptando las comprensibles limitaciones presupuestarias, responsables de los barcos de cartón piedra), pero el resto es bastante infumable. Se nota tanto que a través de una anécdota militar interesante (si no gloriosa) intentan exculpar a la inocente sociedad alemana, que se sufre una inevitable impaciencia, y más si se considera que Günter Prien, contra lo usual en los k'Loun criados en Flensbrug, era un nazi de tomo y lomo (o eso tengo entendido; si alguien opina lo contrario, que lo diga).

Muntaner

Major Reisman dijo...

Buenas

Nuevamente gracias por el preciso y aclarador comentario Muntaner. Coincido contigo, si quitamos lo de Scapa Flow la película es muy mala. Lo de los efectos (más bien defectos) especiales tiene un pase. Pero el argumento es muy flojo.

Un saludo

Gabriel dijo...

A mi me gustaron siempre el tema de submarinos y he leido de manera relativamente amplia acerca de la guerra submarina, aunque mas sobre la moderna, SSNs, SSBNs, SSKs..etc..etc. Sobre las famosas Manadas de Lobos o cosas como Günther Prien he leido lo que todos de manera mas general, ciertas reseñas ya que mi especialidad es la aviación.
Pero me animo a decir lo siguiente:
<>
No me cabe ninguna duda al respecto y la he visto sin cansarme 7 veces, incluido su estreno en 1981 en sala grande de cine. Desde la primera vez quedé petrificado, porque casi me la creí y mas escuchando a los actores en su idioma original, el alemán.
El clima general, desesperante, tenso por momentos, sensación de claustrofobia, casi sentir el olor nauseabundo del sudor, piés, alientos, fluidos, frutas y verduras por el suelo; el sonido de golpes de ellos contra mamparos, etc....todo eso logrado por el afamado director, dió con creces el resultado que tenia que dar, es decir el deseado.
Yo casi como que llegué a sentir todo eso, aunque debemos reconocer de que acá nadie la vivió así en esos sarcófagos de acero propulsados y menos aún en una guerra que sobrepasó los limites de lo imaginable en cuanto al uso de submarinos..o mejor dicho..creo que de verdad eran "SUMERGIBLES", ya que no podian permanecer como hoy mas que horas bajo la superficie en la mayoria de los casos, hasta que aparecieron los del Tipo XXI.
Que yo recuerde, no se ve nada mal los efectos de exteriores y menos que menos los del Tipo VII en particular (externos o internos)así como los sonidos.
Para mi también la película parece mas ambientada en 1943 que en 1941, ya que incluso los Mosquitos no operaban en esas misiones todavía hasta ya entrado 1942, recién entraban en servicio y en noviembre del ´41 predominaban las primeras versiones PR de reco-foto. Pero eso es un tema aparte.
Así y todo, lo que nuestro anfitrión dice del "antes y después" de esta película creo que es muy cierto. Wolfgang Petersen logró algo casi inmejorable en la ambientación y clima de esta película. Lo del efecto de cámara a lo largo del "habano" entre portilla y portilla...fué uno de sus mas grandes logros.
Jürgen Prochnow, mas allá de su propia estética, logra los gestos de un típico comandante en todo momento y ni tan prolijo y ni tan formal.
Un detalle que no quiero eludir y que creo que no se puede olvidar jamás siendo una película:
"SU MUSICA ES GENIAL...CON SU DRAMÁTICA y A LA VEZ CASI MARCIAL MELODÍA REPETIDA Y CON CAMBIO TONAL BIEN LOGRADO".
Esa música tiene "ese no sé que mágico"...que dá justo para un submarino en su travesía o al menos me ubicó perfectamente ahí (lo digo porque soy músico) y lo ambienta aún mas con su magia.
He visto otras películas de submarinos con mas de 15 años de diferencia, como es el caso de "Crimson Tide" ya que con efectos mas especializados, de tono actual y estilo yanquee, que me parece excelente también o el caso de "U-571" ya en plena ERA de las computadoras; "K-19 Widowmaker"; y "Aguas Turbulentas" muy buena con Rutger Hauer, Martin Sheen y Max Von Sydow; la vieja "Ice Station Zebra" con Rock Hudson y la tan famosa e inevitable de mencionar "La Caza del Octubre Rojo" a partir de la genial novela del recientemente fallecido Tom Clancy.
Todas geniales a su manera, todas muy bien logradas.
Pero creo que ninguna logró superar a la que nos ocupa en este apartado: "Das Boote".
SALUDOS.